Los elementos de la responsabilidad del empresario: el patrimonio del que responde, los requisitos de responsabilidad y las personas de las que responde

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • La responsabilidad del empresario

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 01/12/2012

    El empresario mercantil, sea persona natural o jurídica, está sometido a un régimen de responsabilidad derivado del Art. 1101 ,Código civil que podemos denominar principio de responsabilidad universal. Todos los bienes, cosas y derechos que fo...

  • La culpa o dolo en la responsabilidad civil extracontractual

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños pro...

  • Regulación de la reparación del daño en la responsabilidad civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien se deriven aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños pr...

  • Responsabilidad de los empresarios de la navegación marítima y aérea

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    Antes de entrar  de manera pormenorizada sobre la responsabilidad de los empresarios de la navegación marítima y aérea debemos empezar por decir qué se entiende por empresario marítimo y a su vez diferenciarlo de otros sujetos que operan en el ...

  • La responsabilidad civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños prod...

Ver más documentos relacionados
  • Demanda de juicio verbal por imprudencia médica

    Fecha última revisión: 26/04/2016

    NOTA: En el presente formulario se ejercita acción por responsabilidad civil extracontractual, en reclamación de daños personales que se ejercita contra una un profesional sanitario, y una mutua de manera solidaria. El procedimiento del juicio...

  • Escritura pública de otorgamiento de poder especial para cobro de una cantidad de dinero

    Fecha última revisión: 27/05/2016

      NOTA: El apoderado ha de rendir cuentas al poderdante de su gestión y es responsable de dicha gestión. Según el art 1.726 CC "El mandatario es responsable, no solamente del dolo, sino también de la culpa, que deberá estimarse con más o meno...

  • Modelo de iniciación del procedimiento de exigencia de responsabilidad

    Fecha última revisión: 19/10/2016

    INICIACIÓN DEL PROCEDIMIENTO Expediente nº: [NUMERO] Interesados: [NOMBRE] Procedimiento: [DESCRIPCION] Asunto: ACUERDO                          VISTA la indemnización concedida a Dº/Dª [NOMBRE], en el expediente de referen...

  • Demanda de acción de daños y perjuicios por negligencia médica (fallecimiento)

    Fecha última revisión: 11/04/2016

      NOTA: Mientras que la acción de reclamación de responsabilidad contractual está sometida a la prescripción de cinco años (art. 1964 CC), la prescripción de las acciones para exigir la responsabilidad extracontractual, es de un año a parti...

  • Contrato con condiciones generales de contratación

    Fecha última revisión: 11/04/2016

      NOTA PRELIMINAR: Las condiciones generales de la contratación hacen referencia a las cláusulas generales de contratación que están predispuestas por una parte del contrato y su incorporación no depende de la voluntad de las dos partes, sino q...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil

Cabe diferenciar tres elementos que comportan la responsabilidad del empresario:

  • Patrimonio que responde
  • Requisitos de la responsabilidad
  • Personas de las que responde

 

 

Patrimonio que responde:

El empresario, individual y social, responde de sus deudas con todos sus bienes presentes y futuros, como se deduce del Art. 1101 ,Código civil. No sólo responde con los bienes que se encuentran afectos a la actividad empresarial, sino también con los personales. Esto permite a los acreedores que sus créditos sean satisfechos.

Sin embargo, esto conlleva una ineficiencia económica al suponer un riesgo para los empresarios, ya que hace depender, de un futuro incierto, la ventura de todo su patrimonio, lo que condicional su voluntad y ánimo a la hora de iniciar y continuar la actividad mercantil. Se hacen necesarios, pues, mecanismos que limiten esta responsabilidad y permitan plantearse los acreedores, con mayor seguridad, si corren el riesgo de prestar el dinero.

A esto responden las figuras del empresario casado y de las sociedades unipersonales. Así, salvo en los casos de microempresas (bares, talleres, etc), la figura del empresario individual es cada vez más escaso, apoyado por el régimen fiscal de las sociedades, que es mucho más favorable. La sociedad responde igualmente con todo el patrimonio social de forma ilimitada. Lo que limitan estas sociedades es la responsabilidad de los socios, al distinguir, de forma clara, el patrimonio social del patrimonio personal de cada socio.

 

Requisitos de la responsabilidad:

Tradicionalmente, en nuestro Derecho, tanto los empresarios individuales como las sociedades respondían de igual forma que aquella persona que no fuese empresaria. De hecho, el régimen de la responsabilidad del empresario lo encontramos en el Código Civil, no en el Código de Comercio. Así, hasta ahora, se venía aplicando la regla de que el empresario sólo respondía si incumplía sus obligaciones contractuales o si le causaba daño a un tercero mediando negligencia o culpa.

Pero este principio no responde a las necesidades de la actividad empresarial actual y resulta inapropiado. Así, también responderá de los daños causados, aun no mediando culpa o negligencia, cuando la actividad empresarial genere una situación de riesgo de la cual el empresario obtiene un beneficio. Para ello, la jurisprudencia, ha hecho una interpretación objetiva de los Art. 1902 ,Código civil y Art. 1908 ,Código civil, imponiendo la inversión de la carga de la culpa, siendo el empresario quien debe probar que no actuó dolosamente, presunción de que si se produjo el daño no se han puesto todos los medios para evitarlo, la interpretación a favor del dañado y que basta con culpa leve o levísima para responder.

Sin embargo, el principio de responsabilidad por culpa aún está vigente y la jurisprudencia exige la prueba del nexo causal entre la acción ilícita y el daño causado. Así, sucede habitualmente que muchas pretensiones indemnizatorias se desestiman, precisamente, por no probar dicho nexo.

La legislación más moderna tiende a crear regimenes de responsabilidad objetiva, es decir, aquellos en los que el empresario responde del daño causado a terceros, en todo caso, sin necesidad de que medie negligencia o dolo, aunque pueda probar que actuó con diligencia, que no violó ninguna norma y que actuó de acuerdo a los óptimos estándares de la industria. Los perjudicados sólo tienen que probar que han sufrido el daño y que existe un nexo causal entre la acción del empresario y el daño. Este tipo de regimenes se crearon para diferentes actividades.

En ellas, el legislador ha puesto un límite máximo a la indemnización y la obligación de contratar un seguro por parte del empresario, que asegure a los dañados el cobro de la indemnización. El Código civil aceptó este tipo de responsabilidad objetiva del empresario por los daños “por los humos excesivos, que sean nocivos a las personas o a las propiedades” establecido en el Art. 1908 ,Código civil. Sin embargo, en este mismo artículo, en caso de la explosión de maquinas, inflamación de substancias explosivas y emanación de materias infectantes, el Código exige un elemento culposo para la existencia de responsabilidad.

 

Personas de las que responde:

Normalmente el empresario no causa daño por él mismo, directamente, sino que lo hace a través de sus directivos o empleados. Es decir, son estos los que, en ocasiones, cometen los ilícitos civiles o penales, de los cuales se derivan los daños para terceros. De esta forma, el empresario responde tanto de los daños que causen sus propios dependientes o empleados como los que cause el mismo.

Esta responsabilidad  del empresario se basa en la  “culpa in vigilando”, es decir, por ser el empresario quien vigila al empleado, como se recoge en el Art. 1903 ,Código civil. El empresario sólo debe responder de los daños causados por sus dependientes “en el servicio de los ramos en los que estuviesen  empleados, o con ocasión de sus funciones”. A pesar de que en el citado precepto se recoge que el empresario no tendrá responsabilidad si actuó con “toda la diligencia de un buen padre de familia para prevenir el daño” la jurisprudencia aplicó una responsabilidad cuasi-objetiva para estos casos.

En relación con los delitos o faltas cometidos por los dependientes o trabajadores en el desempeño de sus obligaciones o servicios, estos tendrán responsabilidad penal, pero el empresario, de quien dependen dichos trabajadores, responderá civilmente de los daños que se puedan ocasionar.

 

 

No hay versiones para este comentario

Responsabilidad
Responsabilidad del empresario
Culpa
Actividades empresariales
Empresario individual
Patrimonio social
Bienes presentes y futuros
Actividad mercantil
Voluntad
Sociedad Unipersonal
Causalidad
Responsabilidad de los socios
Responsabilidad objetiva
Obligación contractual
Principio de responsabilidad
Dolo
Humos
Daños a terceros
Culpa in vigilando
Buen padre de familia
Responsabilidad penal
Responsabilidad cuasi objetiva