Regulación de las circunstancias agravantes y atenuantes, así como de la denominada circunstancia mixta en el Código Penal

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

Partiendo de la base de que la pena debe ser correlativa al delito cometido y a las circunstancias que lo rodeen, éstas podrán consistir en atenuantes o agravantes

1. las atenuantes son las que conllevan una disminución de la responsabilidad.

2. las agravantes son las que conllevan un aumento de la responsabilidad del autor, y

En muchas ocasiones podemos encontrarnos circunstancias mixtas.

Hay que recordar aquí que, los delitos establecen unos márgenes de maniobra entre los que, el juez en el momento de dictar sentencia deberá establecer la condena.

También se clasifican en circunstancias objetivas y subjetivas. Las objetivas son circunstancias que rodean al injusto, mientras que las subjetivas son las que rodean la culpabilidad.

 

1. Atenuantes

En el Art. 21 ,Código Penal se establecen efectos para determinadas eximentes que se recogen en el Art. 20 ,Código Penal, cuando no concurrieren todos los requisitos necesarios para eximir de responsabilidad plenamente en sus respectivos casos: eximentes incompletas

En el Art. 20 ,Código Penal se recogen las siguientes causas que eximen de la responsabilidad criminal:

- La alteración o anomalía psíquica del autor de la infracción penal, siempre que la tenga en el momento de cometer la infracción, y que le impida comprender la ilicitud del hecho.

- Que el causante del hecho ilícito esté en un momento de intoxicación plena  por alcohol, drogas, estupefacientes u otras sustancias que produzcan efectos análogos, siempre que no las haya consumido precisamente para la comisión del delito.

- Si el autor es una persona que tiene alterada su percepción de la realidad desde el nacimiento.

- El que obre por defensa propia de su persona o de sus propios derechos, también estará eximido de responsabilidad.

- El que lesione un bien jurídico de otra persona o infrinja un deber para evitar un mal ajeno o propio.

- Si se obra impulsado por un miedo insuperable.

- Y el que obra en cumplimiento de un deber, oficio, cargo o derecho.

Para que se considere una eximente como una atenuante, no es necesario que cumpla todos los requisitos, sino que cuando no concurriese de forma correcta para ser eximente completa, se utilizará como eximente incompleta.

Algunos casos como el de la minoría de edad que se prevé en el Art. 19 ,Código Penal, no es graduable, o se es mayor o menor de edad.

La jurisprudencia exige que para que se consideren las eximentes, que en éstas estén presentes al menos los requisitos esenciales de la misma. Es decir, en el caso de que haya una eximente, si le falta un requisito, éste no puede ser uno esencial para que se pueda considerar la existencia de la eximente como tal.

Por ejemplo, los casos en los que se anula la imputabilidad, por ejemplo, por una anomalía psíquica, para que se considere ésta una eximente incompleta, es necesario que haya una situación de disminución de la capacidad intelectiva y volitiva, pero que no llegue a anularla completamente, así se usará como eximente incompleta.

 

Atenuantes ordinarias

Se dividen en circunstancias que disminuyen la culpabilidad, comportamientos posteriores al hecho delictivo, dilaciones indebidas y atenuantes análogas. Se recogen en el Art. 21 ,Código Penal. Según éste, son atenuantes:

Las causas expresadas en el Art. 20 ,Código Penal cuando no concurran todos los requisitos para que se exima la responsabilidad (1.ª)

La grave adicción a sustancias tóxicas y los estados pasionales  (2.ª y 3.ª)

En cuanto a la grave adicción a sustancias tóxicas, se prevén, las bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas  y otras de efectos análogos.

Existe un problema de distinción entre la eximente y la atenuante por el consumo de sustancias tóxicas. La diferencia es que, la intensidad de los efectos, en la eximente y en la atenuante es distinta. La menor imputabilidad del sujeto se considerará atenuante, mientras que si hay una mayor intensidad, se considerará eximente.

Obrar por estímulos tan poderosos que produzcan arrebato, obcecación u otro estado pasional semejante.

Esta eximente de intoxicación plena, puede aplicarse también como eximente incompleta, lo que produce un grado intermedio entre la exención completa y la atenuante. No puede buscarse la intoxicación para delinquir ni puede haberse previsto o debido prever la comisión del delito, ya que esto sería eximente completa del Art. 20 ,Código Penal. Si no concurriesen los requisitos no se podría aplicar la eximente completa, pero podría aplicarse la atenuante ordinaria del Art. 21 ,Código Penal.

La jurisprudencia, por otra parte, exige que, el estado pasional no haya sido provocado por una conducta ilícita de la víctima, en cuyo caso no actuaría como atenuante. Es un caso de disminución de la imputabilidad producido por estímulos externos, pero que no alcanza el caso del trastorno mental transitorio.

Comportamientos posteriores al hecho delictivo (4.ª y 5.ª)

El Art. 21 ,Código Penal contempla las circunstancias de confesar a las autoridades la infracción y reparación o disminución de los efectos del delito.

La confesión del delito debe realizarse antes de que se sepa que se dirige contra él un procedimiento judicial. La reparación de los efectos del delito debe realizarse en cualquier momento del procedimiento, siempre que sea con anterioridad al juicio oral (Art. 21 ,Código Penal).

Estas circunstancias, como funcionan en momentos posteriores a la comisión del delito, no pueden suponer una disminución de la culpabilidad, sino que, lo que buscan es favorecer el buen comportamiento de los del responsable del delito. Para que se pueda tener en cuenta este arrepentimiento, deben concurrir unas circunstancias. El causante del delito no puede saber que hay un proceso penal que se dirige contra él, o antes de que se celebre el juicio oral.

Esta circunstancia como atenuante lo que hace es, conceder un premio a los causantes de los delitos que realizan actos favorables posteriormente.

La atenuante de dilaciones indebidas.  (6.ª)

Se establece que la dilación extraordinaria e indebida del procedimiento produce efectos de atenuante, ya que, se busca compensar los efectos de los perjuicios causados por el retraso indebido en la tramitación del procedimiento. Esta atenuante es de origen jurisprudencial, ya que, con anterioridad a estar prevista por el Art. 21 ,Código Penal, era utilizada por los tribunales como atenuante análoga.

Las atenuantes análogas (7.ª)

En el Art. 21 ,Código Penal se determina que, cualquier circunstancia de análoga significación a las determinadas en ese artículo, se utilizarán como atenuantes también. Podrán utilizar las circunstancias que sean de parecida significación a éstas y que busquen beneficiar al reo.

 

2. Agravantes

Las circunstancias objetivas se recogen en el Art. 22 ,Código Penal. Son aquellas en las que es posible apreciar  una mayor gravedad del daño causado con el delito, o en las que es más fácil apreciar una mayor desprotección del bien jurídico. La proporcionalidad entre la pena y la culpabilidad por el hecho hace que se pueda explicar el aumento de la pena.

Las circunstancias objetivas se dividen en, el ensañamiento por un lado, y las que permiten una mayor facilidad de ejecución del delito o que facilitan la impunidad del responsable.

El ensañamiento es en el que se incrementa el daño producido a la víctima de forma deliberada o inhumana. El ensañamiento debe realizarse obligatoriamente antes de la muerte de la víctima, en caso de que ésta se produzca, ya que a posteriori, el daño que se le cause al cadáver ya no se considerará ensañamiento.

La situación de indefensión o inferioridad de la víctima hace que se considere más grave el delito, porque la víctima está en una situación de mayor vulnerabilidad. La indefensión puede conseguirse por la utilización de medios para asegurarse del sometimiento o porque el autor del acto se aprovecha de la situación de inferioridad.

En lo que se refiere a la utilización de un disfraz, éste supone un medio que facilita la ejecución del delito, por lo que es un medio alevoso.

El aprovechamiento de una situación, es el que conlleva que la víctima tiene menores posibilidades de defenderse, se identifica este aprovechamiento con el abuso de superioridad y el aprovechamiento de circunstancias, por ejemplo, de lugar, tiempo o auxilio de otras personas.

La distinción entre los medios alevosos y el aprovechamiento de situaciones de inferioridad de la víctima es importante, porque muchas veces se confunden, así la jurisprudencia ha determinado que, la muerte de un niño por asesinato es siempre alevosa, mientras que si solamente se abusa de la inferioridad de la edad, sin otros medios alevosos, se considerará circunstancia de abuso de superioridad.

La ejecución del acto mediante precio, recompensa o promesa, se considera objetiva porque se dice en este artículo que es suficiente ejecutar un delito mediante cualquiera de esos elementos para que se considere la circunstancia objetiva. Es decir no es necesario concluir el delito, es suficiente con que se lleven a cabo actos de ejecución.

Las circunstancias subjetivas, son en las que es posible determinar que el hecho objetivamente considerado resulta más grave, o la culpabilidad del autor mayor.

Las circunstancias subjetivas son: cometer el delito por motivos racistas o discriminatorios, y la reincidencia, Art. 22 ,Código Penal.

Actuar por motivos racistas o discriminatorios se considera una agravante, ya que los delitos se cometen por una ideología racista. El autor de este delito normalmente también está incurso en otras agravantes, como el ensañamiento o el abuso de superioridad principalmente.

La reincidencia consiste en que, el autor del delito ha sido condenado ya anteriormente por un delito que está comprendido dentro del mismo Título del código penal y que es de la misma naturaleza. En otro caso no se considerará reincidencia. La jurisprudencia considera reincidencia, si los delitos son de la misma naturaleza, es decir si afectan al mismo bien jurídico y utilizan el mismo modo de ataque.

La reincidencia provoca una mayor culpabilidad porque la actitud del sujeto que comete el delito ha desobedecido las normas penales en varias ocasiones y es por tanto una persona más peligrosa.

 

3. La circunstancia mixta

La circunstancia mixta se recoge en el Art. 23 ,Código Penal. Esta circunstancia consiste en determinados grados de parentesco entre el que comete el delito y la víctima. La circunstancia mixta consiste en que, puede atenuar o puede agravar dependiendo de la naturaleza, los motivos y los efectos del delito. El Art. 23 ,Código Penal dice concretamente que, ser o haber sido el agraviado el cónyuge o una persona que esté o haya estado ligada de forma estable por una relación de afectividad análoga, o por ser, ascendiente, descendiente o hermano del ofensor de su cónyuge o conviviente, aumenta la responsabilidad del causante del delito, dependiendo de la naturaleza de éste.

No es obligatorio que se produzca una atenuante o agravante en estos casos, se dice que puede, cabe la posibilidad de que así sea, pero no hay una obligación.

No hay versiones para este comentario

Atenuante
Responsabilidad
Agravante
Eximentes incompletas
Comisión del delito
Eximentes completas
Imputabilidad
Anomalía o alteración psíquica
Estupefacientes
Menor de edad
Bebida alcohólica
Intoxicación plena
Grave adicción a sustancias tóxicas
Ensañamiento
Hecho delictivo
Estado pasional
Responsabilidad penal
Drogas
Legítima defensa
Cumplimiento de un deber
Miedo insuperable
Dilaciones indebidas
Reincidencia
Drogas tóxicas
Psicotrópicos
Consumo de sustancias psicotrópicas
Arrebato
Obcecación
Abuso de superioridad
Efectos del delito
Ejecución del delito
Atenuante de reparación o disminución del daño
Trastorno mental transitorio
Indefensión
Arrepentimiento
Atenuante por dilaciones indebidas
Actos favorables
Atenuante de análoga significación
Cadáver
Auxilio