Resolución de Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra, 960719 de 21 de Diciembre de 1999

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra
  • Fecha: 21 de Diciembre de 1999
  • Núm. Resolución: 960719

Resumen

Solicita el recurrente que se aplique deducción por gastos de enfermedad, por importes abonados a Gabinete de Psicología por tratamiento efectuado a su esposa por prescripción facultativa. Se estima el recurso, ya que el precepto no habla de gastos médicos sino de gastos de enfermedad, que pueden requerir los servicios de un profesional médico o un profesional sanitario, estando además reconocida jurisprudencialmente la actividad de psicología clínica como profesión sanitaria.

Cuestión

Gastos de enfermedad por importes abonados a Gabinete de Psicología.

Contestación

En examen de recurso interpuesto por Don (?) a propósito de tributación por Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año 1995.

ANTECEDENTES DE HECHO

El ahora recurrente efectuó autoliquidación de su deuda tributaria mediante declaración que formuló en (?) de 1996, dándose lugar a una deuda tributaria de 127.613 pesetas. Por la Sección gestora del Impuesto se procedió a revisar dicha autoliquidación mediante la práctica de la correspondiente liquidación provisional, de carácter modificativo de aquélla; y, tras alguna vicisitud impugnatoria que dio lugar a su rechazo por parte de la dicha Sección gestora, viene el interesado a interponer ante este Organo el presente recurso insistiendo en su pretensión de que se le tomen como gastos de enfermedad los importes abonados a Gabinete de Psicología por tratamiento efectuado a su mujer y para el cual se dio correspondiente prescripción facultativa.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

1.- Ha de declararse por este Organo en primer lugar su competencia, por razón de la materia y de la naturaleza del acto impugnado (artículo 2.1.a. de su Reglamento), para conocer del presente recurso; éste, por otra parte, ha sido formulado por persona dotada de legitimación activa al efecto, al venir directamente afectada por el acto impugnado; y, en fin, ha de tenerse por interpuesto en tiempo hábil.

2.- Según lo establecido en el artículo 74.2 de la Ley Foral 6/1992, reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, resulta deducible respecto de la cuota íntegra del Impuesto ?el 15 por ciento de los gastos sufragados por el sujeto pasivo durante el período impositivo por razones de enfermedad?, reproduciéndose el contenido de dicho precepto en el artículo 30 del Reglamento del Impuesto, que agrega una lista ejemplificativa de gastos que han de merecer el dicho carácter. Pues bien: en el presente caso ocurre que, además de figurar en el expediente un documento acreditativo de pago de honorarios a psiquiatra, también los hay de pago de honorarios a psicólogo, lo cual ya de por sí llevaría a haber de pensar en tratamiento de una afección o enfermedad psíquica. Pero es que además puede decirse que aunque en el caso no se hubiese acudido también a consulta psiquiátrica, el mero hecho de haber recibido cuidados de psicología clínica habría de tenerse como suficiente para fundar la deducción pretendida por el interesado. En efecto, el precepto no habla de gastos médicos sino de gastos de enfermedad, que pueden requerir los servicios de estrictamente un profesional médico o bien de un profesional sanitario, a cuyo respecto y ya por lo que en concreto se refiere a los psicólogos clínicos, la Sentencia del Tribunal Supremo de 12 de diciembre de 1990 viene a señalar que la actividad de psicología clínica ha de entenderse incluida en lo que el ordenamiento jurídico llama ejercicio de profesión sanitaria, y ello sin invadir el ámbito en que se dan las funciones propias de la psiquiatría y que ?la psicología clínica tiene por objeto el estudio de la personalidad humana, y muy concretamente de su psiquis, y que, mediante un diagnóstico y un tratamiento, intenta poner remedio a sus alteraciones, lo que indudablemente se relaciona tan íntimamente con la salud, que forma parte de las que el legislador denomina profesiones sanitarias, declarándolas exentas (la dicha Sentencia se está refiriendo en concreto a exención por Impuesto sobre el Valor Añadido en cuanto a los servicios prestados por psicólogos clínicos). Este razonamiento complementa el de la Sentencia impugnada, que llegó a la misma conclusión partiendo del derecho constitucional de los ciudadanos a la salud (...) los razonamientos que anteceden no son una aplicación analógica de una exención: son la interpretación de una norma que se refiere a profesión médica y a profesión sanitaria sin más especificaciones, y si la sanidad es la cualidad de lo sano y lo sanitario es lo referente a la salud, tanto han de estar exentas la profesión médica como aquella otra que tiene por objeto el estudio de la psiquis, la prevención o la curación de sus alteraciones, lo que es propio de los estudios de las Facultades de Psicología, sin perjuicio de que, en otros aspectos, y concretamente en el campo de la Medicina, se ocupe la Psiquiatría de las alteraciones, perturbaciones o irregularidades. En otro caso quedaría vacía de contenido una titulación como la de Psicología clínica y serían inútiles unos estudios cursados en una Facultad que si ha sido creada debe tener una función y los que obtuvieron en ella un título, una profesión, que al estar relacionada con la salud, debe ser incluida dentro del ejercicio de profesiones sanitarias?. En fin, volviendo al presente caso, todo en el expediente lleva a pensar que, habiendo acudido la paciente a la consulta de un psiquiatra, éste entendió que el trastorno de aquélla requería especialmente los servicios de un psicólogo clínico. Eso resulta de la absoluta proximidad entre las fechas de visita a uno y a otro profesional y de que, habiéndose diagnosticado en el caso un ?(?)?, se entendió que precisaba tanto tratamiento por fármacos como mediante psicoterapia verbal, a prestarse ésta, obviamente, por el psicólogo clínico. En fin, como ya se ha dicho, nada en la Ley habla de necesidad de tratamiento por profesional médico sino de enfermedad, de falta de salud y de reinstauración de ésta, lo cual en cada caso podrá hacerse por el correspondiente profesional sanitario con adecuada titulación al respecto y no necesariamente por médico.

Y, en virtud de ello, este Organo, en sesión celebrada el día de la fecha arriba indicada, acuerda estimar recurso interpuesto por Don (?) a propósito de tributación por Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año 1995, de suerte que la correspondiente liquidación queda anulada, habiendo de practicarse en su lugar otra arreglada a lo señalado en la fundamentación del presente Acuerdo.
Deuda tributaria
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Gasto sanitario
Liquidación provisional del impuesto
Legitimación activa
Cuota íntegra
Período impositivo
Impuesto sobre el Valor Añadido
Ciudadanos

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Fecha última revisión: 12/12/1990

  • PLANTEAMIENTOEl consultante desarrolla la actividad económica de peluquería.  En el ejercicio 20xx, tuvo unos gastos médicos por la implantación de implantes orales.¿Los gastos médicos son deducibles en el IRPF?.RESPUESTAEn el @@28.1@@##LIRPF#...

  • Fecha última revisión: 12/12/1990

  • PLANTEAMIENTOUna entidad abona al personal a su servicio, en base a lo dispuesto en su Convenio Colectivo, determinadas ayudas para gastos médicos.¿Cuál es el tratamiento fiscal aplicable a las mencionadas ayudas?.RESPUESTALas Ayuda para gastos m...

  • Fecha última revisión: 12/12/1990

  • PLANTEAMIENTO La AEAT notifica a un contribuyente (demandante) trámite de audiencia y propuesta de liquidación a declaración de IRPF del ejercicio de 2000, aumentando la base imponible declarada en ganancias patrimoniales.El demandante alega en c...

  • Caso práctico: Consulta vinculante DGT V1313-14: Posibilidad de retener la devolución por IRPF del administrador de una sociedad con deudas tributarias fallidas

    Fecha última revisión: 16/01/2017

  • PLANTEAMIENTOUna persona es socio mayoritario y administrador único de dos sociedades que han sido comprobadas por la Inspección tributaria, habiéndose practicado las liquidaciones tributarias correspondientes, deudas que han sido pagadas o garant...

  • NOTIFICACIÓN DE LA DEUDA ADUANERA - INTERRUPCIÓN PLAZO COMUNICACIÓN DEUDA TRIBUTARIA

    Fecha última revisión: 01/01/2017

  • Materia138804 - DEUDA ADUANERA Y GARANTÍAS - NOTIFICACIÓN DE LA DEUDA ADUANERAPregunta¿Puede interrumpirse el plazo de comunicación al deudor de la deuda tributaria?RespuestaLos plazos de caducidad se suspenderán en caso de que:a) Se presente un...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados