El delito fiscal como delito antecedente del blanqueo de capitales

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal
  • Fecha última revisión: 31/01/2020

El delito fiscal puede ser antecedente del delito de blanqueo de capitales, pero requerirá en todo caso precisar la cuota defraudada para diferenciarla del resto de beneficios obtenidos por vías no delictivas.

Unido a las criticas por la posible vulneración del principio non bis in idem, que analizamos en el apartado anterior, se unían las criticas sobre si el delito fiscal generaba bienes susceptibles de ser blanqueados.

El punto de inflexión al respecto lo determinó la sentencia del Tribunal Supremo 974/2012 de 5 de diciembre de 2012 (ECLI: ES:TS:2012:8701, caso Ballena Blanca) en el que se estableció la admisibilidad del delito fiscal como antecedente del blanqueo sobre la base de las siguientes argumentaciones:

1) La Ley 10/2010 de prevención del blanqueo de capitales contempla la cuota defraudada en el delito fiscal como bien susceptible de blanqueo.

2) La situación jurídica en otros países permite constatar que en algunos tribunales ya se ha pronunciado a favor de admitir que el fraude fiscal constituya delito previo del blanqueo.

3) El capital defraudado es idóneo para el blanqueo: existe "contaminación, cuando suprimiendo mentalmente la actividad delictiva -en este caso el delito grave (delito fiscal)- el bien no se encuentra en el patrimonio de un sujeto. En este caso, se puede afirmar que el bien tiene su origen en aquel delito".

No obstante, dicha sentencia contaba con el voto particular del Magistrado Don Antonio García Del Moral que defendía la inidoneidad del delito de defraudación tributaria en su modalidad de elusión del pago de tributos para erigirse en presupuesto del delito de blanqueo de capitales o el autoblanqueo. El voto particular sostenía la dificultad de individualizar la cuota defraudada en el patrimonio del autor y la improcedencia de que las cantidades eludidas pudiesen suponer capitales a efectos del blanqueo: “cualquier actividad delictiva puede dar lugar al delito de lavado de capitales, siempre y cuando se trate de delitos que originen bienes (o 'capitales' en un sentido lato, si queremos reservar un espacio por reducido que sea al todavía vigente delito de receptación). Origen en ese contexto significa gramaticalmente causa, procedencia, principio, fuente. Los bienes objeto de 'lavado' han de provenir de un delito, han de tener en una actividad delictiva su causa. Solo pueden servir de presupuesto del delito de blanqueo de capitales por tanto los delitos idóneos para 'generar' bienes o ganancias en sentido material. Una 'no pérdida' es diferente a una ganancia. Ganancia y ahorro son realidades diferentes. Quien ahorra, no está ganando, no está obteniendo ningún bien; sencillamente lo está manteniendo”.

Aunque la anterior resolución no zanjó la discusión doctrinal y judicial, la cuestión parece darla por zanjada la reciente sentencia 617/2018 de 3 de diciembre (ECLI: ES:TS:2018:4106) a la luz de la Directiva 2018/1673 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre, pues incluye entre los delitos antecedentes, dentro del concepto de 'actividad delictiva', los delitos fiscales relacionados con impuestos directos o indirectos, tal como están establecidos en el Derecho Nacional.

No obstante, reconoce que es necesario en todo caso precisar la cuota defraudada para diferenciarla del resto de beneficios obtenidos por vías no delictivas, respecto de los que no se puede hablar de blanqueo de capitales, lo cual no está exento de dificultad.

“Y en cuanto a los posibles delitos contra la Hacienda Pública, no se describe en los hechos probados ni tampoco en la fundamentación jurídica, la conducta que sería constitutiva del delito, ni se precisan las cuotas defraudadas que, en su caso, constituirían el dinero lavado, objeto del delito de blanqueo. No es preciso ahondar aquí en la polémica doctrinal acerca de si el delito contra la Hacienda Pública puede ser el antecedente del delito de blanqueo. La Directiva 2018/1673, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre, incluye entre los delitos antecedentes, dentro del concepto de 'actividad delictiva', los delitos fiscales relacionados con impuestos directos o indirectos, tal como están establecidos en el Derecho Nacional.

Pero, en cualquier caso, habría sido necesario precisar la cuota defraudada para diferenciarla del resto de los beneficios obtenidos por vías no delictivas, respecto de los que no sería posible apreciar un delito de blanqueo de capitales”.

El obligado tributario que realiza una actividad lícita incurriendo en un delito contra la Hacienda Pública, puede ser autor de un delito de blanqueo de capitales si con la cuota tributaria defraudada procede a su blanqueo. En caso de que la actividad que ejerce es per se ilícita, cualquier cantidad de dinero blanqueada, ya sea de la cuota defraudada o de las ganancias derivadas del mismo, supone la comisión de un delito de blanqueo. En este último caso habrá de atenerse al gravamen de las rentas ilícitas y a la nueva configuración del decomiso de Ley Orgánica 1/2015.

El blanqueo de capitales se incluye en el Título XIII de los “Delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico”- del Libro II del Código Penal. Como nota histórico-legislativa, el delito de blanqueo de capitales aflora en nuestro ordenamiento jurídico por la Ley orgánica 1/1988, de 24 de marzo, de reforma del Código penal en materia de tráfico ilegal de drogas.

A diferencia del delito contra la Hacienda Pública, el delito de blanqueo es un delito común que puede ser cometido por cualquier persona. Y tal y como hemos examinado en bloques anteriores, el delito contra la Hacienda Pública supuso un antecedente normativo para la posterior codificación del blanqueo de capitales, tal es así que recordaremos que la primera aparición codificadora de aquellos delitos, se materializa por la Ley 50/1977, de 14 de noviembre.

Otra diferencia sustancial entre ambos delitos, se refiere a su configuración dogmática, siendo el delito de blanqueo de capitales una conducta que admite tanto la forma dolosa como la imprudencia grave, estando penado el autoblanqueo desde la Ley Orgánica 5/2010. Por el contrario, como examinamos anteriormente, los delitos contra la Hacienda Pública no admiten formas imprudentes de comisión. Ahora bien, la Ley 10/2010 de Blanqueo de Capitales, admite en sede administrativa la posibilidad de que la cuota defraudada pueda ser objeto de blanqueo, de igual manera perfila las dificultades que puede generar el autoblanqueo de la cuota defraudada y los problemas concursales del principio general penal non bis in ídem, que examinaremos en los siguientes bloques. 

El blanqueo de capitales es un delito pluriofensivo, el sujeto pasivo en este caso no es la Hacienda Pública, sino que atenta contra la sociedad en general, por lo que no habiendo un perjudicado concreto, se procede a decomisar las ganancias obtenidas por los culpables. No existe pues un fallo condenatorio orientado a la responsabilidad civil determinada por la deuda tributaria defraudada.

Para la constatación del delito de blanqueo de capitales se requiere un delito previo, también denominado por la doctrina como delito subyacente, antecedente o fuente, en definitiva, de una actividad delictiva previa y compatible. El delito contra la Hacienda Pública se convierte en delito antecedente del delito de blanqueo de capitales cuando el “dinero negro” proveniente del fraude a la Hacienda Pública, supere la cuantía de los 120.000 euros, transformando en sucio, lo que antes era dinero negro.

Los principales argumentos que establece la doctrina mayoritaria sobre la defensa de que el delito de defraudación tributaria puede ser delito antecedente del 301 CP, se basan fundamentalmente en que aquel es una actividad delictiva previa o subyacente al blanqueo de capitales, tal y como examinábamos al comienzo de esta parte. A mayores, el Código Penal no limita el hecho de que la defraudación tributaria pueda derivarse en un delito antecedente, por lo que es lógico que este no deba de ser descartado. La mayoría de los autores consideran que ambas actividades delictivas son coyunturales o complementarias, con tratamiento dogmático independiente, aunque con una clara vocación precedente de la defraudación sobre el blanqueo.

Como requisito fundamental, es necesario que la conducta defraudadora se ajuste a todos los elementos del tipo del artículo 305 Código Penal, entre los que se encuentra la condición objetiva de la punibilidad determinada en la necesidad de que la cuota defraudada supere la cuantía de los 120.000 euros, en caso contrario, la conducta no podría constatarse al no componer todos los elementos que exige el tipo y no existiendo delito previo, si no una infracción tributaria, la cuota tributaria, no sería objeto de blanqueo ya que estaríamos ante dinero negro y no dinero sucio. El legislador ha optado con esta fórmula, por un sistema incriminatorio que admite cualquier modalidad delictiva que genere bienes susceptibles de ser blanqueados, pudiendo ser el delito fiscal, delito previo del blanqueo de capitales.

El Tribunal Supremo ha determinado reiteradamente que la cuota tributaria defraudada puede ser objeto material idóneo para ser posteriormente blanqueado ya que constituye un bien que encaja a la perfección en los elementos del tipo del artículo 301 del Código Penal, ya que se puede conceptuar como el beneficio o provecho económico derivado del delito y susceptible de ser considerado bien idóneo del delito de blanqueo de capitales.

Blanqueo de la cuota tributaria proveniente de una actividad lícita

El blanqueo del dinero negro proveniente de una actividad lícita se puede verificar por dos vías:

  • Con la presentación de una declaración (CP 305.4), independientemente de cual sea su cuantía, antes de iniciadas las actuaciones inspectoras y se proceda al completo reconocimiento y pago de la deuda tributaria –cuota defraudada, recargos y, en su caso, intereses de demora-. Ahora bien, dicha regularización, exculpa de los delitos contra la Hacienda Pública, del delito contable y de falsedad documental, pero no de otros delitos, como el de blanqueo.
  • Mediante la regularización por la vía de las actas de inspección, en caso de que la cuota defraudada es inferior a 120.000 euros. Aunque a tenor del artículo 48 de la Ley 10/2010, deberá se deberá de informar al Servicio Ejecutivo de la Comisión en caso de que se deduzcan indicios o pruebas de blanqueo de capitales.

 

- Sentencia Penal Nº 20/2013, Audiencia Provincial de Ceuta, Sección 6, Rec 70/2012 de 25 de Febrero de 2012

“...redacción vigente en el momento en el que se cometieron los hechos sancionaba al que adquiriese, convirtiese o transmitiese bienes sabiendo que tienen su origen en un delito grave o realizase cualquier otro acto para ocultar o encubrir su origen ilícito o para ayudar a la persona que haya participado en la posible infracción a eludir las consecuencia legales de sus actos. El uso de un capital que tiene su... ...', la infracción analizada en el fundamento de derecho anterior se consumó, dado que los actos de conversión del capital obtenido en un delito con las características antes indicadas se llevaron a cabo hasta el completo agotamiento de sus efectos. CUARTO.-Las conductas realizadas por el acusado deben encuadrarse dentro de la autoría directa, conforme con el artículo 28 del código penal , pues...”.

- Sentencia Penal Nº 33/2011, Audiencia Provincial de Pontevedra, Sección 4, Rec 13/2011 de 17 de Noviembre de 2011

“...patrimonio tenga un origen no demostrado y que por tanto no pueda afirmarse su ilicitud, no excluye la ejecución de actos típicos de blanqueo", pero los desembolsos anteriormente relacionados, realizados, además, en efectivo se compadecen mal con las fuentes de ingresos justificados del matrimonio por las actividades lícitas llevadas a cabo por los mismos , de acuerdo con los datos que proporciona la TGSS... ...y la AEAT y no se corresponden con los derivados de las actividades lícitas llevadas a cabo por los acusados. Aunque ambos han declarado que tuvieron ingresos cuando se casaron provenientes, en el caso de Cosme , de los beneficios del bar y de su trabajo en el vivero de sus padres y Estrella tenía dinero ahorrado de sus trabajos, y que posteriormente la explotación de la Concesión administrativa de...”

 

Blanqueo de la cuota tributaria proveniente de una actividad ilícita

Esta conducta ha sido posible hasta la amnistía fiscal de 2012, siendo esta vía normativa el medio más eficaz para regularizar el dinero negro que generaba el fraude fiscal y que, junto con el dinero sucio, proveniente de las actividades delictivas, servía para financiar el déficit público.

El blanqueo de la cuota tributaria del delito fiscal proveniente de una actividad ilícita nos sitúa ante tres esferas delictivas:

  • A la ACTIVIDAD DELICTIVA propiamente dicha.
  • A la DEFRAUDACIÓN A LA HACIENDA PÚBLICA.
  • Al BLANQUEO DEL CAPITAL derivado.

A diferencia de lo que analizamos respecto de la repercusión tributaria de la actividad legal, cualquier cantidad blanqueada proveniente de un delito, forme parte o no de la cuota tributaria defraudada, implica la necesaria comisión de un delito de blanqueo de capitales. Como ejemplo más clarificador, nos atenemos al delito de narcotráfico donde el autor material de tráfico de drogas, no tributando las ganancias ilícitas, recoloca la ganancia obtenida ilícitamente y sin declarar en el sector inmobiliario, con la subsiguiente constatación del delito de blanqueo de capitales.

La sentencia del TS  de 21 de diciembre de 2016 (TS 2ª, recurso 525/2016), clarifica todavía más el alcance jurídico del blanqueo en el aspecto que nos ocupa:

“Más allá de la realidad de los préstamos bancarios que se traen a colación, la sentencia de instancia los contempla como meros instrumentos de confusión para la introducción en el tráfico mercantil de los diez millones de euros con los que se hizo el acusado al vender su empresa inglesa en fraude de acreedores y con manipulación del precio de las acciones, pues el Tribunal se muestra convencido de que las inversiones abordadas por el imputado se realizaron con el dinero procedente del fraude y entiende también que el recurrente, no solo supo del origen delictivo de los caudales, sino que se prestó voluntariamente a facilitar que el inculpado pudiera ocultar el origen de los recursos económicos empleados en las inversiones y a aprovecharse del fruto de su defraudación”.

Existen casos en los que el delito antecedente pudiese absorber al delito de blanqueo de capitales, ya que podría deducirse, según la jurisprudencia, una doble punición que lesionaría el principio del “non bis in ídem”. En estos casos, se constataría una unidad de elementos criminales en ambas conductas en las que la penalidad del delito subyacente, con su pena de decomiso y pena pecuniaria, ya quedaría previamente remitida. Pero, por regla general en la práctica, la doble punición es procedente ya que en caso de que el patrimonio tenga su origen en un delito de tráfico de drogas, esta masa patrimonial de origen ilícito aparece desligada de la conducta de tráfico que ha sido objeto de persecución y condena, ya que el tráfico de drogas objeto de la condena, es ajeno al patrimonio de origen ilícito generado por las operaciones del tráfico.

- Sentencia Penal Nº 111/2017, Audiencia Provincial de Lugo, Sección 2, Rec 2/2016 de 12 de Junio de 2017

“...directamente, sino que lo que se sanciona es el retorno al ciclo económico de la riqueza generada ilícitamente. En el presente caso, en el supuesto de Justiniano , sería una actividad delictiva solapada con el delito de blanqueo, pues serían los bienes procedentes del delito los que son objeto del delito de blanqueo.Este planteamiento ha dado lugar a pronunciamientos discrepantes en la Jurisprudencia del... ...proveniente de las actividades ilícitas relacionadas con la venta de minutaje a través de las máquinas SIMBOX, contrabando de terminales telefónicos o delitos de fraude fiscal y de IVA, y así rentabilizar en canales financieros legales las ganancias e introducirlas en el circuito económico.No obstante, en el presente caso no se daría, por el momento esa doble imposición, pues la actividad desplegada por el...”.

 

- Sentencia Penal Nº 25/2014, Audiencia Nacional, Servicios Centrales, Sección 4, Rec 2/2013 de 30 de Junio de 2014

“...posible para tener por acreditada su comisión, designándose como indicios más habituales en esta clase de infracciones: a) La importancia de la cantidad del dinero blanqueado. b) La vinculación de los autores con actividades ilícitas o grupos o personas relacionados con ellas. c) Lo inusual o desproporcionado del incremento patrimonial del sujeto. d) La naturaleza y características de las operaciones... ..., sabiendo que provienen de la realización de una actividad delictiva, cometida por el agente o por cualquiera tercera persona (artículo 301.1 inciso primero); modalidad que tipifica comportamientos genuinos de blanqueo, que son los encaminados a introducir los bienes de ilícita procedencia en el mercado legal, equivaliendo la conversión a la transformación de bienes en otros distintos, mientras que la...”.

 

- Sentencia Penal Nº 17/2015, Audiencia Provincial de Segovia, Sección 1, Rec 8/2015 de 05 de Noviembre de 2015

“...por auto blanqueo al responsable de la actividad delictiva antecedente, por el mero hecho de adquirir los bienes que son consecuencia necesaria e inmediata de la realización de su delito, pues la finalidad de encubrir u ocultar la ilícita procedencia de los bienes o ayudar a los participantes del delito previo, es lo que constituye, en consecuencia, un elemento esencial integrante de todas las... ...conclusión de que proceden de la actividad ilícita por la que ya fue condenado por sentencia de esta Sala de 10 de diciembre de 2004 . Sin embargo, para poder fundamentar una condena a Moises por blanqueo de capitales resultaría, por todo lo expuesto, imprescindible no solo la prueba de que todos los ingresos en cuenta los realizara él mismo, sino también de que el dinero de tales ingresos se...”

 

 

 

 

No hay versiones para este comentario

Delitos contra la Hacienda Pública
Delito de blanqueo de capitales
Delito fiscal
Cuota defraudada
Blanqueo de capitales
Actividad delictiva
Fraude fiscal
Cuota tributaria
Autoblanqueo
Principio non bis in idem
Impuestos directos
Decomiso
Delito grave
Delito de receptación
Pago de impuestos
Contaminación
Obligado tributario
Fraude
Imprudencia grave
Responsabilidad civil
Infracciones tributarias
Punibilidad
Defraudaciones
Deuda tributaria
Pago de la deuda tributaria
Autor directo
Tráfico de drogas
Falsedad documental
Inversiones
Documento falso
Intereses de demora
Tesorería General de la Seguridad Social
Acta de inspección
Ocultar o encubrir el origen delictivo
Ganancia ilícita
Fraude de acreedores
Autor material
Amnistía fiscal
Concesiones administrativas
Delito de tráfico de drogas

Ley Orgánica 5/2010 de 22 de Jun (Se modifica la LO. 10/1995, del Codigo Penal) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 152 Fecha de Publicación: 23/06/2010 Fecha de entrada en vigor: 23/12/2010 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Características especiales del delito de defraudación a Hacienda

    Orden: Penal Fecha última revisión: 30/10/2019

    El delito de defraudación a Hacienda, regulado en el artículo 305 del Código Penal castiga al que por acción u omisión, defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de tributos, cantidades retenidas o qu...

  • Delito de defraudación a Hacienda

    Orden: Penal Fecha última revisión: 03/02/2020

    El delito de defraudación a Hacienda (delito contra la Hacienda Pública), regulado en el artículo 305 del Código Penal castiga al que por acción u omisión, defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago d...

  • Especialidades del procedimiento por delitos contra la Hacienda Pública

    Orden: Penal Fecha última revisión: 31/01/2020

    El delito contra la Hacienda Pública se encuentra tipificado en el artículo 305 y siguientes del Código Penal, castigando al que,  por acción u omisión, defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de t...

  • El delito de blanqueo de capitales y delito de receptación de bienes

    Orden: Penal Fecha última revisión: 17/09/2019

    El delito de receptación de bienes se encuentra regulado en el artículo 298 del Código Penal, mientras que, el delito de blanqueo de capitales encuentra su regulación en el artículo 301 del Código Penal. El origen de la regulación del blanque...

  • Tipo objetivo y tipo subjetivo del delito de defraudación a Hacienda

    Orden: Penal Fecha última revisión: 30/10/2019

    El delito de defraudación a Hacienda se encuentra tipificado en el artículo 305 del Código Penal.Tipo objetivoEl tipo penal está constituido objetivamente por:Un autor caracterizado por ser deudor tributario. Se trata de un «delito especial» qu...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados