Composición de la sociedad profesional

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Separación y exclusión de los socios en la sociedad profesional

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Los socios profesionales podrán separarse de la sociedad constituida por tiempo indefinido en cualquier momento. El ejercicio del derecho de separación se ejercitará de acuerdo con las exigencias de la buena fe, siendo eficaz desde el momento en ...

  • Concepto de sociedad profesional

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    El Art. 1 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales nos ofrece una definición de este tipo societario, al establecer que se trata de aquellas sociedades mercantiles cuyo objeto social se corresponda con el ejercicio en común de una a...

  • Inscripción registral de las Sociedades Profesionales

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Tal y como se desprende del Art. 8 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, a los efectos de que la propia sociedad profesional adquiera la personalidad jurídica, la escritura pública de constitución deberá ser inscrita en el Reg...

  • Formalización del contrato de sociedad profesional

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    Según el tenor literal del Art. 7 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, el contrato de sociedad profesional deberá ser formalizado a través de escritura pública.  Así pues, la escritura constitutiva deberá recoger las menci...

  • Normas especiales para las sociedades profesionales de capital

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 28/01/2016

    El Art. 17 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, se encarga de establecer una serie de normas especiales para el supuesto de que los socios profesionales, al tiempo de la constitución de la sociedad, opten por adoptar la forma de...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 28/01/2016

Las sociedades profesionales son entidades mercantiles donde pueden coexistir dos categorías distintas de socios, los profesionales y los no profesionales (4.1 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales).

 

Sin embargo, la existencia de socios profesionales es preceptiva, es decir, no habrá lugar a una sociedad profesional donde no se integren socios profesionales. Así pues, teniendo en cuenta las disposiciones del mencionado 4.1 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, son socios profesionales:

  • Las personas físicas: Pero sólo aquellas que reúnan los requisitos exigidos para el ejercicio de la actividad profesional que constituye el objeto social. Asimismo, dicha actividad profesional deberá ser ejercida por éstas en el seno de la sociedad profesional.
  • Las sociedades profesionales: Estas sociedades deberán estar debidamente inscritas en los respectivos Colegios profesionales que, constituidas con arreglo a lo dispuesto en la presente Ley, participen en otra sociedad profesional.

Tal y como se desprende del 4.2 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, en el supuesto de que la forma social elegida por los socios de una sociedad profesional sea la de una sociedad no capitalista, es decir, de una sociedad colectiva o comanditaria simple, las tres cuartas partes del capital y de los derechos de voto (75%), o las tres cuartas partes del patrimonio social y del número de socios (75%), deberán pertenecer a socios profesionales para que la sociedad sea jurídicamente válida.

Asimismo, el 4.3 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales  establece que, del mismo modo, en su caso, deberán de ser socios profesionales las tres cuartas partes de los miembros de los órganos de administración de las sociedades profesionales. No obstante, en el caso de que el órgano de administración fuere unipersonal, o si existieran consejeros delegados, dichas funciones habrán de ser desempeñadas necesariamente por un socio profesional.

Por otra parte, no podrán ser socios profesionales las personas en las que concurra causa de incompatibilidad para el ejercicio de la profesión o profesiones que constituyan el objeto social, ni tampoco aquellas que se encuentren inhabilitadas para dicho ejercicio en virtud de resolución judicial o corporativa, tal y como se desprende del 4.4 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales.

Cabe señalar que el 4.5 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, determina que estos requisitos deberán cumplirse a lo largo de toda la vida de la sociedad profesional. El hecho de incumplir alguno de ellos, constituirá causa de disolución obligatoria, salvo que la situación o las circunstancias que le dieron lugar sean regularizadas en el plazo máximo de tres meses, que se computarán a partir del momento en que se produjo dicho incumplimiento.

Los socios profesionales podrán actuar por medio de representante en el seno de los órganos sociales, sin embargo, dicho representante sólo podrá ser otro socio profesional tal y como se desprende de las disposiciones del 4.6 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales.

Según el tenor literal del Art. 12 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, la condición de socio profesional es intransmisible, aunque excepcionalmente dicha transmisión será posible en el supuesto de que concurra el consentimiento de todos los socios profesionales. Sin embargo, dicha regla de la unanimidad podrá ser ignorada a través del contrato social, cuando la mayoría de dichos socios (socios profesionales) así lo autoricen. Por consiguiente, en cuanto al régimen de transmisión de la condición de socio profesional rige la autonomía de la voluntad de los socios profesionales que forman la sociedad profesional.

En lo que respecta al régimen jurídico de separación y exclusión de socios, los Art. 13 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales y Art. 14 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales. Así pues, dice el 13.1 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales que, los socios profesionales podrán separarse de la sociedad constituida por tiempo indefinido en cualquier momento. No obstante, el ejercicio por uno de los socios de este derecho de separación deberá llevarse a cabo de acuerdo con las exigencias de la buena fe, con plena eficacia desde el momento en que sea notificada a la sociedad. Sin embargo, esta libertad de separación viene limitada por el 13.2 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, que establece para el supuesto de que la sociedad se hubiera constituido por tiempo determinado, los socios profesionales sólo podrán separarse, además de en los supuestos previstos en la legislación mercantil para la forma societaria de que se trate, en aquellos casos previstos en el contrato social o cuando concurra justa causa.

En cuanto la exclusión de socios profesionales, el 14.1 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales dice que podrán ser excluidos, además de por las causas previstas en el contrato social, también en aquellos supuestos en que infrinja gravemente sus deberes para con la sociedad o los deontológicos, perturbe su buen funcionamiento o sufra una incapacidad permanente para el ejercicio de la actividad profesional. Asimismo, todo socio profesional deberá ser excluido cuando haya sido inhabilitado para el ejercicio de la actividad profesional que constituya el objeto social de la sociedad, sin perjuicio de su posible continuación en la entidad con el carácter de socio no profesional, si así lo prevé el contrato social (14.2 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales).

El acuerdo que contenga la exclusión de un socio profesional, según el 14.3 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales), deberá ser adoptado en la junta general o asamblea de socios, requiriendo en todo caso el voto favorable de la mayoría del capital y de la mayoría de los derechos de voto de los socios profesionales. Asimismo, dicho acuerdo será plenamente eficaz desde el momento en que sea notificado al socio afectado.

No obstante, la pérdida de la condición de socio o la separación, cualquiera que sea su causa, no liberará al socio profesional de la responsabilidad que pudiera en determinado momento pudiera serle exigida (14.4 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales)

El Art. 15 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, prevé una serie de reglas para el caso del fallecimiento de un socio profesional en relación con sus participaciones en la sociedad profesional. Así pues, los socios profesionales, ya sea a través del contrato social o fuera de él, podrán pactar unánimemente que la mayoría de estos, si uno de ellos falleciere, puedan acordar que las participaciones del mismo no se transmitan a sus sucesores.

La misma regla prevista por el Art. 15 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, será aplicada en los supuestos de transmisión forzosa entre vivos, a los que a estos solos efectos se asimila la liquidación de regímenes de cotitularidad, incluida la de la sociedad de gananciales.

Finalmente, las reglas que determinan la participación de los socios en los beneficios y en las pérdidas de la sociedad profesional vienen impuestas por el Art. 10 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales. Así pues, el 10.1 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales establece que, el contrato social determinará el régimen de participación de los socios en los resultados de la sociedad o, en su caso, el sistema con arreglo al cual haya de determinarse en cada ejercicio. No obstante, en el supuesto de que no existiera disposición contractual al respecto, los beneficios se distribuirán y, cuando proceda, las pérdidas se imputarán en proporción a la participación de cada socio en el capital social.

El 10.2 ,Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, pone de manifiesto que los sistemas que se utilicen como medios para determinar la distribución del resultado periódicamente, podrán ajustarse en función de la contribución realizada por cada socio a la sociedad. No obstante, en estos supuestos el contrato social deberá recoger  los criterios cualitativos o cuantitativos que resulten aplicables. En cualquier caso, el reparto final deberá ser aprobado o ratificado por la junta general o asamblea de socios, con las mayorías que contractualmente se hubieren establecido al respecto que, en cualquier caso, no podrán ser inferiores a la mayoría absoluta del capital, en cuyo interior se contempla también la mayoría de los derechos de voto de los socios que sean profesionales.

 

No hay versiones para este comentario

Sociedad Profesional
Socio profesional
Actividades profesionales
Contrato social
Objeto social
Órganos de administración
Condición de socio
Persona física
Número de socios
Colegios profesionales
Patrimonio social
Exclusión de socios
Sociedad colectiva
Órganos sociales
Autonomía de la voluntad
Buena fe
Incapacidad permanente
Responsabilidad
Sucesor
Sociedad de gananciales
Régimen de participación
Capital social