Capacidad para contratar según la legislación civil

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Mayoría de edad y beneficio de mayoría de edad

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

    El Art. 321 ,Código Civil  regula los requisitos previos a la concesión del beneficio de mayor edad, un régimen similar al de la emancipación del menor de edad sujeto a patria potestad (de ahí que se aplique como a éste el Art. 323 ,Código C...

  • Tutela, curatela y guarda

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

    Para diferenciar los distintos regímenes legales de guarda y protección legal previstos en el ordenamiento español, es preciso acudir a los Art. 215-306 ,Código Civil, donde se indican las circunstancias "habilitantes" para cada uno de ellos, as...

  • Extinción y prórroga de la potestad parental en Cataluña

    Órden: Civil Fecha última revisión: 18/10/2016

    La potestad parental en Cataluña se encuentra regulada en el capítulo VI del título III, de la ley 25/2010, de 29 de julio, del libro segundo del Código Civil de Cataluña, relativo a la persona y la familia, en cuyas secciones cuarta y quinta ...

  • Regulación de la emancipación

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

     La emancipación supone el acceso a la capacidad de obrar del sujeto sometido a patria potestad hasta ese mismo momento. En los casos en que ésta se refiera a un menor de edad, el Art. 323 ,Código civil establece que "la emancipación habilita...

  • Expedientes de jurisdicción voluntaria relativos a la tutela, curatela y guarda de hecho

    Órden: Civil Fecha última revisión: 06/09/2017

    La tutela, la curatela y la guarda de hecho son instituciones de guarda y protección legal destinadas a la protección de aquellas personas que por algún motivo ven limitada su autonomía en ciertas áreas o actividades.En los Art. 44 a Art. 51 de ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Civil
  • Fecha última revisión: 23/09/2016

La capacidad en el ámbito civil supone por un lado diferenciar entre capacidad jurídica y de obrar. Mientras que la primera es la aptitud para ser titular de derechos y obligaciones, la segunda alude a la aptitud para realizar actos con eficacia jurídica que creen, modifiquen o extingan relaciones jurídicas. Respecto a la capacidad para contratar, es preciso considerar la situación particular de incapacitados y menores de edad emancipados.  

 

Como establece el Art. 1254 ,Código Civil, el contrato existe desde que una o varias personas consienten en obligarse, respecto de otra u otras, a dar alguna cosa o prestar algún servicio. En este sentido, conviene tener en cuenta lo contenido en el Art. 1263 ,Código Civil según el cual, no pueden prestar consentimiento:

  • Los menores no emancipados, salvo en aquellos contratos que las leyes les permitan realizar por sí mismos o con asistencia de sus representantes, y los relativos a bienes y servicios de la vida corriente propios de su edad de conformidad con los usos sociales.
  • Los que tienen su capacidad modificada judicialmente, en los términos señalados por la resolución judicial.

No obstante, matiza el Art. 1264 ,Código Civil que lo anteriormente dispuesto se entiende sin perjuicio de las prohibiciones legales o de los requisitos especiales de capacidad que las leyes puedan establecer.

En el supuesto concreto de los menores emancipados, tal y como indica el Art. 314 ,Código Civil, esta situación tendrá lugar ante la concurrencia de las siguientes circunstancias:

En este sentido, como así se prevé en el Art. 319 ,Código Civil, se reputará para todos los efectos como emancipado al hijo mayor de dieciséis años que con el consentimiento de los padres viviere independientemente de éstos. Matiza dicho precepto que los padres podrán revocar este consentimiento.

Una vez obtenida la emancipación, el Art. 323 ,Código Civil señala que esta situación habilita al menor para regir su persona y bienes como si fuera mayor. Es preciso matizar que hasta que llegue a la mayoría de edad no podrá el emancipado tomar dinero a préstamo, gravar o enajenar bienes inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor sin consentimiento de sus padres y, a falta de ambos, sin el de su curador. Igualmente, el Art. 324 ,Código Civil precisa que para que el casado menor de edad pueda enajenar o gravar bienes inmuebles, establecimientos mercantiles u objetos de extraordinario valor que sean comunes, basta si es mayor el otro cónyuge, el consentimiento de los dos; si también es menor, se necesitará, además, el de los padres o curadores de uno y otro.

Respecto a las figuras que asistirán cuando sea necesario, el Art. 215 ,Código Civil señala que la guarda y protección de la persona y bienes o solamente de la persona o de los bienes de los menores o incapacitados se realizará, en los casos que proceda, mediante:

  • La tutela.
  • La curatela.
  • El defensor judicial.

En cuanto a la tutela, tal y como se establece en el Art. 222 ,Código Civil, se encontrarán sujetos a tutela:

  • Los menores no emancipados que no estén bajo la patria potestad.
  • Los incapacitados, cuando la sentencia lo haya establecido.
  • Los sujetos a la patria potestad prorrogada, al cesar ésta, salvo que proceda la curatela.
  • Los menores que se hallen en situación de desamparo.

Respecto a la figura de la curatela, el Art. 286 ,Código Civil contempla que están sujetos a la misma:

  • Los emancipados cuyos padres fallecieren o quedaran impedidos para el ejercicio de la asistencia prevenida por la Ley.
  • Los que obtuvieren el beneficio de la mayor edad.
  • Los declarados pródigos.

Igualmente procede la curatela para las personas a quienes la sentencia de incapacitación o, en su caso, la resolución judicial que la modifique coloquen bajo esta forma de protección en atención a su grado de discernimiento (Art. 287 ,Código Civil). En este caso, precisa el Art. 289 ,Código Civil respecto a la curatela de los incapacitados, que esta tendrá por objeto la asistencia del curador para aquellos actos que expresamente imponga la sentencia que la haya establecido. 

Por otra parte, el Art. 299 ,Código Civil establece los supuestos en los que procede nombrar un defensor judicial que represente y ampare los intereses de quienes se hallen en esos supuestos. 

Finalmente, en el caso de los incapacitados, considerando lo recogido en el Art. 199 ,Código Civil, nadie puede ser declarado incapaz sino por sentencia judicial en virtud de las causas establecidas en la Ley. Por su parte, en base a lo establecido en el Art. 760 ,LEC, será lo contenido en la sentencia que declare esta circunstancia la que determine la extensión de su capacidad. Tal y como se transcribe del citado precepto, la sentencia que declare la incapacitación determinará la extensión y los límites de ésta, así como el régimen de tutela o guarda a que haya de quedar sometido el incapacitado, y se pronunciará, en su caso, sobre la necesidad de internamiento, sin perjuicio de lo dispuesto en el Art. 763 ,LEC. Igualmente, la sentencia que declare la incapacitación nombrará a la persona o personas que, con arreglo a la Ley, hayan de asistir o representar al incapaz y velar por él.

No hay versiones para este comentario

Emancipado
Capacidad para contratar
Menor de edad
Curatela
Mayor de dieciocho años
Capacidad jurídica
Tutela
Patria potestad
Establecimientos mercantiles
Bienes inmuebles
Menor emancipado
Curador
Emancipación
Defensor judicial
Falta de consentimiento
Sin consentimiento
Incapacitación
Situación desamparo
Patria potestad prorrogada
Régimen de tutela
Internamiento