Constitución de Sociedad de Responsabilidad Limitada y sociedad en formación

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 22/11/2017

La constitución de la SL exige el doble requisito de otorgamiento de escritura pública y su inscripción en el Registro Mercantil. No se permite el desembolso fraccionado de las participaciones suscritas por los socios y, por tanto, no hay dividendos pasivos.

Lo primero que ha de hacerse al constituir una sociedad es conocer el objeto social de la misma. Art. 3 de la L-7918150 (LSC, en adelante) dispone que las sociedades de capital, cualquiera que sea su objeto, tendrán carácter mercantil.

El Art. 19 de la LSC establece que las sociedades de capital se constituyen por contrato entre dos o mas personas o, en caso de sociedades unipersonales, por acto unilateral; que ha de formalizarse en escritura pública con posterior inscripción en el Registro Mercantil (RDLeg. 1/2010 de 2 de Jul (TR. de la Ley de Sociedades de Capital)-20 de la LSC).

La escritura pública en la que se formaliza el contrato es denominado escritura de constitución que deberá ser otorgada por todos los socios fundadores, por sí o por medio de sus representantes, quienes habrán de asumir la totalidad de las participaciones sociales. 

Mientras la SL no alcance la cifra de capital social mínimo (no inferior a 3.000 euros), ésta estará sujeta al régimen de formación sucesiva, desarrollado en el Art. 4 bis de la Ley de Sociedades de Capital.

a) Deberá destinarse a la reserva legal una cifra al menos igual al 20 por ciento del beneficio del ejercicio sin límite de cuantía.

b) Una vez cubiertas las atenciones legales o estatutarias, sólo podrán repartirse dividendos a los socios si el valor del patrimonio neto no es o, a consecuencia del reparto, no resultare inferior al 60 por ciento del capital legal mínimo.

c) La suma anual de las retribuciones satisfechas a los socios y administradores por el desempeño de tales cargos durante esos ejercicios no podrá exceder del 20 por ciento del patrimonio neto del correspondiente ejercicio, sin perjuicio de la retribución que les pueda corresponder como trabajador por cuenta ajena de la sociedad o a través de la prestación de servicios profesionales que la propia sociedad concierte con dichos socios y administradores.

La escritura de constitución ha contener al menos las siguientes menciones:

a) La identidad de los socios o socio

b) La voluntad de constituir una sociedad de capital, con elección de un tipo social determinado

c) Las aportaciones que cada socio realice y la numeración de las participaciones atribuidas a cambio

d) Los estatutos de la sociedad ( Art. 23 de la LSC )

e) La identidad de la persona o personas que se encarguen inicialmente de la administración y de la representación de la sociedad.

f) Modo concreto en que inicialmente se organice la administración cuando los estatutos prevean diferentes formas alternativas.

Una vez realizada la escritura de constitución, ésta ha de inscribirse en el Registro Mercantil en el plazo de dos meses desde la fecha en que se otorgó. Con la inscripción la sociedad adquiere la personalidad jurídica que corresponde con el tipo social elegido, en este caso el de la S.L.

Sobre la Sociedad en Formación

El Art. 24 de la LSC dispone que las operaciones sociales darán comienzo en la fecha de otorgamiento de la escritura de constitución. Pero como indicamos antes, desde el momento en que se otorga la escritura de constitución, hasta que se inscribe en el Registro Mercantil y se obtiene la personalidad jurídica existe un período de tiempo. En ese período de tiempo aparece la Sociedad en Formación, que posee un régimen de responsabilidad diferente al del tipo social elegido.

La regla general es que en este periodo quien contrate en nombre de la sociedad responderá personalmente. En el caso de que sean varios socios los responsables responderán solidariamente, es decir, se podrán dirigir contra uno solo o contra todos a la vez. Por su parte la sociedad en formación responderá con su capital social en los siguientes casos:

• Por los actos y contratos indispensables para la inscripción de la sociedad.
• Por los actos realizados por los administradores dentro de las facultades que les confiere la escritura para la fase anterior a la inscripción.
• Por los estipulados en virtud de mandato específico por las personas a tal fin designadas por todos los socios.

Inscrita la sociedad, ésta quedará obligada por aquellos actos y contratos a que se refiere la enumeración anterior así como por los que acepte dentro del plazo de tres meses desde su inscripción. En ambos casos cesará la responsabilidad solidaria de los socios, administradores y representantes.

Si el tiempo que transcurre entre el otorgamiento de la escritura de constitución y la inscripción en el registro mercantil es de un año, estamos ante una sociedad devenida irregular. En estos casos el régimen de responsabilidad que se aplicaría sería el de la Sociedad Colectiva regulada en la Real decreto de 22 de agosto de 1885 por el que se publica el Código de Comercio., siendo este régimen claramente perjudicial para los socios porque la responsabilidad pasa a ser ilimitada y responden con su patrimonio personal. Además, en caso de posterior inscripción, los socios no quedarán liberados de responder solidariamente por los actos antes mencionados.

En caso de que esta situación tenga lugar, los socios tendrán el derecho de instar la disolución de la sociedad ante el juez de lo mercantil del lugar del domicilio social y exigir, previa liquidación del patrimonio social, la cuota correspondiente, que se satisfará siempre que sea posible con la restitución de sus aportaciones.

Sobre la acción de nulidad.

Una vez inscrita la sociedad, la acción de nulidad sólo podrá ejercitarse por las siguientes causas: ( Art. 56 )

a) Por no haber concurrido en el acto constitutivo la voluntad efectiva de, al menos, dos socios fundadores, en el caso de pluralidad de éstos o del socio fundador cuando se trate de sociedad unipersonal.

b) Por la incapacidad de todos los socios fundadores.

c) Por no expresarse en la escritura de constitución las aportaciones de los socios.

d) Por no expresarse en los estatutos la denominación de la sociedad.

e) Por no expresarse en los estatutos el objeto social o ser éste ilícito o contrario al orden público.

f) Por no expresarse en los estatutos la cifra del capital social.

g) Por no haberse desembolsado íntegramente el capital social.

Fuera de los casos enumerados no podrá declararse la inexistencia ni la nulidad de la sociedad ni tampoco darse su anulación.

→ Procedimiento

La declaración de nulidad es siempre el resultado de un procedimiento judicial, previo ejercicio de la correspondiente acción. La acción de nulidad se sustancia mediante los trámites del Juicio Ordinario, contenidos en los artículos Art. 249 y Art. 399 de la LEC. La competencia corresponde al tribunal en cuyo partido judicial tenga la sociedad afectada su domicilio social. El plazo de prescripción de la acción debe determinarse en atención al carácter del supuesto de hecho que integre la causa concreta de nulidad que se considere.

Cuando se trata de las causas basadas en el objeto ilícito o contrario al orden público, o en la inexpresión en la escritura o en los estatutos de la denominación, las aportaciones de los socios, la cuantía del capital o el objeto social, la acción se considera imprescriptible en tanto subsistan tales causas.

Si se trata de causa basada en la incapacidad de todos los socios fundadores, la acción caduca a los cuatro años, contados desde que finaliza la situación de incapacidad.

Si la causa se basa en la falta de voluntad efectiva de los fundadores y desembolso no íntegro del capital social, la acción prescribe a los cinco años, contados desde que pudiera ejercitarse, es decir, desde la inscripción en el Registro Mercantil ( la Ley 42/2015 de 5 de Oct (Reforma de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil) reduce el plazo de quince años establecido en el Art. 1964 del Código Civil a cinco años la prescripción de las acciones personales ). La sociedad tiene la posibilidad de subsanar el vicio de nulidad que concurra, hasta el momento en que exista una Sentencia firme.

La legitimación activa para ejercitar la acción de nulidad está en los socios y los administradores, al ser titulares de un interés jurídico justificado en la apertura de la liquidación de la sociedad, como efecto inmediato de la sentencia que declare la nulidad. La legitimación pasiva corresponde a la propia sociedad cuya nulidad se pretende, que actuará a través de su representante.

Para que la sentencia que declare la nulidad de la sociedad sea oponible frente a terceros, debe de ser inscrita en el Registro Mercantil correspondiente y publicarse en el Boletín Oficial del Registro Mercantil. La declaración judicial de nulidad supone la apertura de la liquidación de la sociedad.

La nulidad no produce la desaparición de la sociedad con eficacia retroactiva, por lo que no se ven afectadas las obligaciones o créditos de la sociedad con terceros, y viceversa. Los socios, a su vez se encuentran obligados a desembolsar íntegramente el capital social, si la causa de nulidad ha sido esta falta de aportación íntegra.

La obligación de desembolso íntegro del capital solamente es aplicable, en caso de aportaciones no dinerarias, en los supuestos en que se hubiera producido una sobrevaloración de las mismas. Comprobada esta sobrevaloración por expertos independientes, surgirá un crédito de la sociedad contra el socio aportante, cuyo importe habría de ser completamente reintegrado por éste.

No hay versiones para este comentario

Sociedad de capital
Escritura de constitución
Registro Mercantil
Sociedad de responsabilidad limitada
Inscripción registral
Sociedad en formación
Capital social
Escritura pública
Patrimonio neto
Socios y administradores
Objeto social
Sociedad Unipersonal
Personalidad jurídica
Tradición instrumental
Acción de nulidad
Dividendos pasivos
Participaciones sociales
Denominación social
Reserva legal
Trabajador por cuenta ajena
Prestación de servicios
Estatutos sociales
Aportaciones de socios o propietarios
Aportaciones sociales
Incapacidad
Mandato
Sociedad colectiva
Responsabilidad solidaria
Disolución de sociedades
Prescripción de la acción
Patrimonio social
Plazo de prescripción
Legitimación activa
Sentencia firme
Acción personal
Vicio de nulidad
Boletín Oficial del Registro Mercantil
Legitimación pasiva
Retroactividad
Aportaciones no dinerarias

Ley 1/2000 de 7 de Ene (Enjuiciamiento civil) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 7 Fecha de Publicación: 08/01/2000 Fecha de entrada en vigor: 08/01/2001 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 42/2015 de 5 de Oct (Reforma de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 239 Fecha de Publicación: 06/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 07/10/2015 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Pertenece al Grupo

Incluídos en este concepto

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Formalidades en la constitución de sociedades anónimas

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 26/01/2016

    La sociedad anónima se constituye mediante el cumplimiento de dos requisitos formales, el otorgamiento de escritura pública (donde deben ir contenidos los estatutos sociales) y la inscripción en el Registro Mercantil, con la que la sociedad adquie...

  • Constitución de la sociedad anónima

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 26/01/2016

    La escritura de constitución de las sociedades de capital deberá ser otorgada por todos los socios fundadores, sean personas físicas o jurídicas, por sí o por medio de representante, quienes habrán de asumir la totalidad de las participaciones ...

  • Sociedades Mercantiles

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 24/10/2017

    El Art. 2 de la Ley de Sociedades de Capital establece el carácter mercantil de las sociedades de capital, cualquiera que sea su objeto.Son sociedades de capital, la Sociedad Anónima, Sociedadad de Responsabilidad Limitada y la Sociedad Comanditari...

  • Constitución de la sociedad comanditaria por acciones

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 03/11/2014

    La sociedad comanditaria por acciones deberá constituirse por medio de escritura pública que posteriormente deberá ser inscrita en el Registro Mercantil. En dicha escritura deberá hacerse constar tanto el capital social como los estatutos que reg...

  • Concepto y características de la sociedad anónima

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 26/01/2016

    En nuestra legislación no podemos encontrar un concepto sobre lo que debemos entender por sociedades anónimas, no obstante, el 1.3 ,LSC dispone que en la sociedad anónima el capital, que estará dividido en acciones, se integrará por las aportaci...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados