Despido del trabajador por causas económicas

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Apreciación de las causas para el despido objetivo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 11/04/2016

    Respecto al ámbito de apreciación de la concurrencia de la causa para los despidos objetivos, la jurisprudencia ha señalado que si la causa es económica, ha de afectar a la empresa en su conjunto o globalidad, y si se trata de un grupo de empresa...

  • Regulación del despido colectivo por previsión de pérdidas

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 05/02/2016

    La normativa laboral permite efectuar un despido por causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución per...

  • Extinción del contrato laboral por causas objetivas, fuerza mayor y despido colectivo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 26/02/2016

    La extinción del contrato por causas objetivas, fuerza mayor o despido colectivo se regula en los arts. 51-53 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores ...

  • Tipos de despido

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 26/02/2016

    El ordenamiento jurídico español reconoce distintas modalidades de despido en función de las causas por las que se producen o de la calificación legal que sobre los mismos realicen los Jueces de lo social (Ver: "Clasificación del despido (proced...

  • Despido por causas objetivas

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 05/11/2015

    El contrato podrá extinguirse por despido o extinción basado en causas objetivas por los supuestos establecidos en el Art. 52 ,Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 26/08/2013

El despido por causas económicas puede ser colectivo o individual. Se entenderá que existe un despido objetivo por causas económicas individual cuando no alcance los umbrales necesarios para la consideración de despido colectivo establecidos en el Art. 51 ,Estatuto de los Trabajadores.

La fundamentación de ambos despidos son las mismas y vienen establecidas en el 51.1 ,ET.

Los aspectos formales y materiales de este tipo de despido se regulan en el aprt. c) Art. 52 ,ET.

Existirán cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de pérdidas actuales o previstas (1), o la disminución persistente de su nivel de ingresos, que puedan afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo. A estos efectos, la empresa tendrá que acreditar los resultados alegados y justificar que de los mismos se deduce la razonabilidad de la decisión extintiva para preservar o favorecer su posición competitiva en el mercado (2).

Ante la ausencia, dada la reciente actualidad en la redacción de la norma reguladora, de criterios jurisprudenciales es evidente que no se contempla sólo los supuestos de crisis empresarial permanente, sino que pueden y deben incluirse las situaciones negativas coyunturales que puedan superarse a través de la amortización de puestos de trabajo (3). Ver sentencia nº SIB-69282

Con anterioridad a la reforma del mercado de trabajo, jurisprudencia consolidada del Tribunal Supremo, había establecido que la causa económica fuese real, suficiente, objetiva y actual. Dichos criterios deben ser ahora reinterpretados a la luz de las modificaciones operadas -ver sentencia nº  TS, de 11/06/2008, Rec. 730/2007-, de esta forma, el juez laboral, a raíz de la nueva redacción del ET,  no debe limitarse a constatar la situación negativa (causa económica), sino que debe controlar si la medida propuesta, la extinción ex articulo 52.c es necesaria para superar dicha situación.

A modo de resumen, y teniendo presente –como se ha citado- la falta de jurisprudencia en la materia, la utilización de la causa económica para justificar una extinción contractual,  realizada anteriormente por el ex articulo 52 c),  debe cumplir los siguientes requisitos:

  1. Debe tratarse de una situación negativa real basada en la existencia de pérdidas o incluso de evolución decreciente de beneficios. La situación negativa ha de ser constatada por los juzgados de lo social.
  2. Es suficiente una situación coyuntural de pérdidas. No tiene por que tratarse necesariamente de una situación estructural.
  3. No cabe exigir que la situación negativa haya sido consecuencia de un acontecimiento exterior a la gestión empresarial.
  4. Ha de tratarse de una situación actual que se pretenda superar a través de las medidas de extinción de contratos de trabajo por circunstancias objetivas.
  5. Nuevamente serán los juzgados de lo social los encargados de estudiar la acreditación objetiva de la extinción de los contratos para superar la situación negativa de la empresa.
Efectos

Indemnización: 20 días por año de servicio con el límite de 12 mensualidades. Se deberá poner a disposición del trabajador simultáneamente a la entrega de la comunicación de despido.

Preaviso: 15 días naturales de preaviso que podrán ser sustituidos por una indemnización adicional de cuantía equivalente al salario de los días no preavisados.

Permiso retribuido para búsqueda de nuevo empleo: desde la notificación hasta la fecha de efectos el trabajador dispondrá de una licencia de 6 horas semanales retribuidas con el fin de buscar nuevo empleo

La decisión extintiva se considerará improcedente cuando no se acredite la concurrencia de la causa en la que se fundamentó la decisión extintiva o cuando no se hubieren cumplido los requisitos establecidos para el despido objetivo en el comentario Despido por causas objetivas

Precisiones a tener en cuenta sobre la disminución persistente del nivel de ingresos o ventas durante 3 trimestres consecutivos

Existe la posibilidad de interpretar que no se requiere una reducción en cascada durante cada uno de los 3 trimestres, sino que basta una reducción respecto a un cuarto trimestre anterior con cifras superiores.

Se podrá llevar a cabo el despido objetivo por causas económicas en caso de acreditar una situación económica negativa, aunque no se dé la circunstancia de disminución del nivel de ingresos o ventas durante 3 trimestres consecutivos, ya que se trata de un concepto global aplicable a pesar de que no se trate del supuesto concreto de los referidos trimestres.

Demostración de disminución de beneficios

Ante la falta de precisión por la jurisprudencia, la legislación actual sólo hace referencia a "la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas. En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si se produce durante tres trimestres consecutivos", por lo que cualquier documentación que demuestres esto debería ser válida.

Modelo de carta de despido objetivo por causas económicas ante disminución persistente del nivel de ingresos o ventas durante 3 trimestres consecutivos. Ver formulario Carta de despido por causas objetivas (causas económicas ante disminución persistente del nivel de ingresos o ventas durante 3 trimestres consecutivos)

Despido por causas económicas durante la vigencia del expediente

A pesar de la existencia de un ERE en la empresa por causas económicas - tras haberse llegado a un Acuerdo dentro del período consultivo entre los representantes de la empresa y los representantes legales de los trabajadores-, no elimina la posibilidad de una decisión empresarial de rescindir su contrato de trabajo, por causas objetivas, derivadas de razones económicas o productivas, alegando, que a pesar del ERE y de su ampliación, la situación tanto económica como productiva resultaba manifiestamente inviable, concretando la situación financiera y contable. No obstante las SSTS 26/03/2014 (R. 86/2012 - TS, Sala de lo Social, de 26/03/2014, Rec. 86/2012 -) y 12/03/2014 (R. 673/2013 - TS, Sala de lo Social, de 12/03/2014, Rec. 673/2013 -) y STSJ Asturias 26/01/2012 (R. 3093/2011 - TSJ Asturias, nº 271/2012, de 27/01/2012, Rec. 3093/2011 -), han DECLARADO NULO (Despido nulo) el despido objetivo de un trabajador incluido en un ERE suspensivo, por las mismas causas aducidas en el ERE, y sin que haya habido un cambio relevante de circunstancias, acordar el despido objetivo, de alguno de los trabajadores que tienen el contrato suspendido.

Ver caso práctico  “Despido por causas objetivas de un trabajador afectado por ERE de suspensión” (Caso práctico: Despido por causas objetivas de un trabajador afectado por Expediente de regulación de emple (ERE) de suspensión.).

(1) Si estas pérdidas son continuadas y cuantiosas se presume en principio, salvo prueba en contrario, de acuerdo con la jurisprudencia de la Sala, que la amortización de los puestos de trabajo sobrantes es una medida que coopera a la superación de dicha situación económica negativa", pues, "la amortización de puestos sobrantes comporta una disminución automática de la partida de costes de personal, que contribuye directamente a aliviar la cuenta de resultados". También se ha dicho que la amortización es orgánica y relativa a un puesto de trabajo concreto y no de determinadas tareas, lo que supone que las labores desarrolladas por el operario que cesa sean asumidas por los que quedan (STS 29 de mayo de 2001 (R. 2022/2000)), así como que el empresario no está obligado a presentar un plan de viabilidad que contemple la adopción de otras medidas, aparte de la extinción o despido acordado (Sent. de 30 septiembre 2002 (R. 3828/2001)).

(2) En lo que se refiere a la conexión entre la decisión de amortizar y la finalidad esencial de conseguir una mejora económica de la empresa, la doctrina jurisprudencial mantuvo que dicho punto de conexión se encontrará en la adecuación o proporcionalidad de la medida en orden al saneamiento de la empresa. Y así, en la STS 11/06/2008 (Rud 730/2007), se resume la doctrina de la Sala hasta entonces, señalando que " la justificación de un despido objetivo económico tiene que enjuiciarse a partir del análisis de tres elementos: el supuesto de hecho que determina el despido -la situación negativa de la empresa-, la finalidad que se asigna a la medida extintiva adoptada (atender a la necesidad de amortizar un puesto de trabajo con el fin de contribuir a superar una situación económica negativa) y la conexión de funcionalidad o instrumentalidad entre la medida extintiva y la finalidad que se asigna" . Y especifica: " Si estas pérdidas son determinadas y cuantiosas se presume en principio, salvo prueba en contrario...., que la amortización de los puestos de trabajo sobrantes es una medida que coopera a la superación de dicha situación económica negativa" , pues, "la amortización de puestos sobrantes comporta una disminución automática de la partida de costes de personal, que contribuye directamente a aliviar la cuenta de resultados" , y respecto de la presunción de que la amortización es medida que en estos casos coopera a la superación de la situación económica negativa, cuando las pérdidas son continuadas y cuantiosas, se matiza que "con carácter general es cierto que la reducción de los costes de personal contribuyen a reducir las pérdidas de una empresa....., pero esta conexión no es automática..... y no autoriza que la empresa..... pueda prescindir libremente de todos o de algunos de los trabajadores, ni tampoco se le puede exigir la prueba de un hecho futuro......, lo que se puede exigir son indicios y argumentaciones suficientes para que el órgano judicial pueda llevar a cabo la ponderación que en cada caso conduzca a decidir de forma razonable acerca de la conexión que debe existir entre la situación de crisis y la medida de despido." Ver sentencia nº TS, de 11/06/2008, Rec. 730/2007

(3) La amortización del puesto de trabajo que justifica el despido es la que responde o reacciona frente a dificultades ya actualizadas y acreditadas, y no la que resulta de otros proyectos, iniciativas o anticipaciones del empresario, que podrían justificar el recurso a otras medidas de reorganización o mejora de gestión (STS 17-5-2005 (R. 2363/2004)), pero no el despido objetivo por causas empresariales. La indicada exigencia de actualización y acreditación de dificultades, problemas de gestión o pérdidas de eficiencia se mantiene, como ha declarado La Sala de lo Social del Tribunal Supremo (STS 21-7-2003 (R. 4454/2002)). Ver sentencias nº TS, Sala de lo Social, de 17/05/2005, Rec. 2363/2004 y TS, Sala de lo Social, de 21/07/2003, Rec. 4454/2002

 

 

No hay versiones para este comentario

Causas económicas
Despido por causas económicas
Despido por causas objetivas
Expediente de regulación de empleo
Extinción del contrato
Despido del trabajador
Despido colectivo
ERE de suspensión
Amortización de puestos de trabajo
Razonabilidad de la medida extintiva
Carta de despido
Puesto de trabajo
Extinción del contrato de trabajo
Días naturales
Prueba en contrario
Cuenta de pérdidas y ganancias
Contrato de Trabajo
Despido nulo
Proporcionalidad de la medida