Regulación del despido disciplinario por ofensas verbales o físicas al empresario, a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 05/02/2016

Los apdos. 1 y 2 del Art. 54 ,Estatuto de los Trabajadores, señalan que "El contrato de trabajo podrá extinguirse por decisión del empresario, mediante despido basado en un incumplimiento grave y culpable del trabajador", considerándose como tal "Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos"

 

Ofensas verbales o físicas al empresario, a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos.

Siguiendo la legislación estatutaria, los incumplimientos graves y culpables del trabajador pueden justificar la decisión del empresario de dar por extinguida la relación laboral que mantiene con el trabajador. No obstante, para que el incumplimiento del trabajador pueda constituirse en causa que justifique la decisión de despido, ha de alcanzar niveles de GRAVEDAD Y CULPABILIDAD SUFICIENTES, lo que excluye la aplicación generalizada del despido y exige el ANÁLISIS INDIVIDUAL DE CADA CONDUCTA, tomando en consideración las circunstancias que configuran el hecho y las del trabajador, para poder así determinar la proporcionalidad entre infracción y la sanción a aplicar, siendo la de despido la última de ellas, reservada para las conductas más graves.

Dentro de las distintas causas que el apdo. 2, Art. 54 ,ET considera incumplimientos graves por parte del trabajador justificantes de la decisión de despido, se cita  en la letra c)" Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos.” (1)

Siguiendo los principios de legalidad y tipicidad, sólo se puede sancionar por la comisión de determinadas conductas que, previamente, se encuentren tipificadas como sancionables mediante una norma con rango legal -en concreto, en la actualidad, en el apdo. 2, Art. 54 ,ET -, de origen estatal (STC nº 360/1993 de 3-12-93 - Tribunal Constitucional, nº 360/1993, de 03/12/1993, Rec. Conflicto positivo de competencia 968/1987 1.989/1 -), de forma que la jurisprudencia – junto con los convenios colectivos- son el único cauce para concretar, de forma más o menos específica, qué ofensas -verbales o físicas- serían merecedoras de despido. STSJ Extremadura 21/12/2011 (R. 504/2011 - TSJ Extremadura, Sala de lo Social, nº 579/2011, de 21/12/2011, Rec. 504/2011 -).

Concepto ofensas verbales

Por ofensas verbales se entiende las expresiones, orales o escritas, que constituyen una ofensa moral para la persona que la sufre o recibe, considerándose también ofensivo el ataque injusto a una persona para perjudicarla en su honor o vejarla en su dignidad humana, realizando acciones dirigidas a la deshonra, el descrédito o el menosprecio de la persona ofendida. NO ES NECESARIO QUE LA CONDUCTA SANCIONABLE SEA REITERADA, sino que, a tales efectos, basta con una ofensa aislada. Pero si deben tenerse en cuenta las CIRCUNSTANCIAS CONCURRENTES para determinar si se trata de un incumplimiento grave y culpable que justifique la imposición de una sanción por falta muy grave. Y esta calificación debe hacerse tras examinar las CIRCUNSTANCIAS QUE CONCURRAN EN EL CASO CONCRETO el comportamiento de los intervinientes, las expresiones utilizadas y la finalidad perseguida, buscando siempre la proporcionalidad y la adecuación entre conducta y sanción (STS 13/11/1987, 7/06/1988 y 16/05/1991).

Las ofensas verbales justificadoras de la sanción de despido han de comportar un ataque frontal al honor del ofendido, de entidad suficiente para entender razonablemente que afectará a la convivencia de ambas partes, de manera que si bien pueden considerarse como ofensas verbales las expresiones que envuelven una ofensa moral para la persona que las sufre, es indispensable que la actitud ofensiva del trabajador sea grave y culpable (STSJ Extremadura 04/06/2012 (R 191/2012).

Ampliar información en:

 

(1) Supuesto que suelen encontrarse contemplados en los Convenios Colectivos aplicables.

 

No hay versiones para este comentario

Ofensa verbal
Incumplimiento grave y culpable del trabajador
Despido disciplinario por ofensas verbales o físicas
Contrato de Trabajo
Incumplimiento grave
Incumplimiento del trabajador
Tipicidad
Conflicto de competencia positivo
Convenio colectivo
Carga de la prueba
Convenio colectivo aplicable
Pertenece al Grupo

Incluídos en este concepto

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados