Resolución de Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra, 990567 de 12 de Marzo de 2003

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Economico Administrativo Comunidad Foral de Navarra
  • Fecha: 12 de Marzo de 2003
  • Núm. Resolución: 990567

Resumen

Se solicita la consideración como gastos deducibles de los intereses de préstamo hipotecario destinado a la compra de vivienda habitual, pagados a la entidad promotora, declarada en situación de quiebra. Se estima parcialmente el recurso. Serán gastos deducibles en el período en que se dé su exigibilidad (aquí, en virtud de requerimiento del Juzgado), los intereses de los capitales ajenos invertidos en la vivienda habitual. Pero no pueden incluirse entre los mismos los intereses de demora, ya que revisten un carácter indemnizatorio y no son fruto del capital prestado. Sólo se amparan los devengados en normales condiciones de producción de los tales por el correspondiente préstamo. Pero sí habrán de tenerse como componentes de la base para la deducción, respecto de cuota íntegra, por inversión en vivienda habitual.

Cuestión

Gastos deducibles de los rendimientos de capital inmobiliario por razón de vivienda habitual.

Contestación

Visto escrito presentado por don (?), con D.N.I. número (?) y domicilio en Pamplona (Navarra), en relación con tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año 1994.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El ahora recurrente presentó su reglamentaria declaración-liquidación (número (...)) por el Impuesto y año referidos el día (?) de junio de 1995, resultando de la misma la cantidad a devolver de 197.347 pesetas.

SEGUNDO.- Mediante escrito con fecha de entrada en el Departamento de Economía y Hacienda de (...) de diciembre de 1998 el interesado solicitó la modificación de su autoliquidación correspondiente al año 1994 reclamando la consideración como gasto deducible de los rendimientos del capital inmobiliario por razón de vivienda habitual de los intereses de préstamo hipotecario obtenido en su día por la empresa promotora (?(?)?) y los cuales el recurrente, habiendo comprado correspondiente vivienda habitual, hubo de abonar al haber incurrido esa empresa en situación de quiebra, que vino a ser declarada por el Juzgado de Primera Instancia nº (...), de los de Pamplona. Dicha solicitud fue desestimada por Resolución de la Sección gestora del Impuesto de (?) de marzo de 1999 sobre la base de que no se había presentado ningún certificado que acreditase ?la existencia de un préstamo destinado a la compra de la vivienda ni el pago de los intereses correspondientes?.

TERCERO.- Y frente a dicha Resolución viene ahora el interesado a interponer reclamación económico-administrativa ante este Tribunal Económico-Administrativo Foral, mediante escrito con fecha de entrada en el Departamento de Economía y Hacienda de (...) de mayo de 1999, insistiendo en sus pretensiones, en defensa de las cuales aporta certificación de la entidad ?(?)?.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Ha de declararse la competencia de este Tribunal Económico-Administrativo Foral para el conocimiento y resolución de la reclamación económico-administrativa interpuesta, dada la naturaleza del acto administrativo impugnado, en virtud de lo que disponen los artículos 154 y 155 de la Ley Foral 13/2000, de 14 de diciembre, General Tributaria, y artículos 18 y 19 del Reglamento del recurso de reposición y de las impugnaciones económico-administrativas de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, aprobado por Decreto Foral 178/2001, de 2 de julio, habiendo sido formulado el recurso dentro de plazo y por persona debidamente legitimada al efecto.

SEGUNDO.- El artículo 26.C).2 de la Ley Foral 6/1992, de 14 de mayo, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, dispone que tienen la consideración de gasto deducible para la determinación del rendimiento neto del capital inmobiliario, en el supuesto de la vivienda habitual, ?los intereses de los capitales ajenos invertidos en su adquisición o mejora, con un máximo de 800.000 pesetas anuales?. Por su parte, establece el artículo 74.5.b) de la misma norma que, en concepto de estímulos a la inversión, se podrá deducir de la cuota del Impuesto ?el 15 por ciento de las cantidades satisfechas en el ejercicio por la adquisición o rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir la residencia habitual del sujeto pasivo?.

Ha de tenerse presente que, siendo así que con la finalidad de financiar la construcción de viviendas es habitual el otorgamiento, a correspondiente promotor, de global préstamo hipotecario sobre obra en construcción, y ello de modo tal que ese global préstamo resulta susceptible de quedar luego dividido en tantos otros como adquirentes de vivienda llegue a haber, esa subrogación personal en una tal posición de deudor hipotecario (concretamente por prestatario) hará que hayan de asumirse como propios los intereses que se encuentren pendientes de pago (se trate de pendencia normal o corriente o se trate de irregular pendencia de pagos ya exigibles en su momento). A ese pago, en la medida que luego se verá, le será aplicable lo dispuesto en el artículo 26.C.2 de la Ley Foral del Impuesto antes citado y resultará deducible como gasto en el período impositivo en que su exigibilidad se dio aquí en virtud de requerimiento del Juzgado. Ahora bien: por otra parte viene a incluir el recurrente entre dichos intereses abonados la cantidad que hubo de satisfacer con carácter de intereses de demora. Y a este respecto cabe advertir que cuando la Ley del Impuesto toma como gasto deducible de los rendimientos íntegros de capital inmobiliario (en relación bien con inmuebles cedidos en uso, arrendados o subarrendados o bien con vivienda habitual) los intereses de capitales ajenos (préstamos, etc.) aplicados a la construcción o a la adquisición derivativa del inmueble, es claro que sólo ampara los intereses que se devenguen en las normalizadas condiciones de producción de los tales por el correspondiente préstamo, los cuales aparecen bien medidos en tales estipulaciones; así, un apartamiento del cumplimiento de sus obligaciones de pago de intereses por parte del prestatario, concretamente una dilación en ese pago, podrá dar lugar a otro tipo de intereses (de demora) que, aunque previstos en el correspondiente contrato como de posible ocurrencia, revisten un carácter indemnizatorio: son una suerte de penalización de naturaleza indemnizatoria y no precisamente un fruto del capital prestado; obedecen a lo que es incumplimiento de obligaciones y no hallan su causa en la indirecta relación que se les quiera encontrar con el contrato de préstamo o de crédito-préstamo. Sólo, pues, cabe tomar como gasto deducible lo que se corresponda con la primigenia obligación del prestatario (prestatario primordial o prestatario subrogado): esa obligación, y sólo ella, era la inexcusable (independientemente de situaciones particularizadas, ya sean éstas buscadas o no por el prestatario); y, por tanto, sólo aquellos correspondientes ordinarios intereses a que más arriba nos hemos referido pueden resultar deducibles como gasto, pero no así, por ejemplo, unos intereses de demora. Y si ello es de tal manera en relación con intereses producidos por el incumplimiento de las obligaciones del sujeto pasivo como prestatario, con no menor razón lo será respecto de supuesto en que el sujeto pasivo, adquirente de una vivienda, se vea abocado a responder del pago de unos tales intereses de demora. En fin, en el presente caso se dan unos intereses de demora de 111.088 pesetas producidos hasta el (?) de julio de 1995, fecha de certificación de la deuda que quedó dirigida al interesado; y tales intereses, no poseyendo, según lo dicho, el carácter de gastos deducibles, sí habrán de tomarse como componente de la base para la deducción, respecto de cuota íntegra, por inversión en vivienda habitual. Por otra parte, desde esa fecha y hasta la del pago de la total deuda (en (?) de diciembre de 1995) se devengaron unos intereses también de demora de 899.008 pesetas, los cuales no han de tomarse ni como gasto deducible ni como componente de la base para deducción por inversión en vivienda habitual. Y finalmente sí han de tomarse como gasto deducible los intereses devengados en el año (exigibles en virtud de requerimiento judicial producido en el año) y con independencia de que parte de ellos se pagase o no con otro préstamo obtenido, pues lo determinante para el cómputo de gastos deducibles de los rendimientos íntegros es la ya dicha circunstancia de su exigibilidad y no de su pago, y menos aún de que el tal pago haya de serlo con renta del propio año. Y tal suma de intereses ascendió a 946.050 pesetas, de forma que aquí habrá de tomarse su importe como tal partida de gastos deducibles.

Y, en consecuencia, este Tribunal, en sesión celebrada en el día de la fecha arriba indicada, acuerda estimar en parte la reclamación económico-administrativa interpuesta por Don (?), contra Resolución de la Sección gestora del Impuesto, en relación con tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año 1994, debiéndose dictar una nueva liquidación provisional de conformidad con lo dispuesto en la fundamentación del presente Acuerdo.

Vivienda habitual
Gastos deducibles
Préstamo hipotecario
Contrato de hipoteca
Intereses de demora
Prestatario
Quiebra
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Inversión en vivienda habitual
Cuota íntegra
Capital inmobiliario
Modelo 564. Impuesto sobre Hidrocarburos
Declaraciones-autoliquidaciones
Rendimiento capital inmobiliario
Acto administrativo impugnado
Rendimientos netos del capital inmobiliario
Residencia habitual del sujeto pasivo
Subrogación
Deudor hipotecario
Rendimientos íntegros de capital inmobiliario
Período impositivo
Apartación
Subarriendo
Contrato de préstamo
Incumplimiento de las obligaciones
Intereses devengados
Deducción inversión vivienda habitual
Rendimientos íntegros
Liquidación provisional del impuesto

No se han encontrado resultados...

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados