Distinción entre antijuridicidad formal y material de los delitos

Pertenece al Grupo
Incluídos en este Concepto
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Relación entre la antijuridicidad y el injusto del delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 04/01/2013

    En materia de antijuridicidad es importante destacar su relación con la tipicidad. Así, teniendo en cuenta lo dispuesto por la doctrina, el término de ?injusto? hace referencia al hecho antijurídico en sí; sin embargo, el Código Penal admite ...

  • Causas de justificación de los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Las denominadas causas de exclusión de la antijuridicidad o del injusto, o causas de justificación, pueden ser definidas como aquellas circunstancias eximentes que por determinadas razones excluyen la antijuridicidad o ilicitud de una conducta q...

  • Contenido de la antijuridicidad material

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    La antijuridicidad es uno de los elementos esenciales del delito, cuya fundamentación radica en que los preceptos penales no pueden ser simples coacciones impuestas bajo amenaza de castigo, pues ha de tenerse en cuenta que el Derecho Penal Positiv...

  • Elementos de la teoría del delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 27/12/2012

    La teoría del delito es aquella teoría que pieza a pieza elabora el concepto básico y perfila los diferentes elementos esenciales comunes a todas las formas de delito. Esta teoría es de creación doctrinal, aunque está basada en preceptos leg...

  • La culpabilidad como elemento del delito

    Órden: Penal Fecha última revisión: 03/01/2013

    Puede definirse la culpabilidad como el juicio de reproche que hace el Estado al autor de una acción antijurídica, cuando se constata su imputabilidad y la exigibilidad de una conducta distinta a la que realizó, o si se prefiere, el reproche que ...

Ver más documentos relacionados
  • Formulario de denuncia (Amenazas, coacciones, robo con intimidación)

    Fecha última revisión: 03/11/2017

    AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN DE [LOCALIDAD] D./Dña. [NOMBRE_CLIENTE], mayor de edad, [ESTADO_CIVIL_CLIENTE], con domicilio en la Ciudad de [CIUDAD] calle [CALLE] nº [NUMERO], titular del Documento Nacional de Identidad nº [NIF_CIF_DNI_CLIENTE], an...

  • Formulario de reclamación patrimonial por caída en vía pública

    Fecha última revisión: 14/10/2016

    AL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE LA CIUDAD DE [CIUDAD]   Dº/Dª [NOMBRE], mayor de edad, con DNI nº [NUMERO], y domicilio a efectos de notificaciones en la C/ [CALLE], nº [NUMERO], de [LOCALIDAD] comparezco ante ese órgano y, con el debido respeto, DIG...

  • Escrito de defensa alegando legítima defensa en procedimiento abreviado

    Fecha última revisión: 22/03/2016

    NOTA: Las eximentes se encuentran reguladas en el art. 20 del Código Penal. Cuando no concurran todos los requisitos necesarios para eximir de responsabilidad, producirán efectos atenuatorios, ya que así se dispone en el art. 21 del Código Penal...

  • Denuncia por coacciones por impedir el uso legítimo de la vivienda

    Fecha última revisión: 23/03/2016

    NOTA: El art. 172 del Código Penal, castiga a quien impidiere a otro con violencia hacer lo que la ley no prohíbe, sin estar legítimamente autorizado, con la pena de prisión de seis meses a tres años, o multa de 12 a 24 meses, según la gravedad...

  • Querella por delito de coacciones

    Fecha última revisión: 09/03/2016

    NOTA: Con la reforma hecha por la Ley 1/2015, de 30 de marzo, las coacciones cuando sean constitutivas de un delito leve, sólo serán perseguibles mediante denuncia del agraviado o su representante legal (Según la Circular 1/2015)Frente a esta regl...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

La antijuridicidad es uno de los elementos esenciales del delito, cuya fundamentación radica en que los preceptos penales no pueden ser simples coacciones impuestas bajo amenaza de castigo, pues ha de tenerse en cuenta que el Derecho Penal Positivo ha de ser regido por una serie de límites político-criminales.

En sentido literal, antijuridicidad quiere decir contrariedad a Derecho, pero no sólo al Derecho Penal, sino al Derecho en general, por lo que un delito siempre es una conducta antijurídica, pero no todo hecho antijurídico puede ser considerado como delito.

 

 

Dentro del ámbito de las definiciones de la antijuridicidad, la doctrina diferencia entre antijuridicidad formal y material, aunque no es posible trazar una línea que diferencia claramente ambas figuras, ni decir que existan dos tipos de antijuridicidad; sino que lo correcto sería decir que un hecho es antijurídico cuando el mismo es contrario a los intereses sociales tutelados por la norma infringida por tal hecho (Contenido de la antijuridicidad material)

- antijuridicidad formal: un hecho es formalmente antijurídico cuando el mismo se contradice con lo dispuesto en la ley, cuando además de ser típico no está especialmente justificado por la concurrencia de alguna de las eximentes recogidas en el Art. 20 ,Código Penal (como la legítima defensa).

Teniendo en cuenta este concepto de la antijuridicidad formal, podría entenderse que puede estudiarse la antijuridicidad mediante el estudio de las causas de justificación, lo cual tiene una serie de inconvenientes, ya que no es conveniente realizar tal reducción, puesto que en diversas ocasiones, el contenido o límite de ciertas eximentes no cuentan con una descripción o fundamentación legal. Además, en otros casos sucede que una conducta formalmente típica es un comportamiento socialmente asumido y admitido (en virtud del principio de adecuación social), o que los Tribunales entiendan de distinta forma los elementos valorativos contenidos en la ley, atendiendo a variaciones personales, locales, cronológicas etc., ya que las leyes han de ser interpretadas según la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas.

- antijuridicidad material: un hecho materialmente antijurídico cuando el mismo se opone a los intereses sociales o es nocivo para la sociedad; es decir, cuando transgrede una norma jurídica positiva, lesionando o poniendo en peligro con ello un bien jurídico que el ordenamiento desea proteger. Por ello, el delito no es un simple “malum quia prohibitium” y tiene carácter de acto intolerable para la convivencia. Vemos con la anterior definición cómo la antijuridicidad material está vinculada de forma directa con la función y el fin social y político criminal de la norma (al proteger bienes jurídicos) y no únicamente con su realidad positiva.

A la hora de explicar la relación existente entre la tipicidad y la antijuridicidad, ha de anotarse que existen diferentes concepciones atendiendo al sector doctrinal de que se trate; así, existe una corriente doctrinal que estima que la tipicidad es un indicio de que un determinado  comportamiento o actuación tiene carácter antijurídico, de modo que para este sector, la tipicidad y la antijuridicidad serían dos categorías distintas de la teoría del delito; donde el tipo puede desempeñar una función indiciaria de la antijuridicidad, pero no se puede identificar con ella.
Sin embargo, para otro sector de la doctrina, sí existe una cierta identificación entre tipo y antijuridicidad, es decir, existe una directa relación entre éstas. Esta postura es criticada por el hecho de que nos lleva a considerar que las causas de justificación son elementos negativos del tipo.

 

 

No hay versiones para este comentario

Antijuridicidad
Interés social
Coacciones
Amenazas
Tutelado
Legítima defensa
Tipicidad
Teoría del delito