Ejecución de sentencia firme de despido

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Readmisión del trabajador en caso de despido improcedente

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 19/01/2017

    Tras la declaración como improcedente de un despido, es opción del empresario readmitir al trabajador en las mismas condiciones que regían antes de producirse el despido, así como al abono de los salarios de tramitación, o por el contrario abona...

  • Clasificación del despido (procedente, improcedente y nulo)

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 16/02/2016

    Una vez celebrado el juicio por reclamación del despido, el Juez de lo Social, en el plazo de 5 días, dictará sentencia (que se notificará a las partes dentro de los 2 días siguientes). En el fallo de la sentencia, el juez calificará el despido...

  • Plazo, suspensión y aplazamiento de la ejecución de sentencia del orden social

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 02/06/2016

    El plazo para instar la ejecución será igual al fijado en las leyes sustantivas para el ejercicio de la acción tendente al reconocimiento del derecho cuya ejecución se pretenda. La ejecución únicamente podrá ser suspendida en los siguientes ...

  • Procesos especiales de trabajo en el orden social

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 13/10/2016

    Los Art. 103-184 ,LJS, establecen modalidades procesales especiales dentro de la jurisdicción social. Estos procesos especiales en materia laboral contienen características propias en relación con su iniciación, tramitación, conciliación o plaz...

  • Despido nulo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 29/04/2015

    Son los Jueces de lo Social, una vez celebrado el juicio, los que dictarán sentencia, en el plazo de cinco días, en la que calificará el despido como nulo, improcedente o procedente, notificándose a las partes dentro de los dos días siguientes. ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 02/06/2016

La ejecución de las sentencias firmes de despido se regula en los Art. 278-286 ,LJS, regulándose principalmente aquellos supuestos, en los que la empresa no readmite al trabajador, 

 

Readmisión del trabajador.

En las sentencias de despido improcedente, , se contienen dos condenas distintas, una referida a una obligación de hacer, que es la readmisión del trabajador cuando la empresa no ejercita la opción legal que se le concede en ella, y otra de abono de una cantidad concreta, líquida, que son los salarios de tramitación comprendidos entre la fecha del despido y la de notificación de la sentencia.

La Ley reguladora de la Jurisdicción Social, al regular la ejecución de las sentencias firmes de despido, distingue en el Art. 280 ,LJS según se inste la ejecución del fallo en cuanto a la condena a la readmisión, expresando que en tal caso por el Juez competente se dictará auto despachando la ejecución por la vía de incidente de no readmisión y que la ejecución de otros pronunciamientos de condena se someterá a las reglas generales aplicables según su naturaleza.

Ejecución de sentencias firmes de despido con mandato de readmisión

Conforme a la sentencia Tribunal Constitucional, nº 73/1991, de 08/04/1991, Rec. Recurso de amparo 1.802/1988, la adecuada readmisión del trabajador comporta la reanudación del vínculo desde la fecha del despido, por lo que "la reconstrucción ha de hacerse con todas las consecuencias que sean materialmente posibles"; y a tal efecto se considera irregular la readmisión si se "'hiciera en condiciones distintas a las que regían antes de producirse el despido"; lo que se traduce en que la readmisión ha de consumarse exactamente "en las mismas condiciones existentes antes del despido en lo referente, entre otras, a su jornada, cometido y funciones y salarios percibidos" ( sentencia del Tribunal Supremo de 26 de noviembre de 1986 ), y que el "ius variandi" que al empresario concede el Art. 41 ,Estatuto de los Trabajadores únicamente es aplicable en esta fase procesal cuando la absoluta identidad de condiciones para la reincorporación no sea "materialmente" factible, o cuando la variación ofrece acreditadas y legítimas causas que evidencien la ausencia de todo ánimo de represalia en la decisión empresarial.

Cuando el apdo. 1, Art. 282 ,Ley de Jurisdicción Social, ordena que la sentencia debe ejecutarse en sus propios términos, no está privando al empresario del ejercicio de las mismas facultades novatorias que le corresponderían frente al trabajador no despedido, pudiendo actuarlas si se acredita que no hay voluntad de apartarse del cumplimiento del fallo judicial. Entenderlo de otro modo supondría admitir que el despido improcedente no sólo resultaría un obstáculo a una movilidad legítima jurídicamente, sino que sería además constitutivo de un injustificado privilegio preferencial frente a otros trabajadores, sin que los preceptos sobre ejecución regular pueden ser aplicados con abstracción de cuantos sustantivos son rectores de la relación laboral, entre los que se encuentra el Art. 39 ,Estatuto de los Trabajadores , como si no hubiese existido despido alguno.

La STSJ País Vasco 05/02/2002, señala que la regla que ha de tenerse en cuenta para valorar si la readmisión da plena satisfacción a la obligación impuesta al empresario en la sentencia o, en cambio, resulta irregular no es otra que examinar las condiciones laborales en que se produce, compararlas con las que tenía antes del despido y, en caso de advertir cambios, analizar si se acomodan al régimen legal o convencional por el que se rige la relación laboral existente entre las partes. Yerra tanto el que afirma que se ha cumplido con ese deber por el sólo hecho de ofrecer la reincorporación, cualquiera que sean las condiciones en que se haga, como el que sostiene que ha sido irregular por el único dato de que las condiciones ofrecidas no resultan ser una reproducción fotográfica plena de las existentes con anterioridad al despido O, dicho de otra forma, la pregunta clave a la que ha de contestarse es la siguiente: ¿Sería legal ese mismo cambio si se hubiera producido sin que hubiera existido el despido? Si la respuesta a esa pregunta es positiva, la readmisión es regular, si fuese negativa, será irregular. STSJ Galicia 02/04/2013 (R. 5137/2012).

Sentencia TS, de 27/12/2013, Rec. 3034/2012. Ejecución definitiva sentencia despido improcedente: opción empresarial por la readmisión en las mismas condiciones que regían con anterioridad al despido o por la extinción contractual indemnizada: el empleador no puede optar válidamente por la readmisión cuando al efectuar ésta ya consta que no la puede efectuar en las mismas condiciones sustanciales existentes en la fecha del despido: traslado del centro de trabajo que comporta cambio de residencia por cierre del centro de trabajo en que prestaba servicios el trabajador despedido: readmisión irregular la efectuada en tal forma.- Voto particular. 

Plazos para solicitar la readmisión por el trabajador.

Cuando el empresario no procediere a la readmisión del trabajador, podrá éste solicitar la ejecución del fallo ante el Juzgado de lo Social (Art. 278 ,LJS):

  • a)    Dentro de los veinte días siguientes a la fecha señalada para proceder a la readmisión, cuando ésta no se hubiere efectuado.
  • b)    Dentro de los veinte días siguientes a aquel en el que expire el de los diez días a que se refiere el artículo anterior, cuando no se hubiera señalado fecha para reanudar la prestación laboral.
  • c)    Dentro de los veinte días siguientes a la fecha en la que la readmisión tuvo lugar, cuando ésta se considerase irregular. (1)

 

Reintegro de prestación por desempleo reconocida a partir del cese consecuencia de despido declarado posteriormente improcedente

Ver sentencia TS, de 29/12/1998

Incidente de no readmisión.

Instada la ejecución del fallo en cuanto a la condena a readmisión, por el juez competente se dictará auto despachando la ejecución por la vía de incidente de no readmisión y seguidamente, el secretario señalará la vista del incidente dentro de los cinco días siguientes, citando de comparecencia a los interesados. La ejecución de otros pronunciamientos distintos de la condena a readmisión se someterá a las reglas generales aplicables según su naturaleza (Art. 280 ,LJS).

El día de la comparecencia, si los interesados hubieran sido citados en forma y no asistiese el trabajador o persona que lo represente, se le tendrá por desistido de su solicitud; si no compareciese el empresario o su representante, se celebrará el acto sin su presencia.

Si el empresario en el momento de optar por la readmisión notificase expresamente que procederá a un nuevo despido en plazo, el hecho de inexistencia de un trabajo efectivo durante un breve periodo de tiempo no puede ser una readmisión irregular. Ver sentencia nº TSJ Andalucia, de 03/02/2000

 

Falta de abono de los salarios de tramitación

La readmisión realizada habrá de considerarse regular cuando se hubiera establecido el vínculo laboral en iguales condiciones que las que regían antes del despido, sin que afecte a tal realidad fáctica el que no se hubieran satisfecho los salarios de tramitación, que pueden y deben hacerse efectivos, cuando voluntaria y tempestivamente no se abonaran por la empresa, a través de la vía ejecutiva adecuada.

Señala al respecto la STSJ Madrid 01/12/2009 (R. ). «Como recuerda la sentencia de la Sala de fecha 6/03/2009: ni siquiera la falta de abono de los salarios de tramitación es razón suficiente para concluir que la readmisión tuvo lugar de forma irregular. Así lo tiene proclamado la jurisprudencia, de la que, por todas, citaremos la sentencia de la misma Sala del Alto Tribunal de 4 de febrero de 1.995  también unificadora y con cita de otras anteriores, a cuyo tenor: (...) Con respecto a la solución que haya de darse a tal problema esta Sala de lo Social del Tribunal Supremo no ha mantenido un criterio uniforme, pero la más reciente doctrina es la que expresa la Sentencia de 2 de noviembre de 1989 , cuyos acertados criterios hemos de seguir aquí, dadas las fundadas razones que en ella se exponen. Esta sentencia manifiesta: «El pronunciamiento que corresponde ante despido que se declare improcedente es el que ordena el Art. 56 ,ET y el 103 ,LPL, a los que se acomodó la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de procedencia. Dicho pronunciamiento, por tanto, contiene condena, de una parte, a la readmisión del despedido o al abono a éste de la indemnización correspondiente (condena alternativa, con opción a favor de la empresa, en este caso ejercida por la readmisión) y, en todo caso, al pago de los salarios de tramitación, bajo las limitaciones legalmente impuestas. Ambas condenas - readmisión y salarios de tramitación-, aun consecuencia de la improcedencia, tienen perfiles distintos: la primera impone una obligación de hacer; la segunda el pago de determinada cantidad. De ahí que para aquélla establezca la Ley de Procedimiento Laboral un trámite específico en orden a su ejecución, no aplicable a la segunda, pues, para dichos efectos, se habrá de estar a lo dispuesto en los artículos 200 y siguientes del citado Cuerpo Legal ».

Tan es así que el Art. 281 ,LJS, para la comparecencia que disciplina, sólo permite aportación de pruebas sobre los hechos concretos de la no readmisión o readmisión irregular y, para el supuesto de acreditarse una u otra circunstancia, ordena que la resolución que se dicte acuerde la extinción del contrato de trabajo, condenando al abono de la indemnización correspondiente, así como al de los salarios dejados de percibir, pero sólo a partir de la fecha de la notificación de la sentencia, pues, los anteriores ya hubieron de ser objeto de la condena que ésta hizo y, desde su firmeza, pudo instarse su ejecución por el cauce ordinario.

Auto de resolución del incidente de readmisión.

1. En la comparecencia, la parte o partes que concurran serán examinadas por el juez sobre los hechos de la no readmisión o de la readmisión irregular alegada, aportándose únicamente aquellas pruebas que, pudiéndose practicar en el momento, el juez estime pertinentes. De lo actuado se extenderá la correspondiente acta (Art. 281 ,LJS).

2. Dentro de los tres días siguientes, el juez dictará auto en el que, salvo en los casos donde no resulte acreditada ninguna de las dos circunstancias alegadas por el ejecutante:

  • a)    Declarará extinguida la relación laboral en la fecha de dicha resolución.
  • b)    Acordará se abone al trabajador una indemnización equivalente a treinta y tres días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año, hasta un máximo de veinticuatro mensualidades y, en caso de que se opte por la readmisión, los salarios de tramitación (aprts. 1 y 2, Art. 56 ,ET). En atención a las circunstancias concurrentes y a los perjuicios ocasionados por la no readmisión o por la readmisión irregular, podrá fijar una indemnización adicional de hasta quince días de salario por año de servicio y un máximo de doce mensualidades. En ambos casos, se prorratearán los periodos de tiempo inferiores a un año y se computará, como tiempo de servicio el transcurrido hasta la fecha del auto. Ver sentencia TS, Sala de lo Social, de 10/06/2009, Rec. 3098/2007
  • c)    Condenará al empresario al abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha de la notificación de la sentencia que por primera vez declare la improcedencia hasta la de la mencionada solución.

Ver sentencias TSJ Castilla-La Mancha, de 11/02/2000, TS, Sala de lo Social, de 12/02/2008, Rec. 4030/2006, TSJ Castilla-La Mancha, de 11/02/2000, TSJ Aragon, de 13/09/1999 y TSJ Madrid, de 23/11/1999

Ejecución del fallo de la sentencia declarando la improcedencia del despido.

1. La sentencia será ejecutada en sus propios términos cuando (Art. 282 ,LJS):

  • a)    El trabajador despedido fuera delegado de personal, miembro del comité de empresa o delegado sindical y, declarada la improcedencia del despido, optare por la readmisión.
  • b)    Declare la nulidad del despido.

2. A tal fin, en cualquiera de los supuestos mencionados en el número anterior, una vez solicitada la readmisión, el juez competente dictará auto conteniendo la orden general de ejecución y despachando la misma, y acordará requerir al empresario para que reponga al trabajador en su puesto en el plazo de tres días, sin perjuicio de que adopte, a instancia de parte, medidas contra el empresario por no haber cumplido la orden de reposición (2).

ESTUDIO DE UN CASO PRÁCTICO EN PARTICULAR: FALLECIMIENTO DEL TRABAJADOR ANTES DE LA SENTENCIA DECLARATORIA DE NULIDAD DEL DESPIDO. No procede imponer la readmisión. No hay alternatividad entre la obligación de readmitir y la de indemnizar por no readmitir o readmisión irregular. Extinguido el contrato por muerte del trabajador sólo procede imponer abono de salarios de trámite. Ver sentencia TS, de 04/02/1991

Concreción de la fecha en que alcanza firmeza la sentencia ejecutoriada

La STS 05-07-2011, (R 2603/2010), declara que el parámetro de medición para determinar el momento en el que se produce la firmeza de la sentencia a los efectos del “dies a quo” para el cómputo del plazo de tres meses, establecido en los Art. 278-286 ,LJS, para la ejecución de las sentencias firmes declarando el despido improcedente, se halla en el plazo de recurribilidad de la resolución. Transcurrido el mismo y, por tanto, siendo imposible para las partes atacar ya la resolución en cuestión, la misma deviene firme y a dicha firmeza se anuda el efecto de cosa juzgada formal. Por tanto, la firmeza se produce por ministerio de la ley, una vez agotados los recursos legales o transcurrido el plazo sin interponerlos, con independencia de cuándo sea declarada la firmeza y cuando sea notificada. Por tanto, no cabe demorar el inicio del cómputo del plazo para instar la ejecución a la fecha de la providencia o auto que declare la firmeza de la sentencia, ni, en menor medida, a la de notificación de esta interlocutoria. Ver sentencia TS, Sala de lo Social, de 05/07/2011, Rec. 2603/2010

(1) Sin perjuicio de que no se devenguen los salarios correspondientes a los días transcurridos entre el último de cada uno de los plazos señalados en las letras a), b) y c) y aquél en el que se solicite la ejecución del fallo, la acción para instar esta última habrá de ejercitarse dentro de los tres meses siguientes a la firmeza de la sentencia. Todos estos plazos son de prescripción.

(2) El secretario judicial acordará las medidas siguientes (Art. 284 ,LJS):
a.    Que el trabajador continúe percibiendo su salario con la misma periodicidad y cuantía que la declarada en la sentencia, con los incrementos que por vía de convenio colectivo o mediante norma estatal se produzcan hasta la fecha de la readmisión en debida forma. A tal fin, cumplimentará la autorización contenida en el auto despachando ejecución en tantas ocasiones como fuese necesario, por una cantidad equivalente a seis meses de salario, haciéndose efectivas al trabajador con cargo a la misma las retribuciones que fueran venciendo, hasta que, una vez efectuada la readmisión en forma regular, acuerde la devolución al empresario del saldo existente en esa fecha.
b.    Que el trabajador continúe en alta y con cotización en la Seguridad Social, lo que pondrá en conocimiento de la entidad gestora o servicio común a los efectos procedentes.
c.    Que el delegado de personal, miembro del comité de empresa o delegado sindical continúe desarrollando, en el seno de la empresa, las funciones y actividades propias de su cargo, advirtiendo al empresario que, de impedir u oponer algún obstáculo a dicho ejercicio, se pondrán los hechos en conocimiento de la autoridad laboral a los efectos de sancionar su conducta de acuerdo con lo que dispone el Ley sobre infracciones y sanciones en el orden social
Incumplimiento por el trabajador del requerimiento de reanudación de servicios. Posible nuevo despido durante los trámites de ejecución de la sentencia

 

No hay versiones para este comentario

Sentencia firme
Readmisión del trabajador
Ejecución de sentencia
Salarios de tramitación
Despido improcedente
Readmisión irregular del trabajador
Pago del salario
Notificación de la sentencia
Incidente de no readmisión
Obligación de hacer
Centro de trabajo
Mandato
Imposición de multa
Ius variandi
Condiciones de trabajo
Extinción del contrato
Cambio de residencia
Prestación por desempleo
Reanudación de las prestaciones
Impago de salario
Despido nulo
Pago de la indemnización
Extinción del contrato de trabajo
Aportación de pruebas
Comité de empresa
Delegado de personal
Delegado sindical
Orden general de ejecución
Muerte del trabajador
Ope legis
Dies a quo
Convenio colectivo
Autoridad laboral
Sanciones laborales