Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V1172-21 de 29 de Abril de 2021

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: SG de Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas
  • Fecha: 29 de Abril de 2021
  • Núm. Resolución: V1172-21

Normativa

Ley 35/2006, art. 96

Cuestión

A efectos de determinar la obligación de declarar por el IRPF-2020, se pregunta sobre la existencia de uno o dos pagadores como consecuencia de la subrogación empresarial.

Descripción

El consultante es trabajador de servicios auxiliares en las oficinas del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF). En agosto de 2020 se produce una subrogación empresarial al producirse el cambio de entidad adjudicataria del servicio donde trabaja el consultante, por lo que los rendimientos del trabajo de ese empleo los ha percibido de dos pagadores.

Contestación

La obligación de declarar se recoge en el artículo 96 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29), que en el ámbito que aquí interesa —referido únicamente a los rendimientos del trabajo (no consistentes en prestaciones pasivas) y a la existencia de más de un pagador— exime de la obligación de declarar a los contribuyentes cuyos rendimientos no excedan de 22.000 euros anuales, salvo que procedan de más de un pagador, en cuyo caso el límite anterior será de 14.000 euros siempre que las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros anuales, si no se supera esta cantidad el límite se mantiene en los 22.000 euros.

Esta configuración en dos niveles de la obligación de declarar respecto a los rendimientos del trabajo —hasta 22.000 euros y hasta 14.000 euros— encuentra su explicación en el sistema de retenciones aplicable sobre estos rendimientos, sistema que busca una igualdad entre las retenciones practicadas y la cuota impositiva.

Evidentemente, esa situación sólo puede lograrse en el primero de los niveles referidos, esto es, cuando interviene un único pagador de rendimientos, operando así la retención como impuesto definitivo, sin necesidad de tener que presentar la declaración del impuesto, pues el ingreso ya se ha efectuado a través de las retenciones.

Por el contrario, en el segundo nivel, el hecho de intervenir dos pagadores independientes, que por tanto el uno no tiene en cuenta las retribuciones satisfechas por el otro (por lo que las retenciones practicadas serán sustancialmente inferiores a la cuota impositiva), ha forzado al legislador a bajar el límite de la obligación de declarar a 14.000 euros.

Por tanto, en el presente caso el asunto se concreta en determinar la existencia de uno o más pagadores en relación con los rendimientos percibidos por el consultante por su trabajo en el servicio del centro de ADIF servicios auxiliares, teniendo en cuenta que con fecha 1 de agosto de 2020 ha tenido lugar una subrogación empresarial al producirse el cambio de empresa adjudicataria del servicio. Para ello se hace preciso acudir a la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas reguladora de las retenciones.

Por tanto, en el presente caso el asunto se concreta en determinar la existencia de uno o más pagadores en relación con los rendimientos percibidos por el consultante por su trabajo en el servicio del centro de ADIF servicios auxiliares, teniendo en cuenta que con fecha 1 de agosto de 2020 ha tenido lugar una subrogación empresarial al producirse el cambio de empresa adjudicataria del servicio. Para ello se hace preciso acudir a la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas reguladora de las retenciones.

Tanto la Ley del Impuesto (art. 99.2) como el Reglamento del Impuesto (art. 76.1) al establecer quiénes están obligados a retener o ingresar a cuenta incluyen entre los mismos a “los contribuyentes que ejerzan actividades económicas, cuando satisfagan rentas en el ejercicio de sus actividades”. Por tanto, en el presente caso nos encontramos, en principio, con dos pagadores distintos: las dos entidades mercantiles adjudicatarias durante 2020 del servicio donde trabaja el consultante.

El artículo 11 del IV Convenio colectivo sectorial estatal de servicios externos auxiliares y atención al cliente en empresas de servicios ferroviarios establece respecto a la subrogación que “cuando una empresa sea adjudicataria o concesionaria de los servicios ferroviarios previstos en el ámbito funcional del presente convenio, estará obligada a subrogarse de los trabajadores que hayan venido prestando esos servicios, respetando la modalidad de contratación y los derechos y obligaciones que viniesen disfrutando en el puesto de trabajo durante los últimos 6 meses anteriores a la subrogación, siempre y cuando estos provengan de pactos y acuerdos lícitos, que se hayan puesto en su conocimiento junto con la documentación pertinente (…)”

En el presente caso, se produce (conforme a la documentación aportada con el escrito de consulta) una subrogación en los términos del citado precepto, lo que nos lleva al artículo 44.1 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre (BOE del día 24), dispone que “el cambio de titularidad de una empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma no extinguirá por sí mismo la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior, incluyendo los compromisos de pensiones, en los términos previstos en su normativa específica, y, en general, cuantas obligaciones en materia de protección social complementaria hubiere adquirido el cedente”.

Por su parte, en el ámbito tributario, el artículo 42.1 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (BOE del día 18) determina que 'serán responsables solidarios de la deuda tributaria las siguientes personas o entidades:

a) (...).

c) Las que sucedan por cualquier concepto en la titularidad o ejercicio de explotaciones o actividades económicas, por las obligaciones tributarias contraídas del anterior titular y derivadas de su ejercicio. La responsabilidad también se extenderá a las obligaciones derivadas de la falta de ingreso de las retenciones e ingresos a cuenta practicadas o que se hubieran debido practicar. (...)”.

Esta doble incidencia que en los ámbitos laboral y tributario tiene la sucesión de empresa nos lleva a concluir, por lo que respecta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que cuando se produce la subrogación del personal en los términos mencionados, la empresa cesionaria mantiene la condición de mismo pagador, a efectos de la determinación del tipo de retención aplicable sobre los rendimientos del trabajo a percibir por el consultante como trabajador procedente de la empresa cedente. Por tanto, no se produce la existencia de más de un pagador, a efectos del límite determinante de la obligación de declarar respecto a los rendimientos del trabajo, por lo que en tales circunstancias el límite excluyente de la obligación de presentar declaración en relación con la obtención de rendimientos del trabajo será el recogido en el párrafo a) del artículo 96.2 de la Ley del Impuesto, es decir: 22.000 euros anuales.

Aclarado lo anterior, plantea también el consultante en su escrito que por un error entre la empresa contratista saliente y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) le fue abonado la prestación por desempleo por estar incluido en un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) durante un mes en el que estaba de baja laboral por la Covid 19, por lo que está pendiente de devolver al SEPE el importe de la prestación indebidamente percibida.

La imputación temporal de las rentas se recoge en el artículo 14 de la Ley 35/2006, precepto que en su apartado 1.a) establece como regla general para los rendimientos del trabajo su imputación “al período impositivo en que sean exigibles por su perceptor”.

En el presente caso, y en relación con la cuestión formulada, nos encontramos con unos rendimientos del trabajo indebidamente percibidos: los correspondientes a la prestación por desempleo durante el mes en que el consultante estaba de baja laboral por la Covid 19 y que va a reintegrar al SEPE.

Pues bien, respecto a estos rendimientos del trabajo indebidamente percibidos en 2020 procede indicar que ese carácter de indebidos, no exigibles —por tanto— por su perceptor y que deben ser reintegrados al pagador comporta que no proceda incluirlos en la liquidación del IRPF-2020, ello con independencia del momento en que se realice su devolución al pagador.

Lo que comunico a usted con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (BOE del día 18).

Subrogación empresarial
Rendimientos del trabajo
Adjudicataria
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Subrogación
Infraestructuras ferroviarias
Rentas sujetas al IRNR
Impuesto sobre sociedades
Actividades económicas
Servicio público de empleo estatal
Obligados a retener o ingresar a cuenta
Convenio colectivo
Concesionaria
Puesto de trabajo
Centro de trabajo
Prestación por desempleo
Responsable solidariamente
Obligaciones tributarias
Deuda tributaria
Retenciones e ingresos a cuenta
Baja en la seguridad social
Coronavirus
Empresa cesionaria
Empresa cedente
Empresa contratista
Expediente de regulación de empleo
Imputación temporal
Prestaciones indebidamente percibidas
Período impositivo
ERE temporal
Liquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 35/2006 de 28 de Nov (IRPF -Impuesto sobre la renta de las personas físicas-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 285 Fecha de Publicación: 29/11/2006 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2007 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

RDLeg. 2/2015 de 23 de Oct (Estatuto de los Trabajadores) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 255 Fecha de Publicación: 24/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 13/11/2015 Órgano Emisor: Ministerio De Empleo Y Seguridad Social

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Sucesión de empresas en los sectores de limpieza o seguridad

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 01/02/2019

    En sectores como el de la limpieza o seguridad, donde la actividad se fundamenta en la mano de obra, cuando se produzca la subrogación de una parte significativa de trabajadores se entenderá que existe sucesión de empresa a efectos del art. 44 E...

  • Subrogación de trabajadores vía sucesión de plantillas

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 10/01/2019

    Cuando se produzca la subrogación de una parte significativa de trabajadores en sectores en los que la actividad se fundamenta en mano de obra, se entenderá que existe sucesión de empresa a efectos del art. 44, ET. Aun no dándose los presupuesto...

  • La sucesión de empresa o subrogación empresarial

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 28/06/2021

    El cambio de la titularidad de la empresa, centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma de la misma, no extinguirá por sí mismo la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seg...

  • Subrogación de trabajadores por vía convencional

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 28/06/2021

    La subrogación de trabajadores no viene impuesta por el art. 44 del ET, sino por el convenio colectivo aplicable.El texto estatutario puede imponer limitaciones a la subrogación en base a conceptos como: antigüedad, categoría profesional, númer...

  • Orígenes y negocios jurídicos para el cambio de titularidad de empresa y sus efectos en el ámbito laboral

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 19/09/2019

    Los acontecimientos constitutivos del cambio de titularidad de la empresa o de alguno de sus elementos dotado de autonomía productiva, han de ser, siguiendo la formulación de la propia ley española, actos 'inter vivos' determinantes de una 'transm...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados