Las coacciones como modalidad de delitos contra la libertad y la integridad moral

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delitos contra la libertad y la integridad moral

    Órden: Penal Fecha última revisión: 27/12/2012

    La libertad es un derecho fundamental protegido en el Art. 17 ,C. Española. Hay que entenderla libertad como la capacidad de actuación en sentido amplio. Es un atributo de la capacidad que tiene una persona para decidir lo que quiere o no quier...

  • Eficacia del contrato anulable y acción de anulabilidad

    Órden: Civil Fecha última revisión: 23/09/2016

    La anulabilidad se encuentra regulada en el Capítulo VI, del Título II, rubricado como "De los contratos", del Código Civil. La acción de anulabilidad supone la posibilidad de anular un contrato cuando adolece de vicios que afectan al consentimie...

  • Las escuelas penales

    Órden: Penal Fecha última revisión: 26/12/2012

    Entre las más destacadas escuelas penales estarían las siguientes:       - Los precursores, entre los que destacan Feuerbach, Romagnosi, Bentham y Filangieri. - La Escuela Clásica, que se caracteriza principalmente por su estudio del Der...

  • Delitos contra los derechos de los trabajadores

    Órden: Penal Fecha última revisión: 18/02/2013

    Los delitos contra los derechos de los trabajadores aparecen contenidos en el Título XV del Código Penal, entre los Art. 311-318 ,Código Penal. El bien jurídico que se protege, gira en torno a los derechos propios nacidos de la relación labora...

  • El cumplimiento de un deber o el ejercicio de un derecho como causa de justificación de los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    El 20.7 ,CP, declara también exento de responsabilidad criminal a:  «El que obre en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo».  Los requisitos para que se cumpla esta causa de justificación: Orige...

Ver más documentos relacionados
  • Querella por delito de coacciones

    Fecha última revisión: 09/03/2016

    NOTA: Con la reforma hecha por la Ley 1/2015, de 30 de marzo, las coacciones cuando sean constitutivas de un delito leve, sólo serán perseguibles mediante denuncia del agraviado o su representante legal (Según la Circular 1/2015)Frente a esta regl...

  • Formulario de denuncia (Amenazas, coacciones, robo con intimidación)

    Fecha última revisión: 03/11/2017

    AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN DE [LOCALIDAD] D./Dña. [NOMBRE_CLIENTE], mayor de edad, [ESTADO_CIVIL_CLIENTE], con domicilio en la Ciudad de [CIUDAD] calle [CALLE] nº [NUMERO], titular del Documento Nacional de Identidad nº [NIF_CIF_DNI_CLIENTE], an...

  • Denuncia por coacciones por impedir el uso legítimo de la vivienda

    Fecha última revisión: 23/03/2016

    NOTA: El art. 172 del Código Penal, castiga a quien impidiere a otro con violencia hacer lo que la ley no prohíbe, sin estar legítimamente autorizado, con la pena de prisión de seis meses a tres años, o multa de 12 a 24 meses, según la gravedad...

  • Demanda de juicio ordinario solicitando nulidad por intimidación en el consentimiento

    Fecha última revisión: 19/05/2016

        NOTA:  El art. 1265 del Código Civil establece que será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Además el Art. 1261 dispone que "No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes: 1º Consen...

  • Demanda de juicio ordinario solicitando nulidad por error en el consentimiento

    Fecha última revisión: 19/05/2016

       NOTA: El art. 1265 del Código Civil establece que será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Además el Art. 1261 dispone que "No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes: 1º Consentim...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

El delito de coacciones está contenido en el Capítulo III, Título VI "Delitos contra la libertad" del Libro II del Código Penal. Su tipo básico está recogido en el Art. 172 ,CP.

NOVEDAD: La LeyOrgánica 1/2015, de 30 de marzo, que modifica el Código Penal, elimina el Libro III, que regulaba las faltas. Surgen la modalidad de los delitos leves, como el delito de amenazas leves (171.7 ,CP), o el de coacciones leves (172.3 ,CP)

Se añaden varios preceptos el Art. 172 bis ,CP constituyente del delito de matrimonio forzado y el Art. 172 ter ,CPdelito de acoso, acecho u hostigamiento ("stalking") mediante llamadas telefónicas continuas, seguimientos o cualquier otra fórmula que lesione gravemente la libertad. También castiga el uso indebido de los datos de la víctima, que se produciría por ejemplo, cuando el sujeto activo suplanta la identidad de su victima, haciéndose pasar por ella en redes sociales.

 

El delito de coacciones protege el bien jurídico de la libertad en su fase externa: la libertad de obrar conforme a lo previamente decidido. Teniendo en cuenta que es un delito común, el sujeto activo puede ser cualquier persona, y el sujeto pasivo, aquella que tenga voluntad capaz de ser doblegada por la coacción, tanto imputable como inimputable, pero con una capacidad volitiva mínima.

La acción consiste en impedir con violencia a otra persona hacer algo que la ley no le prohíbe hacer, o bien compelerle a efectuar lo que no quiere hacer, ya sea justo o injusto sin estar legitimado o autorizado. El Art. 172 ,CP es un precepto que regula la coacción desde una perspectiva muy ambigua.

Existen supuestos problemáticos, en los que es dudoso que se esté ante una conducta prohibida por ley, como puede ser el caso de evitar el suicidio de un sujeto.

Otro problema son los tratamientos médicos coactivos, en donde surge la duda de que si el médico tiene que salvaguardar la vida de sus pacientes incluso en contra de su voluntad, incluso en este supuesto es probable que el médico incurra en un delito de coacciones.

Otro caso particular lo conforman los supuestos en el que el padre de un menor de edad se niega a consentir que su hijo reciba una transfusión de sangre. En la mayor parte de los casos existe un estado de necesidad, en cuyo caso el médico deberá acudir al Juez, aunque si se tratara de una actuación urgente, el médico se encontraría legitimado para intervenir. Caso semejante ocurre en los casos en que la mujer prefiere la muerte antes de que se le practique un aborto, en una situación de embarazo en la que su vida corre peligro.

El medio comisivo a través del cual se puede realizar el tipo delictivo, es la violencia, que según el Supremo puede ser tanto la vis física como la vis compulsiva, incluso el empleo de fuerza en las cosas, como por ejemplo la provocación del desalojo de un inquilino a través del corte del suministro de luz y agua.

El resultado consiste en impedir que otra persona haga algo u obligar a alguien a hacer algo que el sujeto no quiere hacer. Entre la acción y el resultado ha de haber una relación de causalidad.

El dolo del sujeto activo no debe de abarcar solo el empleo de la violencia sino que ha de saber que el empleo de esa violencia ha de buscar doblegar la voluntad del sujeto pasivo y quererlo así.

Las causas de justificación se recogen en el 20.7 ,CP, que hace mención a la antijuricidad. Recoge la eximente de obrar en el ejercicio de un deber, oficio o cargo, autoriza de esta manera a coaccionar, pero haciéndolo de una manera que no se extralimite en ese ejercicio.

El delito de coacciones es un delito de resultado que requiere para su consumación que el resultado sea alcanzado. Cabe la tentativa es este delito de coacciones, cuando se emplea violencia y no se consigue el resultado, distinguiendo entre tentativa acaba e inacabada.

La pena a imponer puede ser prisión de seis meses a tres años o multa de doce a veinticuatro meses. La gravedad de la coacción y los medios empleados son los criterios que la ley ofrece para elegir la clase de pena a imponer. La jurisprudencia en ocasiones aplica el delito continuado de coacciones.

El tipo agravado se regula en el párrafo segundo del 172.1 ,CP, que dispone que se aplicarán las penas señaladas en su mitad superior, salvo que el hecho tuviera señalada otra pena mayor en otro precepto del Código Penal, cuando la coacción ejercida tuviera como objeto impedir el ejercicio de un derecho fundamental. Al margen de que la libertad de obrar es siempre un derecho fundamental, habrá de entenderse por tal todos los que aparecen contenidos como tal en la Constitución. El fundamento de la agravación reside precisamente en la preeminencia que los mismos poseen en el ordenamiento jurídico estatal. No obstante, hay que observar la cláusula de subsidiariedad expresa que se atribuye a este precepto, pues en muchos casos estos derechos fundamentales poseen ya una protección penal más específica y más fuerte en otros preceptos.

Se recoge por primera vez el delito de matrimonio forzado (Art. 172 bis ,CP), castigado con una pena de prisión de seis meses a tres años y seis meses o con multa de doce a veinticuatro meses, según la gravedad de la coacción o de los medios empleados. La misma pena se impondrá a quien, con la finalidad de cometer los hechos a que se refiere el apartado anterior, utilice violencia, intimidación grave o engaño para forzar a otro a abandonar el territorio español o a no regresar al mismo. En su tercer apartado se contempla el tipo agravado, que dispone que las penas se impondrán en su mitad superior cuando la víctima fuera menor de edad.

El Art. 172ter ,CP, introducido también por la Ley 1/2015, de 30 de marzo, el delito de acoso, acecho u hostigamiento ("stalking") mediante llamadas telefónicas continuas, seguimientos o cualquier otra fórmula que pueda lesionar gravemente la libertad  y el sentimiento de seguridad de la víctima, aunque no se produzca violencia. Será castigado con la pena de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a veinticuatro meses el que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana.

Se prevé un tipo agravado cuando el ofendido fuere alguna de las personas a las que se refiere el apartado 2 del Art. 173 ,CP, se impondrá una pena de prisión de uno a dos años, o trabajos en beneficio de la comunidad de sesenta a ciento veinte días. En este caso no será necesaria la denuncia a que se refiere el apartado 4 de mismo artículo.

Se suele plantear conflicto entre el derecho de huelga y el delito de coacciones, pero en cualquier caso, queda prohibida cualquier interpretación del precepto penal que vacíe de contenido el citado derecho fundamental del 28.2 ,C. Española, debiéndose limitar exclusivamente al empleo de la violencia.

Los apartados 2 y 3 del 173.1 ,CP, regulan el acoso inmobiliario. Con la misma se tutela la capacidad de autodeterminación de las personas que legítimamente habiten en su domicilio, ya sea en calidad de propietarios o arrendatarios, frente a conductas coactivas.

El delito leve de coacciones se regula de la siguiente manera en el apartado 3 del Art. 173 ,CP:

"3. Fuera de los casos anteriores, el que cause a otro una coacción de carácter leve, será castigado con la pena de multa de uno a tres meses. Este hecho sólo será perseguible mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal."

Hay que tener en cuenta que cuando el ofendido fuere alguna de las personas a las que se refiere el apartado 2 del Art. 173 ,CP, la pena será la de localización permanente de cinco a treinta días, siempre en domicilio diferente y alejado del de la víctima, o trabajos en beneficio de la comunidad de cinco a treinta días, o multa de uno a cuatro meses, ésta última únicamente en los supuestos en los que concurran las circunstancias expresadas en el apartado 2 del  Art. 84 ,CP. En estos casos no será exigible la previa denuncia.

 

REGULACIÓN ANTERIOR AL 1 DE JULIO DE 2015:

Tipo básico del delito de coacciones. Art. 172 ,CP

Bien jurídico protegido.- La libertad en su fase externa, la libertad de obrar conforme a lo previamente decidido.

Sujeto activo.- Cualquier persona, es un delito común.

Sujeto pasivo.- Toda aquella que tenga voluntad capaz de ser doblegada por la coacción, tanto imputable como inimputable, pero han de tener una capacidad volitiva mínima.

Acción.- Consiste en impedir con violencia a otra persona hacer algo que la ley no le prohíbe hacer, o bien compelerle a efectuar lo que no quiere hacer, ya sea justo o injusto sin estar legitimado o autorizado. El Art. 172 ,CP es un precepto que regula la coacción desde una perspectiva muy ambigua.

Existen supuestos problemáticos, en los que es dudoso que se esté ante una conducta prohibida por ley, como puede ser el caso de evitar el suicidio de un sujeto.

Otro problema son los tratamientos médicos coactivos, en donde surge la duda de que si el médico tiene que salvaguardar la vida de sus pacientes incluso en contra de su voluntad, incluso en este supuesto es probable que el médico incurra en un delito de coacciones.

En caso de los menores de edad, por ejemplo, el médico que contra la voluntad del padre practica una transfusión de sangre a su hijo; en la mayor parte de los casos existe un estado de necesidad, debiéndole de preguntarle el médico al Juez, aunque si es necesaria una actuación urgente, el médico se encuentra legitimado para intervenir. Caso semejante ocurre en los casos en que la mujer prefiere la muerte antes de que se le practique un aborto, en una situación de embarazo en la que su vida corre peligro.

Medios comisivos.- Mediante violencia, la jurisprudencia del Tribunal Supremo entiende la violencia tanto como a la vis física como a la vis compulsivo, incluso el empleo de fuerza en las cosas, como por ejemplo la provocación del desalojo de un inquilino a través del corte del suministro de luz y agua.

Resultado.- Llegar a impedir hacer algo u obligar a hacer algo que el sujeto no quiere hacer. Entre la acción y el resultado ha de haber una relación de causalidad.

El dolo del sujeto activo no debe de abarcar solo el empleo de la violencia sino que ha de saber que el empleo de esa violencia ha de buscar doblegar la voluntad del sujeto pasivo y quererlo así.

Causas de justificación.- Se hace mención a la antijuricidad. El 20.7 ,CP recoge la eximente de obrar en el ejercicio de un deber, oficio o cargo, autoriza de esta manera a coaccionar, pero haciéndolo de una manera que no se extralimite en ese ejercicio.

Iter criminis.- El delito de coacciones es un delito de resultado que requiere para su consumación que el resultado sea alcanzado. Cabe la tentativa es este delito de coacciones, cuando se emplea violencia y no se consigue el resultado, distinguiendo entre tentativa acaba e inacabada.

Penalidad.- La pena a imponer puede ser prisión de seis meses a tres años o multa de doce a veinticuatro meses. La gravedad de la coacción y los medios empleados son los criterios que la ley ofrece para elegir la clase de pena a imponer. La jurisprudencia en ocasiones aplica el delito continuado de coacciones.

Tipo agravado.- En el párrafo segundo del 172.1 ,CP, se dispone que se aplicarán las peñas señaladas en su mitad superior, salvo que el hecho tuviera señalada otra pena mayor en otro precepto del Código Penal, cuando la coacción ejercida tuviera como objeto impedir el ejercicio de un derecho fundamental. Al margen de que la libertad de obrar es siempre un derecho fundamental, habrá de entenderse por tal todos los que aparecen contenidos como tal en la Constitución. El fundamento de la agravación reside precisamente en la preeminencia que los mismos poseen en el ordenamiento jurídico estatal. No obstante, hay que observar la cláusula de subsidiariedad expresa que se atribuye a este precepto, pues en muchos casos estos derechos fundamentales poseen ya una protección penal más específica y más fuerte en otros preceptos.

Se suele plantear conflicto entre el derecho de huelga y el delito de coacciones, pero en cualquier caso, queda prohibida cualquier interpretación del precepto penal que vacíe de contenido el citado derecho fundamental del 28.2 ,C. Española, debiéndose limitar exclusivamente al empleo de la violencia.

La reforma penal de 2010 ha introducido dos nuevos preceptos, este del que se habla y el contenido en el Art. 173 ,CP, para hacer frente al acoso inmobiliario. Con la misma se tutela la capacidad de autodeterminación de las personas que legítimamente habiten en su domicilio, ya sea en calidad de propietarios o arrendatarios, frente a conductas coactivas.

Tipo atenuado.- En este punto hay que hablar de la falta de coacciones, contenida en el Art. 620 ,CP, cuya pena conlleva una multa de diez a veinte días. Se tratan de coacciones de carácter leve, atendiendo al resultado, en función de la importancia de lo que se obliga a hacer u omitir. Esto es lo que es la gravedad desde un punto de vista jurisprudencial. También se hace referencia a los medios empleados para diferenciar el delito de la falta, en el que el medio empleado para diferenciar es la violencia

En el caso de que alguno de los sujetos pasivos sean los enumerados en el 173.2 ,CP, esta conducta es castigada por el 620.2 ,CP en su tercer párrafo, en el se nos dice que la pena para este caso será la de localización permanente de cuatro a ocho días, siempre en domicilio diferente y alejado del de la víctima, o trabajos en beneficio de la comunidad de cinco a diez días. En éstos casos no será exigible la denuncia que exige el párrafo segundo del 620.2 ,CP.

No hay versiones para este comentario

Coacciones
Delito de coacciones
Violencia
Voluntad
Tentativa
Menor de edad
Delito de matrimonio forzado
Arrendatario
Stalking
Delito de acoso
Delito leve
Suicidio
Conducta prohibida
Amenazas leves
Estado de necesidad
Delitos contra la libertad
Delito de amenazas
Aborto
Desalojo
Empleo de la fuerza
Fuerza en las cosas
Relación de causalidad
Dolo
Trabajos en beneficio de la comunidad
Delitos continuados
Tipo penal
Vis compulsiva
Derecho a huelga
Tutela
Acoso inmobiliario
Intimidación
Dueño
Localización permanente
Denuncia de la persona agraviada
Iter criminis
Falta de coacciones