El delito de atentado contra la autoridad como modalidad de delitos contra el orden público

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Regulación de los delitos de desórdenes públicos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 14/11/2014

    El Capítulo III, del Título XXII, regula los desórdenes públicos. Comprende los artículos que van desde el Art. 557 ,Código penal a Art. 561 ,Código penal.  NOVEDAD: La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, modifica el articulado qu...

  • El cumplimiento de un deber o el ejercicio de un derecho como causa de justificación de los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    El 20.7 ,CP, declara también exento de responsabilidad criminal a:  «El que obre en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, oficio o cargo».  Los requisitos para que se cumpla esta causa de justificación: Orige...

  • Los delitos relativos al ejercicio de derechos fundamentales

    Órden: Penal Fecha última revisión: 27/12/2012

    La tipificación de estos delitos se contempla en los artículos Art. 510 ,CP a Art. 521 ,CP, dentro del del Título XXI, en el Capítulo IV, "De los delitos relativos al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas" que se di...

  • Delito de realización arbitraria del propio derecho

    Órden: Penal Fecha última revisión: 19/12/2012

    El Capítulo IV "De la realización arbitraria del propio derecho", está compuesto por un único artículo, el Art. 455 ,CP, según el cual, el que, para realizar un derecho propio, actuando fuera de las vías legales, empleare violencia, intim...

  • Los delitos contra las Instituciones del Estado y la división de poderes

    Órden: Penal Fecha última revisión: 26/12/2012

    Los delitos de este apartado aparecen regulados en el Capítulo III del título XXI, Libro II del Código Penal, bajo la rúbrica ?De los Delitos contra las instituciones del Estado y la División de Poderes?, dividido en dos secciones: - Secci...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal
  • Fecha última revisión: 03/09/2014

El Capítulo II ?De los atentados contra la autoridad, sus agentes y los funcionarios públicos, y de la resistencia y desobediencia?, comprende los artículos que van desde los Art. 550 ,CPArt. 556 ,CP. A tenor del Art. 550 ,CP, se considerarán actos de atentado los cometidos contra los funcionarios docentes o sanitarios que se hallen en el ejercicio de las funciones propias de su cargo, o con ocasión de ellas.

NOVEDAD: La Ley 1/2015, de 30 de marzo hace numerosas modificaciones en torno al Capítulo II, modifica los artículos Art. 550 ,CP, Art. 551 ,CP, Art. 554 ,CP y Art. 556 ,CP y suprime los Art. 552 ,CP y Art. 555 ,CP

Se contempla una nueva definición que incluye todos los supuestos de acometimiento, agresión, empleo de la violencia o amenazas graves de violencia sobre el agente.

Con la eliminación de las faltas del Código Penal, la antigua falta del 634 que contemplaba la falta de respeto y consideración debida respecto a la autoridad (falta de desobediencia leve), se castiga por medio de la Ley de Seguridad Ciudadana, por el orden administrativo.


Son reos de atentado los que agredieren o, con intimidación grave o violencia, opusieren resistencia grave a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o los acometieren, cuando se hallen en el ejercicio de las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas.

En todo caso, se considerarán actos de atentado los cometidos contra los funcionarios docentes o sanitarios que se hallen en el ejercicio de las funciones propias de su cargo, o con ocasión de ellas.

Los atentados serán castigados con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de tres a seis meses si el atentado fuera contra autoridad y de prisión de seis meses a tres años en los demás casos.

Si la autoridad contra la que se atentare fuera miembro del Gobierno, de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, del Congreso de los Diputados, del Senado o de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas, de las Corporaciones locales, del Consejo General del Poder Judicial, Magistrado del Tribunal Constitucional, juez, magistrado o miembro del Ministerio Fiscal, se impondrá la pena de prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses (Art. 550 ,CP)

El Art. 551 ,CP, contempla supuestos cualificados según los cuales se impondrán la pena en su mitad superior por:

1. El uso de armas u objetos peligrosos,

2. Cuando el acto de violencia resulte, especialmente peligroso para la vida de las personas o pueda causar lesiones graves, se incluye expresamente lanzamiento de objetos contundentes, líquidos inflamables, incendio y uso de explosivos

3. Acometer el hecho con el uso de un vehículo

4. Con ocasión de motín en centro penitenciario.

En lo relativo a la provocación, conspiración y proposición del delito, aparecen contempladas en el Art. 553 ,CP, el cual señala que “la provocación, la conspiración y la proposición para cualquiera de los delitos previstos en los artículos anteriores, será castigada con la pena inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente”

La Ley Orgánica 1/2015, modifica el Art. 554 ,CP por el que se equiparan los atentados cuando se produzcan contra militares de uniforme y prestando servicio encomendado, a personas que acudan a auxiliar a miembros de la autoridad. Es decir, a la protección que gozan los miembros de las Fuerzas Armadas, se suma a la protección de ese colectivo, el de cualquier ciudadano que acuda a auxiliar a la autoridad, así como a los bomberos, personal sanitario o equipos de socorro, cuando estén atendiendo un siniestro.

"1. Los hechos descritos en los artículos Art. 550 ,CP y Art. 551 ,CP serán también castigados con las penas expresadas en ellos cuando se cometieren contra un miembro de las Fuerzas Armadas que, vistiendo uniforme, estuviera prestando un servicio que le hubiera sido legalmente encomendado.

2. Las mismas penas se impondrán a quienes acometan, empleen violencia o intimiden a las personas que acudan en auxilio de la autoridad, sus agentes o funcionarios.

3. También se impondrán las penas de los artículos Art. 550 ,CP y Art. 551 ,CP a quienes acometan, empleen violencia o intimiden gravemente:

a) A los bomberos o miembros del personal sanitario o equipos de socorro que estuvieran interviniendo con ocasión de un siniestro, calamidad pública o situación de emergencia, con la finalidad de impedirles el ejercicio de sus funciones.

b) Al personal de seguridad privada, debidamente identificado, que desarrolle actividades de seguridad privada en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad."

En cuanto al delito de desobediencia grave y resistencia a la autoridad del Art. 556 ,CP, está castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a dieciocho meses.

Castiga con estas penas las conductas que no estén incluidas en el Art. 550 ,CP, resistieren o desobedecieren gravemente a:

- la autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones, o

- al personal de seguridad privada, debidamente identificado, que desarrolle actividades de seguridad privada en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Art. 556 ,CP).

El segundo apartado del Art. 556 ,CP, castiga con la pena de multa de uno a tres meses a los que faltaren al respeto y consideración debida a la autoridad, en el ejercicio de sus funciones.

 

REGULACIÓN ANTERIOR A LA REFORMA:

ATENTADOS CONTRA LA AUTORIDAD

La determinación del bien jurídico protegido por estos delitos es una cuestión de las más controvertidas dentro del estudio de los mismos, pues el propio Código Penal ni siquiera hace mención expresa al objeto de protección, sino que los ubica bajo la genérica rúbrica del Capítulo II: “DE LOS ATENTADOS CONTRA LA AUTORIDAD, SUS AGENTES Y LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS, Y DE LA RESISTENCIA Y DESOBEDIENCIA”.

Resulta sencillo hacerse una idea de la ambigüedad del concepto de “orden público” pues bajo el Título XXII del Libro II se ubican figuras delictivas tan diferentes entre sí, no solamente en cuanto a su contenido de injusto y desvalor de acción, sino también en cuanto a la respuesta penológica que merecen y a la consideración social que suscitan. De esta manera, y a modo de ejemplo, es más que evidente la diferencia entre delitos como los de atentado, resistencia y desobediencia, con los de sedición, los desórdenes públicos, el terrorismo o la tenencia de armas, entre otros. STS 27/12/2013 (R. 807/2013  - TS, Sala de lo Penal, nº 989/2013, de 27/12/2013, Rec. 807/2013 -)

En relación con el concepto da atentado, dispone el Art. 550 ,CP “son reos de atentado los que acometan a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o empleen fuerza contra ellos, los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas”.  (Ver al respecto: STS Nº 580/2014, 2014-07-21, R. 1937/2013; TS, Sala de lo Penal, nº 580/2014, de 21/07/2014, Rec. 1937/2013 )

De lo mencionado en dicho precepto se puede inferir que para que se dé el delito es necesario que concurran los siguientes elementos:

  • El sujeto pasivo tiene que ser una autoridad, agente de la misma o funcionario público.
  • Dichos sujetos han de hallarse ejecutando las funciones propias de sus cargos o con ocasión de ellas.
  • La acción ejercida sobre ellos ha de causarles una grave intimidación o les haga resistencia también grave.
  • Que el sujeto activo del delito actúe con ánimo de ofender al sujeto pasivo del mismo. No es necesario que se consiga el fin propuesto.

Acometer supone agredir físicamente al sujeto pasivo. Uso de la fuerza se entiende como el ejercicio directo, sin que llegue a ser acometimiento.

Intimidación grave, supone amenazar gravemente y con la suficiente entidad como para poder influir en la autoridad, es decir, sobre el sujeto pasivo. Resistencia supone negarse a realizar algo que es ordenado por la autoridad y viene legalmente establecido. Tiene que tratarse de una resistencia activa, lo que supone que ha de ejercerse directamente contra cualquiera de los sujetos pasivos del delito. Además ha de ser grave, lo cual ha de ser valorado por el Juez, suponiendo por tanto inseguridad jurídica.

Cuando la resistencia no sea grave nos encontraremos ante un delito de desobediencia del Art. 556 ,CP.

A efecto penales, el Art. 24 ,CP da un concepto de lo que se ha de entender por autoridad y funcionario público.

En cuanto a los agentes de la autoridad, la ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en su Art. 7 ,ley orgánica 2/1986 amplía la esfera de aplicación de determinados delitos de atentado, otorgando a estos efectos la consideración de autoridad a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Solamente cabe la conducta dolosa. En este sentido, el sujeto activo del delito ha de ser consciente de que ofende al sujeto pasivo del mismo. La jurisprudencia dice que el referido ánimo se presume siempre que el sujeto activo del delito conoce el carácter público del sujeto pasivo, salvo que justifique que perseguía un móvil distinto al de ofender.

Si la autoridad, sus agentes o funcionarios se extralimitan en sus funciones, esto puede llevar a que pierdan la protección que se les dispensa en el Código Penal. Si bien no son suficientes los excesos de escasa importancia, siendo incluso posible la legítima defensa.

En relación con la penalidad de dichas conductas, el código establece la penas en función de quien sea el sujeto pasivo del delito. Dispone el Art. 551 ,CP:

“1. Los atentados comprendidos en el artículo anterior serán castigados con las penas de prisión de dos a cuatro años y multa de tres a seis meses si el atentado fuera contra autoridad y de prisión de uno a tres años en los demás casos.

2. No obstante lo previsto en el apartado anterior si la autoridad contra la que se atentare fuera miembro del Gobierno, de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, del Congreso de los Diputados, del Senado o de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas, de las Corporaciones locales, del Consejo General del Poder Judicial o Magistrado del Tribunal Constitucional se impondrá la pena de prisión de cuatro a seis años y multa de seis a doce meses”.

En el Art. 552 ,CP se contemplan varios supuestos agravados:

“Se impondrán las penas superiores en grado a las respectivamente previstas en el artículo anterior siempre que en el atentado concurra alguna de las circunstancias siguientes:

1. Si la agresión se verificara con armas u otro medio peligroso.

2. Si el autor del hecho se prevaliera de su condición de autoridad, agente de ésta o funcionario público”

Los supuestos atenuados vienen establecidos en el Art. 555 ,CP, el cual dispone “las penas previstas en los Art. 551 ,CP y Art. 552 ,CP se impondrán en un grado inferior, en sus respectivos casos, a los que acometan o intimiden a las personas que acudan en auxilio de la autoridad, sus agentes o funcionarios”.

En lo relativo a provocación, conspiración y proposición, aparece contemplada en el Art. 553 ,CP, el cual señala que “la provocación, la conspiración y la proposición para cualquiera de los delitos previstos en los artículos anteriores, será castigada con la pena inferior en uno o dos grados a la del delito correspondiente”

Maltrato de obra y resistencia a fuerza armada

Se castiga en el 554.1 ,CP al “que maltratare de obra o hiciere resistencia activa grave a fuerza armada en el ejercicio de sus funciones o con ocasión de ellas”. En este caso se contemplan las penas establecidas en los Art. 551 ,CP y Art. 552 ,CP, en sus respectivos casos.

El concepto de fuerza armada aparece contemplado en el 554.2 ,CP, en el que se dispone que “a estos efectos, se entenderán por fuerza armada los militares que, vistiendo uniforme, presten un servicio que legalmente esté encomendado a las Fuerzas Armadas y les haya sido reglamentariamente ordenado”.

Para cometer el delito es preciso que el sujeto pasivo sea militar (Art. 8 ,CPM), vista uniforme, preste servicio legalmente encomendado y reglamentariamente ordenado.

Por otro lado en el Art. 555 ,CP se castiga a “los que acometan o intimiden a las personas que acudan en auxilio de la autoridad, sus agentes o funcionarios”. Las penas establecidas son previstas en los Art. 551 ,CP y Art. 552 ,CP, en un grado inferior, en sus respectivos casos.

Se requiere que se acometa o intimide al sujeto pasivo, cuando éste salga en auxilio de las personas indicadas, pues en otro caso estaríamos ante un delito o falta distintos.

Por último, se castiga en el Art. 556 ,CP a “los que, sin estar comprendidos en el Art. 550 ,CP, resistieren a la autoridad o sus agentes, o los desobedecieren gravemente, en el ejercicio de sus funciones. Conlleva pena de prisión de seis meses a un año.

En este caso no se incluye dentro de los sujetos pasivos a los funcionarios públicos, tal y como sucede en los artículos precedentes.

No obstante, lo normal es que la autoridad y sus agentes sean también funcionarios.

Este artículo es subsidiario del Art. 550 ,CP, por cuanto que se excluyen los supuestos en que dé lugar a un delito de atentado. No ha de tratarse de una resistencia activa grave, sino que ha de ser una resistencia de menor entidad, pues de lo contrario nos encontraríamos ante un delito de atentado. Ha de tratarse por tanto de una resistencia no grave.

En cuanto a la desobediencia, se recoge en el Código la necesidad de que la misma sea grave, ya que en otro caso estaremos ante la falta del Art. 634 ,CP. La línea que divide entre la falta y el delito resulta en ocasiones bastante difícil de precisar.

 

No hay versiones para este comentario

Violencia
Funcionarios públicos
Conspiración
Cuerpos y fuerzas de seguridad
Intimidación
Corporaciones locales
Delito de atentado contra la autoridad
Auxilio
Amenazas
Seguridad Ciudadana
Incendios
Centro penitenciario
Uso de armas
Resistencia a la autoridad
Delito de desobediencia grave
Tenencia de armas
Desórdenes públicos
Desvalor de acción
Terrorismo
Sedición
Delito de desobediencia
Agente de la autoridad
Legítima defensa
Condición de autoridad o funcionario público
Medios peligrosos
Maltrato de obra