Resolución de Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra, 960068 de 10 de Mayo de 1999

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra
  • Fecha: 10 de Mayo de 1999
  • Núm. Resolución: 960068

Resumen

El sujeto pasivo pretende que se le aplique los restos de una deducción por creación de empleo, que en el ejercicio anterior no pudo practicar en su totalidad, a pesar de la existencia de una primera liquidación, no recurrida, que eliminaba por completo dicha deducción, argumentando una falta de motivación en esa primitiva liquidación que hacía a ésta nula. Se desestima. Por un lado, no habiéndose reconocido en el ejercicio originario la aplicabilidad de la deducción no es posible aplicar en ejercicios posteriores restos de la misma. Por otro lado, debido a la naturaleza de una liquidación (acto administrativo que concreta y define la deuda tributaria y, por tanto, revisor de la previa autoliquidación), ésta no tiene porque ser motivada ya que nunca dará lugar a la adición de hechos imponibles no incluidos en la declaración tributaria sino que será de carácter meramente corrector. Con lo cual, el cumplimiento de los requisitos establecidos por la ley será suficiente para entender que una liquidación ha sido efectivamente practicada; extremo, este último, que en este caso se satisface plenamente.

Cuestión

1º) Validez de las liquidaciones practicadas por la Administración. 2º) Forma de aplicación de la deducción por creación de empleo: restos aplicados en ejercicios posteriores por insuficiencia de cuota líquida.

Contestación

Visto escrito presentado por la Compañía Mercantil ?(?), S.A.?, con C.I.F. (?) y domicilio en (?) (Navarra), en relación con liquidación provisional girada por el Impuesto sobre Sociedades correspondiente al ejercicio cerrado en 31 de diciembre de 1993.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La ahora recurrente presentó su reglamentaria declaración-liquidación número (?)/93 por el Impuesto y año de referencia en 28 de julio de 1994, resultando de la misma una cantidad a pagar de 447.035 pesetas, consecuencia de minorar la cuota líquida (424.847 pesetas) en el importe de las retenciones (1 peseta), añadiéndose posteriormente el recurso permanente de la Cámara de Comercio (22.189 pesetas).

SEGUNDO.- Practicada liquidación provisional modificativa de la primitiva declaración-liquidación y tras alguna vicisitud impugnatoria que dio lugar a su rechazo por la Sección gestora, viene ahora la interesada a interponer recurso de alzada ante este Organo mediante escrito con fecha de entrada en el Departamento de Economía y Hacienda, de 31 de enero de 1996, señalando que la deducción por creación de empleo cuya aplicación se pretende corresponde a un resto proveniente del ejercicio anterior (el cerrado en 31 de diciembre de 1992); que debe procederse a su aplicación a pesar de la existencia de liquidación (que nunca fue recurrida) que vino a eliminar por completo en aquel ejercicio anterior la dicha deducción, puesto que la tal liquidación adolece de importantes defectos formales que la invalidan.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Ha de declararse, en primer lugar, la competencia de este Organo para el conocimiento y resolución del recurso de alzada interpuesto, dada la naturaleza del acto administrativo impugnado, en virtud de lo que disponen los artículos 1º y 2º de su Reglamento, aprobado por Acuerdo de la Diputación Foral de Navarra, de 19 de junio de 1981, habiendo sido presentado en plazo hábil y por persona debidamente legitimada al efecto.

SEGUNDO.- El origen de la cuestión se halla en determinar si es posible aplicar en el ejercicio cerrado en 31 de diciembre de 1993 resto de deducción por creación de empleo generada en el ejercicio cerrado en 31 de diciembre de 1992 y que no pudo ser entonces aplicada por insuficiencia de cuota líquida, cuando ocurre que por aquel primitivo ejercicio fue girada liquidación que no fue recurrida en debido plazo. En efecto, consta en el expediente que la declaración-liquidación número (?) practicada por el Impuesto sobre Sociedades correspondiente al ejercicio cerrado en 31 de diciembre de 1992 fue girada liquidación que fue notificada en la persona de Doña (?), esposa del representante legal de la entidad que firma la declaración, Don (?), en 14 de octubre de 1994. Dicha liquidación vino a suprimir deducción por creación de empleo practicada por el sujeto pasivo y no llegó a ser recurrida en debido plazo (de hecho, hasta el momento presente no había sido recurrida). Ello daría lugar a que no habiéndose reconocido en el ejercicio originario la aplicabilidad de deducción por creación de empleo, no sea posible aplicar en ejercicios posteriores pretendidos restos de dicha deducción. Alega, sin embargo, la interesada que la tal liquidación por el Impuesto sobre Sociedades correspondiente al ejercicio cerrado en 31 de diciembre de 1992 es nula por falta de motivación. Acerca de esta cuestión cabe señalar que, como reiteradamente ha mantenido este Organo, y de conformidad con la normativa vigente que resulta de aplicación a este supuesto, las liquidaciones tributarias no son de la clase de actos limitativos de derechos subjetivos que necesitan de una previa decisión que le sirva de fundamento jurídico, presupuesto previo necesario para que la notificación contenga aquella referencia de hechos y de razonamientos de Derecho, sino que simplemente afectan a derechos o intereses de los sujetos pasivos sin que se produzca una auténtica constricción o limitación, voz definida por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua como resultado de ?acortar, ceñir?, mientras que la función de la liquidación tributaria es la de concretar, definir cuantitativamente la deuda tributaria establecida por la Ley, siendo más propia de la dicha función la expresión ?delimitar?, definida por la misma Real Academia como ?determinar o fijar con precisión los límites de una cosa?. Como reflejo de ello, el artículo 28.5 del Texto Refundido de la normativa del Impuesto sobre Sociedades de 13 de junio de 1986 establece que ?las liquidaciones, en todos los casos, serán notificadas al contribuyente con expresión de: a) de los elementos esenciales de la misma. b) De los medios de impugnación utilizables, con indicación de plazos y órganos ante los que puedan ser promovidos e interpuestos. c) Del lugar, plazo y forma en que deba ser satisfecha la deuda tributaria?. En ningún momento se exige la motivación de la liquidación. De forma similar se expresa el mandato contenido en el artículo 124.1 de la Ley General Tributaria. Aparece así adecuadamente practicada la liquidación que se pretende impugnar al detallar la cuantía de todos los conceptos que integran la base imponible, la de la cuota íntegra y la de todas las deducciones hasta llegar a la cuota líquida. Cabe así concluir que la liquidación practicada por la Administración no viene a limitar derecho preexistente alguno del contribuyente, sino a definir cual sea la cuantía de la deuda tributaria por el Impuesto y periodo de que se trata. En nada altera lo dicho hasta aquí el hecho de que la liquidación administrativa surja como revisora de previa autoliquidación formulada por el sujeto pasivo, la cual tiene el carácter de una simple declaración tributaria y necesita un posterior y auténtico acto administrativo de comprobación, facultad exclusiva de la Administración. Con ello, tampoco tal autoliquidación supone el establecimiento de un derecho preexistente que viniese a ser limitado o cercenado por posterior acto administrativo de liquidación. Extremando el análisis de cuantos preceptos pudieran amparar la tesis de la recurrente, es de ver que el artículo 4.3 de las Normas de desarrollo del procedimiento tributario, adoptadas por Acuerdo de la Diputación Foral de Navarra, de 19 de junio de 1981, establece que ?el aumento de base imponible sobre la resultante de las declaraciones deberá notificarse al sujeto pasivo con expresión de los hechos y elementos adicionales que la motiven. Dicho acto será recurrible ante el Organo de Informe y Resolución en Materia Tributaria?. Tal precepto encuentra su pleno sentido en modificaciones de la base imponible motivadas por la inclusión de hechos imponibles distintos de los declarados. No resulta, así, aplicable a supuestos en que sin adición de hechos imponibles o de componentes de hechos imponibles no incluidos en la declaración tributaria, sino que por simple aplicación de las normas tributarias de calificación tributaria se modifique la autoliquidación, mera corrección que no puede tener el tratamiento de específico acto administrativo de producción previa, de carácter autónomo, con sustantividad propia y, en definitiva, impugnable por sí y en sí, que es la figura (muy alejada del presente supuesto) a la cual se refiere aquel señalado artículo 4.3 de las Normas de procedimiento administrativo. Procede, así, concluir que las liquidaciones tributarias no son de la clase de actos administrativos que necesitan motivación con sucinta referencia de hechos y fundamentos de Derecho para cada una de las partidas o de los puntos o extremos que los integren o configuren. De acuerdo con ello la liquidación del ejercicio cerrado en 31 de diciembre de 1992 ha devenido firme e inatacable, lo que hace imposible la aplicación de restos de deducciones procedentes del tal ejercicio, cuando en el ejercicio originario no se había reconocido derecho a deducción alguno.

Y, en consecuencia, este Organo, en sesión celebrada en el día de la fecha arriba indicada, acuerda desestimar el recurso de alzada interpuesto por la Compañía Mercantil ?(?)? contra liquidación provisional número (?) practicada por el Impuesto sobre Sociedades correspondiente al ejercicio cerrado en 31 de diciembre de 1993, por las razones expuestas en la fundamentación del presente Acuerdo.
Cuota líquida
Ejercicio posterior
Impuesto sobre sociedades
Declaraciones-autoliquidaciones
Modelo 564. Impuesto sobre Hidrocarburos
Deuda tributaria
Liquidación provisional del impuesto
Declaraciones Tributarias
Liquidaciones tributarias
Actividades de refuerzo y/o extraescolares
Acto administrativo impugnado
Derecho subjetivo
Mandato
Cuota íntegra
Procedimientos Tributarios
Modificación de la base imponible
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Liquidación del IVA

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 15/01/2019

    Por regla general, el periodo de liquidación del IVA coincide con el trimestre natural, teniendo que presentar la declaración-liquidación durante los 20 primeros días naturales del mes siguiente al periodo de liquidación, esto es, del 1 al 20 de...

  • Subgrupo 47: Administraciones Públicas

    Orden: Contable Fecha última revisión: 08/04/2016

    El PGC, en su cuarta parte, nos propone un cuadro de cuentas que, si bien no es obligatorio seguir, sí que sirve como guía y, sobre todo, aporta uniformidad a la contabilidad nacional. Dicho cuadro consta de nueve grupos y cada grupo de varios subg...

  • Requisitos temporales deducciones (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 02/05/2016

    En las declaraciones-liquidaciones correspondientes a cada uno de los períodos de liquidación, los sujetos pasivos podrán deducir globalmente el montante total de las cuotas deducibles soportadas en dicho período del importe total de las cuotas d...

  • Requisitos formales deducciones (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 02/05/2016

    Solamente se podrá ejercitar el derecho a deducción quienes estén en posesión del documento justificativo de su derecho (Art. 97 ,LIVA). A estos efectos, únicamente se considerarán documentos justificativos del derecho a la deducción los sigu...

  • Prorrata especial (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 14/09/2017

    La regla de prorrata especial será aplicable cuando los sujetos pasivos opten por la aplicación de dicha regla en los plazos y forma que se determinen reglamentariamente, y cuando el montante total de las cuotas deducibles en un año natural por ap...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados