Regulación de la prevención de riesgos laborales ante la exposición a agentes biológicos durante el trabajo

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 11/03/2021

El Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, tiene por objeto la protección de los trabajadores contra los riesgos para su salud y su seguridad derivados de la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, así como la prevención de dichos riesgos.

Riesgo biológico es la posibilidad de que un trabajador sufra un daño como consecuencia de la exposición o contacto con agentes biológicos durante la realización de su actividad laboral.

NOVEDADES

- Modificación del Reglamento de exposición laboral a agentes biológicos incluyendo el COVID-19. Mediante la Orden TES/1180/2020, de 4 de diciembre (BOE 10 de diciembre de 2020), se adapta el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, con objeto de incluir un gran número de agentes biológicos, entre ellos el SARS-CoV-2.

- Directiva (UE) 2020/739 de la Comisión de 3 de junio de 2020. Se modifica el anexo III de la Directiva 2000/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo para la inclusión del SARS-CoV-2 en la lista de agentes biológicos que son patógenos humanos conocidos.

(Real Decreto 1407/1992, de 20 de noviembre; Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo; Real Decreto 159/1995, de 3 de febrero; Real Decreto 1591/2009, de 16 de octubreReal Decreto 773/1997, de 30 de mayo; Directiva (UE) 2020/739 de la Comisión de 3 de junio de 2020; Directiva 2000/54/CE del Parlamento Europeo, Reglamento (UE) 2017/745 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de abril de 2017; Reglamento (UE) 2016/425 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2016 y  Orden TES/1180/2020, de 4 de diciembre).

Definiciones y clasificación de los agentes biológicos

La norma define:

  • Agentes biológicos: Son aquellos microorganismos, con inclusión de los genéticamente modificados, cultivos celulares y endoparásitos humanos, susceptibles de originar cualquier tipo de infección, alergia o toxicidad.
  • Microorganismo: Toda entidad microbiológica, celular o no, capaz de reproducirse o de transferir material genético.
  • Cultivo celular: Resultado del crecimiento «in vitro» de células obtenidas de organismos multicelulares.

Por lo tanto, son seres vivos microscópicos que pueden causar daño a humanos, como los virus, las bacterias, los endoparásitos humanos (protozoos y helmintos), los hongos, los cultivos celulares, los agentes transmisibles no convencionales (priones), y los productos o sustancias secretadas o liberadas por estos agentes biológicos con capacidad patógena para humanos, como por ejemplo: endotoxinas, micotoxinas, exotoxinas, glucanos, ergosterol, etc.; siempre que su presencia en el ambiente laboral se deba a la presencia del agente biológico que la produce.

Trabajadores expuestos a agentes biológicos

El riesgo biológico o biorriesgo consiste en la presencia de un organismo, o la sustancia derivada de un organismo, que representa una amenaza a la salud humana (pueden producir infecciones, toxicidad o alergia). El término riesgo biológico está muy ligado al campo de la prevención de riesgos laborales ya que, a lo largo de los últimos años, la aparición de agentes biológicos dentro del campo laboral ha aumentado considerablemente

La legislación europea pretende minimizar los riesgos que comportan para la salud los agentes biológicos existentes en el trabajo. La Directiva 2000/54/CE, de 18 de septiembre de 2000, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, vigente clasifica los agentes biológicos en cuatro categorías de riesgo de acuerdo con su potencial patógeno y las posibilidades de prevención y tratamiento. En función de la citada Directiva, los agentes biológicos se clasifican en cuatro grupos de riesgo, según su diferente índice de riesgo de infección:

  • Agente biológico del grupo 1: agente biológico que resulte poco probable que cause enfermedad en el hombre;
  • Agente biológico del grupo 2: un agente patógeno que pueda causar una enfermedad en el hombre y pueda suponer un peligro para los trabajadores; es poco probable que se propague a la colectividad; existen generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaces;
  • Agente biológico del grupo 3: un agente patógeno que pueda causar una enfermedad grave en el hombre y presente un serio peligro para los trabajadores; existe el riesgo de que se propague en la colectividad, pero existen generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaces;
  • Agente biológico del grupo 4: un agente patógeno que pueda causar una enfermedad grave en el hombre y suponga un serio peligro para los trabajadores; existen muchas probabilidades de que se propague en la colectividad; no existen generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaces.

Clasificación de los agentes bilógicos

Los agentes biológicos se clasifican, en función del riesgo de infección, en cuatro grupos:

  • Agente biológico del grupo 1: aquél que resulta poco probable que cause una enfermedad en el hombre.
  • Agente biológico del grupo 2: aquél que puede causar una enfermedad en el hombre y puede suponer un peligro para los trabajadores, siendo poco probable que se propague a la colectividad y existiendo generalmente profilaxis o tratamiento eficaz.
  • Agente biológico del grupo 3: aquél que puede causar una enfermedad grave en el hombre y presenta un serio peligro para los trabajadores, con riesgo de que se propague a la colectividad y existiendo generalmente una profilaxis o tratamiento eficaz.
  • Agente biológico del grupo 4: aquél que causando una enfermedad grave en el hombre supone un seno peligro para los trabajadores, con muchas probabilidades de que se propague a la colectividad y sin que exista generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaz.
Características del agente
Grupo de riesgo 1
Grupo de riesgo 2
Grupo de riesgo 3
Grupo de riesgo 4
Es fácil que ocasione una enfermedad

NO

SI

SI

SI

La enfermedad se propaga fácilmente

..

NO

SI

SI

Se dispone de un tratamiento eficaz

..

..

SI

NO

 

Agente biológico del grupo de riesgo
Riesgo infeccioso
Riesgo de propagación a la colectividad
Profilaxis o tratamiento eficaz
1

Poco probable que ocasione enfermedad

No

innecesario

2

Puede causar una enfermedad y constituir un peligro para los trabajadores

Poco probable

Posible generalmente

3

Puede causar una enfermedad grave y constituir un serio peligro para los trabajadores

Probable

Posible generalmente

4

Provocan una enfermedad grave y constituyen un serio peligro para los trabajadores

Elevado

No conocido actualmente

Vías de entrada posibles de los agentes biológicos en el organismo (inhalatoria, dérmica, digestiva o parenteral)

Los agentes biológicos se dispersan y se transmiten a través del aire, por bioaerosoles; a través del agua o los alimentos; por contaminación de superficies, herramientas u objetos (fómites) y a través de otros seres vivos (reservorios, hospedadores y/o vectores). Una vez dispersados en el ambiente laboral, la forma mediante la cual el agente biológico penetra al organismo del trabajador y por la cual resulta patógeno se conoce como vía de entrada.

Las vías de entrada de los agentes biológicos son:

  • Respiratoria o inhalatoria, principal vía de entrada de los agentes biológicos: La exposición es debida a la presencia de los agentes biológicos en el ambiente laboral en forma de bioaerosoles, es decir suspendidos en el aire que el trabajador inhala, y se suelen producir al toser, al hablar y en procesos pulvígenos o con agua a presión.
  • Dérmica o cutánea: la entrada del agente biológico es a través de la piel intacta, piel ligeramente dañada o a través de las mucosas (ojos, nariz). La exposición se produce al entrar en contacto con elementos contaminados como herramientas, superficies, muestras, materias primas y con pacientes o animales enfermos; también por proyecciones y salpicaduras a las mucosas.
  • Digestiva u oral: la entrada del agente biológico es a través de la ingesta de alimentos, agua o elementos contaminados. La exposición en el ámbito laboral se produce principalmente por malas prácticas de higiene (falta de aseo personal antes de la comida, fumar con manos sucias, etc.).
  • Parenteral o percutánea: la entrada del agente biológico es por la inoculación del agente biológico en las capas profundas de la piel. La exposición se produce como consecuencia de un accidente laboral, pinchazo, corte, mordedura o picadura de animal. Es frecuente en el sector sanitario y veterinario, en los trabajos de laboratorio y en centros de experimentación animal, así como en trabajos al aire libre por picaduras y mordeduras de animales.

Efectos de la exposición a agentes biológicos

Los efectos para la salud son muy variables y dependen del agente biológico en cuestión, las condiciones de la exposición y las condiciones del trabajador (estado inmunológico o de salud y embarazo). Los principales daños derivados de la exposición a agentes biológicos son:

  • Infección: es el resultado del contacto y multiplicación del agente biológico en el organismo del trabajador; por ejemplo, la brucelosis en actividades agrarias o el tétanos en la construcción. Algunas enfermedades infecciosas pueden hacerse crónicas y con el tiempo desencadenar un proceso canceroso, por ejemplo, la hepatitis B puede llegar a producir cáncer hepático.
  • Alergia: es el resultado de una fuerte reacción del sistema inmunitario inducida por determinadas sustancias conocidas como alérgenos o sensibilizantes. Las manifestaciones clínicas pueden afectar a las vías respiratorias como rinitis, asma o reacciones de hipersensibilidad; o a la piel como prurito, inflamación, excoriaciones, etc.
  • Efectos tóxicos o intoxicaciones: son producidos por las sustancias liberadas por ciertos agentes biológicos, conocidas principalmente como toxinas (exotoxinas, endotoxinas, micotoxinas). 

La peligrosidad de un agente biológico o su capacidad para causar daño a humanos se establece, en gran medida, mediante su clasificación en grupo de riesgo, conforme a los siguientes criterios:

  • Capacidad para infectar a humanos sanos.
  • Posibilidad de transmitirse entre humanos o a la colectividad.
  • Gravedad de la enfermedad que causa y disponibilidad de fármacos o profilaxis para combatir los efectos negativos de la misma.

Conforme a lo anterior, un agente biológico puede ser del grupo 1, 2, 3 o 4, conforme a lo indicado en la clasificación de los agentes, aunque esta no tiene en cuenta la peligrosidad de los agentes biológicos debida a los posibles efectos alergénicos y tóxicos que estos pueden producir.

La información sobre los daños que puede causar un determinado agente biológico al trabajador se encuentra en su correspondiente ficha de datos de la colección o base de datos DATABIO que contiene las fichas de los agentes biológicos elaborada por el INSST.

Identificación y evaluación de riesgos

Identificados uno o más riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, se procederá, para aquellos que no hayan podido evitarse, a evaluar los mismos determinando la naturaleza, el grado y duración de la exposición de los trabajadores (arts. 2 y 4, RD 39/1997, de 17 de enero). Cuando se trate de trabajos que impliquen la exposición a varias categorías de agentes biológicos, los riesgos se evaluarán basándose en el peligro que supongan todos los agentes biológicos presentes.

Esta evaluación deberá repetirse periódicamente y, en cualquier caso, cada vez que se produzca un cambio en las condiciones que pueda afectar a la exposición de los trabajadores a agentes biológicos. Asimismo, se procederá a una nueva evaluación del riesgo cuando se haya detectado en algún trabajador una infección o enfermedad que se sospeche que sea consecuencia de una exposición a agentes biológicos en el trabajo.

La evaluación mencionada en el apartado anterior se efectuará teniendo en cuenta toda la información disponible y, en particular:

  • La naturaleza de los agentes biológicos a los que estén o puedan estar expuestos los trabajadores y el grupo a que pertenecen, de acuerdo con la tabla y criterios de clasificación contenidos en el anexo II del RD 39/1997, de 17 de enero. Si un agente no consta en la tabla, el empresario, previa consulta a los representantes de los trabajadores, a efectos de asimilarlo provisionalmente a los incluidos en uno de los cuatro grupos previstos en el mismo. En caso de duda entre dos grupos deberá considerarse en el de peligrosidad superior.
  • Las recomendaciones de las autoridades sanitarias sobre la conveniencia de controlar el agente biológico a fin de proteger la salud de los trabajadores que estén o puedan estar expuestos a dicho agente en razón de su trabajo.
  • La información sobre las enfermedades susceptibles de ser contraídas por los trabajadores como resultado de su actividad profesional.
  • Los efectos potenciales, tanto alérgicos como tóxicos, que puedan derivarse de la actividad profesional de los trabajadores.
  • El conocimiento de una enfermedad que se haya detectado en un trabajador y que esté directamente ligada a su trabajo.
  • El riesgo adicional para aquellos trabajadores especialmente sensibles en función de sus características personales o estado biológico conocido, debido a circunstancias tales como patologías previas, medicación, trastornos inmunitarios, embarazo o lactancia.

Si los resultados de la evaluación muestran que la exposición o la posible exposición se refiere a un agente biológico del grupo 1 que no presente un riesgo conocido para la salud de los trabajadores, no resultará necesario aplicar las medidas obligatorias para el empresario (arts. 5-15 RD 39/1997, de 17 de enero). No obstante, se observarán las indicaciones relativas a las medidas de contención y a los niveles de contención (Anexos IV y V Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo).

Hay que tener en cuenta, que los anexos “IV. Indicaciones relativas a las medidas de contención y a los niveles de contención” y “V. Indicaciones relativas a las medidas de contención y a los niveles de contención para procesos industriales" del Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, se han sustituido en su totalidad por la Orden TES/1180/2020, de 4 de diciembre, con efectos del 11/12/2020. No obstante, los citados anexos IV y V, en su redacción anterior a la entrada en vigor de la citada orden, seguirán siendo de aplicación para las indicaciones que estén relacionadas con el resto de los agentes biológicos, distintos de aquellos de la familia «Coronaviridae», hasta el 19 de noviembre de 2021. A partir de dicha fecha, los nuevos anexos IV y V establecidos por esta orden serán plenamente de aplicación para las indicaciones relacionadas con todos los agentes biológicos.

Si los resultados de la evaluación revelan que la actividad no implica la intención deliberada de manipular agentes biológicos o de utilizarlos en el trabajo, pero puede provocar la exposición de los trabajadores a dichos agentes, se aplicarán las disposiciones de los artículos 5 al 13 del Real Decreto, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

Sustitución de agentes biológicos

Teniendo en cuenta la información técnica y científica disponible, el empresario, cuando la naturaleza de la actividad lo permita, evitará la utilización de agentes biológicos peligrosos mediante su sustitución por otros agentes que, en función de las condiciones de utilización, no sean peligrosos para la seguridad o salud de los trabajadores, o lo sean en menor grado.

Reducción de los riesgos

Si los resultados de la evaluación de riesgos pusieran de manifiesto un riesgo para la seguridad o la salud de los trabajadores por exposición a agentes biológicos, deberá evitarse dicha exposición. Cuando ello no resulte factible por motivos técnicos, habida cuenta de la actividad desarrollada, se reducirá el riesgo de exposición al nivel más bajo posible para garantizar adecuadamente la seguridad y la salud de los trabajadores afectados, en particular por medio de las siguientes medidas:

  • Establecimiento de procedimientos de trabajo adecuados y utilización de medidas técnicas apropiadas para evitar o minimizar la liberación de agentes biológicos en el lugar de trabajo.
  • Reducción, al mínimo posible, del número de trabajadores que estén o puedan estar expuestos.
  • Adopción de medidas seguras para la recepción, manipulación y transporte de los agentes biológicos dentro del lugar de trabajo.
  • Adopción de medidas de protección colectiva o, en su defecto, de protección individual, cuando la exposición no pueda evitarse por otros medios.
  • Utilización de medios seguros para la recogida, almacenamiento y evacuación de residuos por los trabajadores, incluido el uso de recipientes seguros e identificables, previo tratamiento adecuado si fuese necesario.
  • Utilización de medidas de higiene que eviten o dificulten la dispersión del agente biológico fuera del lugar de trabajo.
  • Utilización de una señal de peligro biológico (anexo III, RD 39/1997, de 17 de enero), así como de otras señales de advertencia pertinentes.
  • Establecimiento de planes para hacer frente a accidentes de los que puedan derivarse exposiciones a agentes biológicos.
  • Verificación, cuando sea necesaria y técnicamente posible, de la presencia de los agentes biológicos utilizados en el trabajo fuera del confinamiento físico primario.
  • La evaluación de riesgos (art. 4 Real Decreto 39/1997, de 17 de enero) deberá identificar a aquellos trabajadores para los que pueda ser necesario aplicar medidas especiales de protección.

Medidas de control

Las medidas de control y prevención frente a los riesgos biológicos tratan de evitar que se materialice su cadena de transmisión en el lugar de trabajo, con medidas de actuación en:

  • El foco o reservorio del agente, para evitar su crecimiento o multiplicación.
  • El medio, para evitar su dispersión y transmisión.
  • El receptor o trabajador, para evitar el contacto o para evitar o reducir la gravedad de los daños.

Las medidas preventivas generales aplicables a cualquier actividad con riesgo biológico están encaminadas a implantar procedimientos y actuaciones que eviten o reduzcan la multiplicación y dispersión de los agentes biológicos y al establecimiento de unas adecuadas prácticas de higiene personal; así como la vigilancia específica de la salud y la vacunación; de los trabajadores expuestos para prevenir el desarrollo de enfermedades o el agravamiento de las mismas. El éxito en la implantación de estas medidas requiere de un programa de formación e información de los trabajadores en relación con los riesgos y con las medidas preventivas a implantar. Entre ellas:

  • Limpieza y desinfección de los locales, los equipos y las herramientas de trabajo.
  • Implantación de procedimientos de trabajo y la utilización de equipos de protección colectiva que eviten la dispersión del agente biológico (evitar generación de polvo o bioaerosoles, cerramiento de procesos, extracción localizada).
  • Control de vectores (insectos y roedores).
  • Adecuada gestión de residuos y muestras potencialmente infecciosas.
  • Seguimiento de unas adecuadas prácticas de higiene (lavado de manos, aseo personal, cambio de ropa, etc.).
  • Tratamiento inmediato de cualquier corte, herida o accidente con riesgo biológico.
  • Vigilancia específica de la salud y la vacunación del trabajador.
  • Utilización de equipos de protección individual.

La adecuada implantación de estas medidas requiere de la información, la formación y la capacitación del trabajador. 

Además, en las actividades con manipulación intencionada de agentes biológicos es necesario aislar o contener el agente biológico con el que se está trabajando, mediante la utilización de equipos de aislamiento o de seguridad (contención primaria) y, en algunas ocasiones, mediante el adecuado diseño y construcción de las instalaciones de trabajo (contención secundaria). El conjunto de todas estas medidas se conoce como bioseguridad.

Medidas higiénicas

En todas las actividades en las que exista riesgo para la salud o seguridad de los trabajadores como consecuencia del trabajo con agentes biológicos, el empresario deberá adoptar las medidas necesarias para:

  • Prohibir que los trabajadores coman, beban o fumen en las zonas de trabajo en las que exista dicho riesgo.
  • Proveer a los trabajadores de prendas de protección apropiadas o de otro tipo de prendas especiales adecuadas.
  • Disponer de retretes y cuartos de aseo apropiados y adecuados para uso de los trabajadores, que incluyan productos para la limpieza ocular y antisépticos para la piel.
  • Disponer de un lugar determinado para el almacenamiento adecuado de los equipos de protección y verificar que se limpian y se comprueba su buen funcionamiento, si fuera posible con anterioridad y, en todo caso, después de cada utilización, reparando o sustituyendo los equipos defectuosos antes de un nuevo uso.
  • Especificar los procedimientos de obtención, manipulación y procesamiento de muestras de origen humano o animal.

Los trabajadores dispondrán, dentro de la jornada laboral, de diez minutos para su aseo personal antes de la comida y otros diez minutos antes de abandonar el trabajo.

Al salir de la zona de trabajo, el trabajador deberá quitarse las ropas de trabajo y los equipos de protección personal que puedan estar contaminados por agentes biológicos y deberá guardarlos en lugares que no contengan otras prendas.

El empresario se responsabilizará del lavado, descontaminación y, en caso necesario, destrucción de la ropa de trabajo y los equipos de protección a que se refiere el apartado anterior, quedando rigurosamente prohibido que los trabajadores se lleven los mismos a su domicilio para tal fin. Cuando contratase tales operaciones con empresas idóneas al efecto, estará obligado a asegurar que la ropa y los equipos se envíen en recipientes cerrados y etiquetados con las advertencias precisas.

El coste de las medidas relativas a la seguridad y la salud en el trabajo no deberá recaer, en modo alguno, sobre los trabajadores (art. 14.5 LPRL).

Documentación

El empresario está obligado a disponer de:

  • La documentación sobre los resultados de la evaluación de riesgos, así como los criterios y procedimientos de evaluación y los métodos de medición, análisis o ensayo utilizados.
  • Una lista de los trabajadores expuestos en la empresa a agentes biológicos de los grupos 3 y 4, indicando el tipo de trabajo efectuado y el agente biológico al que hayan estado expuestos, así como un registro de las correspondientes exposiciones, accidentes e incidentes.

El empresario deberá adoptar las medidas necesarias para la conservación de un registro de los historiales médicos individuales (art. 8.5 Real Decreto 39/1997, de 17 de enero y art. 22 LPRL).

La lista de los trabajadores expuestos y los historiales médicos deberán conservarse durante un plazo mínimo de diez años después de finalizada la exposición; este plazo se ampliará hasta cuarenta años en caso de exposiciones que pudieran dar lugar a una infección en la que concurran alguna de las siguientes características:

  • Debida a agentes biológicos con capacidad conocida de provocar infecciones persistentes o latentes.
  • Que no sea diagnosticable con los conocimientos actuales, hasta la manifestación de la enfermedad muchos años después.
  • Cuyo período de incubación, previo a la manifestación de la enfermedad, sea especialmente prolongado.
  • Que dé lugar a una enfermedad con fases de recurrencia durante un tiempo prolongado, a pesar del tratamiento.
  • Que pueda tener secuelas importantes a largo plazo.

La lista de los trabajadores expuestos en la empresa a agentes biológicos de los grupos 3 y 4 será adicional al plan de prevención de riesgos laborales, la evaluación de los riesgos para la seguridad y la salud en el trabajo, la planificación de la actividad preventiva, la práctica de los controles del estado de salud de los trabajadores y la relación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales que hayan causado al trabajador una incapacidad laboral superior a un día de trabajo.

El tratamiento automatizado de datos personales sólo podrá realizarse en los términos previstos en la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre, de Regulación del Tratamiento Automatizado de los Datos de Carácter Personal.

Información y formación de los trabajadores

Sin perjuicio de los deberes de información, consulta y participación de los trabajadores en materia de Prevención de Riesgos, el empresario adoptará las medidas adecuadas para que los trabajadores y los representantes de los trabajadores sean informados sobre cualquier medida relativa a la seguridad y la salud que se adopte. Asimismo, el empresario tomará las medidas apropiadas para garantizar que los trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una formación suficiente y adecuada e información precisa basada en todos los datos disponibles, en particular en forma de instrucciones, en relación con:

  • Los riesgos potenciales para la salud.
  • Las precauciones que deberán tomar para prevenir la exposición.
  • Las disposiciones en materia de higiene.
  • La utilización y empleo de ropa y equipos de protección individual.
  • Las medidas que deberán adoptar los trabajadores en el caso de incidentes y para la prevención de éstos.

Dicha formación deberá:

  • Impartirse cuando el trabajador se incorpore a un trabajo que suponga un contacto con agentes biológicos.
  • Adaptarse a la aparición de nuevos riesgos y a su evolución.
  • Repetirse periódicamente si fuera necesario.

El empresario dará instrucciones escritas en el lugar de trabajo y, si procede, colocará avisos que contengan, como mínimo, el procedimiento que habrá de seguirse:

  • En caso de accidente o incidente graves que impliquen la manipulación de un agente biológico.
  • En caso de manipulación de un agente biológico del grupo 4.

Los trabajadores comunicarán inmediatamente cualquier accidente o incidente que implique la manipulación de un agente biológico a su superior jerárquico directo y a la persona o personas con responsabilidades en materia de prevención en la empresa.

El empresario informará inmediatamente a los trabajadores y a sus representantes de cualquier accidente o incidente que hubiese provocado la liberación de un agente biológico capaz de causar una grave infección o enfermedad en el hombre.

Además, el empresario informará, lo antes posible, a los trabajadores y a sus representantes de cualquier accidente o incidente grave, de su causa y de las medidas adoptadas, o que se vayan a adoptar, para remediar tal situación.

Los trabajadores tendrán acceso a la información contenida en lista de los trabajadores expuestos en la empresa a agentes biológicos de los grupos 3 y 4 cuando dicha información les concierna a ellos mismos (apdo. b), art. 9.1 Real Decreto 39/1997, de 17 de enero).

DOCUMENTOS DE INTERÉS

Guía Técnica del INSST relativa al uso de equipos de protección individual en el trabajo.

Apéndice 6 de la Guía Técnica del INSST relativa a la exposición a riesgos biológicos.

NTP 787. Equipos de protección respiratoria: identificación de los filtros según sus tipos y clase. INSST. Año:2008.

NTP 938. Guantes de protección contra microorganismos. INSST. Año: 2012.

NTP 772. Ropa de protección contra agentes biológicos. INSST. Año: 2007.

NTP 813. Calzado para protección individual: Especificaciones, clasificación y marcado. INSST. Año: 2008. 

NTP 1143. Guantes de protección frente a microorganismos. INSST. Año: 2020.

UNE EN 149:2001 + A1:2010 Dispositivos de protección respiratoria. Medias máscaras filtrantes de protección contra partículas. Requisitos, ensayos, marcado.

UNE EN 143:2001+ A1:2006 Equipos de protección respiratoria. Filtros contra partículas. Requisitos, ensayos, marcado.

UNE EN 140:1999 Equipos de protección respiratoria. Medias máscaras y cuartos de máscara. Requisitos, ensayos, marcado.

UNE EN ISO 374?5:2016: Guantes de protección contra productos químicos y los microorganismos peligrosos. Parte 5: Terminología y requisitos de prestaciones para riesgos por microorganismos. (ISO 374?5:2016). 

UNE EN 14126: 2004 y UNE?EN 14126: 2004/AC: 2006 Ropa de protección. Requisitos y métodos de ensayo para la ropa de protección contra agentes biológicos.

UNE EN 14605:2005 + A1:2009, Ropa de protección contra productos químicos líquidos. requisitos de prestaciones para la ropa con uniones herméticas a los líquidos (Tipo 3) o con uniones herméticas a las pulverizaciones (Tipo 4), incluyendo las prendas que ofrecen protección únicamente a ciertas partes del cuerpo (Tipos PB [3] y PB [4].

UNE EN 166:2002, Protección individual de los ojos. Especificaciones.

No hay versiones para este comentario

Daños y perjuicios
Coronavirus
Cultivos
Evaluación de riesgos
Prevención de riesgos laborales
Actividad laboral
Actividades profesionales
Amenazas
Representación de los trabajadores
Contaminación
Accidente
Accidente laboral
Medidas de seguridad en el trabajo
Residuos
Equipo de protección individual
Causas técnicas
Jornada laboral
Secuelas
Accidente de Trabajo o Enfermedad Profesional
Tratamiento automatizado de datos
Datos personales
Incapacidad del trabajador

Real Decreto 773/1997 de 30 de May (Disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de EPIS) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 140 Fecha de Publicación: 12/06/1997 Fecha de entrada en vigor: 12/06/1997 Órgano Emisor: Ministerio De La Presidencia

Real Decreto 1591/2009 de 16 de Oct (productos sanitarios) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 268 Fecha de Publicación: 06/11/2009 Fecha de entrada en vigor: 21/03/2010 Órgano Emisor: Ministerio De Sanidad Y Politica Social

Orden TES/1180/2020 de 4 de Dic (Adaptación en función del progreso técnico del Real Decreto 664/1997) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 322 Fecha de Publicación: 10/12/2020 Fecha de entrada en vigor: 11/12/2020 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo Y Economia Social

Incluídos en este concepto

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Prevención de Riesgos Laborales frente al COVID-19

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/03/2021

    El curso te enseña todos los procedimientos tanto recomendados como obligados que deben contemplar las empresas para prevenir este importante riesgo laboral.(Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio; Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, Real Decre...

  • Orientaciones preventivas por actividades o sectores frente al COVID-19

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 18/03/2021

    Para determinadas actividades o sectores INSST, órganos competentes de las Comunidades Autónomas, Mutuas Colaboradoras de la Seguridad Social o Agentes Sociales han emitido una seria de buenas prácticas específicas para hacer frente al coronavi...

  • Equipos de protección frente a la exposición por COVID-19

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/03/2021

    El empresario deberá proporcionar a las personas trabajadoras equipos de protección individual adecuados para el desempeño de sus funciones dependiendo de cada actividad y el nivel de exposición al riego de contagio.La protección individual fren...

  • Evaluación de la exposición a contaminantes biológicos

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 11/03/2021

    La evaluación del riesgo biológico consiste en la recogida de información para identificar los agentes biológicos potencialmente presentes en la actividad y, para estimar la exposición a los mismos y la gravedad de las consecuencias o daños de...

  • Documentación del sistema de prevención de riesgos laborales

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/02/2021

    El reiterado art. 23 LPRL, especifica la elaboración y conservación por parte del empresario de distintos tipos de documentos. Elementos básicos de la documentación de PRLEl sistema documental de PRL que debería realizarse en el seno de cualqu...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados