Equipos de trabajos temporales en altura y prevención de riesgos laborales

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 11/03/2021

El Real Decreto 2177/2004, de 12 de noviembre, modificó el Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, a fin de introducir las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de equipos en trabajos temporales en altura.

(LPRL; Directiva 2006/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de mayo de 2006; Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubreReal Decreto 1215/1997, de 18 de julio; Real Decreto 2177/2004, de 12 de noviembre y Real Decreto 1801/2003, de 26 de diciembre).

Trabajos temporales en altura: escaleras de mano y andamios 

El Real Decreto 2177/2004, de 12 de noviembre, modificó el Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, a fin de introducir las siguientes disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de equipos en trabajos temporales en altura, estableciendo las siguientes:

  • Los equipos de trabajo y sus elementos deberán estar estabilizados.
  • Ante riesgo de caída de altura de más de 2m, los equipos de trabajo deberán disponer de barandillas o sistema equivalente, resistentes, de una altura mínima de 90cm, protección intermedia y rodapié (no para escaleras de mano y sistemas con cuerdas).
  • Las escaleras de mano, los andamios y los sistemas con cuerdas deberán tener resistencia y los elementos necesarios de apoyo o sujeción.
  • Las escaleras de mano se usarán solo para situaciones de bajo nivel de riesgo.
  • Las escaleras de tijera tendrán elementos de seguridad que impidan su apertura al ser utilizadas.
  • Esos trabajos sólo podrán efectuarse cuando las condiciones meteorológicas no pongan en peligro la salud y la seguridad de los trabajadores.
  • Disposiciones específicas sobre el uso de escaleras de mano, andamios y técnicas de acceso y de posicionamiento mediante cuerdas.

Disposiciones específicas sobre la utilización de escaleras de mano

Las escaleras de mano se usarán de la siguiente forma:

  • Se colocarán de forma que su estabilidad esté asegurada.
  • Sus puntos de apoyo se asentarán sobre un soporte de dimensiones adecuadas y estable, resistente e inmóvil, de forma que los travesaños queden en posición horizontal.
  • Las escaleras suspendidas se fijarán de forma segura, de manera que no pueda desplazarse y se evite el balanceo (salvo las de cuerda).
  • Se impedirá el deslizamiento de los pies de las escaleras durante su utilización, mediante la fijación de los largueros o con cualquier dispositivo antideslizante o similar.
  • Las que tienen fines de acceso deberán sobresalir al menos un metro del plano de trabajo.
  • Las compuestas de varios elementos adaptables o extensibles deberán utilizarse de forma que los distintos elementos estén inmovilizados.
  • Las que tienen ruedas deberán inmovilizarse antes de acceder a ellas.
  • Las simples se colocarán formando un ángulo aproximado de 75º con la horizontal.
  • El ascenso, el descenso y los trabajos desde escaleras se efectuarán de frente a éstas.
  • Los trabajadores podrán tener en todo momento un punto de apoyo y de sujeción seguros.
  • Los trabajos a más de 3,5 metros de altura que requieran movimientos o esfuerzos peligrosos, sólo se efectuarán si se utiliza un equipo de protección individual anticaídas o se adoptan otras medidas de protección alternativas.
  • El transporte a mano de una carga se hará de modo que sea segura.
  • Se prohíbe el transporte y manipulación de cargas por o desde escaleras de mano cuando por su peso o dimensiones puedan comprometer la seguridad del trabajador.
  • No se utilizarán por dos o más personas simultáneamente.
  • No se utilizarán si no se tienen garantías de su resistencia, en especial las de más de 5 m.
  • Se prohíben las de construcción improvisada.
  • Se revisarán periódicamente.
  • Se prohíbe usar las de madera pintadas, por la dificultad para detectar sus defectos.

Las escaleras de mano deberán ser conformes con las normas de la serie UNE EN 131, que proporcionan los tipos, tamaños, requisitos, ensayos y marcado de las mimas. Toda vez que no se encuentran reguladas por ningún reglamento que exija su homologación o características de necesario cumplimiento para su comercialización o marcado CE.

Este elemento se encuentra afectado por la Directiva 2001/95/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 3 de diciembre de 2001, relativa a la seguridad general de los productos, transpuesta a la legislación nacional por Real Decreto 1801/2003, de 26 de diciembre, sobre seguridad general de los productos, donde se establece la obligatoriedad a los productores o distribuidores de poner en el mercado únicamente productos seguros, en concreto, su artículo 3 se especifica:

«(...) cuando no exista disposición normativa de obligado cumplimiento aplicable o ésta no cubra todos los riesgos o categorías de riesgos del producto, para evaluar su seguridad, garantizando siempre el nivel de seguridad que los consumidores pueden esperar razonablemente, se tendrán en cuenta los siguientes elementos:

a) Normas técnicas nacionales que sean transposición de normas europeas no armonizadas.

b) Normas UNE.

c) Las recomendaciones de la Comisión Europea que establezcan directrices sobre la evaluación de la seguridad de los productos.

d) Los códigos de buenas prácticas en materia de seguridad de los productos que estén en vigor en el sector, especialmente cuando en su elaboración y aprobación hayan participado los consumidores y la Administración pública.

e) El estado actual de los conocimientos y de la técnica».

Disposiciones específicas relativas a la utilización de los andamios

Como disposiciones relativas a la utilización de los andamios podemos citar:

  • Deberán proyectarse, montarse y mantenerse convenientemente de manera que se evite que se desplomen o se desplacen accidentalmente.
  • Las plataformas de trabajo, las pasarelas y las escaleras de los andamios deberán construirse, dimensionarse, protegerse y utilizarse de forma que se evite que las personas caigan o estén expuestas a caídas de objetos.
  • Sus medidas se ajustarán al número de trabajadores que vayan a utilizarlos.
  • Cuando no se disponga de la nota de cálculo del andamio elegido, o esta no contemple las configuraciones estructurales previstas, se efectuará un cálculo de resistencia y estabilidad, a menos que esté montado según una configuración tipo reconocida.
  • En función de la complejidad del andamio elegido, deberá elaborarse un plan de montaje, de utilización y de desmontaje, realizado por una persona con formación universitaria que lo habilite para ello. Y será obligatorio en los siguientes tipos de andamios:
    • Plataformas suspendidas de nivel variable sobre un edificio o una estructura.
    • Plataformas elevadoras sobre mástil.
    • Andamios constituidos con elementos prefabricados cuya altura exceda de 6 m o que salven vuelos y distancias superiores de más de 8 m (no caballetes o borriquetas).
    • Andamios instalados en el exterior cuya distancia exceda de 24 metros de altura.
    • Torres de acceso y torres de trabajo móviles a más de 6 m.
  • Los elementos de apoyo de un andamio deberán estar protegidos contra el riesgo de deslizamiento y se deberá garantizar su estabilidad.
  • Las dimensiones, la forma y la disposición de las plataformas de un andamio deberán ser adecuadas al tipo de trabajo, a las cargas que hayan de soportar y permitir que se trabaje y circule en ellas con seguridad.
  • Las plataformas se montarán de forma que sus componentes no se desplacen ni exista ningún vacío peligroso.
  • Cuando algunas partes de un andamio no estén listas para su utilización, se pondrán señales de advertencia de peligro general y se delimitarán convenientemente.
  • Los andamios sólo podrán ser montados, desmontados o modificados sustancialmente bajo la dirección de una persona con una formación universitaria o profesional que lo habilite para ello, y por trabajadores que hayan recibido una formación adecuada y específica para las operaciones previstas.
  • Tanto los trabajadores afectados como la persona que supervise dispondrán del plan de montaje y desmontaje. Y cuando no sea necesario, también podrá dirigir esas operaciones una persona con experiencia certificada por el empresario en la materia por más de dos años y con formación preventiva al menos de nivel básico.
  • Deberán ser inspeccionados por una persona con una formación universitaria o profesional que lo habilite para ello, antes de la puesta en servicio, periódicamente y después de cualquier modificación, período de no utilización, exposición a la intemperie, sacudidas sísmicas, o cualquier otra circunstancia que hubiera podido afectar a su resistencia o a su estabilidad.

1. Plan de montaje, de utilización y de desmontaje de andamios

La experiencia práctica en la aplicación del Real Decreto 2177/2004, de 12 de noviembre, por el que se modifica el Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, en materia de trabajos temporales en altura, evidencia, por lo general, incumplimientos empresariales o carencias importantes en relación a la falta de concreción de la documentación elaborada por las Empresas relativa al Plan de Montaje, Utilización y Desmontaje, así como la falta de definición respecto de los responsables intervinientes en las distintas etapas (técnico, supervisor, montadores, revisores).

En función de la complejidad del andamio elegido, deberá elaborarse un plan de montaje, de utilización y de desmontaje. Este plan y el cálculo a que se refiere el apartado anterior deberán ser realizados por una persona con una formación universitaria que lo habilite para la realización de estas actividades. Este plan podrá adoptar la forma de un plan de aplicación generalizada, completado con elementos correspondientes a los detalles específicos del andamio de que se trate.

A los efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior, el plan de montaje, de utilización y de desmontaje será obligatorio en los siguientes tipos de andamios:

  • Plataformas suspendidas de nivel variable (de accionamiento manual o motorizadas), instaladas temporalmente sobre un edificio o una estructura para tareas específicas, y plataformas elevadoras sobre mástil.
  • Andamios constituidos con elementos prefabricados apoyados sobre terreno natural, soleras de hormigón, forjados, voladizos u otros elementos cuya altura, desde el nivel inferior de apoyo hasta la coronación de la andamiada, exceda de seis metros o dispongan de elementos horizontales que salven vuelos y distancias superiores entre apoyos de más de ocho metros. Se exceptúan los andamios de caballetes o borriquetas.
  • Andamios instalados en el exterior, sobre azoteas, cúpulas, tejados o estructuras superiores cuya distancia entre el nivel de apoyo y el nivel del terreno o del suelo exceda de 24 metros de altura.
  • Torres de acceso y torres de trabajo móviles en los que los trabajos se efectúen a más de seis metros de altura desde el punto de operación hasta el suelo.

En el caso de plataformas suspendidas de nivel variable y plataformas elevadoras de mástil, por serles de aplicación una normativa específica en materia de comercialización, el citado plan podrá ser sustituido por las instrucciones específicas del fabricante, proveedor o suministrador, sobre el montaje, la utilización y el desmontaje de los equipos, salvo que estas operaciones se realicen de forma o en condiciones o circunstancias no previstas en dichas instrucciones.

Cuando, de conformidad lo anterior, no sea necesaria la elaboración de un plan de montaje, utilización y desmontaje, las operaciones previstas en este apartado podrán también ser dirigidas por una persona que disponga de una experiencia certificada por el empresario en esta materia de más de dos años y cuente con la formación preventiva correspondiente, como mínimo, a las funciones de nivel básico, conforme a lo previsto en el apartado 1 del artículo 35 del Reglamento de los Servicios de Prevención. De igual manera:

  • En el ámbito de la construcción, según establece el artículo 171.4 del Convenio General de la Construcción, en los andamios que cuenten con el correspondiente certificado de producto expedido por un organismo nacional de certificación se aplicará la posible sustitución del plan por las instrucciones del fabricante, siempre que el andamio se monte según la configuración tipo establecida en las citadas instrucciones y para las operaciones y usos indicados por el mismo. (Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, n.º 1212/2009, de 21 de abril, ECLI:ES:TSJCV:2009:2839 y Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid n.º 91/2008, de 14 de febrero, ECLI:ES:TSJM:2008:1210).
  • Los andamios sólo podrán ser montados, desmontados o modificados sustancialmente bajo la dirección de una persona con una formación universitaria o profesional que lo habilite para ello, y por trabajadores que hayan recibido una formación adecuada y específica para las operaciones previstas, que les permita enfrentarse a riesgos específicos (art. 5 del Real Decreto 2177/2004, de 12 de noviembre), destinada en particular a:
    • La comprensión del plan de montaje, desmontaje o transformación del andamio de que se trate.
    • La seguridad durante el montaje, el desmontaje o la transformación del andamio de que se trate.
    • Las medidas de prevención de riesgos de caída de personas o de objetos.
    • Las medidas de seguridad en caso de cambio de las condiciones meteorológicas que pudiesen afectar negativamente a la seguridad del andamio de que se trate.
    • Las condiciones de carga admisible.
    • Cualquier otro riesgo que entrañen las mencionadas operaciones de montaje, desmontaje y transformación.
  • Tanto los trabajadores afectados como la persona que supervise dispondrán del plan de montaje y desmontaje mencionado, incluyendo cualquier instrucción que pudiera contener.
  • Los andamios deberán ser inspeccionados por una persona con una formación universitaria o profesional que lo habilite para ello:
    • Antes de su puesta en servicio.
    • A continuación, periódicamente.
    • Tras cualquier modificación, período de no utilización, exposición a la intemperie, sacudidas sísmicas, o cualquier otra circunstancia que hubiera podido afectar a su resistencia o a su estabilidad.

2. Cálculo de la resistencia y estabilidad de un andamio

La resistencia y estabilidad de un andamio son dos factores clave para garantizar la seguridad de los trabajadores durante su utilización. Ambos dependen de la configuración del andamio, es decir, de la disposición y conexión de sus componentes.

Cuando no se disponga de la nota de cálculo del andamio elegido, o cuando las configuraciones estructurales previstas no estén contempladas en ella, deberá efectuarse un cálculo de resistencia y estabilidad, a menos que el andamio esté montado según una configuración tipo generalmente reconocida.

Por ejemplo, será necesario el cálculo de resistencia y estabilidad cuando se utilicen configuraciones estructurales no previstas por el fabricante o se añadan elementos o componentes que pueden modificar las cargas a las que se verá sometido el andamio (instalación de lonas o de medios mecánicos de elevación, como garruchas y maquinillos, etc.).

DOCUMENTACIÓN DE INTERÉS

NTP 682: Seguridad en trabajos verticales (I): equipos. INSST. Año 2005.

NTP 682: Seguridad en trabajos verticales (I): equipos. INSST. Año 2005.

NTP 683: Seguridad en trabajos verticales (II): técnicas de instalación. INSST. Año 2005.

NTP 684: Seguridad en trabajos verticales (III): técnicas operativas. INSST. Año 2005.

UNE-EN ISO 21420:2020 Guantes de protección. Requisitos generales y métodos de ensayo. (ISO 21420:2020).

UNE-EN 17353:2020 (Ratificada) Equipos de protección. Ropas de visibilidad para uso no profesional. Requisitos y métodos de ensayo. (Ratificada por la Asociación Española de Normalización en noviembre de 2020).

UNE-EN 12811-1:2005. Equipamiento para trabajos temporales de obra. Parte 1: Andamios. Requisitos de comportamiento y diseño general.

UNE-EN ISO 12100:2012. Seguridad de las máquinas. Principios generales para el diseño. Evaluación del riesgo y reducción del riesgo. 

UNE-EN ISO 14119:2014. Seguridad de las máquinas. Dispositivos de enclavamiento asociados a resguardos. Principios para el diseño y la selección. 

UNE-EN ISO 14120:2016. Seguridad de las máquinas. Resguardos. Requisitos generales para el diseño y construcción de resguardos fijos y móviles. 

UNE-EN 60204-1:2007+A1:2009. Seguridad de las máquinas. Equipo eléctrico de las máquinas. Parte 1: Requisitos generales. 

UNE-EN 12810-1:2005 Andamios de fachada de componentes prefabricados. Parte 1: Especificaciones de los productos.

UNE-EN 60204-1:2019. Seguridad de las máquinas. Equipo eléctrico de las máquinas. Parte 1: Requisitos generales.

UNE-EN 12841:2007. Equipos de protección individual contra caídas. Sistemas de acceso mediante cuerda- Dispositivos de regulación de cuerda.

PNE-prEN 12841. Equipos de protección individual contra caídas. Sistemas de acceso mediante cuerda. Dispositivos de regulación de cuerda.

UNE-EN 567:2013. Equipos de alpinismo y escalada. Bloqueadores. Requisitos de seguridad y métodos de ensayo.

UNE-EN 358:2018 (Ratificada) Equipo de protección individual para sujeción en posición de trabajo y prevención de caídas de altura. Cinturones y equipos de amarre para posicionamiento de trabajo o de retención. (Ratificada por la Asociación Española de Normalización en marzo de 2019).

No hay versiones para este comentario

Equipo de protección individual
Comercialización
Ascenso
Riesgos del producto
Buenas prácticas
Incumplimiento empresarial
Tejados
Proveedores
Servicios de prevención
Prevención de riesgos laborales
Medidas de seguridad en el trabajo
Medidas de seguridad
Evaluación de riesgos
Fachadas

Real Decreto 1215/1997 de 18 de Jul (disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 188 Fecha de Publicación: 07/08/1997 Fecha de entrada en vigor: 07/08/1997 Órgano Emisor: Ministerio De La Presidencia

Real Decreto 1644/2008 de 10 de Oct (normas para la comercializacion y puesta en servicio de las maquinas) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 246 Fecha de Publicación: 11/10/2008 Órgano Emisor: Ministerio De La Presidencia

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Riesgos en el sector de la construcción y medidas de prevención relacionados con trabajos en altura

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 03/03/2021

    Conforme establece el anexo I del Real Decreto 1627/1997, los trabajos en altura se incardinan entre los situados por encima o por debajo del nivel del suelo en las obras en el exterior de los locales, si bien deberá tenerse en cuenta también el...

  • Equipos de protección frente a la exposición por COVID-19

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/03/2021

    El empresario deberá proporcionar a las personas trabajadoras equipos de protección individual adecuados para el desempeño de sus funciones dependiendo de cada actividad y el nivel de exposición al riego de contagio.La protección individual fre...

  • Prevención de riesgos laborales en el sector el sector agrario e industria agroalimentaria

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 17/03/2021

    Los riesgos específicos más comunes del sector agrario se relacionan con la maquinaria empleada para la realización de labores agrarias y forestales; la exposición a productos químicos (ej.: plaguicidas, abonos y fertilizantes); los derivados d...

  • Documentación de apoyo en materia de PRL

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 23/02/2021

    El INSST promulga una serie de guías técnicas (GT) y notas técnicas de prevención (NTP), con el objetivo de facilitar la aplicación de la prevención.Documentos de información y divulgación en materia de prevención de riesgos laboralesEl a...

  • Documentación del sistema de prevención de riesgos laborales

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/02/2021

    El reiterado art. 23 de la LPRL, especifica la elaboración y conservación por parte del empresario de distintos tipos de documentos. Configuración documental de la PRLEl sistema documental de PRL que debería realizarse en el seno de cualquier ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados