Resolución de Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra, 6709 de 15 de Noviembre de 2018

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra
  • Fecha: 15 de Noviembre de 2018
  • Núm. Resolución: 6709

Normativa

Arts. 65 y 87 LF 26/2016 IS

Resumen

Descripción de los hechos:

 

La entidad consultante es una Agrupación de Interés Económico (AIE) del sector cinematográfico, con domicilio en Pamplona (Navarra), que ha alcanzado un acuerdo con otra sociedad para coproducir una película, cuyo rodaje está previsto que comience en octubre de 2018, en varias localizaciones de España, entre ellas Navarra.

 

Con arreglo al contrato de coproducción la AIE tendrá el 99% de los derechos de la película, y la otra sociedad el 1%.

 

Conforme al acuerdo:

 

- Se encargará a la otra sociedad la función de productora ejecutiva de la película.

- La AIE realizará la contratación de los recursos técnicos, humanos y materiales necesarios para completar el proyecto.

- Para financiar el coste de la producción los coproductores han puesto en garantía los contratos de comercialización ya alcanzados, para obtener financiación de distintos bancos.

 

CUESTIÓN PLANTEADA

 

Se plantean las siguientes cuestiones:

 

1.- Confirmación de que a la consultante le resultaría de aplicación el régimen especial de AIE previsto en el artículo 87 de la Ley Foral del Impuesto sobre Sociedades (en adelante LFIS), imputando a sus socios los gastos financieros netos, las bases liquidables positivas o negativas, bases de deducciones y de las bonificaciones a que tenga derecho la entidad.

 

2.- Aclaración de qué gastos deben entenderse realizados en territorio navarro a efectos de la deducción por inversiones en producciones cinematográficas establecida en el artículo 65 de la LFIS.

 

En particular, se plantean los siguientes supuestos:

 

- Técnicos y actores contratados bajo relación laboral por la AIE que no van a trabajar nunca en Navarra. Al ser contratados por la AIE (con sede en Navarra) y estar asignados a un centro de Navarra, ¿podría considerarse como gasto navarro teniendo en cuenta su residencia fiscal?

 

- ¿Qué consideración tendrían las cotizaciones a la Seguridad Social y retenciones del IRPF que se efectúan en Navarra? ¿Cuál sería el caso si estos trabajadores trabajaran temporalmente en Navarra y fuera de la Comunidad Foral? Sirve lo dicho en el apartado anterior?

 

- Si se contrata a un Empresa de Trabajo Temporal (ETT) con sede en Navarra para contratar tanto figurantes como otro personal (peones, vigilantes,...) ¿puede considerarse todo el gasto como navarro? ¿Es indiferente a este respecto la residencia fiscal de los trabajadores contratados a través de una ETT? ¿Es indiferente el lugar de prestación de su servicio?

 

- ¿Tiene consideración de gasto navarro, aquellas empresas o proveedores de servicios que no tienen sede ni NIF en Navarra pero que por motivos de producción sí realizan su trabajo en Navarra (por ejemplo, la contratación de cámaras)? ¿El servicio profesional de aquellas personas (sin relación laboral) que acompañan en el rodaje se debería imputar de manera proporcional a los días de rodaje en Navarra? Por ejemplo: maquilladores, peluqueros, expertos y asesores de vestuario.

 

- Las compras en establecimientos de Navarra aunque la empresa tenga sede fiscal en territorio común ¿contarían como gasto navarro si los bienes se ponen a disposición de la AIE en Navarra o su transporte se inicia en Navarra?

 

- Seguro de la película. Siendo el tomador la AIE navarra, ¿se imputarían todos los gastos a Navarra? ¿Sería necesario que la firma del contrato se hubiera producido en Navarra?

 

- Agencia de viajes. Si todos los hoteles y viajes se contratan a través de una agencia de viajes de Navarra, se puede imputar todo el coste como gasto realizado en Navarra?

 

3.- Confirmación de que se cumple el requisito de territorialización de los gastos en Navarra, si el 25 por 100 de la base de la deducción se corresponde con gastos realizados en Navarra, con independencia del porcentaje que estos supongan en el coste total de la producción.

 

4.- Confirmar si la AIE puede justificar la depreciación efectiva del activo, inmovilizado intangible, acogiéndose al criterio de la Resolución del ICAC de 28 de mayo de 2013 en relación con la propiedad intelectual y específicamente en materia de las obras audiovisuales. Y en base a dicho criterio si es necesario proponer a la Administración Tributaria un plan de amortización de los elementos patrimoniales del inmovilizado intangible.

 

5.- Confirmar que la totalidad de las bases liquidables negativas y de las bases de deducciones de cuota que imputen los socios no podrá suponer una minoración en la cuota efectiva del socio superior al resultado de multiplicar por 1,30 el importe desembolsado de sus aportaciones a fondos propios de la entidad.

 

6.- Confirmar que si la producción abarca dos períodos impositivos de la AIE, esta podrá aplicar la deducción por los pagos efectuados en 2018, aunque la producción esté todavía en curso y vaya a finalizar en 2019.

 

7.- Confirmar que no hay un período mínimo de permanencia de socios en la AIE y por tanto un socio podría entrar en un ejercicio y salir de forma casi inmediata el ejercicio siguiente, aunque la película no hubiera concluido, imputándose la deducción fiscal generada en el primer ejercicio.

 

 

Cuestión

Aplicación de la deducción por inversiones en producciones cinematográficas y series audiovisuales por una Agrupación de Interés Económico (AIE)

Descripción

1.- Confirmación de que a la consultante le resultaría de aplicación el régimen especial de AIE previsto en el artículo 87 de la Ley Foral del Impuesto sobre Sociedades (en adelante LFIS), imputando a sus socios los gastos financieros netos, las bases liquidables positivas o negativas, bases de deducciones y de las bonificaciones a que tenga derecho la entidad.

 

En primer lugar, procede atender a la cuestión inicial sobre si a la entidad consultante le resulta de aplicación la normativa foral navarra del Impuesto sobre Sociedades.

 

El artículo 27 del Convenio Económico entre el Estado y Navarra suscrito el 31 de julio de 1990 (Ley 28/1990, de 26 de diciembre) establece que el régimen tributario de las agrupaciones de interés económico y uniones temporales de empresas corresponderá a Navarra cuando la totalidad de las entidades que las integren estén sometidas a normativa foral. Por tanto, en la medida en que, de acuerdo con lo dispuesto en el referido del Convenio Económico todos los socios tributen conforme a la normativa navarra, a la AIE se le aplicará la LFIS.

 

Si de lo anterior se desprende que la norma aplicable es la LFIS, su artículo 87 operará en la medida en que se cumplan los requerimientos en él fijados. Así, la AIE deberá cumplir la regulación establecida en la Ley 12/1991, de 29 de abril, de Agrupaciones de Interés Económico. En ella se establece que el objeto de la Agrupación se limitará exclusivamente a una actividad económica auxiliar de la que desarrollen sus socios, y que no podrá poseer directa o indirectamente participaciones en sociedades que sean miembros suyos, ni dirigir o controlar directa o indirectamente las actividades de sus socios o de terceros.

 

Por su parte, la normativa fiscal no establece requisitos específicos para la actividad de los socios de la agrupación de interés económico.

 

Por tanto, a efectos tributarios, el régimen fiscal establecido en el artículo 87 de la LFIS será de aplicación a la agrupación de interés económico constituida de conformidad con la Ley 12/1991, de 29 de abril, en la medida en que realice efectivamente las actividades adecuadas a su objeto social que, en el supuesto concreto planteado, consiste en la producción de proyectos cinematográficos, y se cumplan los demás requisitos establecidos en la citada Ley, aunque sus socios no desarrollen actividades directamente relacionadas con las de la AIE.

 

Cumplidos los requisitos previstos en artículo 87, procederá, en su caso, la imputación a los socios de la AIE de: los gastos financieros netos, las bases liquidables obtenidas por la AIE; y las bases de las deducciones y de las bonificaciones en la cuota a las que tenga derecho la entidad. Entre estas, se incluirán las correspondientes a la deducción por inversiones en producciones cinematográficas y series audiovisuales siempre y cuando se cumplan los requisitos legales establecidos para ello.

 

 

2.- Aclaración de qué gastos deben entenderse realizados en territorio navarro a efectos de la deducción por inversiones en producciones cinematográficas establecida en el artículo 65 de la LFIS.

 

En particular, se plantean los siguientes supuestos:

 

Técnicos y actores contratados bajo relación laboral por la AIE que no van a trabajar nunca en Navarra. Al ser contratados por la AIE (con sede en Navarra) y estar asignados a un centro de Navarra, ¿podría considerarse como como gasto navarro teniendo en cuenta su residencia fiscal?

 

En cuanto a la localización de los gastos de personal en territorio navarro, se entenderán realizados en territorio navarro los gastos de personal que correspondan a trabajos realizados en Navarra.

 

En este sentido, el artículo 10 del Convenio Económico de 31 de Julio de 1990 entre el Estado y la Comunidad Foral de Navarra establece:

 

"1. Las retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos del trabajo, en concepto de pago a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, se exigirán, conforme a su propia normativa, por la Comunidad Foral cuando correspondan a los que a continuación se señalan:

 

a) Los procedentes de trabajos o servicios que se presten en Navarra.

 

En el supuesto de que los trabajos o servicios se presten en territorio común y navarro, se presumirá, salvo prueba en contrario, que los servicios se prestan en Navarra, cuando se ubique en este territorio el centro de trabajo al que esté adscrito el trabajador."

 

El hecho de que las retenciones sobre los rendimientos del trabajo se ingresen en Navarra, podría ser un elemento probatorio de que los trabajos se han realizado en Navarra, aunque podría no ser el único elemento a tener en cuenta.

 

A efectos de la justificación del cumplimiento de este requisito de localización del gasto, rigen las reglas generales del Derecho en esta materia, por lo que se considerará valido cualquier medio de prueba admitido en derecho.

 

En consecuencia, los gastos de personal se entenderán realizados en territorio navarro cuando correspondan a trabajos realizados en Navarra, por lo que no puede considerarse como gasto realizado en Navarra los gastos de personal de técnicos y actores que no van a trabajar en Navarra.

 

¿Qué consideración tendrían las cotizaciones a la Seguridad Social y retenciones del IRPF que se efectúan en Navarra? ¿Cuál sería el caso si estos trabajadores trabajaran temporalmente en Navarra y fuera de la Comunidad Foral? Sirve lo dicho en el apartado anterior.

 

La normativa del Impuesto sobre Sociedades no recoge una definición de gastos de personal. No obstante, sí que existe esta definición en el Plan General Contable, según el cual son gastos de personal las "retribuciones al personal, cualquiera que sea la forma o el concepto por el que se satisfacen; cuotas de la Seguridad Social a cargo de la empresa y los demás gastos de carácter social".

 

Las cuotas de la Seguridad Social a cargo de la empresa se considerarán gasto realizado en Navarra en la medida que correspondan a trabajos realizados en Navarra.

 

Por lo que respecta a las retenciones del IRPF no tienen consideración de gasto.

 

Finalmente, esta Sección considera oportuno reproducir la contestación de la Hacienda Foral de Bizkaia (07.04.2009) en relación a la aplicación de una disposición del Concierto similar a nuestro artículo 10 del Convenio, en la que se contienen los criterios para determinar la localización de las retenciones de trabajo con carácter general y, en particular para el caso de trabajar temporalmente en territorio foral y fuera de este territorio, cuyo contenido venimos asumir y compartir plenamente en esta consulta. Literalmente se dice en la misma:

 

"Consecuentemente, en materia de retenciones sobre los rendimientos del trabajo, el Concierto prevé una regla general, en virtud de la cual cada Administración es competente para exigir, de forma exclusiva y conforme a su normativa propia, las retenciones que deban practicarse sobre las rentas que se abonen como consecuencia de los servicios o trabajos prestados en su territorio, con independencia del lugar donde el empleado tenga fijada su residencia habitual, y de dónde se encuentre ubicado el domicilio fiscal del pagador. De manera que, determinado el lugar en el que el empleado presta sus servicios, resulta irrelevante, a efectos de retenciones, tanto el territorio en el que el mismo tenga su residencia habitual como el lugar donde el pagador tenga fijado su domicilio fiscal. No obstante, cuando los trabajos se presten en territorio común y vasco, se presume, salvo prueba en contrario, que se llevan a cabo en el territorio donde se ubique el centro de trabajo al que se encuentre adscrito el empleado.

 

Así, si un trabajador desempeña sus tareas en Bizkaia, será la Hacienda Foral de este Territorio Histórico la competente para exigir, conforme a su normativa, las retenciones sobre los rendimientos del trabajo que se le abonen, con independencia del lugar donde aquél deba presentar la autoliquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Correlativamente, si presta sus servicios en territorio común, será la Administración tributaria de dicho territorio la competente para la exacción de las retenciones sobre este tipo de rendimientos, igualmente, al margen de ante qué Hacienda deba el empleado presentar su autoliquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

Si no es posible determinar el territorio en el que presta sus servicios un empleado, porque los mismos se llevan a cabo, de manera habitual y significativa, en distintos territorios, común y foral, de forma que no resulte posible asignar inequívocamente a cada uno de ellos una parte de las tareas desempeñadas, se presume, salvo prueba en contrario, que su trabajo se desarrolla en el lugar donde se encuentre ubicado el centro de trabajo al que se encuentre adscrito (es decir, que se atiende a un criterio de dependencia orgánica o de adscripción a un centro de trabajo determinado)."

 

Si se contrata a un Empresa de Trabajo Temporal (ETT) con sede en Navarra para contratar tanto figurantes como otro personal (peones, vigilantes,...) ¿puede considerarse todo el gasto como navarro? ¿Es indiferente a este respecto la residencia fiscal de los trabajadores contratados a través de una ETT? ¿Es indiferente el lugar de prestación de su servicio?

 

La función específica de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) es la de contratar a trabajadores para cederlos temporalmente a las empresas usuarias mediante un contrato de prestación de servicios. Así se recoge expresamente en el artículo 1 de la Ley 14/1994, de 1 de junio, reguladora de las Empresas de Trabajo Temporal:

 

"Se denomina empresa de trabajo temporal a aquella cuya actividad fundamental consiste en poner a disposición de otra empresa usuaria, con carácter temporal, trabajadores por ella contratados".

 

Y en su artículo 6.1 que dispone:

 

"El contrato de puesta a disposición es el celebrado entre la empresa de trabajo temporal y la empresa usuaria teniendo por objeto la cesión del trabajador para prestar servicios en la empresa usuaria, a cuyo poder de dirección quedará sometido aquél"

 

En definitiva, la única relación laboral existente es la que se origina entre la empresa de trabajo de temporal y el trabajador, mediante el correspondiente contrato de trabajo, sin que venga a extinguirse dicha relación como consecuencia del posterior contrato de puesta a disposición para ser cedido temporalmente el trabajador a la empresa usuaria, a pesar de que se atribuyan a esta última las facultades de dirección y control de la actividad laboral durante el tiempo de prestación de servicios en su ámbito.

 

Por tanto, no aplicaremos las reglas de localización señaladas en los puntos anteriores para los gastos de personal sino las relativas a las prestaciones de servicios. Y de acuerdo con estas últimas, en la medida que la ETT tenga establecida la sede de su actividad económica o posea un establecimiento permanente en Navarra, desde donde efectúe las operaciones de contratación y puesta a disposición de los trabajadores cedidos temporalmente a la empresa usuaria, se tratará de un servicio prestado desde Navarra y, por tanto, se entenderá realizado el gasto en Navarra.

 

¿Tiene consideración de gasto navarro, aquellas empresas o proveedores de servicios que no tienen sede ni NIF en Navarra pero que por motivos de producción sí realizan su trabajo en Navarra (por ejemplo, la contratación de cámaras)? ¿El servicio profesional de aquellas personas (sin relación laboral) que acompañan en el rodaje se debería imputar de manera proporcional a los días de rodaje en Navarra? Por ejemplo: maquilladores, peluqueros, expertos y asesores de vestuario.

 

En cuanto al requisito de localización el gasto en Navarra, esto es, para determinar si se ha producido en dicho territorio el gasto correspondiente a las entregas bienes y prestaciones de servicios, parece lógico que, desde un punto de vista económico, tomemos como referencia el lugar donde se haya producido el beneficio, concepto generalmente vinculado al lugar de generación del valor añadido, ya que lo que se pretende con el requisito de territorialización es que la generación de riqueza se produzca en Navarra.

 

Este mismo criterio finalista se ha pretendido aplicar, en la medida de lo posible, por el Convenio Económico para repartir parte de las competencias del Impuesto sobre Sociedades (impuesto que grava el beneficio de las empresas), esto es, se pretende repartir en función del territorio en el que se haya producido el beneficio, fijándose en su artículo 21 el lugar de realización de las operaciones y los puntos de conexión.

 

Pues bien, ante la falta de desarrollo de este concepto por la Ley Foral 26/2016, esta Sección considera que dichos puntos de conexión puede servir de base a la hora de determinar qué gastos deben entenderse realizados en Navarra.

 

En consecuencia, los referidos gastos se considerarán realizados en Navarra en la medida que los servicios se presten desde este territorio, con independencia del domicilio o NIF de los proveedores.

 

En relación a la posibilidad de imputar de manera proporcional el servicio, debemos de indicarle que con los datos aportados, no podemos determinar si nos encontramos ante la prestación de un servicio único que solamente puede localizarse en un territorio o, por el contrario, son varios servicios principales que pudieran resultar localizados en territorios diferentes.

 

En todo caso, la localización en Navarra de un servicio prestado parcialmente en dicho territorio, obliga a determinar, en cada caso, el lugar donde el contribuyente realiza la parte principal de las tareas que necesita llevar a cabo para prestar el servicio, considerándose como tal la parte sustancial de los servicios que presta en la que se añada mayor valor al servicio.

 

Las compras en establecimientos de Navarra aunque la empresa tenga sede fiscal en territorio común ¿contarían como gasto navarro si los bienes se ponen a disposición de la AIE en Navarra o su transporte se inicia en Navarra?

 

Las entregas de bienes se considerarán gasto en Navarra cuando las mismas se realicen en dicho territorio. Las compras en establecimientos de Navarra se considerarán como gasto navarro en la medida que se pongan a disposición del adquirente desde Navarra. Cuando los bienes deban ser objeto de transporte para su puesta disposición del adquirente se entenderán realizadas en Navarra cuando los bienes se encuentren en Navarra en el momento de iniciarse la expedición o el transporte.

 

Seguro de la película. Siendo el tomador la AIE navarra, ¿se imputarían todos los gastos a Navarra? ¿Sería necesario que la firma del contrato se hubiera producido en Navarra?

 

En relación con los seguros, y de acuerdo con lo establecido en el Convenio Económico y en el Texto Refundido de la Ley de ordenación y supervisión de los seguros privados, se entenderá que el gasto se ha realizado en Navarra cuando la localización del riesgo o del compromiso se produzca en territorio navarro de acuerdo con los establecido en los artículos 21.B)3º y 37 del referido Convenio.

 

Dado que la consulta no especifica cuál es el riesgo o compromiso del seguro, no es posible determinar si el gasto se realiza o no en territorio navarro.

 

Agencia de viajes. Si todos los hoteles y viajes se contratan a través de una agencia de viajes de Navarra, se puede imputar todo el coste como gasto realizado en Navarra?

 

En la medida que la agencia de viajes tenga establecida la sede de su actividad económica o posea un establecimiento permanente en Navarra, desde donde efectúe las operaciones se tratará de un servicio prestado desde Navarra y, por tanto, se entenderá realizado el gasto en Navarra.

 

3.- Confirmación de que se cumple el requisito de territorialización de los gastos en Navarra si el 25 por 100 de la base de la deducción se corresponde con gastos realizados en Navarra, con independencia del porcentaje que estos supongan en el coste total de la producción.

 

La Comunicación de la Comisión Europea sobre la ayuda estatal a las obras cinematográficas y otras producciones del sector audiovisual (2013/C 332/01) al tratar sobre los requisitos de territorialización de los gastos establece que el importe de los gastos sujetos a los requisitos de territorialización de los gastos debe ser como mínimo proporcionado respecto del compromiso financiero de un Estado miembro y no respecto del presupuesto global de producción.

 

En base a lo anterior, debe concluirse que el requisito de territorialización supone que la base de deducción no podrá superar cuatro veces los gastos realizados en territorio navarro, con independencia del coste global de la producción.

 

4.- Confirmar si la AIE puede justificar la depreciación efectiva del activo, inmovilizado intangible, acogiéndose al criterio de la Resolución del ICAC de 28 de mayo de 2013 en relación con la propiedad intelectual y específicamente en materia de las obras audiovisuales. Y en base a dicho criterio si es necesario proponer a la Administración Tributaria un plan de amortización de los elementos patrimoniales del inmovilizado intangible.

 

El artículo 17 de la LFIS establece.

 

"1. El inmovilizado intangible se amortizará atendiendo a su vida útil. Cuando la misma no pueda estimarse de manera fiable, la amortización será deducible con el límite anual máximo de la décima parte de su importe.

 

La amortización del fondo de comercio será deducible con el límite anual máximo de la décima parte de su importe.

 

2. La amortización se iniciará a partir del momento en que el activo comience a producir rentas."

 

Por su parte la Resolución del ICAC de 28 de mayo de 2013 en relación con la propiedad intelectual y específicamente en materia de las obras audiovisuales establece:

 

"6. La obra audiovisual deberá amortizarse durante su vida útil a partir del momento en que esté en condiciones de funcionamiento, es decir, cuando sea susceptible de producir ingresos con regularidad. Salvo prueba en contrario, se presumirá que la fecha de inicio de la amortización es la de calificación administrativa por edades.

 

Si desde una perspectiva económica racional dicho hito no fuera suficiente para considerar que el activo se encuentra en condiciones de participar normalmente en el proceso productivo al que está destinado, esto es, de forma plena y con regularidad, el inicio del período de amortización deberá posponerse hasta que concurra dicha circunstancia, en particular, hasta que se produzca su estreno comercial, sin perjuicio, claro está, de la obligación de registrar antes de esa fecha, en su caso, la correspondiente pérdida por deterioro.

 

La vida útil de estos activos es el periodo en el cual se estima que contribuirán a la generación de ingresos en la empresa. Salvo prueba en contrario, este plazo no será superior a cinco años, debiéndose justificar en la memoria de las cuentas anuales, en su caso, las circunstancias que hayan llevado a considerar una vida útil superior.

 

Del mismo modo, el método de amortización deberá prestar especial atención a la naturaleza del activo, cuyo patrón de consumo está muy vinculado a la difusión de la obra en los primeros años de explotación, sin que en ningún caso proceda aplicar una amortización creciente."

 

En consecuencia, dado que coinciden el criterio contable y fiscal de amortización en función de la vida útil, estará justificada la depreciación efectiva del inmovilizado intangible por aplicación de lo dispuesto en la Resolución del ICAC de 28 de mayo de 2013.

 

Respecto a la posibilidad de proponer ante la Administración Tributaria un plan de amortización de los elementos patrimoniales del inmovilizado intangible, esta posibilidad no está prevista por la actual normativa navarra del Impuesto sobre Sociedades.

 

5.- Confirmar que la totalidad de las bases liquidables negativas y de las bases de deducciones de cuota que imputen los socios no podrá suponer una minoración en la cuota efectiva del socio superior al resultado de multiplicar por 1,30 el importe desembolsado de sus aportaciones a fondos propios de la entidad.

 

El último párrafo del artículo 87.1 de la LFIS establece que "(...) en los casos en los que, conforme a los criterios contables, las aportaciones de los socios a las agrupaciones de interés económico deban ser calificadas como instrumentos de patrimonio con características especiales, la totalidad de las imputaciones de bases liquidables negativas y de bases de deducciones en cuota no podrá suponer una minoración de la cuota efectiva del socio superior al resultado de multiplicar por 1,30 el importe desembolsado de sus aportaciones al capital de la entidad."

 

Dado que el capital y los fondos propios son dos conceptos diferentes y la Ley habla expresamente de capital, debe entenderse que la totalidad de las imputaciones de bases liquidables negativas y de bases de deducciones en cuota no podrá suponer una minoración de la cuota efectiva del socio superior al resultado de multiplicar por 1,30 el importe desembolsado de sus aportaciones al capital de la entidad, y no del 1,30 del importe desembolsado de sus aportaciones a los fondos propios de la entidad.

 

6.- Confirmar que si la producción abarca dos períodos impositivos de la AIE, esta podrá aplicar la deducción por los pagos efectuados en 2018, aunque la producción esté todavía en curso y vaya a finalizar en 2019.

 

El último párrafo del apartado 1 del artículo 65 de la LFIS establece:

 

"La deducción se practicará a partir del período impositivo en el que finalice la producción de la obra. No obstante, cuando la producción tenga un plazo superior a los doce meses o afecte a más de un período impositivo de la entidad, esta podrá optar por aplicar la deducción a medida que se efectúen los pagos y por la cuantía de estos, con aplicación del régimen de deducción vigente a la fecha en que se inicie la misma."

 

Por lo tanto la deducción se podrá aplicar a medida que se efectúen los pagos si se da alguno de los dos requisitos siguientes:

 

- Que la producción tenga un plazo superior a los doce meses

- Que la producción afecte a más de un período impositivo de la entidad

 

Si como parece desprenderse de la consulta, la producción afecta a los períodos impositivos 2018 y 2019, podrá aplicarse la deducción a medida que se efectúen los pagos y por la cuantía de estos, con aplicación del régimen de deducción vigente a la fecha en que se inicie la misma.

 

7.- Confirmar que no hay un período mínimo de permanencia de socios en la AIE y por tanto un socio podría entrar en un ejercicio y salir de forma casi inmediata el ejercicio siguiente, aunque la película no hubiera concluido, imputándose la deducción fiscal generada en el primer ejercicio.

 

Ni la Ley 12/1991 reguladora de las Agrupaciones de Interés Económico ni la LFIS establecen en un plazo mínimo de permanencia de los socios en la AIE.

 

Por otro lado, el artículo 90 de la LFIS establece:

 

"1. Las imputaciones a que se refiere el presente capítulo se efectuarán a las personas o entidades que ostenten los derechos económicos inherentes a la cualidad de socio o de empresa miembro el día de la conclusión del periodo impositivo de la entidad sometida al presente régimen, en la proporción que resulte de los estatutos de la entidad. (...)"

 

En consecuencia, quien tenga la cualidad de socio el día de la conclusión del periodo impositivo de la AIE imputará la base de deducción generada por la AIE en dicho ejercicio, sin que se exija ningún periodo de permanencia como socio. Por lo tanto un inversor podrá entrar al final de un periodo impositivo y salir al principio del siguiente, imputando la base de deducción generada por la AIE en el periodo impositivo a cuyo cierre tenía la cualidad de socio.

 

Todo lo cual le comunicamos a los efectos oportunos.

Empresas de trabajo temporal
Base de deducción
Gastos de personal
Base liquidable
Impuesto sobre sociedades
Agrupación de interés económico
Inversiones
Residencia fiscal
Inmovilizado intangible
Gastos financieros netos
Bonificaciones
Rendimientos del trabajo
Retenciones IRPF
Centro de trabajo
Prueba en contrario
Proveedores
Período impositivo
Cotización a la Seguridad Social
Actividades económicas
Causas de producción
Fondos propios
Propiedad intelectual
Elementos patrimoniales
Contrato de puesta a disposición
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Prestación de servicios
Cuotas de cotización
Comercialización
Domicilio fiscal
Residencia habitual
Autoliquidaciones por IRPF
Vida útil
Unión Temporal de Empresas
Objeto social
Retenciones e ingresos a cuenta
Pagos a cuenta
Establecimiento permanente
Medios de prueba
Contrato de prestación de servicios
Cesión de trabajadores
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Agrupaciones de interés económico españolas (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 04/05/2015

    El Art. 43 ,Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades dispone que a las agrupaciones de interés económico reguladas por la Ley 12/1991, de 29 de abril, de Agrupaciones de Interés Económico, se les aplicarán las normas de est...

  • Contrato de puesta a disposición

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 28/07/2015

    El contrato de puesta a disposición es el celebrado entre una empresa de trabajo temporal y la empresa usuaria, teniendo por objeto la cesión del trabajador para prestar servicios en la empresa usuaria, a cuyo poder de dirección quedará sometid...

  • Deducción por inversiones en producciones cinematográficas, series y espectáculos (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 10/01/2019

    Esta deducción está regulada en el Art. 36 ,Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, que dispone que las inversiones en producciones españolas de largometrajes cinematográficos y de series audiovisuales de ficción, animaci...

  • Agrupaciones de interés económico y Uniones Temporales de Empresas (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 11/03/2016

    La nueva Ley del Impuesto sobre Sociedades, Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, cuya entrada en vigor tuvo lugar el 01/01/2015, resulta aplicable a los períodos impositivos que se inicien a partir de dicha fecha (salvo e...

  • Impuesto sobre Sociedades NAVARRA (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 11/09/2018

    El Impuesto sobre Sociedades en Navarra (I. Sociedades Navarra) se encuentra regulado en la L-24911190 , y en el L-1533548 Se trata de un impuesto directo y personal, que grava la renta de las personas jurídicas y demás entidades.NOVEDAD: (-) ORD...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados