Base imponible del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en adquisiciones mortis causa

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Fiscal
  • Fecha última revisión: 27/07/2021

En las adquisiciones por causa de muerte constituye la base imponible del impuesto el valor neto de la participación individual de cada causahabiente en el caudal hereditario, entendiéndose como tal el valor real de los bienes y derechos minorado por las cargas o gravámenes, deudas y gastos que fueren deducibles.

Reglas especiales para la determinación de la base imponible en las adquisiciones «mortis causa»

A TENER EN CUENTA. Se ha modificado, con fecha de entrada en vigor de 11 de julio de 2021, el valor de los bienes y derechos para el cálculo de la base imponible del ISD. Esta modificación es realizada por la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal. La modificación determina la sustitución del valor real de los bienes y derechos por el valor de mercado de estos, en general, y para los bienes inmuebles el valor de referencia emitido por la Dirección General del Catastro.

El esquema de liquidación del Impuesto determina una serie de reglas especiales aplicables a las adquisiciones «mortis causa». Así, los pasos a seguir para determinar el valor neto de la participación individual de cada causahabiente, es decir, su base liquidable, son los siguientes:

1. Determinación del caudal relicto bruto. Integrado por los bienes que integren la herencia del fallecido conforme a la normativa civil, el ajuar doméstico y los bienes que deban adicionarse por aplicación de la normativa tributaria.

2. Determinación del caudal relicto neto. Deducción del pasivo formado por las cargas, deudas y gastos deducibles.

3. Partición y adjudicación de cuotas individuales.

4. Adición de seguros de vida y acumulación de donaciones que procedan.

1. Definición del caudal relicto

El caudal relicto se define por la Real Academia Española como el conjunto de bienes, derechos, acciones y deudas que deja una persona a su fallecimiento y que constituyen su herencia. Dejando de lado cualquier vicisitud jurídica sobre los bienes que forman parte o no de dicho caudal relicto, a todos ellos les será de aplicación las normas generales contenidas en la LISD sobre cargas, deudas y gastos deducibles.

Así, el artículo 23 del Reglamento del ISD establece que se incluirán también aquellos bienes pertenecientes al ajuar doméstico y aquellos bienes adicionados por las presunciones recogidos en los artículos 25 a 28 del Reglamento del ISD. Esta adición de bienes, así como el cálculo del ajuar doméstico, no se incluirán para la determinación de la participación individual de los causahabientes a los que el causante hubiese atribuido determinados bienes. En el caso de que les atribuyera bienes determinados y una participación en el resto de la masa hereditaria, se les computará la parte del ajuar y de bienes adicionados que proporcionalmente les corresponda, según su participación en el resto de la masa hereditaria.

2. Determinación del valor neto de la participación individual

Para poder fijar el valor neto de la participación de cada causahabiente se deducirá del valor de los bienes y derechos:

  • El de las cargas o gravámenes que pesaren sobre los mismos y que sean deducibles.

  • El de las deudas que reúnan las condiciones exigidas para su deducción.

  • El de aquellos que disfruten de algún beneficio fiscal en su adquisición.

  • El importe de los gastos deducibles.

3. Cargas y deudas deducibles

Recoge el artículo 12 de la LISD que del valor de los bienes, únicamente serán deducibles las cargas o gravámenes de naturaleza perpetua, temporal o redimibles que aparezcan directamente establecidos sobre los mismos y disminuyan realmente su capital o valor, como los censos y las pensiones, sin que merezcan tal consideración las cargas que constituyan obligación personal del adquirente ni las que, como las hipotecas y las prendas, no suponen disminución del valor de lo transmitido.

En particular, se entenderá como valor del censo, a efectos de su deducción, el del capital que deba entregarse para su redención según las normas del Código Civil o de las legislaciones forales. A dichos efectos, el valor de las pensiones se obtendrá capitalizándolas al interés básico del Banco de España, y tomando del capital resultante aquella parte que, según las reglas establecidas para valorar los usufructos, corresponda a la edad del pensionista, si la pensión es vitalicia, o la duración de la pensión si es temporal. En la valoración de las pensiones temporales que no se extingan al fallecimiento del pensionista, no regirá el límite fijado en la de los usufructos. En corrección del valor así obtenido, el interesado podrá solicitar la práctica de la tasación pericial contradictoria.

Al extinguirse la pensión, el adquirente del bien vendrá obligado a satisfacer el impuesto correspondiente al capital deducido según la tarifa vigente en el momento de la constitución de aquélla.

Todo esto ha de entenderse sin perjuicio, en su caso, de que las deudas que garanticen puedan ser deducidas si concurren los siguiente requisitos:

  • Que estén garantizadas conforme a lo establecido en el artículo 1227 del Código Civil o se justifique por cualquier medio válido en derecho la prueba de su existencia, salvo que estas lo fuesen en favor de los herederos o legatarios, cónyuges, ascendientes, descendientes o hermanos.
  • Que las deudas sean derivadas del impago de los tributos estatales, de Comunidades Autónomas, de Corporaciones Locales o por deudas a la Seguridad Social; siempre que estas se satisfagan por los herederos, albaceas o administradores de la herencia yacente.

En especial, serán deducibles las cantidades que adeudare el causante por razón de tributos del Estado, de las Comunidades Autónomas, de las Corporaciones Locales, o por deudas de la Seguridad Social, y que se satisfagan por los herederos, albaceas o administradores del caudal hereditario, aunque correspondan a liquidaciones giradas después del fallecimiento.

Para la deducción de las deudas del causante que se pongan de manifiesto después de ingresado el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, se seguirá el siguiente procedimiento, regulado en el artículo 94 del Reglamento del ISD:

  • La deducción se hará efectiva mediante la devolución de la parte del Impuesto que corresponda a la deuda no deducida por diferencia entre la cuota ingresada y la deuda no deducida.
  • Deberá presentarse escrito ante la oficina que hubiese practicado la liquidación o tramitado la autoliquidación, acompañándolo de los documentos acreditativos de la deuda correspondiente.
  • El órgano competente determinará si debe estimarse o no la devolución por la deducción no practicada.

4. Gastos deducibles

Asimismo, dispone el artículo 14 de la LISD que se considerarán gastos deducibles en las adquisiciones «mortis causa»:

  • Los gastos que, cuando la testamentaria o el abintestato adquieran carácter litigioso, se ocasionen en el litigio en interés común de todos los herederos por la representación legítima de dichas testamentarías o abintestatos, siempre que resulten debidamente probados con testimonio de los autos; y los de arbitraje, en las mismas condiciones, acreditados por testimonio de las actuaciones

  • Los gastos de última enfermedad, entierro y funeral, en cuanto se justifiquen. Los de entierro y funeral deberán guardar, además, la debida proporción con el caudal hereditario, conforme a los usos y costumbres de la localidad.

  • No serán deducibles los gastos que se devenguen como consecuencia de la administración del caudal relicto.

CUESTIONES

1. Una persona fallece en febrero de 2021 dejando a su única hija todos sus bienes y derechos. Dicha persona tenía una deuda con un tercero que a la hora de aceptar la herencia se dirige contra su sucesora para su reclamo. La sucesora decide cancelar la deuda con la cesión de un inmueble que compone la herencia yacente de su padre. ¿Podría considerarse esta deuda como deducible para el cálculo de la cuota a pagar del ISD?

Sí, la deuda existente en la masa hereditaria no minorará el valor de los bienes y derechos que conforman a esta última pero sí tendrán la consideración de deducible para sus causahabientes.

2. Si en lugar del inmueble, la hija hubiese optado por abonar de sus propios fondos la deuda recibiendo el inmueble, ¿determinaría una tributación diferente?

Sí, ya que el bien inmueble no se encuentra incluido en la declaración presentada por la hija en la primera cuestión planteada, sin embargo, sí se encontraría en este caso; determinando una base imponible del Impuesto diferente.

3. Al haber fallecido la persona en febrero de 2021, no hubo presentado declaración por el IRPF ni para el ejercicio 2020 ni para el ejercicio 2021, ¿es deducible el importe de ambos tributos en la autoliquidación del Impuesto?

Sí pero únicamente la del ejercicio 2020. Será condición que la deuda esté efectivamente reconocido en contra del causante en la fecha en que se presenta la autoliquidación. Asumiendo que el plazo para su presentación finaliza con posterioridad a la fecha voluntaria de pago del IRPF correspondiente al ejercicio 2020, podrá consignarse como deuda deducible la cuota a ingresar que se determine en dicha declaración. Sin embargo, al presentarse la autoliquidación del ejercicio 2021 en el año 2022, el plazo para la presentación del ISD ya habría finalizado sin que la deuda sea firme.

4. Con posterioridad a la dación en pago del inmueble y la presentación de la autoliquidación por parte de la hija, se le notifica a esta una deuda de su padre de la que no se tenía constancia en el momento de presentación de la autoliquidación. La cuota resultante a pagar de la autoliquidación fue de 15.000 euros y el montante acreditado de la deuda es de 12.000 euros. La deuda tributaria ya ha sido saldada, ¿puede hacer algo la hija del fallecido respecto de dicha deuda reconocida?

Sí, se procederá a la devolución del importe de las deudas que se reconozcan con posterioridad a la presentación, e ingreso del importe resultante, de la autoliquidación del ISD. Será encargado de ratificar el acuerdo para el inicio del procedimiento de devolución el órgano que hubo liquidado o tramitado la autoliquidación del ISD correspondiente a la hija.

5. ¿Son deducibles los gastos por entierro? ¿si el entierro se produce en lugar diferente al de tributación también?

Sí, tal y como recoge el artículo 13 de la LISD, los gastos de entierro son deducibles debiendo guardar la debida consideración al patrimonio del causante y a los usos y costumbres de la localidad. Respecto a la ejecución de estos gastos en lugar diferente al de tributación –la Comunidad Autónoma donde corresponda presentar el Impuesto–, debemos distinguir entre que estos gastos se produzcan dentro de territorio español y aquellos que no ya que los primeros, por entenderse relacionados con los bienes y derechos que radiquen o deban ejercitarse en territorio español. Sin embargo, si estos gastos se producen fuera del territorio español, no se considerará que guardan la debida relación a los bienes y derechos objeto del Impuesto y no serán deducibles.

RESOLUCIONES ADMINISTRATIVAS

Consulta Vinculante de la Dirección General de Tributos (V2407-17), de 25 de septiembre de 2017

Asunto: al estar pendiente de liquidar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del causante, si puede liquidar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones teniendo en cuenta dicha deuda.

Criterio: se deduce la obligación, por parte de los herederos, de presentar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas perteneciente al fallecido, cuya cuota se puede considerar deducible a efectos de la liquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones por cumplir los requisitos exigidos en la normativa del Impuesto.

Consulta Vinculante de la Dirección General de Tributos (V1716-20), de 1 de junio de 2020

Asuntoel padre de la consultante, que era residente en México, ha fallecido recientemente. El fallecido tenía un inmueble en México. El inmueble de México lo van a dar, antes de la partición de la herencia, en pago de una deuda que el padre tenía en México. 

"En cuanto al aspecto fiscal (...) cabe señalar que las deudas existentes en la masa hereditaria no minoran el valor de los bienes de la herencia, que habrán de declararse por su valor. No obstante, sí tienen consideración de deuda deducible para los causahabientes que, al satisfacer su importe, minoran el valor de su adquisición individual.

Por lo tanto, la base imponible estará compuesto por el valor de los bienes y derechos minorados por las deudas que fueran deducibles en el momento del fallecimiento del padre. A este respecto, cabe señalar que la dación del inmueble en pago de la deuda hereditaria es una operación posterior al devengo del impuesto, por lo que no se ha de tener en cuenta en la autoliquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Dicha operación tributará, en su caso, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, conforme a las normas de dicho impuesto, por la alteración patrimonial producida por la dación del inmueble.

(...)

La dación del inmueble en pago de la deuda hereditaria, realizada por las herederas, es una operación posterior al devengo del impuesto, por lo que no se ha de tener en cuenta en la autoliquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Dicha operación tributará, en su caso, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, conforme a las normas de dicho impuesto, por la alteración patrimonial producida por la dación del inmueble".

Consulta Vinculante de la Dirección General de Tributos (V3052-14), de 7 de noviembre de 2014

Asunto: si los gastos de entierro y funeral abonados en Irlanda se pueden deducir del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Criterio: cabe concluir que, para determinar la base imponible, sólo serían deducibles las deudas que estén situadas o puedan cumplirse en territorio español, como es el caso del préstamo hipotecario que recae sobre la vivienda situada en España y concedido por un banco español, y aquellos gastos que se hubieran realizado en territorio español. En el caso planteado, al ser realizados los gastos de entierro y funeral en Irlanda, no serán deducibles de la base imponible del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones".

5. Cálculo del ajuar doméstico

Por su parte, establece el artículo 15 de la LISD que el ajuar doméstico formará parte de la masa hereditaria y se presumirá que su valor será del tres por ciento del importe del caudal relicto. Como toda presunción en el ámbito tributario, esta admite prueba en contra por mayor o menor valor del ajuar doméstico. En particular, se estimará que el valor del ajuar doméstico es el efectivamente declarado, siempre que sea superior al que resulte de la aplicación del tres por ciento sobre el importe del caudal relicto. En otro caso, se estimará que es del mencionado tres por ciento, salvo que resulte fehacientemente acreditado un valor menor por parte del causahabiente.

Para el cálculo del ajuar doméstico en función de porcentajes sobre el resto del caudal relicto, no se incluirá en éste el valor de los bienes adicionados ni, en su caso, el de las donaciones acumuladas, así como tampoco el importe de las cantidades que procedan de seguros sobre la vida contratados por el causante si el seguro es individual o el de los seguros en que figure como asegurado si fuere colectivo.

El valor del ajuar doméstico así calculado se minorará en el de los bienes que, por disposición del artículo 1.321 del Código Civil o de disposiciones análogas de Derecho civil foral o especial, deben entregarse al cónyuge sobreviviente, cuyo valor se fijará en el tres por ciento del valor catastral de la vivienda habitual del matrimonio, salvo que los interesados acrediten fehacientemente uno superior.

CUESTIONES

1. Una persona fallece en diciembre de 2020 dejando sus bienes y derechos a su cónyuge. Dicha persona era aficionada a la decoración de interiores y la moda, así, el mobiliario de su casa era de la mejor calidad del mercado y la ropa que empleaba en su día a día era de marcas exclusivas, llegando a valorarse el total de los bienes que componen el ajuar doméstico en más de 80.000 euros. A la fecha de presentación del ISD, su cónyuge determina, siguiendo las normas del Impuesto, un valor del ajuar doméstico del tres por ciento del caudal relicto que da como resultado 25.000 euros, ¿qué valor debe imputar el cónyuge en la declaración presentada?

El valor que debe imputarse del ajuar doméstico es el que efectivamente posea. En ocasiones, la determinación de este valor puede volverse terriblemente complicada y de ahí la presunción que establece la LISD, siguiendo la normativa del Impuesto sobre el Patrimonio, del tres por ciento del valor del caudal relicto. La cónyuge deberá imputar el valor del ajuar doméstico que sea capaz de demostrar mediante los medios acreditados en derecho para ello, si dispone de los documentos necesarios podrá imputar el valor de 80.000 euros a la autoliquidación que presente.

2. Por otro lado, el hermano de la persona fallecida fallece en febrero de 2021. Dicho hermano era completamente diferente, una persona totalmente despreocupada que en su casa únicamente tenía el mobiliario necesario para vivir en el día a día, siendo este el más barato del mercado. Además, sus ropas y demás enseres eran baratos y sin ningún alarde, estimándose la valoración total del ajuar doméstico en unos 5.000 euros. Sin embargo, por aplicación de la presunción que realiza el Impuesto del tres por ciento, le correspondería un valor de 25.000 euros, al igual que su hermano. Sus herederos, se preguntan qué valor han de consignar en la declaración del Impuesto por Sucesiones a efectos del cálculo del ajuar doméstico.

Al igual que ocurría con su hermano, el valor que deben consignar los herederos es el efectivo valor del ajuar doméstico de este. Para ello deben acreditar que el valor que se le asigna siguiendo la normativa del Impuesto es superior al valor de los bienes que componen el mismo por cualquier medio admitido en derecho para ello.

6. Bienes adicionables

En las adquisiciones «mortis causa», a efectos de la determinación de la participación individual de cada causahabiente, se presumirá que forman parte, conforme a lo establecido en el artículo 11 de la LISD, del caudal hereditario, los siguientes bienes:

6.1. Bienes que hubiesen pertenecido al causante hasta un año antes del fallecimiento

Recoge el artículo 25 del Reglamento del ISD que en las adquisiciones por causa de muerte se presumirá que forman parte del caudal hereditario los bienes de todas clases que hubiesen pertenecido al causante de la sucesión hasta un año antes del fallecimiento, salvo prueba fehaciente de que tales bienes fueron transmitidos por aquél y de que se hallan en poder de persona distinta de un heredero, legatario, pariente dentro del tercer grado o cónyuge de cualquiera de ellos o del causante.

Como toda presunción en el ámbito tributario, admitirá prueba en contra quedando desvirtuada mediante la justificación suficiente de que, en el caudal, figuran incluidos, con valor equivalente, el dinero u otros bienes subrogados en el lugar de los desaparecidos. A estos efectos, se presumirá que los bienes pertenecieron al causante por la circunstancia de que los mismos figurasen a su nombre en depósitos, cuentas corrientes o de ahorro, préstamos con garantía o en otros contratos similares o bien inscritos a su nombre en los amillaramientos, catastros, Registros Fiscales, Registros de la Propiedad u otros de carácter público.

La adición realizada al amparo de esta presunción afectará a todos los causahabientes en la misma proporción en que fuesen herederos, salvo que fehacientemente se acredite la transmisión a un heredero, legatario, pariente de hasta tercer grado o cónyuge; en cuyo caso afectará sólo a ésta que asumirá a efectos fiscales, si ya no la tuviese, la condición de heredero o legatario.

CUESTIÓN

Una persona vende a un tercero un inmueble a fecha de mayo de 2020. Dicha persona fallece en enero de 2021 dejándole al hijo el resto de sus bienes y derechos sin haber percibido todavía el pago del inmueble vendido, ¿debe incluirse el bien inmueble donado en 2020 dentro de la relación de bienes a liquidar en la sucesión?

Sí, uno de los requisitos específicos que inhabilitan la aplicación de la presunción recogida en el artículo 11.1.a) de la LISD es el haber obtenido de manera efectiva el dinero o los bienes por los que se efectúa la transmisión del bien inmueble. Al no haberse estos percibidos a la fecha de presentación del Impuesto, el valor del inmueble debe ser adicionado a la masa hereditaria de la persona.

6.2. Bienes y derechos que se hubieran adquirido en usufructo por el causante en los tres años anteriores al fallecimiento

Por su parte, el artículo 26 del Reglamento del ISD determina que en las adquisiciones «mortis causa», se presumirá que forman parte del caudal hereditario los bienes y derechos que, durante los tres años anteriores al fallecimiento del causante, hubiesen sido adquiridos por éste a título oneroso en usufructo y en nuda propiedad por un heredero, legatario, pariente dentro del tercer grado o cónyuge de cualquiera de ellos o del causante. Esta presunción quedará desvirtuada mediante la justificación suficiente de que el adquirente de la nuda propiedad satisfizo al transmitente el dinero o le entregó bienes o derechos de valor equivalente, suficientes para su adquisición. La no justificación de la existencia de dinero o de bienes subrogados no obstará al derecho de los interesados para probar la realidad de la transmisión onerosa.

La adición realizada al amparo de esta presunción perjudicará exclusivamente al adquirente de la nuda propiedad al que se le liquidará por la adquisición «mortis causa» del pleno dominio del bien o derecho de que se trate. La práctica de esta liquidación excluirá la que hubiese correspondido por la consolidación del pleno dominio.

CUESTIÓN

Una persona adquirió un bien inmueble en agosto de 2019, cediendo la nuda propiedad a su hijo que no le abona ningún tipo de contraprestación. Con el fallecimiento de dicha persona, en enero de 2021, su hijo como único heredero, ¿debe incluirse el bien inmueble en la relación de bienes a liquidar en el ISD?

Sí, por haber adquirido dicho bien a título oneroso, pagando una contraprestación, y haberlo cedido en nuda propiedad a su hijo durante los tres años anteriores a su fallecimiento sin que este último hubiese satisfecho contraprestación alguna por la nuda propiedad del inmueble, supone la aplicación de la presunción recogida en el artículo 11.1.b) de la LISD.

6.3. Bienes que hubiese transmitido el causante su nuda propiedad en los cuatro años anteriores al fallecimiento

Tal y como recoge el artículo 26 del Reglamento del ISD, se presumirá que forman parte del caudal hereditario los bienes y derechos transmitidos por el causante a título oneroso durante los cinco años anteriores a su fallecimiento, reservándose el usufructo de los mismos o de otros del adquirente, o cualquier otro derecho vitalicio, salvo cuando la transmisión se realice a consecuencia de un contrato de renta vitalicia celebrado con una Entidad dedicada legalmente a este género de operaciones. Esta presunción quedará desvirtuada mediante la justificación suficiente de que en el caudal hereditario figura dinero u otros bienes recibidos en contraprestación de la transmisión de la nuda propiedad por valor equivalente. La no justificación de la existencia de dinero o de bienes subrogados no obstará al derecho de los interesados para probar la realidad de la transmisión.

La adición realizada al amparo de esta presunción perjudicará exclusivamente al adquirente de la nuda propiedad, que será considerado como legatario si fuese persona distinta de un heredero y al que se liquidará por la adquisición «mortis causa» del pleno dominio del bien o derecho de que trate. La práctica de esta liquidación excluirá la que hubiese correspondido por la consolidación del pleno dominio.

CUESTIONES

1. Una persona tiene la propiedad de un bien inmueble situado en el barrio donde ha vivido toda su vida. Con fecha de julio de 2018 decide transmitir dicho bien inmueble a su hijo quedándose él con el usufructo vitalicio del mismo. Dicha persona fallece en enero de 2021, a fecha de su muerte su hijo todavía no había pagado la contraprestación debida por el inmueble, ¿debe el hijo incluir en la masa hereditaria de su padre el valor del bien inmueble que le fue transmitido?

Sí, el hecho de que no se haya satisfecho a fecha de devengo del Impuesto la contraprestación determina la aplicación de la presunción recogida en el artículo 11.1.c) de la LISD que determina la inclusión del valor del inmueble en la masa hereditaria de la persona.

2. Si el hijo hubiese satisfecho la contraprestación con anterioridad al fallecimiento de su padre, ¿debería incluir el valor del inmueble en la declaración? 

De haber realizado el pago total de la contraprestación con anterioridad al fallecimiento de su padre no tendría que adicionar el bien inmueble a la masa hereditaria.

3. La persona fallecida estuvo planteándose la posibilidad de transmitir la propiedad del inmueble a una entidad en contraprestación de la obtención de una renta vitalicia. La entidad dedica su actividad habitual a este tipo de operaciones, ¿sería diferente la tributación del hijo en caso de haber optado por esta opción?

Evidentemente sería diferente, por dos cuestiones: el bien inmueble ya no formaría parte de la masa hereditaria de la persona y, además, no cabría la posibilidad de adicionarlo por aplicación de lo recogido en el artículo 11.1.c) de la LISD.

6.4. Bienes derivados de supuestos de endoso de valores o efectos

Por último, el artículo 27 del Reglamento del ISD regula que, en las adquisiciones «mortis causa», se presumirá que forman parte del caudal hereditario los valores y efectos depositados cuyos resguardos se hubiesen endosado, si con anterioridad al fallecimiento del endosante no se hubiesen retirado aquéllos o tomado razón del endoso en los libros del depositario, y los valores nominativos que hubiesen sido igualmente objeto de endoso, si la transferencia no se hubiese hecho constar en los libros de la entidad emisora con antelación al fallecimiento del causante. Esta presunción quedará desvirtuada cuando conste de modo suficiente que el precio o equivalencia del valor de los bienes y efectos transmitidos se ha incorporado al patrimonio del vendedor o cedente y figura en el inventario de su herencia, que ha de ser tenido en cuenta para la liquidación del Impuesto, o si se justifica suficientemente que la retirada de valores o efectos o la toma de razón del endoso no ha podido verificarse con anterioridad al fallecimiento del causante por causas independientes de la voluntad de éste y del endosatario. Esta presunción es compatible con las adiciones de bienes anteriormente mencionadas.

La adición realizada en base a este artículo afectará exclusivamente al endosatario de los valores, que será considerado como legatario si no tuviese la condición de heredero.

CUESTIÓN

Una persona fallece en marzo de 2021, dejando sus bienes y derechos a su hija y única heredera. Entre los derechos de ella constaban, a fecha de devengo del Impuesto, valores que se hubieron endosado en agosto de 2020 y que aún no se hubieron cobrado, ¿debe la hija incluirlos en la masa hereditaria de la persona a efectos de liquidar el ISD?

Sí, los valores y efectos depositados que se encuentren endosados y no se hubiesen retirado con anterioridad al fallecimiento del causante formarán parte de la masa hereditaria de este último, debiendo integrar sus herederos el valor correspondiente a la hora de presentar declaración por el ISD.

7. Exclusión de la adición y deducción del ITPyAJD

Asimismo, se establece en el artículo 28 del Reglamento del ISD que no habrá lugar a las adiciones a que se refieren los artículos 25 a 28 anteriores, cuando por la transmisión onerosa de los bienes se hubiese satisfecho por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados una cantidad superior a la que resulte de aplicar a su valor comprobado al tiempo de la adquisición el tipo medio efectivo que correspondería en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones al heredero o legatario afectado por la presunción, si en la liquidación se hubiese incluido dicho valor. El tipo medio efectivo de gravamen se calculará en la forma establecida en la letra b) del artículo 46 de este Reglamento.

Si la cantidad ingresada por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados fuese inferior, habrá lugar a la adición pero el sujeto pasivo tendrá derecho a que se le deduzca de la liquidación practicada por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones lo satisfecho por aquél.

CUESTIÓN 

Una persona ha transmitido a su hijo un bien inmueble en el año 2019, quedándose él con el usufructo vitalicio del mismo, liquidando por ello el ITPyAJD determinando una cuota a pagar de 10.000 euros. La persona fallece en septiembre de 2020 dejando a su hijo el total de sus bienes y derechos. A fecha de devengo del Impuesto, el hijo no había realizado por completo el pago de la contraprestación por el piso transmitido, sin embargo, sí se pagó por completo la cuota pendiente del ITPyAJD por la transmisión del mismo, ¿debe adicionar el bien inmueble a la masa hereditaria en la declaración del ISD de su padre? Sabiendo que el tipo medio efectivo de gravamen para su declaración, excluido el inmueble, es de un 10 por ciento siendo el valor del inmueble de 150.000 euros, ¿debe consignar alguna cantidad?

En un principio debería operar la presunción recogida en el artículo 11.1.b), sin embargo, el hecho de haber satisfecho por la transmisión el correspondiente ITP, determina una exención, al menos, parcial del pago de la cuota que correspondería al inmueble por el ISD. Así, de la aplicación del tipo medio efectivo de gravamen al valor del inmueble obtenemos una cuota de 15.000 euros para el inmueble, habiendo abonado 10.000 euros por ITP por la transmisión del inmueble, se llevará a cabo una deducción de la cuota por 10.000 euros, debiendo pagar únicamente la diferencia entre lo pagado en ITP y lo que correspondería pagar por ISD.

No hay versiones para este comentario

Caudal hereditario
Ajuar doméstico
Caudal relicto
Valor de los bienes
Impuesto sobre sucesiones y donaciones
Causahabientes
Adquisición mortis causa
Valor neto
Bienes inmuebles
Gastos deducibles
Herencia
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Base imponible Impuesto Sucesiones y Donaciones
Usufructo
Autoliquidación Impuesto Sucesiones y Donaciones
Legatario
Valor real
Nuda propiedad
Contraprestación
Corporaciones locales
Albacea
Herencia yacente
Mortis causa
Sucesor
Seguro de vida
Devengo del Impuesto
Deuda deducible
Liquidaciones tributarias
Liquidación Impuesto Sucesiones y Donaciones
Medidas de seguridad en el trabajo
Actividades de refuerzo y/o extraescolares
Determinación de la base imponible
Valor de referencia
Fraude fiscal
Base liquidable
Acumulación de donaciones
Valor de mercado
Adición de bienes
Beneficios fiscales
Ascendientes

Ley 11/2021 de 9 de Jul (Medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 164 Fecha de Publicación: 10/07/2021 Fecha de entrada en vigor: 11/07/2021 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Determinación base imponible ISD herencias (P. Vasco)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 24/05/2021

    Los pasos a seguir para determinar el valor neto de la participación individual de cada causahabiente, es decir, su base liquidable, son los siguientes:Determinación del caudal relicto bruto. Integrado por los bienes que integren la herencia del fa...

  • Base Imponible y Base Liquidable ISD (Navarra)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 24/05/2021

    En las transmisiones «mortis causa», el valor neto de la adquisición individual de cada causahabiente, entendiéndose como tal el valor real de los bienes y derechos minorado por las cargas, deudas y gastos que sean deducibles de acuerdo con lo d...

  • Base imponible (ISD)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 27/07/2021

    La base imponible es el valor neto de los bienes y derechos adquiridos. Entiendo como tal el valor de los bienes y derechos al que se le han restado las cargas y deudas deducibles.¿Qué bienes y derechos conforman la base imponible del ISD?La base ...

  • Partición y exceso de adjudicación (ISD)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 14/04/2021

    Las cuestiones relativas a la participación y excesos de adjudicación en las adquisiciones mortis causa se encuentran reguladas en el artículo 27 de la LISD y artículos 56 y 57 del Real Decreto 1629/1991, de 8 de noviembre, por el que se aprueba ...

  • Liquidación del ISD en el País Vasco: normas especiales

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 24/05/2021

    Cuestiones relativas a las especialidades que se dan en el proceso de liquidación del impuesto por su especial carácter.Normas especiales en la liquidación del ISD en el País VascoEn este apartado desarrollaremos todas aquellas cuestiones relativ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Caso práctico: Tratamiento en ISD del usufructo vitalicio a una hermana

    Fecha última revisión: 20/02/2020

  • PLANTEAMIENTOUna persona fallece dejando a su hermana el usufructo vitalicio de todos sus bienes. A efectos de liquidación del ISD, ¿hay que considerar a la hermana como usufructuaria o como legataria?RESPUESTALa hermana debe tributar como usufruc...

  • Caso práctico: ejemplo para la liquidación de una herencia

    Fecha última revisión: 18/02/2021

  • PLANTEAMIENTOMatrimonio casado en régimen legal de gananciales, residentes en Córdoba. Del matrimonio nacieron tres hijos: Hijo 1, Hijo 2 e Hijo 3.El 26.11.2020, fallece el marido. El matrimonio en ese momento contaba con:Relación de bienes gananc...

  • Caso práctico: diferencias entre heredero y legatario a efectos fiscales en el ISD

    Fecha última revisión: 14/04/2021

  • PLANTEAMIENTODiferencias entre heredero y legatario.Cuando una persona fallece puede dejar uno o varios bienes o derechos determinados a alguien en particular. Estos bienes se separan de la herencia y no son objeto de reparto entre los herederos.¿Qu...

  • Caso práctico: liquidación del ISD. Acumulación de donaciones

    Fecha última revisión: 14/04/2021

  •  PLANTEAMIENTOJosé fallece en abril de 2021 a los 63 años de edad dejando la siguiente relación de bienes y derechos:Participaciones de su empresa de la que era socio pero estaba jubilado, valorada en 300.000 euros.Su residencia habitual, adquiri...

  • Caso práctico: liquidación del ISD (Aragón)

    Fecha última revisión: 14/04/2021

  •  PLANTEAMIENTOJosé, residente en Zaragoza desde el año 2002, fallece en abril de 2021 a los 63 años de edad dejando la siguiente relación de bienes y derechos:Participaciones de su empresa de la que era socio pero estaba jubilado, valorada en 30...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados