El allanamiento de morada como delito contra la intimidad y el honor de las personas

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delitos contra la intimidad y el honor

    Órden: Penal Fecha última revisión: 11/03/2013

    Los delitos contra la intimidad y el honor se encuentran regulados en los Títulos X y XI, del Libro II del Código Penal (Art. 197-216 ,Código Penal). NOVEDAD: Con la reforma hecha por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, se hacen modi...

  • Delito de prostitución

    Órden: Penal Fecha última revisión: 18/12/2012

    La prostitución de adultos es clasificada dentro del Código Penal como un delito contra la libertad e indemnidad sexual. Su regulación se encuentra en el Capítulo V "De los delitos relativos a la prostitución y a la explotación sexual y cor...

  • Las asociaciones

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

    La asociación puede definirse como aquella persona jurídica que nace de la voluntad organizativa de una pluralidad de personas denominadas asociados, constituida para la consecución de un fin de interés general o público, no lucrativo.    ...

  • Delito de descubrimiento y revelación de secretos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 19/12/2012

    El bien jurídico protegido en este delito de descubrimiento y revelación de secretos se corresponde con la intimidad documental y de las conversaciones o comunicaciones, de los secretos y del derecho a la propia imagen, así como los secretos de la...

  • Regulación de las asociaciones en Cataluña

    Órden: Civil Fecha última revisión: 02/06/2016

     Las asociaciones en Cataluña encuentran su regulación en el Art. 321.1 ,Código Civil Catalán y siguientes, donde se abordan las cuestiones relacionadas con su naturaleza, su constitución, su organización, su funcionamiento y, en suma, todos ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

El atentado contra la inviolabilidad del domicilio consagrada en el 18.2 ,CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA, se encuentra tipificado en el Capítulo II, del Título X del Código Penal (Art. 202-204 ,Código Penal), que lleva por rúbrica ?Del allanamiento de morada, domicilio de personas jurídicas y establecimientos abiertos al público?.
 NOVEDAD: La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, que entra en vigor el 1 de julio, añade un supuesto de allanamiento, el mantenimiento contra la voluntad del titular, fuera de las horas de apertura, en el domicilio de una persona jurídica pública o privada, despacho profesional u oficina, o en establecimiento mercantil o local abierto al público, cuya pena es la multa de uno a tres meses.

 

El bien jurídico protegido en el delito de allanamiento de morada es la intimidad de la persona referida al ámbito de la morada, como espacio delimitado en el que la persona desarrolla su personalidad con la facultad de aislarse respecto de terceros.

Sujetos activo y pasivo

El sujeto activo de este delito puede ser cualquier persona, incluso los funcionarios públicos cuando actúen al margen del ejercicio de sus funciones. En lo que respecta al sujeto pasivo, este será el morador, es decir, quien tiene el derecho de exclusión de la injerencia de terceras personas, independientemente de cuál sea el título en virtud del cual mora.

El Código Penal establece como requisito para la concurrencia de este delito, un elemento subjetivo del injusto, el cual se corresponde con el dolo, es decir, el sujeto activo entra en la morada ajena con absoluto conocimiento de que está actuando sin el consentimiento del morador.

Conducta típica

El Art. 202 ,Código Penal castiga con la pena de prisión de 6 meses a 2 años a aquel que entre en una morada ajena sin habitar en ella o se mantenga en la misma contra la voluntad de su morador. Así pues, la conducta típica del delito de allanamiento de morada puede revestir dos modalidades distintas: una activa (entrar en morada ajena) y una pasiva (mantenerse en la morada contra la voluntad de su morador). Aquí es preciso delimitar una serie de conceptos con el objeto de objetivizar el tipo.

En este sentido, deberá entenderse por entrar la introducción del cuerpo en la morada ajena sin que sea relevante el medio utilizado para ello. Por consiguiente, se excluyen de este concepto, la obtención de fotografías o vídeos del interior de la morada. Respecto de la modalidad omisiva de la conducta típica, deberá entenderse que el sujeto activo ha entrado en el domicilio con la autorización del morador, sin embargo, con posterioridad, este decide que lo abandone obteniendo la negativa del sujeto activo.

Por otra parte, es preciso ofrecer un concepto de morada a los efectos de situar el lugar en el que se produce este delito. Así pues, se entiende por morada todo espacio cerrado destinado a desarrollar las actividades propias de la vida privada. Tal y como se ha adelantado en líneas anteriores, el título en virtud del cual es ocupada la vivienda resulta irrelevante, por lo tanto, podrá ser un arrendamiento, propiedad, usufructo, etc. El Tribunal Constitucional en reiteradas ocasiones ha señalado que no se requiere habitualidad, es decir, se considera morada la habitación de un hotel, una tienda de campaña, etc. Sin embargo, quedarán excluidos de este concepto, el almacén, una casa abandonada, un garaje, un trastero, la oficina de una empresa, un local comercial o un restaurante.

El Código Penal de 1995, extiende la protección de la intimidad al domicilio de las personas jurídicas y a los establecimientos abiertos al público. En este sentido, el Art. 203 ,Código Penal sanciona con las penas de prisión de seis meses a un año y multa de seis a diez meses a aquella persona que entre sin autorización de su titular en el domicilio de una persona jurídica, ya sea pública o privada, despacho profesional u oficina, o un establecimiento mercantil o local abierto al público fuera de las horas de apertura.

En el primero de los casos, la entrada al establecimiento tiene lugar fuera del horario de apertura, por consiguiente, no existe ningún problema a la hora de determinar la conducta constitutiva de delito. Sin embargo, si dicha conducta consiste en permanecer en los lugares anteriormente mencionados dentro del horario de apertura, esta se trata de una conducta atípica, pues no existe atentado alguno contra la intimidad.

La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo adiciona un apartado al Art. 203 ,Código Penal, que castiga con una pena de multa de uno a tres meses al que se mantuviere contra la voluntad de su titular, fuera de las horas de apertura, en el domicilio de una persona jurídica, despacho profesional o local abierto al público, entre otros.

 
Tipos penales

Tipo básico: El tipo básico para las personas físicas viene establecido por el 202.1 ,Código Penal y será de una pena de prisión de 6 meses a 2 años, requiriéndose para su aplicación la entrada en morada ajena o mantenerse en la misma en contra del consentimiento de su morador. Por su parte, el 203.1 ,Código Penal, establece la pena de prisión de 6 a 10 meses a quienes fuera del horario de apertura entren en el domicilio de una persona jurídica contra la voluntad de su titular.

Tipo agravado: El tipo agravado para el supuesto de que el morador sea una persona física se encuentra regulado en el 203.1 ,Código Penal y será de una pena de prisión de 1 a 4 años y multa de 6 a 12 meses. Resultará de aplicación en el supuesto de llevarse a cabo la misma conducta tipificada en el apartado anterior con violencia e intimidación. Por el contrario, para el supuesto de que el morador sea una persona jurídica, dice el 203.3 ,Código Penal que, en el caso de producirse la misma conducta típica con violencia e intimidación, resultará aplicable la pena de prisión de 6 meses a 3 años

Tipo agravado cualificado: El Art. 204 ,Código Penal establece que, en el supuesto de que el sujeto activo del delito de allanamiento de morada se trate de una persona que ostente la condición de autoridad o funcionario público resultará de aplicación la pena prevista para los artículos anteriores en su mitad superior e inhabilitación absoluta de 6 a 12 años. No obstante, este colectivo quedará exento de responsabilidad penal en el caso de que se encuentren actuando dentro del margen de la Ley y mediando causa legal para ello.

La consumación del delito tiene lugar cuando el sujeto se ha introducido en la morada o deja transcurrir el tiempo suficiente para abandonarla, desobedeciendo la orden de salida. Por otra parte, este delito puede entrar en concurso con otros delitos como el robo con fuerza en las cosas del 241.1 ,Código Penal. Asimismo, también cabe concurso medial o real entre el allanamiento de morada y otros tipos delictivos como las lesiones, agresión sexual, etc.

No hay versiones para este comentario

Persona jurídica
Establecimientos abiertos al público
Delito de allanamiento de morada
Voluntad
Fuera de las horas de apertura
Establecimientos mercantiles
Inviolabilidad del domicilio
Allanamiento de morada
Allanamiento
Funcionarios públicos
Dolo
Usufructo
Garaje
Trastero
Persona física
Local comercial
Intimidación
Violencia
Horario de apertura
Falta de tipicidad de la conducta
Tipo penal
Eximentes completas
Condición de autoridad o funcionario público
Consumación del delito
Inhabilitación absoluta
Concurso medial
Robo con fuerza en las cosas
Agresión sexual