El robo y hurto de uso de vehículos como modalidad de delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Delitos contra la Seguridad Vial

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    NOVEDAD: Con motivo de la supresión de las faltas penales, los accidentes de tráfico dejan de estar tipificados en la vía penal, salvo que los hechos revistan carácter de delito de conducción con alcoholemia en el que se hayan producido lesio...

  • Delito de hurto

    Órden: Penal Fecha última revisión: 31/01/2014

    El delito de hurto se encuentra regulado en el Capítulo I, del Título XIII, del Libro II del Código Penal (Art. 234-236 ,Código Penal), bajo la rúbrica «De los hurtos» NOVEDAD: La Ley Orgánica 1/2015, modifica todo el articulado que ...

  • Delito de robo

    Órden: Penal Fecha última revisión: 03/01/2013

    El delito de robo se encuentra regulado en el Capítulo II, del Título XIII, del Libro II del Código Penal (Art. 237-242 ,Código Penal).  NOVEDAD: La Ley Orgánica 1/2015, modifica todo el articulado que engloba el Título XIII del Libr...

  • Delito de superación de los límites de velocidad

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    El primer delito contra la Seguridad Vial (Capítulo IV del Título XVII "De los delitos contra la seguridad colectiva"), que se regula en el Código Penal es el delito de conducir superando los límites de velocidad establecidos, determinándose en ...

  • Delito de conducción con temeridad manifiesta

    Órden: Penal Fecha última revisión: 20/11/2014

    NOVEDAD: Con motivo de la supresión de las faltas penales, los accidentes de tráfico dejan de estar tipificados en la vía penal, salvo que los hechos revistan carácter de delito de conducción con alcoholemia en el que se hayan producido les...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

El delito de robo y hurto de uso de vehículos se encuentra regulado en el Capítulo IV, del Título XIII, del Libro II del Código Penal (Art. 244 ,Código Penal).

NOVEDAD: La Ley Orgánica 1/2015, modifica todo el articulado que engloba el Título XIII del Libro II del Código Penal. Esta última reforma penal elimina las faltas, y las conductas que tradicionalmente se englobaban en la categoría de faltas, se pasan a regular como delitos leves (13.4 ,Código Penal). 

La pena que contempla el Art. 244 ,Código Penal es de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días o multa de dos a doce meses.

El bien jurídico protegido es el derecho de uso o utilización que ostenta el propietario sobre el vehículo o ciclomotor y, por consiguiente, cometerá el delito tanto quien sustrae y se apodera del vehículo o ciclomotor como quien poseyéndolo legítimamente, realiza un uso del vehículo o ciclomotor distinto de aquel para el que había emitido autorización el propietario.

El sujeto activo de este delito podrá ser cualquier persona salvo el propietario del vehículo o ciclomotor. En el supuesto de que el propietario cometa esta conducta respecto del poseedor legítimo, no estaría cometiendo un delito de robo o hurto de uso de vehículos, pues no se trataría de un vehículo ajeno, aunque sí podría tratarse de un hurto de posesión (Art. 236 ,Código Penal). Por otra parte, el sujeto pasivo será tanto el propietario como el poseedor legítimo de un vehículo o ciclomotor.

El objeto material será única y exclusivamente un vehículo a motor o un ciclomotor, es decir, cualquier vehículo de tracción mecánica. Lo que se castiga es la utilización del vehículo sólo para usarlo, por consiguiente, no debe de existir un ánimo de apropiación. El legislador objetiviza dicho ánimo de apropiación a través de la restitución del vehículo o ciclomotor directa o indirectamente en un plazo de 48 horas, en cuyo caso pasaríamos a encontrarnos ante un robo o un hurto genérico.

La conducta típica del delito de robo y hurto de uso de vehículos se encuentra recogida por el Art. 244 ,Código Penal, en el cual hay un tipo básico y varias figuras agravadas. Así pues, el mencionado precepto se estructura en 4 apartados:

- 244.1 ,Código Penal: Este artículo viene a establecer el tipo básico y respecto de la conducta típica dice que será castigado con la pena de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días o multa de 6 a 12 meses, aquel que sustrajere o utilizare un vehículo a motor o ciclomotor ajenos sin la debida autorización, pero sin ánimo de apropiárselo y siempre que, ya fuere indirecta o directamente, lo restituyere en un plazo máximo de 48 horas y sin que la pena impuesta pueda ser igual o superior a la que le correspondería en el supuesto de que se apropiare definitivamente del vehículo. Así pues, la conducta típica aquí descrita requiere dos componentes:

  • La sustracción del vehículo o ciclomotor: Esto requiere un acto de apoderamiento así como la utilización del vehículo o ciclomotor de acuerdo con su destino, es decir, la conducción del mismo.
  • La utilización del vehículo o ciclomotor sin autorización: Basta con que se utilice sin el consentimiento de su propietario o poseedor legítimo.

- 244.2 ,Código Penal: Este artículo hace referencia al tipo agravado del delito de robo y hurto de uso de vehículos a motor y establece que en el supuesto de que el hecho descrito por el primer apartado fuere ejecutado empleando fuerza en las cosas, la pena será aplicada en su mitad superior.

- 244.3 ,Código Penal: Se refiere al supuesto en que la restitución del vehículo o ciclomotor se produce con posterioridad a las 48 horas o simplemente no se produce. Así, dice el precepto que de no efectuarse la restitución en el plazo señalado, el hecho será castigado como hurto o robo en sus respectivos casos. La restitución implica la devolución del vehículo al propietario del mismo. No obstante, en el 244.1 ,Código Penal se hace referencia a una restitución directa y a una indirecta, sin embargo, ambas producen los mismos efectos. La restitución directa se da en los casos en que el vehículo se deja en el lugar en el que se encontraba al tiempo de la sustracción o en un lugar donde pueda encontrarse fácilmente. Por el contrario, el abandono del vehículo en cualquier lugar es una forma de restitución indirecta.

- 244.4 ,Código Penal: Este artículo establece que en el supuesto de que el hecho fuere cometido con violencia o intimidación en las personas, serán impuestas las penas del Art. 242 ,Código Penal:

- De 2 a 5 años de prisión para el que cometiere un robo con violencia o intimidación.

- La misma pena en su mitad superior, para el supuesto de que el delincuente hiciere uso de las armas o de otros medios igualmente peligrosos para cometer el delito o incluso para solo salvaguardar su huida.

- La pena inferior en grado teniendo en cuenta la menor entidad de la violencia o intimidación ejercidas valorando las demás circunstancias del hecho.

El delito se consuma con la puesta en marcha y circulación del vehículo a motor o del ciclomotor. Asimismo, nos encontraríamos ante una tentativa del delito de robo y hurto de uso de vehículos a motor cuando se intenta poner en marcha el vehículo pero no se consigue.

En lo referente a la autoría y a la participación surgen dudas a la hora de determinar qué ocurre con todos aquellos sujetos que utilizan el vehículo sustraído a sabiendas de que ha sido hurtado o robado. La legislación actual incluye a estos sujetos como responsables penales.

Por otra parte, en el supuesto de que un individuo sustraiga el vehículo y otro lo conduzca, en este caso ambos serán coautores de un delito de robo o hurto de uso de vehículos a motor. No obstante, aquellos sujetos que suban al vehículo sin haberlo sustraído y sin que lo conduzcan están exentas de responsabilidad penal.

 

REGULACIÓN ANTERIOR A LA REFORMA:

 

El delito de robo y hurto de uso de vehículos se encuentra regulado en el Capítulo IV, del Título XIII, del Libro II del Código Penal (Art. 244 ,Código Penal).

La LO 15/2003, de 26 de noviembre, por la que se modifica la LO 10/1995, de 23 de noviembre del Código Penal introduce dos novedades con respecto a este tipo de delitos:

  1. Sustitución del valor mínimo del vehículo expresado en pesetas por su valor expresado en euros, que deberá ser de 400€.
  2. La conducta típica  pasa a describirse a través de los verbos “sustrajere” o utilizare”.

Bien jurídico protegido

El bien jurídico protegido del delito de robo y hurto de uso de vehículos ha sido objeto de discusión en reiteradas ocasiones. Así, son dos las posturas en relación con este elemento:

  • El bien jurídico protegido es el derecho de uso o utilización que tiene el propietario sobre el vehículo o ciclomotor, cometiendo el delito tanto el que sustrae o se apodera del vehículo como el que poseyéndolo legítimamente, lleva a cabo un uso del vehículo distinto de aquel para el cual le había autorizado el propietario.
  • Teniendo en cuenta que el delito de robo y hurto de vehículos no es un defecto del hurto, en este caso, el bien jurídico protegido es la posesión y, por consiguiente, únicamente podrá cometer el delito quien no tiene la condición de poseedor legítimo.

No obstante, actualmente, el bien jurídico protegido es el derecho de uso o utilización que ostenta el propietario sobre el vehículo o ciclomotor y, por consiguiente, cometerá el delito tanto quien sustrae y se apodera del vehículo o ciclomotor como quien poseyéndolo legítimamente, realiza un uso del vehículo o ciclomotor distinto de aquel para el que había emitido autorización el propietario.

Sujetos activo y pasivo

El sujeto activo de este delito podrá ser cualquier persona salvo el propietario del vehículo o ciclomotor. En el supuesto de que el propietario cometa esta conducta respecto del poseedor legítimo, no estaría cometiendo un delito de robo o hurto de uso de vehículos, pues no se trataría de un vehículo ajeno, aunque sí podría tratarse de un hurto de posesión (Art. 236 ,Código Penal).

Por otra parte, el sujeto pasivo será tanto el propietario como el poseedor legítimo de un vehículo o ciclomotor.

Objeto material

El objeto material será única y exclusivamente un vehículo a motor o un ciclomotor, es decir, cualquier vehículo de tracción mecánica. Asimismo, el valor del vehículo deberá ser superior a 400€, pues en el supuesto de que el valor sea inferior, estaríamos ante una falta del 623.3 ,Código Penal.

Lo que se castiga es la utilización del vehículo sólo para usarlo, por consiguiente, no debe de existir un ánimo de apropiación. El legislador objetiviza dicho ánimo de apropiación a través de la restitución del vehículo o ciclomotor directa o indirectamente en un plazo de 48 horas, en cuyo caso pasaríamos a encontrarnos ante un robo o un hurto genérico.

Conducta típica

La conducta típica del delito de robo y hurto de uso de vehículos se encuentra recogida por el artículo 244 Código Penal, en el cual hay un tipo básico y varias figuras agravadas. Así pues, el mencionado precepto se estructura en 4 apartados:

1. 244.1 ,Código Penal: Este artículo viene a establecer el tipo básico y respecto de la conducta típica dice que será castigado con la pena de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días o multa de 6 a 12 meses, aquel que sustrajere o utilizare un vehículo a motor o ciclomotor ajenos sin la debida autorización cuyo valor fuere superior a 400€ pero sin ánimo de apropiárselo y siempre que, ya fuere indirecta o directamente, lo restituyere en un plazo máximo de 48 horas y sin que la pena impuesta pueda ser igual o superior a la que le correspondería en el supuesto de que se apropiare definitivamente del vehículo. Asimismo, continúa diciendo el precepto que será castigado con la misma pena el que en el plazo de un año realice la acción descrita en el 623.3 ,Código Penal 4 veces y siempre que el montante acumulado de las infracciones sea superior al mínimo de la referida figura del delito. Así pues, la conducta típica aquí descrita requiere dos componentes:

  • La sustracción del vehículo o ciclomotor: Esto requiere un acto de apoderamiento así como la utilización del vehículo o ciclomotor de acuerdo con su destino, es decir, la conducción del mismo.
  • La utilización del vehículo o ciclomotor sin autorización: Basta con que se utilice sin el consentimiento de su propietario o poseedor legítimo.

2. 244.2 ,Código Penal: Este artículo hace referencia al tipo agravado del delito de robo y hurto de uso de vehículos a motor y establece que en el supuesto de que el hecho descrito por el primer apartado fuere ejecutado empleando fuerza en las cosas, la pena será aplicada en su mitad superior.

3. 244.3 ,Código Penal: Se refiere al supuesto en que la restitución del vehículo o ciclomotor se produce con posterioridad a las 48 horas o simplemente no se produce. Así, dice el precepto que de no efectuarse la restitución en el plazo señalado, el hecho será castigado como hurto o robo en sus respectivos casos. La restitución implica la devolución del vehículo al propietario del mismo. No obstante, en el 244.1 ,Código Penal se hace referencia a una restitución directa y a una indirecta, sin embargo, ambas producen los mismos efectos. La restitución directa se da en los casos en que el vehículo se deja en el lugar en el que se encontraba al tiempo de la sustracción o en un lugar donde pueda encontrarse fácilmente. Por el contrario, el abandono del vehículo en cualquier lugar es una forma de restitución indirecta.

4. 244.4 ,Código Penal: Este artículo establece que en el supuesto de que el hecho fuere cometido con violencia o intimidación en las personas, serán impuestas las penas del Art. 242 ,Código Penal:

  • De 2 a 5 años de prisión para el que cometiere un robo con violencia o intimidación.
  • La misma pena en su mitad superior, para el supuesto de que el delincuente hiciere uso de las armas o de otros medios igualmente peligrosos para cometer el delito o incluso para solo salvaguardar su huída.
  • La pena inferior en grado teniendo en cuenta la menor entidad de la violencia o intimidación ejercidas valorando las demás circunstancias del hecho.

Iter criminis

El delito se consuma con la puesta en marcha y circulación del vehículo a motor o del ciclomotor. Asimismo, nos encontraríamos ante una tentativa del delito de robo y hurto de uso de vehículos a motor cuando se intenta poner en marcha el vehículo pero no se consigue.

Autoría y participación

En lo referente a la autoría y a la participación surgen dudas a la hora de determinar qué ocurre con todos aquellos sujetos que utilizan el vehículo sustraído a sabiendas de que ha sido hurtado o robado. La legislación anterior no penaba esta conducta, toda vez que no habían sido ellos los que habían realizado la sustracción, sin embargo, la regulación actual sí incluye a estos sujetos como responsables penales.

Por otra parte, en el supuesto de que un individuo sustraiga el vehículo y otro lo conduzca, en este caso ambos serán coautores de un delito de robo o hurto de uso de vehículos a motor. No obstante, aquellos sujetos que suban al vehículo sin haberlo sustraído y sin que lo conduzcan están exentas de responsabilidad penal.

No hay versiones para este comentario

Motocicletas
Dueño
Hurto
Robo y hurto de uso de vehículo
Poseedor legítimo
Delito de robo
Trabajos en beneficio de la comunidad
Robo
Violencia o intimidación
Delito leve
Abandono de vehículo
Fuerza en las cosas
Tentativa
Robo con violencia o intimidación
Circulación de vehículos
Responsabilidad penal
Responsabilidad
Coautoría
Iter criminis