El estado de necesidad como causa de justificación de delitos

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El estado de necesidad como supuesto de exoneración de la responsabilidad civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    El estado de necesidad es aquella situación que ampara a quien, en circunstancias de necesidad, para evitar un mal propio o ajeno debe causar otro mal, siempre que este no sea mayor que el que trata de evitar. Se requiere que no haya provocación i...

  • Elementos de las causas de justificación en los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/03/2013

    En el Código Penal de 1995 se reconocen como causas de justificación las siguientes: legítima defensa (20.4 ,Código Penal), estado de necesidad (20.5 ,Código Penal) y el cumplimiento de un deber o ejercicio legítimo del derecho, oficio o cargo...

  • El consentimiento como supuesto de exoneración de la responsabilidad

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños prod...

  • Supuestos de exoneración de la responsabilidad civil extracontractual

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por responsabilidad entendemos la obligación de resarcir las consecuencias lesivas para los derechos o intereses de otra persona derivadas de la actuación propia o ajena, bien procedan aquellas del incumplimiento de contratos, o bien de daños prod...

  • La legítima defensa como supuesto de exoneración de la responsabilidad civil

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La legítima defensa se trata de aquella causa de justificación que ampara a quien, frente una agresión ilegítima y actual a sus bienes jurídicos o los de un tercero, actúa impidiendo o repeliendo la agresión de modo proporcionado para evitarla...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Caso práctico: Estado de necesidad y tráfico de drogas

    Fecha última revisión: 02/01/2013

  • ¿Puede alegarse la eximente de estado de necesidad en un delito de tráfico de drogas? ¿Existe proporcionalidad entre los bienes en conflicto?¿Cabe alegar un miedo insuperable a ser desahuciado en un delito de tráfico de drogas?La jurisprudencia ...

  • Caso práctico: Requisitos del estado de necesidad

    Fecha última revisión: 02/01/2013

  • ¿Qué requisitos exige el estado de necesidad?La jurisprudencia ha diferenciado, a partir de los requisitos legales los siguientes elementos del estado de necesidad:Pendencia acuciante y grave de un mal propio o ajeno.Necesidad ineludible de generar...

  • Caso práctico: Responsabilidad civil por vicios o defectos en el proceso de construcción de una vivienda

    Fecha última revisión: 26/02/2014

  • PLANTEAMIENTO1.- ¿Quiénes son los responsables civiles por los vicios o defectos en el proceso de construcción de una vivienda, en caso de que existan por ejemplo, filtraciones, grietas, etc., cuyo origen se encuentre en la edificación del edif...

  • Caso práctico: Caracteres de la legítima defensa

    Fecha última revisión: 02/01/2013

  • ¿Cómo se configura la legítima defensa por parte de la jurisprudencia? ¿Cuál es la doctrina al respecto?Veremos a continuación la concreción jurisprudencial de este concepto en relación con un caso de tiroteo en el que el recurrente inicia la...

  • Caso práctico: Legítima defensa y animus defendendi

    Fecha última revisión: 02/01/2013

  • ¿Cual es la configuración jurisprudencial del animus defendendi?El animus defendendi es un concepto añadido por la jurisprudencia, que forma parte de los requisitos para al existencia de la legítima defensa. Existen varias sentencias del Tribunal...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

El estado de necesidad viene definido y regulado en el 20.5 ,CP, según el cual está exento de responsabilidad criminal el que, en estado de necesidad, para evitar un mal propio o ajeno lesione un bien jurídico de otra persona o infrinja un deber, siempre que concurran los siguientes requisitos:

  • Que el mal causado no sea mayor que el que se trate de evitar.
  • Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto.
  • Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, obligación de sacrificarse.

 

El presupuesto o condictio sine qua non de esta circunstancia, es el estado de necesidad propio o ajeno inevitable sin lesionar de modo ineludible otro bien, entendiendo por tal el conflicto o menoscabo de uno de ellos, siendo pues notas esenciales la inminencia del mal, real y grave, y su inevitabilidad por vías lícitas, y para verificar la inexistencia de otras vías inocuas para otros bienes jurídicos o menos gravosas, se acudirá a un juicio racional basado en la experiencia y considerando la situación concreta en que se encuentre el sujeto activo, que deberá acreditarla.

El conflicto que subyace el estado de necesidad debe ser apreciado objetivamente ya que el error sobre esto determina la existencia de eximente putativa, si bien no se excluyen del todo determinados factores subjetivos en la valoración que hace el sujeto de dicha situación, siempre que no afecten a la configuración básicamente objetiva de la realidad de la situación, que la jurisprudencia requiere que sea angustiosa o perentoria.

El Tribunal Supremo exige, asimismo, el requisito de necesidad o inevitabilidad del acto interpretándolo actualmente en el sentido de que, en caso de inacción, el mal que se evita se hubiera producido sin que haya otro medio normal de evitarlo atendidas las circunstancias del hecho y del sujeto. Ello responde a la idea de que la inevitabilidad no puede ser exigida en términos tan absolutos que desconozcan estas circunstancias valorativas o la eximente sería, así, de imposible aplicación

 

Proporcionalidad de los bienes en conflicto

Una vez que se constata la existencia del estado de necesidad, el primer requisito legal es el de la proporcionalidad de los bienes jurídicos en conflicto, que no ha de ser nunca mayor el sacrificado que el que se trata de salvar.

La necesidad y proporcionalidad ahora mencionada conforman el núcleo de esta circunstancia.

"Que el mal causado no sea mayor que el que se trate de evitar"

 

Si el mal evitado es claramente igual o superior al causado y no hay otra opción para salvarlo, procede la eximente completa. Cuando la balanza comparativa se inclina a favor de la acción delictiva pero en el agente se aprecian poderosas necesidades, la circunstancia se convertirá en eximente incompleta (21.1 ,CP), pero si el escalón comparativo es muy apreciable en contra del bien salvado, no será apreciable el estado de necesidad.

La jurisprudencia es muy restrictiva a la hora de admitir esta eximente por necesidad económica en general, y particularmente del que se dedica al tráfico de drogas, ya que el bien lesionado que es la salud pública, es muy superior a cualquier problema económico que pueda afectar al agente, aún cuando sí se ha admitido excepcionalmente como eximente incompleta en casos extremos, como por ejemplo en el caso de un padre que necesitaba el dinero para una urgente intervención quirúrgica de un hijo, o el que teniendo muchos hijos se encontraba en el paro y cometió un delito de robo. No obstante, siempre han de concurrir condiciones de verdadera angustia y estrechez económica, connotadas por la inmediatez o inminencia.

"Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto"

 

El segundo requisito exigido por la ley es que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto, entendiendo por situación de necesidad lo mismo que estado, y por sujeto lo mismo que agente, pues en los supuestos de estado de necesidad ajeno no coinciden sujeto necesitado con sujeto actuante.

"Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, obligación de sacrificarse"

 

La inexistencia de un deber de sacrificio en el agente, por su oficio o cargo, que es el tercer requisito legal, está limitado por la no exigibilidad a nadie de heroicidad o martirio, pero es obvio que ciertas profesiones tales como bomberos, agente del orden, etc., exigen a sus titulares asumir más riesgos que a quienes no tienen tales deberes por oficio o cargo.

 

Responsabilidad civil del beneficiado

La responsabilidad civil derivada del mal causado merece una mención especial por cuanto aun cuando la acción realizada en estado de necesidad entre bienes desiguales esté justificada y la efectuada cuando los bienes sean iguales exculpada y, por lo tanto no puede hablarse de responsabilidad civil derivada del delito porque no hay delito, el 118.1 ,CP apartado tercero dispone que “serán responsables civiles directos las personas en cuyo favor se haya precavido el mal, en proporción al perjuicio que se les haya evitado, si fuera estimable o, en otro caso, en la que el Juez o Tribunal establezca según su prudente arbitrio”.

Cuando las cuotas de que deba responder el interesado no sean equitativamente asignables por el Juez o Tribunal, ni tan siquiera por aproximación, o cuando la responsabilidad se extienda a las administraciones públicas o a la mayor parte de una población y, en todo caso, siempre que el daño se haya causado con asentimiento de la autoridad o de sus agentes, se acordará, en su caso, la indemnización en la forma que establezcan las leyes y reglamentos especiales.

 

No hay versiones para este comentario

Estado de necesidad
Eximentes completas
Eximentes incompletas
Tráfico de drogas
Responsabilidad civil
Delito de robo
Responsable civil
Responsabilidad civil derivada del delito
Responsabilidad