Resolución Vinculante de Dirección General de Tributos, V1841-15 de 11 de Junio de 2015

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: SG de Impuestos sobre las Personas Jurídicas
  • Fecha: 11 de Junio de 2015
  • Núm. Resolución: V1841-15

Normativa

Ley 27/2014, del Impuesto sobre Sociedades, art: 15 y 120.LIVA / Ley 37/1992; art. 4, 5 ,8, 11, 68, 120, 135 a 139 y 164.

Cuestión

¿Qué documento necesita el punto de recogida para poder desgravarse la compra de terminales? Ese documento, ¿llevaría IVA? En caso de llevar IVA, ¿cuál sería el porcentaje a aplicar? ¿Cómo tributa el IVA de la venta del punto de recogida a la consultante? ¿Cómo tributa la venta de móviles de la consultante a países extracomunitarios? ¿Cómo tributa el IVA de la comisión?

¿Qué documento necesita la consultante para desgravarse la compra de móviles a personas físicas y jurídicas través de la Web? Y ¿Cómo tributa en el IVA? ¿Cómo tributa el IVA de la relación entre la consultante y los patrocinadores?

¿Qué documento tiene que emitir la ONG para que la consultante se pueda deducir la donación como gasto? ¿Qué tipo de porcentaje de IVA tiene que tener ese documento? ¿Necesita la consultante algún documento para justificar la adquisición de los móviles? Y en caso de ser afirmativo ¿Cómo tributa en el IVA?

Descripción

La entidad consultante se dedica a la compraventa de telefonía móvil usada.

Por un lado, disponen de un software de gestión de recogida de terminales al cual se asociarían diferentes puntos de recogida que comprarían los terminales a particulares y los valorarían a través de la aplicación de la consultante, llevando implícito un margen comercial. El sistema generaría un contrato de venta de móviles del particular al punto de recogida.

Una vez que el punto de recogida compra un número de terminales suficientes, los vendería a la consultante, bien directamente, bien a través de un intermediario comisionista.

Por otra parte, la entidad consultante, dispone de una web en la que tanto personas físicas como jurídicas podrían valorar sus teléfonos y vendérselos a la consultante. Dentro de esta opción, los patrocinadores darían visibilidad y publicidad de la web, en sus medios, a cambio de un porcentaje de las compras en concepto de comisión.

Finalmente, la entidad consultante, efectúa la recogida de móviles usados por medio de tubos de cartón que se colocarían en entes públicos y privados que actuarían como colaboradores. Las empresas y particulares depositarían los móviles en los tubos que decidan en función de la serigrafía que indica la ONG individual a la que quieren donar sus móviles. Al no soportar ningún coste de compra por estos terminales recogidos, la entidad consultante, los valora y hace una donación a la correspondiente ONG.

Contestación

Impuesto sobre Sociedades.

En cuanto a los documentos necesarios para la deducción de gastos en materia del Impuesto sobre Sociedades, cabe destacar, que en materia de justificación documental, el artículo 120 de la LIS exige a los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades llevar su contabilidad de acuerdo con lo previsto en el Código de Comercio o con lo establecido en las normas por las que se rigen. Además, el Código de Comercio, en su título III, bajo la rúbrica "de la contabilidad de los empresarios", artículos 25 y siguientes, establece que todo empresario debe llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones. A su vez, estarán obligados a conservar los libros, correspondencia, documentación y justificantes concernientes a su negocio, debidamente ordenados durante seis años, con el fin de poder acreditar la realidad de las operaciones reflejadas en los asientos contables.

A su vez, el artículo 106 de la Ley 58/2003, de 17 de Diciembre, General Tributaria dispone:

"1. En los procedimientos tributarios serán de aplicación las normas que sobre medios y valoración de prueba se contienen en el Código Civil y en la Ley 1/2000, de 7 de Enero, de Enjuiciamiento Civil, salvo que la ley establezca otra cosa.

2. La ley propia de cada tributo podrá exigir requisitos formales de deducibilidad para determinadas operaciones que tengan relevancia para la cuantificación de la obligación tributaria.

3. Los gastos deducibles y las deducciones que se practiquen, cuando estén originados por operaciones realizadas por empresarios o profesionales, deberán justificarse de forma prioritaria, mediante la factura entregada por el empresario o profesional que haya realizado la correspondiente operación o mediante el documento sustitutivo emitido con ocasión de su realización que cumplan en ambos supuestos los requisitos señalados en la normativa tributaria."

A estos efectos, debe tenerse en cuenta lo establecido en relación con la prueba en el Capítulo V del Título I del Libro IV del Código Civil, así como lo dispuesto en los Capítulos V y VI del Título I del Libro II de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Concretamente, el artículo 299 de la Ley 1/2000 enumera los medios de prueba.

Por lo que se refiere a la valoración de las pruebas, hay que señalar que en nuestro ordenamiento jurídico rige el principio general de valoración libre y conjunta de todas las pruebas aportadas, quedando descartado como principio general el sistema de prueba legal o tasada, correspondiendo la valoración de las pruebas aportadas a los órganos de la Administración tributaria competentes en materia de comprobación.

En consecuencia, este Centro Directivo no puede especificar cuáles son los medios más idóneos para acreditar la cuestión planteada ya que no están contemplados de forma explícita en la Ley del Impuesto ni en las normas dictadas en su desarrollo. Será el interesado quien habrá de presentar, en cada caso, los medios de prueba que, conforme a derecho, sirvan para justificar su derecho, los cuales serán valorados por la Administración tributaria competente en materia de comprobación.

En cuanto al documento que tiene que emitir la ONG para que la consultante se pueda deducir la donación como gasto, cabe destacar que el artículo 15 en su apartado e), de la LIS establece:

ђNo tendrán la consideración de gastos fiscalmente deducibles:
(…)
e) Los donativos y liberalidades.
(…)Ғ
Por otra parte el artículo 20 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo:

ђLos sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones previstas en los capítulos II, III y IV del Título VI de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, el 35 por 100 de la base de la deducción determinada según lo dispuesto en el artículo 18. Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.

Si en los dos períodos impositivos inmediatos anteriores se hubieran realizado donativos, donaciones o aportaciones con derecho a deducción en favor de una misma entidad por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del período impositivo anterior, el porcentaje de deducción aplicable a la base de la deducción en favor de esa misma entidad será el 40 por ciento.

2. La base de esta deducción no podrá exceder del 10 por 100 de la base imponible del período impositivo. Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivosҒ.

R>Por lo tanto, cuando se trate de donaciones a entidades sin fines lucrativos a las que se refiere el artículo 2 de la Ley 49/2002 que cumplan los requisitos del artículo 3 de la misma Ley, el importe de la donación no origina un gasto fiscalmente deducible conforme a lo establecido en el artículo 15 de la LIS, sino una deducción en la cuota del Impuesto sobre Sociedades conforme establece el artículo 20 de la Ley 49/2002.

Finalmente, en cuanto al documento necesario para que la consultante se pueda aplicar la deducción en la cuota del Impuesto sobre Sociedades, el artículo 24 de la Ley 49/2002 establece:

ђ1. La efectividad de los donativos, donaciones y aportaciones deducibles se justificará mediante certificación expedida por la entidad beneficiaria, con los requisitos que se establezcan reglamentariamente.

2. La entidad beneficiaria deberá remitir a la Administración tributaria, en la forma y en los plazos que se establezcan reglamentariamente, la información sobre las certificaciones expedidas.

3. La certificación a la que se hace referencia en los apartados anteriores deberá contener, al menos, los siguientes extremos:

a) El número de identificación fiscal y los datos de identificación personal del donante y de la entidad donataria.

b) Mención expresa de que la entidad donataria se encuentra incluida en las reguladas en el artículo 16 de esta Ley.

c) Fecha e importe del donativo cuando éste sea dinerario.

d) Documento público u otro documento auténtico que acredite la entrega del bien donado cuando no se trate de donativos en dinero.

e) Destino que la entidad donataria dará al objeto donado en el cumplimiento de su finalidad específica.

f) Mención expresa del carácter irrevocable de la donación, sin perjuicio de lo establecido en las normas imperativas civiles que regulan la revocación de donacionesҒ.

Adicionalmente, el artículo 6.1 del Reglamento para la aplicación del régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo (en adelante el Reglamento), aprobado por Real Decreto 1270/2003, de 10 de octubre (BOE de 23 de octubre), desarrolla este precepto en los siguientes términos:

"1. La certificación a la que se hace referencia en el artículo 24 de la Ley 49/2002 deberá contener la siguiente información:

a) El número de identificación fiscal y los datos de identificación personal del donante y de la entidad donataria.

b) Mención expresa de que la entidad donataria se encuentra incluida entre las entidades beneficiarias de mecenazgo de acuerdo con lo establecido en la Ley 49/2002.

c) Fecha e importe del donativo cuando éste sea dinerario.

d) Documento público u otro documento auténtico que acredite la entrega del bien donado cuando no se trate de donativos en dinero.

e) Destino que la entidad donataria dará al objeto donado en el cumplimiento de su finalidad específica.

f) Mención expresa del carácter irrevocable de la donación, sin perjuicio de lo establecido en las normas imperativas civiles que regulan la revocación de donacionesҒ.

Por tanto, la entidad beneficiaria de la donación deberá expedir la certificación a que hace referencia el artículo 24 de la Ley 49/2002, y el artículo 6 del Reglamento, con el contenido especificado en los citados preceptos.

Impuesto sobre el Valor Añadido.

El artículo 4, apartado uno, de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre), dispone que estarán sujetas al Impuesto las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del Impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, incluso si se efectúan en favor de los propios socios, asociados, miembros o partícipes de las entidades que las realicen.

El artículo 5, apartado uno, de la referida Ley establece, en cuanto al concepto de empresario o profesional, lo siguiente:

"Uno. A los efectos de lo dispuesto en esta Ley, se reputarán empresarios o profesionales:

a) Las personas o entidades que realicen las actividades empresariales o profesionales definidas en el apartado siguiente de este artículo.

R>(…).".

Por su parte el artículo 5, apartado dos de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, dispone lo siguiente:

"Dos. Son actividades empresariales o profesionales las que impliquen la ordenación por cuenta propia de factores de producción materiales y humanos o de uno de ellos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

En particular, tienen esta consideración las actividades extractivas, de fabricación, comercio y prestación de servicios, incluidas las de artesanía, agrícolas, forestales, ganaderas, pesqueras, de construcción, mineras y el ejercicio de profesiones liberales y artísticas.

(…).".

El artículo 8, apartado uno, párrafo primero de la Ley 37/1992, dispone que se considerará entrega de bienes la transmisión del poder de disposición sobre bienes corporales, incluso si se efectúa mediante cesión de títulos representativos de dichos bienes.

Por su parte, el artículo 11 de la misma Ley dispone, en extracto, lo siguiente:
"
Uno. A los efectos del Impuesto sobre el Valor Aña-di-do, se en-tenderá por prestación de servi-cios toda operación sujeta al citado tributo que, de acuerdo con esta Ley, no tenga la consideración de entrega, adquisición intracomunitaria o importación de bienes.

Dos. En particular, se considerarán prestaciones de ser-vi-cios:

(…)

15º. Las operaciones de mediación y las de agencia o comi-sión cuando el agente o comisio-nista actúe en nombre ajeno. Cuando actúe en nombre propio y medie en una prestación de ser-vicios se entenderá que ha recibido y prestado por sí mismo los correspondientes servicios.

(…).".

El artículo 120 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, que regula las normas generales aplicables en relación con los regímenes especiales previstos en dicho Impuesto, establece lo siguiente:

"Uno. Los regímenes especiales en el Impuesto sobre el Valor Añadido son los siguientes:

1º. Régimen simplificado.

2º. Régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.

3º. Régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección.

4º. Régimen especial aplicable a las operaciones con oro de inversión.

5º. Régimen especial de las agencias de viajes.

6º. Régimen especial del recargo de equivalencia.

7º.Régimen especial aplicable a los servicios prestados por vía electrónica.

8º. Régimen especial del grupo de entidades.

9º. Régimen especial del criterio de caja.

Dos. Los regímenes especiales regulados en este Título tendrán carácter voluntario a excepción de los comprendidos en los números 4º, 5º y 6º del apartado anterior, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 140 ter de esta Ley.

Tres. El régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección se aplicará exclusivamente a los sujetos pasivos que hayan presentado la declaración prevista en el artículo 164, apartado uno, número 1º de esta ley, relativa al comienzo de las actividades que determinan su sujeción al Impuesto.

R>Cuatro. Los regímenes especiales simplificado y de la agricultura, ganadería y pesca se aplicarán salvo renuncia de los sujetos pasivos, ejercitada en los plazos y forma que se determinen reglamentariamente.

El régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección se aplicará salvo renuncia de los sujetos pasivos, que podrá efectuarse para cada operación en particular y sin comunicación expresa a la Administración.

Cinco. El régimen especial aplicable a los servicios prestados por vía electrónica se aplicará a aquellos operadores que hayan presentado la declaración prevista en el artículo 163 ter de esta Ley, relativa al comienzo de la realización de las prestaciones de servicios electrónicos efectuadas en el interior de la Comunidad.".

De acuerdo con lo anterior, en el supuesto de que resulte aplicable a las operaciones de venta de bienes usados el régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección, dicho régimen de carácter opcional se aplicará, salvo renuncia, que podrá efectuarse para cada operación en particular y sin comunicación expresa a la Administración. Es decir, no existe obligación de aplicar, en su caso, el mencionado régimen especial al conjunto de las operaciones efectuadas, pudiéndose aplicar sólo respecto de aquellas entregas que se considere oportuno.

No obstante, el mencionado régimen especial sólo podrá aplicarse si el sujeto pasivo ha presentado la declaración prevista en el artículo 164, apartado uno, número 1º de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, relativa al comienzo de las actividades que determinan su sujeción al Impuesto.

El artículo 135 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, que regula los requisitos para la aplicación del régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección, preceptúa lo siguiente:

"Uno. Los sujetos pasivos revendedores de bienes usados o de bienes muebles que tengan la consideración de objetos de arte, antigüedades u objetos de colección aplicarán el régimen especial regulado en este Capítulo a las siguientes entregas de bienes:

1º. Entregas de bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección adquiridos por el revendedor a:

Una persona que no tenga la condición de empresario o profesional.

(…)

2º. Entregas de objetos de arte, antigüedades u objetos de colección que hayan sido importados por el propio sujeto pasivo revendedor.

3º. Entregas de objetos de arte adquiridos a empresarios o profesionales en virtud de las operaciones a las que haya sido de aplicación el tipo impositivo reducido establecido en el artículo 91, apartado uno, números 4 y 5 de esta Ley.

Dos. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, los sujetos pasivos revendedores podrán aplicar a cualquiera de las operaciones enumeradas en el mismo el régimen general del Impuesto, en cuyo caso tendrán derecho a deducir las cuotas del Impuesto soportadas o satisfechas en la adquisición o importación de los bienes objeto de reventa, con sujeción a las reglas establecidas en el Título VIII de esta Ley.

(…).".

El artículo 136 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, que regula el concepto de bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección y de sujeto pasivo revendedor, dispone lo siguiente:

"Uno. A los efectos de lo dispuesto en esta Ley se considerarán:

1º. Bienes usados, los bienes muebles corporales susceptibles de uso duradero que, habiendo sido utilizados con anterioridad por un tercero, sean susceptibles de nueva utilización para sus fines específicos.
No tienen la consideración de bienes usados:


a) Los materiales de recuperación, los envases, los embalajes, el oro, el platino y las piedras preciosas.
Los bienes que hayan sido utilizados, renovados o transformados por el propio sujeto pasivo transmitente o por su cuenta. A efectos de lo establecido en este Capítulo se considerarán de renovación las operaciones que tengan por finalidad el mantenimiento de las características originales de los bienes cuando su coste exceda del precio de adquisición de los mismos.

(…)
4º. Antigüedades, los objetos que tengan más de cien años de antigüedad y no sean objetos de arte o de colección (código NC 9706 00 00).

5º. Revendedor de bienes, el empresario que realice con carácter habitual entregas de los bienes comprendidos en los números anteriores, que hubiesen sido adquiridos o importados para su posterior reventa.

También tiene la condición de revendedor el organizador de ventas en subasta pública de los bienes citados en el párrafo anterior, cuando actúe en nombre propio en virtud de un contrato de comisión de venta".

En caso de que resulte de aplicación este régimen especial, la base imponible se determinará en función del margen de beneficio global o de cada operación en los términos establecidos en el artículo 137 de la Ley 37/1992.

En cuanto a la repercusión y deducibilidad del Impuesto, en caso de resultar de aplicación este régimen especial, los artículos 138 y 139 de la señalada Ley disponen lo siguiente:

R>"Artículo 138. Repercusión del Impuesto.

En las facturas que documenten las operaciones a que resulte aplicable este régimen especial, los sujetos pasivos no podrán consignar separadamente la cuota repercutida, debiendo entenderse ésta comprendida en el precio total de la operación.

No serán deducibles las cuotas soportadas por los adquirentes de bienes usados, objetos de arte, antigüedades u objetos de colección que les hayan sido entregados por sujetos pasivos revendedores con aplicación del régimen especial regulado en este Capítulo.
Artículo 139. Deducciones.

Los sujetos pasivos revendedores no podrán deducir las cuotas del Impuesto soportadas o satisfechas por la adquisición o importación de bienes que sean a su vez transmitidos por aquéllos en virtud de entregas sometidas a este régimen especial.".

De acuerdo con lo expuesto, los teléfonos objeto de consulta tendrán la consideración de bienes usados cuando dichos objetos reúnan los requisitos contenidos en el mencionado artículo 136, apartado uno, número 1º, de la Ley 37/1992, hecho que parece concurrir en el supuesto consultado.

El artículo 68, apartado uno, de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido dispone lo siguiente:

"El lugar de realización de las entregas de bienes se determinará según las reglas siguientes:

Uno. Las entregas de bienes que no sean objeto de expedición o transporte, se entenderán realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto cuando los bienes se pongan a disposición del adquirente en dicho territorio.".

Por su parte el apartado dos, número 1º, párrafo primero, de dicho preceptúa establece lo siguiente:

"Dos. También se entenderán realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto:

1º. Las entregas de bienes muebles corporales que deban ser objeto de expedición o transporte para su puesta a disposición del adquirente, cuando la expedición o transporte se inicien en el referido territorio, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado cuatro de este artículo.".

Por lo que respecta a las reglas generales de localización de las prestaciones de servicios, el artículo 69 .Uno de la misma Ley establece lo siguiente:

Uno. Las prestaciones de servicios se entenderán realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado siguiente de este artículo y en los artículos 70 y 72 de esta Ley, en los siguientes casos:

1º. Cuando el destinatario sea un empresario o profesional que actúe como tal y radique en el citado territorio la sede de su actividad económica, o tenga en el mismo un establecimiento permanente o, en su defecto, el lugar de su domicilio o residencia habitual, siempre que se trate de servicios que tengan por destinatarios a dicha sede, establecimiento permanente, domicilio o residencia habitual, con independencia de dónde se encuentre establecido el prestador de los servicios y del lugar desde el que los preste.

(…).".

De acuerdo con lo expuesto, las entregas de bienes usados a que se refiere el escrito de consulta que no sean objeto de transporte fuera del territorio de aplicación del Impuesto o bien cuando, siendo transportadas fuera de dicho territorio, el lugar de inicio del mismo se produzca en el mencionado territorio, se entenderán realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido, estando, por tanto, sujetas a dicho Impuesto.

De igual forma, los servicios de mediación o de publicidad que puedan prestarse a la entidad consultante también se entenderán realizados en el territorio de aplicación del Impuesto por aplicación de la regla contenida en el artículo 69.Uno.1º previamente reproducida.

El artículo 164, apartado uno, número 3º, de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido dispone que sin perjuicio de lo establecido en el Título anterior de dicha Ley, los sujetos pasivos del Impuesto estarán obligados, con los requisitos, límites y condiciones que se determinen reglamentariamente, a:

"3º. Expedir y entregar factura de todas sus operaciones, ajustada a lo que se determine reglamentariamente.".

El desarrollo reglamentario de dicho precepto se ha llevado a cabo por el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación aprobado por el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre (BOE de 1 de diciembre).

El artículo 16 del mencionado Reglamento, que se ocupa de regular las particularidades de la obligación de documentar las operaciones en los regímenes especiales del Impuesto, dispone en su apartado 2, lo siguiente:

"2. Sin perjuicio del cumplimiento del resto de obligaciones establecidas en este título, los sujetos pasivos que apliquen el régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección deberán cumplir, respecto de las operaciones afectadas por el referido régimen especial, las siguientes obligaciones específicas:

a) Expedir un documento que justifique cada una de las adquisiciones efectuadas a quienes no tengan la condición de empresarios o profesionales actuando como tales. Dicho documento de compra deberá ser firmado por el transmitente y contendrá los datos y requisitos a que se refiere el artículo 6.1.

b) En todo caso, en las facturas que expidan los sujetos pasivos revendedores por las entregas sometidas al régimen especial, deberá hacerse constar la mención a que se refieren los artículos 6.1.o) ó 7.1.i).

c) En las facturas que expidan los sujetos pasivos revendedores por las entregas sometidas al régimen especial no podrán consignar separadamente la cuota del Impuesto sobre el Valor Añadido repercutida, y esta deberá entenderse comprendida en el precio total de la operación.".

De acuerdo con todo lo señalado en los apartados anteriores y por lo que respecta al Impuesto sobre el Valor Añadido, se le informa de lo siguiente en relación con cada una de las operaciones referidas en el escrito presentado:

A) Compra de teléfonos usados a tiendas que los han adquirido previamente a particulares.

La venta de terminales móviles, tanto por parte de las distintas tiendas como por la entidad consultante, es una actividad empresarial sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido, tributando, en principio, al tipo impositivo general del 21 por ciento regulado en el artículo 90.Uno de la Ley 37/1992.

Por otro lado, la transmisión onerosa de teléfonos usados por personas físicas que no actúan como empresarios o profesionales no estará sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido.

Las ventas de terminales móviles, tanto por las distintas tiendas como por la consultante, podrán acogerse al régimen especial de bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección, en cuyo caso, las cuotas del Impuesto soportadas por la adquisición de los mismos no serán deducibles para la consultante. Dichas ventas deberán documentarse a través de la correspondiente factura que contendrá las menciones establecidas por el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación.

Por otro lado, dado que, según se señala en el escrito de consulta, la venta de terminales móviles por parte de la entidad consultante se efectúa a destinatarios establecidos fuera de la Unión Europea, tales entregas estarán exentas de conformidad con el artículo 21 de la Ley del Impuesto, el cual establece que "estarán exentas del Impuesto, en las condiciones y con los requisitos que se establezcan reglamentariamente, las siguientes operaciones:

1º. Las entregas de bienes expedidos o transportados fuera de la Comunidad por el transmitente o por un tercero que actúe en nombre y por cuenta de éste.

2º. Las entregas de bienes expedidos o transportados fuera de la Comunidad por el adquirente no establecido en el territorio de aplicación del Impuesto o por un tercero que actúe en nombre y por cuenta de él.

(…).".
Finalmente, en el caso de que un intermediario prestase servicios de mediación a la entidad consultante tales servicios estarán sujetos al Impuesto sobre el Valor Añadido, tributando al tipo general del 21 por ciento.

B) Compra de teléfonos usados directamente a particulares o a otros empresarios o profesionales.

Tal y como se señalaba en la letra anterior, la venta de terminales móviles por parte de empresarios o profesionales estará sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido, tributando al tipo impositivo general del 21 por ciento regulado en el artículo 90.Uno de la Ley 37/1992. Tales ventas podrán acogerse al régimen especial de bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección cuando se reúnan los requisitos establecidos por el artículo 135 de la Ley del Impuesto previamente reproducido, en cuyo caso, las cuotas del Impuesto soportadas por la adquisición de los mismos no serían deducibles para la consultante.

Dichas ventas deberán documentarse a través de la correspondiente factura que contendrá las menciones establecidas por el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación.

Por otro lado, la transmisión onerosa de teléfonos usados por personas físicas que no actúan como empresarios o profesionales no estará sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido.

Finalmente, en el caso de que un empresario o profesional prestase servicios de publicidad a la entidad consultante tales servicios estarán sujetos al Impuesto sobre el Valor Añadido, tributando al tipo general del 21 por ciento.

C) Recogida de teléfonos usados por medio de tubos de cartón que se colocan por entes públicos y privados colaboradores para ser donados posteriormente a una ONG.

De la escueta descripción de hechos realizada en el escrito de consulta, parece deducirse que la entidad consultante presta unos servicios de gestión y recogida de donativos en forma de bienes corporales (terminales móviles) efectuados en favor de distintas ONG por particulares.

Los servicios consistirían básicamente en la instalación y mantenimiento de tubos de cartón que se colocarían en distintos establecimientos para la recogida de terminales móviles. Los donantes depositarían los terminales móviles que quieran donar en los tubos que decidan en función de la serigrafía que indica la ONG a la que quieren efectuar la donación.

No se señala si por la prestación de tales servicios percibe una comisión.

En particular, se pregunta sobre la sujeción al Impuesto sobre el Valor Añadido de las entregas de los móviles en concepto de donación efectuada por la consultante. Sin embargo, tal y como se acaba de expresar, parece que la entidad consultante no adquiere para sí los móviles donados sino que presta un servicio de gestión de tales donaciones efectuadas por los donantes a las distintas ONG. Por tanto, por lo que respecta a la entidad consultante, únicamente existirá una prestación de servicios que, como suele ser habitual, cuando se realice a cambio de una contraprestación, estará sujeta y no exenta del Impuesto.

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Impuesto sobre el Valor Añadido
Bienes usados
Donación
Período impositivo
Impuesto sobre sociedades
Donativos y liberalidades
Entrega de bienes
Donatario
Persona física
Entidades sin animo de lucro
Empresario individual
Prestación de servicios
Pruebas aportadas
Sujetos pasivos Impuesto sobre Sociedades
Medios de prueba
Gastos deducibles
Base de deducción
Donante
Deducciones en la cuota
Beneficios fiscales
Número de identificación fiscal
Documento público
Identificación personal
Documento auténtico
Importaciones de bienes
Actividades empresariales y profesionales
Entes públicos
Asiento contable
Entrega de facturas
Obligaciones tributarias
Procedimientos Tributarios
Bienes muebles
Cuota íntegra
Actividades empresariales
Bonificaciones
Porcentaje de deducción
A título oneroso
Residencia habitual
Tramitación telemática
Régimen agencias de viajes

Ley 1/2000 de 7 de Ene (Enjuiciamiento civil) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 7 Fecha de Publicación: 08/01/2000 Fecha de entrada en vigor: 08/01/2001 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 27/2014 de 27 de Nov (Impuesto sobre Sociedades) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 288 Fecha de Publicación: 28/11/2014 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2015 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 49/2002 de 23 de Dic (Régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 308 Fecha de Publicación: 24/12/2002 Fecha de entrada en vigor: 25/12/2002 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 1270/2003 de 10 de Oct (Reglamento para aplicacion del regimen fiscal de entidades sin fines lucrativos y de incentivos al mecenazgo) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 254 Fecha de Publicación: 23/10/2003 Fecha de entrada en vigor: 24/10/2003 Órgano Emisor: Ministerio De Hacienda

Real Decreto 1619/2012 de 30 de Nov (Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 289 Fecha de Publicación: 01/12/2012 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2013 Órgano Emisor: Ministerio De Hacienda Y Administraciones Publicas

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Obligaciones de facturación

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 15/01/2018

    Los empresarios o profesionales están obligados a expedir y entregar factura u otros justificantes por las operaciones que realicen en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, así como a conservar copia o matriz de aquellos.También...

  • Impuesto sobre el Valor Añadido ÁLAVA (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 07/03/2018

    El Impuesto sobre el Valor Añadido en Álava se encuentra regulado por el Decreto Foral Normativo 12/1993, de 19 de enero, por el que se aprueba la normativa reguladora del Impuesto sobre el Valor Añadido y por Decreto foral 124/1993, del Consejo d...

  • Impuesto sobre el Valor Añadido GIPUZKOA (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 11/07/2016

    El Impuesto sobre el Valor Añadido en Gipuzkoa (IVA Gipuzkoa) se encuentra regulado en el DECRETO FORAL 102/1992, de 29 de diciembre. Se trata de un impuesto de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo y grava las entregas de bienes y prestac...

  • Supuestos especiales de repercusión (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 02/05/2016

    La repercusión del Impuesto deberá efectuarse al tiempo de expedir y entregar la factura correspondiente. Se tratarán a continuación algunas especialidades en relación con la repercusión del IVA en los diferentes regímenes especiales:Régimen...

  • Facturación (IVA)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 12/01/2017

    Los empresarios o profesionales están obligados a: Expedir factura y copia de éstas, por las entregas de bienes y prestaciones de  servicios que realicen en el desarrollo de su actividad incluidas las operaciones no sujetas y las sujetas pero e...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados