Resolución de Tribunal Económico-Administrativo Foral de Gipuzkoa, 28.677 de 30 de Septiembre de 2009

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico-Administrativo Foral de Gipuzkoa
  • Fecha: 30 de Septiembre de 2009

Normativa

ART. 9.4 NF10/2006.
ART. 1, 15.1 RD1006/1985.
ART. 17.5 NF2/2005.

Resumen

IRPF 2007. EXENCIÓN INDEMNIZACION DESPIDO IMPROCEDENTE. Se trata de una relación laboral especial asimilada a los DEPORTISTAS PROFESIONALES. La indemnización percibida no está exenta, por no ser de cuantía obligatoria en la legislación aplicable a los deportistas profesionales.
DESESTIMAR.

Descripción


**********


SESIÓN: 30 de Septiembre de 2009

RESOLUCIÓN: 28.677

En la ciudad de Donostia-San Sebastián, VISTA por el Tribunal Económico-Administrativo Foral la reclamación número 2008/0763 interpuesta por D. **********, con DNI **********, contra el Acuerdo de la Jefa del Servicio de Gestión de Impuestos Directos de fecha 14 de octubre de 2008, que desestima el recurso de reposición interpuesto contra la denegación de la rectificación solicitada por la parte reclamante en relación a su declaración por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2007.




ANTECEDENTES DE HECHO


PRIMERO.- Con fecha 19 de noviembre de 2008 se interpuso la presente reclamación, mediante escrito en el que la parte reclamante muestra su disconformidad con el acto de referencia, solicitando la puesta de manifiesto del expediente administrativo para que en su día se siga el trámite de alegaciones y el resto de trámites del procedimiento hasta su resolución.

SEGUNDO.- Una vez obró en poder de este Tribunal el expediente administrativo, le fue puesto de manifiesto a la parte reclamante, quien en fecha 23 de febrero de 2009 presenta un escrito comprensivo de alegaciones en el que defiende la exención de la indemnización percibida como consecuencia de un despido improcedente, aportando diversa documentación.

Alega en primer lugar que, en contra de lo que el Servicio de Gestión afirma, la relación contractual origen de la indemnización percibida se rige por el Estatuto de los Trabajadores y no por el Real Decreto 1006/1985, y señala además que no es cierto que la indemnización pactada entre las partes en el contrato firmado el 3 de julio de 2002 fuera de 2 mensualidades para el caso de un despido improcedente producido a partir del sexto año de duración, transcribiendo íntegramente la cláusula sexta del citado contrato donde consta que son dos anualidades.

A continuación relata las circunstancias acontecidas respecto al referido despido, señalando que el 29 de junio de 2007 se le despidió de manera disciplinaria por unos supuestos incumplimientos contractuales, y que posteriormente la empresa reconoció que el despido era improcedente, ofreciéndole una indemnización de 248.948,22 euros, que él se limitó a aceptar. Considera que este tipo de pactos son legales y conformes a derecho y se basan en la autonomía que la ley otorga a las partes para celebrar contratos y pactos que no sean contrarios a la ley o al orden público, y que en este caso se pactaron unas indemnizaciones concretas para el caso en que se produjera la extinción del contrato por parte de la empresa sin causa imputable a él.

Puntualiza también que se trata de un despido disciplinario que conlleva unos trámites procesales especiales para dirimir las reclamaciones que sobre él puedan ejercitarse, con reserva legal a favor de la jurisdicción social, y que los efectos legales del reconocimiento por escrito de la improcedencia del despido por parte del empleador son los mismos que los producidos cuando la declaración de improcedencia se hubiese producido mediante sentencia o mediante acuerdo conciliatorio, por lo que reconocida por la empresa la improcedencia del despido, nos hallamos ante un despido improcedente y no un pacto, que debe desplegar sus efectos conforme a la normativa laboral general.

Por consiguiente considera que la indemnización percibida como consecuencia del despido improcedente está exenta y no deriva de un pacto como recoge la resolución de la Administración, añadiendo que hubo un auténtico despido disciplinario y un posterior reconocimiento de su improcedencia por la empresa sin readmisión que produjo el pago de una indemnización, citando así sentencias del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de fecha 17 de diciembre de 2007 y de la Audiencia Nacional de fecha 13 de mayo de 1993, que considera avalan sus afirmaciones.

Concluye que no es responsable del pago de cantidad alguna derivado del cobro de dicha indemnización, señalando que en último término sería responsable de su pago la empresa ********** Por todo ello, solicita que se devuelva el importe que figuraba en su primera declaración.


VISTO el presente procedimiento por este Tribunal en única instancia, de conformidad con las atribuciones conferidas por la legislación vigente.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


PRIMERO.- Este Tribunal es competente por razón de la materia para conocer de la presente reclamación, conforme a lo dispuesto en el artículo 233 de la Norma Foral 2/2005, de 8 de marzo, General Tributaria del Territorio Histórico de Gipuzkoa, habiendo sido interpuesta por persona legitimada y en plazo hábil, con arreglo a lo previsto en los artículos 238 y 240 de la misma Norma Foral.

SEGUNDO.- De los antecedentes se desprende que en la presente reclamación se impugna el Acuerdo de la Jefa del Servicio de Gestión de Impuestos Directos de fecha 14 de octubre de 2008, que desestima el recurso de reposición interpuesto contra la denegación de la rectificación solicitada por la parte reclamante en relación a su declaración por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2007.

TERCERO.- Del expediente administrativo resulta que el reclamante cumplimentó declaración por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2007, sin incluir una indemnización por despido percibida de la empresa ********** por un importe de 248.948,22 euros, con un resultado a devolver de 6.020,38 euros. No obstante, consta que en fecha 19 de junio de 2008 se presenta la declaración por el referido impuesto y ejercicio, en la que se integraba al 50% la referida indemnización, resultando un importe a ingresar de 47.183,38 euros.

Posteriormente, con fecha 28 de julio de 2008, la parte reclamante presenta escrito ante el Servicio de Gestión en el que solicita la exención de la referida indemnización hasta el límite de 45 mensualidades, solicitud ésta que fue desestimada por el Acuerdo de la Jefa del Servicio de Gestión de Impuestos Directos de fecha 12 de agosto de 2008.

Contra este Acuerdo la parte reclamante interpuso en fecha 23 de septiembre de 2008 recurso de reposición, que fue desestimado por el Acuerdo del mismo órgano de fecha 14 de octubre de 2008, impugnado en la presente reclamación, por considerar que la referida indemnización no resultaba exenta por derivar de una relación laboral especial a la que resultaba de aplicación la normativa establecida por el Real Decreto 1006/1985 para los deportistas profesionales, ya que la misma no determina una cuantía mínima ni máxima a percibir con carácter obligatorio para el caso de despido improcedente.

CUARTO.- En la presente instancia la parte reclamante pretende que se admita la rectificación de la declaración presentada por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2007, y en concreto que se aplique la exención recogida en el artículo 9 de la Norma Foral 10/2006 al importe percibido en concepto de indemnización por despido improcedente.

A este respecto, dispone el apartado 4º del artículo 9 de la Norma Foral 10/2006, de 29 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del Territorio Histórico de Gipuzkoa, que estarán exentas las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, en su normativa reglamentaria de desarrollo o, en su caso, en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato. Este artículo excluye, por tanto, del beneficio de la exención, a las indemnizaciones que no sean consecuencia de obligaciones establecidas en la legislación laboral.

En este sentido, el reclamante acude al Estatuto de los Trabajadores, que en su artículo 56 prevé una indemnización de 45 días de salario, por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año hasta un máximo de 42 mensualidades, para el caso en el que despido sea declarado improcedente, por lo que entiende que el importe percibido en concepto de indemnización por despido improcedente de 248.948,22 quedaría exento. No obstante el Servicio de Gestión niega la aplicación de este precepto, toda vez que considera que la relación laboral que existía entre el ahora reclamante y la empresa ********** se encuadra dentro del Real Decreto 1006/1985 por ser una relación laboral especial, por lo que deberemos dilucidar en primer lugar la naturaleza de la relación laboral que existía entre el ahora reclamante y la empresa **********

El artículo 2.1.d) del señalado Estatuto de los Trabajadores considera relación laboral de carácter especial la de los deportistas profesionales, cuya regulación específica se llevó a cabo por el Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, que en su artículo 1 señala, que el presente Real Decreto regula la relación especial del trabajo de deportistas profesionales, a la que se refiere el artículo segundo, número uno, apartado d) del Estatuto de los Trabajadores, y señala que son deportistas profesionales quienes, en virtud de una relación establecida con carácter regular, se dediquen voluntariamente a la práctica del deporte por cuenta y dentro del ámbito de organización y dirección de un club o entidad deportiva a cambio de una retribución.

Del estudio de la documentación obrante en el expediente, resulta que consta un contrato de fecha 30 de diciembre de 1998, por el que el ahora reclamante se compromete a prestar sus servicios a la **********, en calidad de "Director deportivo" y una posterior modificación de este contrato en fecha 3 de julio de 2002, donde se recoge que prestará sus servicios en calidad de "Responsable del Departamento de Secretaría Técnica". Asimismo, figura un Acuerdo de fecha 29 de junio de 2007 firmado por el ahora reclamante y por la empresa **********, mediante el cual esta última reconocía la improcedencia del despido efectuado y ante la imposibilidad de su readmisión, convenía con el trabajador el abono de una indemnización de 248.948,22 euros que consideraba exenta de tributación, con alusión expresa al Decreto 1006/85.

Sobre esta cuestión, cabe traer a colación una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Sala de lo Social, de fecha 23 de diciembre de 2008, en la que se discute la naturaleza de la relación laboral existente entre un Director deportivo (que resulta ser también el responsable de la Secretaría Técnica del club) y la misma empresa **********, donde se señala que es evidente que deben incluirse a los entrenadores, directores y técnicos deportivos al sometimiento de la regulación especial reglamentaria, al Real Decreto 1006/85, pues argumenta que el mundo del fútbol conlleva unas relaciones laborales y personales de confianza, relación e implicación, que predican la ausencia de las notas comunes de la relación laboral y recogen características singulares específicas o excepcionales que no tiene dicho derecho común. La sentencia desarrolla ampliamente esta idea para concluir que incluso las circunstancias temporales ligadas al ejercicio profesional, con contratos generalmente de duración determinada, con prórrogas y sucesivos acuerdos, confirman la temporalidad de la relación, que hace imposible el juego de la propia naturaleza de las presunciones que establece el Estatuto de los Trabajadores a favor de la duración indefinida de los contratos temporales ejercitados en fraude de ley.

Por todo ello, este Tribunal considera acertada la decisión del Servicio de Gestión de encuadrar tal relación laboral en el señalado Real Decreto 1006/1985, por tratarse de una relación laboral especial de deportistas profesionales.

QUINTO.- Una vez determinada la naturaleza de la relación laboral que ha originado la indemnización por despido improcedente, debemos determinar qué cantidad de la indemnización resultaba obligatoria por el señalado Real Decreto 1006/1985, ya que será ésta la que quedaría exenta según se ha señalado en el anteriormente trascrito artículo 9.4 de la Norma Foral 10/2006.

A este respecto, el artículo 15.1 del referido Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales, recoge que en caso de despido improcedente, sin readmisión, el deportista profesional tendrá derecho a una indemnización, que a falta de pacto se fijará judicialmente, de al menos dos mensualidades de sus retribuciones periódicas, más la parte proporcional correspondiente de los complementos de calidad y cantidad de trabajo percibidos durante el último año, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año, por año de servicio. Para su fijación se ponderarán las circunstancias concurrentes, especialmente la relativa a la remuneración dejada de percibir por el deportista a causa de la extinción anticipada de su contrato.

En consecuencia, y tal como el Órgano de Gestión manifiesta, el referido precepto no establece ningún límite, ni mínimo ni máximo, de carácter obligatorio respecto a las indemnizaciones por despido improcedente de los deportistas profesionales, ya que la indemnización establecida es "a falta de pacto" y, por tanto, meramente subsidiaria, lo que nos conduce a considerar que la totalidad de la indemnización satisfecha que ahora analizamos, debe quedar sujeta y no exenta de tributación, sin perjuicio del porcentaje de integración del 50% aplicado, que no ha sido discutido por ninguna de las partes.

Este criterio ha sido el mantenido en múltiples sentencias de la Audiencia Nacional, entre las que podemos citar las de fechas 5 de febrero de 2009, 29 de junio de 2007, 30 de mayo de 2007 ó 1 de diciembre de 2006, que partían de una Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 21 de diciembre de 1995, en la que se llegaba a esta solución respecto al personal de alta dirección, y que aplicaban al caso de los deportistas profesionales, dada la similitud o analogía de situaciones existentes entre ambos casos.

En cuanto a las sentencias citadas por el reclamante, debemos indicar que no resultan de aplicación al presente supuesto toda vez que las mismas se referían a indemnizaciones por despido improcedente de trabajadores a los que les resultaba de aplicación el anteriormente señalado artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores, normativa ésta de la que hemos excluido el presente supuesto por tratarse de una relación laboral especial.

SEXTO.- Por último, señala el reclamante que en último término el responsable del pago del Impuesto debería ser la empresa **********, ya que en el contrato cuya copia aporta así lo había pactado con ella.

A este respecto, no podemos sino señalar que el artículo 17.5 de la Norma Foral 2/2005, de 8 de marzo, General Tributaria del Territorio Histórico de Gipuzkoa, dispone que los elementos de la relación jurídico tributaria no podrán ser alterados por pactos y convenios de los particulares, que no producirán efectos ante la Administración, sin perjuicio de sus consecuencias jurídico-privadas. Por tanto, siendo sujeto pasivo del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas el ahora reclamante, la deuda tributaria resultante debe exigírsele a él, sin perjuicio del derecho que pudiera asistirle frente a terceros en virtud de pacto o contrato, cuestión ajena a la vía económico-administrativa y que deberá dilucidarse, en su caso, ante la vía jurisdiccional correspondiente.


Por todo ello, procede adoptar la siguiente


RESOLUCIÓN


ESTE TRIBUNAL, reunido en Sala de Reclamaciones de Tributos Concertados, en su sesión del día de la fecha y con los asistentes que se relacionan en el encabezamiento, acuerda DESESTIMAR la reclamación número 2008/0763 interpuesta por D. **********, con DNI **********, confirmando el Acuerdo de la Jefa del Servicio de Gestión de Impuestos Directos de fecha 14 de octubre de 2008, que desestima el recurso de reposición interpuesto contra la denegación de la rectificación solicitada por la parte reclamante en relación a su declaración por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2007.
Despido improcedente
Deportistas profesionales
Relaciones laborales de carácter especial
Declaración IRPF
Impuestos directos
Gestión tributaria
Responsabilidad
Despido disciplinario
Indemnización por despido improcedente
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Indemnización por despido
Relación contractual
Incumplimiento del contrato
Extinción del contrato
Reserva legal
Pago de la indemnización
Acuerdo conciliatorio
Cese del trabajador
Ejecución de sentencia
Deporte
Cuantía de la indemnización
Fraude de ley
Contrato de trabajo de duración determinada
Alta dirección
Pago de impuestos
Deuda tributaria

NF. 2/2005 de 8 de Mar Gipuzkoa (General Tributaria) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial de Gipuzkoa Número: 52 Fecha de Publicación: 17/03/2005 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2005 Órgano Emisor: Dfg-diputado General

RDLeg. 1/1995 de 24 de Mar (Estatuto de los Trabajadores) DEROGADO

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 75 Fecha de Publicación: 29/03/1995 Fecha de entrada en vigor: 01/05/1995 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo Y Seguridad Social

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Suspensión, extinción e incumplimientos en la relación laboral especial de los deportistas profesionales

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 18/06/2019

    La suspensión y extinción del contrato en la relación laboral especial de los deportistas profesionales, se realizará siguiendo lo establecido en los art. 11-16 Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio. Los incumplimientos contractuales del deporti...

  • Despido improcedente

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 21/08/2020

    Son los Jueces de lo Social, una vez celebrado el juicio, los que dictarán sentencia, en el plazo de cinco días, en la que calificará el despido como nulo, improcedente o procedente, notificándose a las partes dentro de los dos días siguientes. ...

  • Clasificación del despido (procedente, improcedente y nulo)

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 19/11/2020

    Una vez celebrado el juicio por reclamación del despido, el Juez de lo Social, en el plazo de 5 días, dictará sentencia (que se notificará a las partes dentro de los 2 días siguientes). En el fallo de la sentencia, el juez calificará el despido...

  • Proceso de impugnación del despido disciplinario

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 04/05/2020

    El proceso sobre despido disciplinario, se encuentra regulado a lo largo de los art. 103-113 LJS.Los arts. 103-113 LJS regulan el procedimiento especial para la reclamación del despido disciplinario, dándose en la actualidad una aplicación expans...

  • Error excusable o inexcusable en el cálculo de la indemnización por despido

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 17/06/2021

    La existencia de un posible error en el cálculo de la indemnización que ha de ponerse a disposición del trabajador, en el supuesto de extinción de su contrato por causas objetivas, puede derivar en la consideración del mismo como improcedente en...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados