Regulación de la prevención de riesgos laborales ante la exposición a agentes químicos durante el trabajo

Pertenece al Grupo
Incluídos en este Concepto
Documentos relacionados
  • Sentencia Supranacional Nº C-165/09, TJUE, 26-05-2011

    Órden: Supranacional Fecha: 26/05/2011 Tribunal: Tribunal De Justicia De La Union Europea Num. Sentencia: C-165/09

    Asuntos acumulados C‑165/09 a Câ€Â‘167/09 Stichting Natuur en Milieu y otros contra College van Gedeputeerde Staten van Groningen y College van Gedeputeerde Staten van Zuid-Holland (Peticiones de decisión prejudicial planteadas por el Raad van State) «Medio ambiente — Directiva 2008/1/CE — Permiso para la construcción y explotación de una central eléctrica — Directiva 2001/81/CE — Techos de emisión nacionales para determinados c...

  • Sentencia Administrativo Nº 1005/2009, TSJ Castilla y Leon, Sala de lo Contencioso, Sec. 1, Rec 318/2008, 21-04-2009

    Órden: Administrativo Fecha: 21/04/2009 Tribunal: Tsj Castilla Y Leon Ponente: Fonseca-herrero Raimundo, Antonio Jesus Num. Sentencia: 1005/2009 Num. Recurso: 318/2008

    ADMINISTRACION AUTONOMICA

  • Sentencia Supranacional Nº C-252/08, TJUE, 01-10-2009

    Órden: Supranacional Fecha: 01/10/2009 Tribunal: Tribunal De Justicia De La Union Europea Ponente: Makarczyk Num. Sentencia: C-252/08

    Sentencia del Tribunal de Justicia (Sala Sexta) de 1 de octubre de 2009 — Comisión/Malta (Asunto C‑252/08) «Incumplimiento de Estado — Contaminación y molestias — Instalaciones de combustión — Limitación de emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes» Recurso por incumplimiento — Examen de su fundamento por el Tribunal de Justicia — Situación que debe considerarse — Situación al expirar el plazo fijado...

  • Sentencia Administrativo Nº 1046/2006, TSJ Madrid, Sala de lo Contencioso, Sec. 9, Rec 1012/2003, 27-06-2006

    Órden: Administrativo Fecha: 27/06/2006 Tribunal: Tsj Madrid Ponente: Veron Olarte, Ramon Num. Sentencia: 1046/2006 Num. Recurso: 1012/2003

    PRIMERO.- A través del presente recurso la Procuradora de los Tribunales Sra. Noya Otero, en nombre y representación de la mercantil Fabricados Reyna S.A., impugna la Orden 2371/03 de la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica de la Comunidad de Madrid, por las que se sanciona a la recurrente por la comisión de tres infracciones en materia de medio ambiente. SEGUNDO.- La resolución del presente litigio requiere el previo análisis de los siguientes hechos: a) La Administración l...

  • Sentencia Administrativo Nº 365/2012, TSJ Cantabria, Sala de lo Contencioso, Sec. 1, Rec 280/2011, 02-05-2012

    Órden: Administrativo Fecha: 02/05/2012 Tribunal: Tsj Cantabria Ponente: Penin Alegre, Clara Num. Sentencia: 365/2012 Num. Recurso: 280/2011

    PRIMERO: Es objeto del presente recurso la resolución del Director General de Medio Ambiente de fecha 30 de noviembre de 2010, por la que se autoriza la emisión a la atmósfera de una explotación de caliza e instalaciones de beneficio asociadas en Puente Arce, Piélagos, imponiendo condiciones.Esgrime en primer término la parte recurrente que el ámbito de aplicación de la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera y del Decreto 50/2009 en la Comunid...

Ver más documentos relacionados
  • Evaluación de la exposición a contaminantes químicos durante el trabajo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 02/03/2016

    La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, determina el cuerpo básico de garantías y responsabilidades preciso para establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los trabajadores frente a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo, en el marco de una política coherente, coordinada y eficaz. Según el artículo 6 de la misma serán las normas reglamentarias las que irán fijando y concretando los aspectos más técnicos de las medidas preventi...

  • Seguridad en el Trabajo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 14/12/2012

    Seguridad en el Trabajo 1.- El trabajo y la salud. Riesgos profesionales. Factores de riesgo El "Trabajo" puede definirse como toda actividad de transformación de la naturaleza, para satisfacer las necesidades humanas. Dos aspectos fundamentales a considerar en el trabajo son la "Tecnificación" y la "Organización" De las condiciones en que se realiza el trabajo dependerá que éste sea beneficioso o perjudicial para la salud. Se entiende por "Condiciones de Trabajo" el conjunto de variables q...

  • Protección colectiva e individual en prevención de riesgos

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 14/12/2012

    Protección colectiva e individual Las técnicas que poseemos para evitar, reducir o controlar los riesgos pasan por establecer unas buenas medidas de prevención en las empresas, encaminadas a hacer descender las tasas de siniestralidad. Para ello el empresario cuenta con sistemas de protección tanto colectiva como individual. Hay que tener presente, en todo momento, la anteposición de medidas de protección colectiva sobre las de protección individual, por tanto, será preferible y aconseja...

  • Higiene industrial

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 14/12/2012

    La higiene industriales uan técnica no médica de prevención de las enfermedades profesionales (E.P.), mediante el control del medio ambiente de trabajo de los contaminantes que las producen. La higiene industrial se ocupa de las relaciones y efectos que produce sobre el trabajador el contaminante existente en el lugar de trabajo.   Conceptos y objetivos La definición de Higiene Industrial que puede considerarse actualmente como oficial es la dada en 1959 por la American Industrial Hygiene A...

  • Suelos contaminados

    Órden: Administrativo Fecha última revisión: 02/03/2017

    La regulación acerca de la declaración de suelos contaminados se encuentra en los Art. 33-38 ,Ley 22/2011, de 28 de julio y, por lo que respecta a la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios para tal declaración, en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, dictado en desarrollo de la derogada Ley 10/1998, de 21 de abril, pero todavía en vigor.  Los Art. 33-38 ,Ley 22/2011, de 28 de julio, integrantes del Título V de la norma, se ocupan de los Suelos...

Ver más documentos relacionados
  • Carta genérica de sanción grave al trabajador por incumplimiento de las obligaciones previstas en el art. 29 Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

    Fecha última revisión: 03/06/2016

      NOTA: En base a este formulario podemos sancionar conductas como:1.º No usar adecuadamente, de acuerdo con su naturaleza y los riesgos previsibles, las máquinas, aparatos, herramientas, sustancias peligrosas, equipos de transporte y, en general, cualesquiera otros medios con los que desarrollen su actividad.2.º No utilizar correctamente los medios y equipos de protección facilitados por el empresario, de acuerdo con las instrucciones recibidas de éste.3.º No poner fuera de funcionamient...

  • Denuncia por delito contra el medio ambiente

    Fecha última revisión: 29/03/2016

    NOTA: Según el art. 325 CP será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años, multa de diez a catorce meses e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a dos años el que, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general protectoras del medio ambiente, provoque o realice directa o indirectamente emisiones, vertidos, radiaciones, extracciones o excavaciones, aterramientos, ruidos, vibraciones, inyecciones o depósitos, en la atmósfe...

  • Escritura pública de constitución de derecho real de servidumbre de humos

    Fecha última revisión: 13/04/2016

    NOTA: Todo propietario de una finca puede establecer en ella las servidumbres que tenga por conveniente, y en el modo y forma que bien le pareciere, siempre que no contravenga a las leyes ni al orden público. (Artículo 594 Código Civil)   "NÚMERO [NUMERO]   En [CIUDAD], a [DIA] de [MES] de [ANIO]   Ante mí, [NOMBRE_NOTARIO], Notario del Ilustre Colegio de [CIUDAD], con residencia en esta ciudad,     COMPARECEN   De una parte, D./Dª [NOMBRE], mayor de edad, [ESTADO_CIVIL] en [REGIMEN_...

  • Solicitud al Registro Civil para cambio de sexo y de nombre

    Fecha última revisión: 18/04/2016

      NOTA: La Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificacion registral de la mención relativa al sexo de las personas dispone que toda persona de nacionalidad española, mayor de edad y con capacidad suficiente para ello, podrá solicitar la rectificación de la mención registral del sexo, lo que conllevará el cambio del nombre propio de la persona, a efectos de que no resulte discordante con su sexo registral. La rectificación de la mención registral del sexo se tramitará y aco...

  • Solicitud de inclusión de algún asunto en el orden del día de la convocatoria: salida de humos en un local

    Fecha última revisión: 28/04/2016

    NOTA: Cualquier propietario podrá pedir que la Junta de propietarios estudie y se pronuncie sobre cualquier tema de interés para la comunidad; a tal efecto dirigirá escrito, en el que especifique claramente los asuntos que pide sean tratados, al presidente, el cual los añadirá en el orden del día de la siguiente Junta que se celebre. (Artículo 16.2, segundo párrafo de la Ley de Propiedad Horizontal)    Al Sr/a. Presidente de la Comunidad de Propietarios de la C/ [CALLE]:   Como pro...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
No hay resoluciones... Ver más documentos relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral

Agentes químicos

Se consideran contaminantes químicos los constituidos por materia inerte (orgánica, inorgánica, natural o sintética), es decir no viva, en cualquiera de sus estados de agregación (sólido, líquido o gas), cuya presencia en la atmósfera laboral pueda originar alteraciones en la salud de las personas expuestas. Por ser materia inerte, su absorción por el organismo no genera un incremento de la porción absorbida. Dentro de este grupo podemos nombrar, a modo de ejemplo: polvos finos, fibras, humos, nieblas, gases, vapores, etc

Factores determinantes de la peligrosidad de los contaminantes

Los contaminantes no son específicamente peligrosos, depende de como se utilicen; el posible efecto nocivo de los contaminantes sobre la salud depende de varios factores:

1.- Toxicidad: es la capacidad de un contaminante de ocasionar daños en los organismos vivos, una vez introducido en el organismo, el tóxico alcanza un punto del mismo donde causa daños en función de dosis.

Si se manipula en condiciones seguras aunque se trabaje con un producto muy tóxico, no existirá peligro higiénico.

2.- Vías de entrada en el organismo: es la zona del cuerpo en contacto con el medio externo contaminado, donde se produce la entrada del tóxico en el organismo (vías: respiratorias, dérmicas, digestivas y parenterales.

3.- Dosis de contaminante: es la concentración de contaminante a la que el trabajador está sometido durante un tiempo de exposición determinado. Para que este dato resulte significativo, la concentración es generalmente promediada y referida a 8 horas.

4.- Propiedades físicas y químicas: dependiendo de éstas, la vía de entrada puede ser diferente, siendo importante también la solubilidad en los fluidos biológicos y la reactividad química. A mayor reactividad química las sustancias normalmente son más tóxicas.

5.- Estado fisiológico de la persona que está en contacto con el contaminante:Si su organismo está debilitado por cualquier causa (enfermedad, mala nutrición, ingestión de algunos fármacos, etc.) la acción tóxica se verá favorecida.

6.- Susceptibilidad individual(art. 25-27, LPRL): de algunos trabajadores a sufrir la acción tóxica de determinados contaminantes y que la mayoría no se verían afectadas (Por ej. alergias). Es debida a características personales e intrínsecas del individuo (edad, sexo, factores genéticos, estilo de vida, hábitos alimentarios y de higiene personal, etc).

Este factor explicaría que varias personas expuestas teóricamente a una misma dosis, se vean afectadas de forma diferente, incluso, en muchos casos, personas jóvenes, con hábitos más sanos, se han visto afectados en mucho mayor grado que personas más mayores, con peores hábitos y con un mayor tiempo de permanencia en la empresa.

La exposición a un contaminante, entendida como una situación de contacto efectivo del contaminante con el individuo, origina un proceso de interacción mutua:

  • Por un lado la acción del organismo sobre el contaminante que se traduce en su posible absorción, distribución, metabolización y eliminación, "ADME". Todos estos procesos van a determinar que se alcance un determinado nivel de concentración del tóxico en el órgano o tejido donde ejerce su acción y la duración
  • Por otro lado tenemos la acción adversa que puede desarrollar el contaminante sobre el organismo, una vez que ha alcanzado una concentración determinada en dicho órgano, por ejemplo, interfiriendo la actividad de algunos enzimas.

Procesos ADME

El proceso de transporte y transformaciones que experimenta el tóxico desde la superficie epitelial de contacto hasta llegar a los órganos en los que se almacenan y en los que causa lesiones es muy complejo. Por conveniencia, para facilitar su estudio se considera que consta de cuatro pasos: Absorción, Distribución, Metabolismo y Excreción (ADME).

ABSORCIÓN:

1.- Vías de entrada

Si excluimos aquellas sustancias cuyo efecto se ejerce directamente sobre la zona de contacto (cáusticos, irritantes, sensibilizantes) las sustancias en primer lugar son absorbidas, es decir, pasan del exterior al torrente sanguíneo. Las principales vías de entrada son la inhalatoria y la dérmica. La vía digestiva puede ser otra vía de entrada, la ingestión puede producirse por penetración accidental en la boca o bien por la ingestión de partículas insolubles inhaladas que alcanzan la boca por acción de aparato mucociliar que arrastra el moco con las partículas y pueden acabar siendo deglutidas.

La absorción vía digestiva es menos importante que la inhalatoria y la dérmica, pero que hay que tener en cuenta cuando se está expuesto a determinados tipos de polvo tóxico y no se mantiene una buena higiene o cuando se come, bebe o fuma en el puesto de trabajo.

2.- Absorción por vía inhalatoria

Es la más frecuente y la de mayor trascendencia en toxicología laboral; es también la más rápida, al menos para gases y vapores, ya que el tóxico una vez que llega a los alvéolos pulmonares ha de atravesar el epitelio alveolo- capilar que es una membrana muy fina y de gran superficie. Los gases y vapores se absorben por difusión con gran facilidad sobre todo cuando se trata de compuestos liposolubles. La velocidad de difusión dependerá principalmente del gradiente de concentración existente a un lado y otro de la membrana, es decir en el aire alveolar y en la sangre. La concentración alveolar depende de la concentración ambiental y del tiempo de exposición.

3.- Absorción de materia particulada.

La absorción de las partículas suspendidas en el aire inspirado es menos rápida que la de gases y vapores, pero apreciable. Dado que el sistema respiratorio está especialmente diseñado para que la materia particulada no llegue a los pulmones, las variables críticas para su absorción son el tamaño, forma y peso específico de la partícula; es decir, su diámetro aerodinámico, que es el diámetro de una esfera con peso específico la unidad, que posee la misma velocidad de sedimentación que la partícula en cuestión.

La porción de materia particulada total que se inhala depende de las propiedades de las partículas, de la velocidad y dirección del movimiento del aire cercano al cuerpo, de la cadencia respiratoria y de si la respiración es a través de la nariz o de la boca. Las partículas que son inhaladas pueden ser exhaladas o pueden depositarse en alguna parte del tracto respiratorio. Tanto el lugar de depósito como la probabilidad de exhalación dependen de las propiedades de la partícula, del tracto respiratorio, del modelo respiratorio y de otros factores. Las partículas con diámetro aerodinámico inferior a 5 µm pasan a la región alveolar constituyendo lo que se denomina fracción respirable, pudiendo ser allí absorbidas.

Las partículas depositadas pueden ejercer su efecto nocivo en el lugar donde se depositan (región naso- faríngea, traqueo- bronquial o alveolar). Las partículas líquidas o los componentes solubles de las partículas sólidas pueden ser absorbidos, en parte, en los tejidos donde se depositaron. El sistema respiratorio tiene unos sistemas defensivos que permiten que las partículas, depositadas en la capa mucosa que recubre el aparato respiratorio, puedan ser expectoradas junto con el moco que segrega dicha mucosa respiratoria.

4.- Absorción dérmica

En circunstancias normales, cuando no se utiliza ropa protectora, la piel es la primera línea de defensa frente al ambiente. La piel no es muy permeable, sin embargo algunos tóxicos pueden ser absorbidos por la piel en cantidad suficiente para producir efectos en otros órganos, por ejemplo, el tetracloruro de carbono puede ser absorbido por la piel y producir daños hepáticos, también muchos plaguicidas han causado daños graves a través de su absorción por la piel.

Al contrario de lo que ocurre en otras vías de absorción, el tóxico necesita atravesar varias capas de células hasta llegar a la sangre, de las cuales la determinante es la epidermis y dentro de ella el estrato córneo, que es un estrato seco y queratinizado. Las sustancias no polares atraviesan la piel más fácilmente que las polares y su paso es proporcional a su liposolubilidad e inversamente proporcional a su tamaño.

La absorción de los tóxicos a través de la piel depende del estado de la piel, la permeabilidad de sustancias hidrófilas y lipófilas se aumenta cuando la piel está dañada bien por enfermedades de la piel o por haber estado en contacto con agentes lesivos como detergentes, disolventes, fenol, ácidos fuertes etc. que puedan alterar la integridad de la piel y de esta forma aumentar su permeabilidad a las sustancias químicas.

DISTRIBUCIÓN:

Una vez que la absorción ha tenido lugar la sangre distribuye el tóxico por el organismo; se distribuye rápidamente a los tejidos con flujo sanguíneo elevado (pulmón, riñón, cerebro, hígado); a la vez está llegando a los compartimentos de flujo menor como los músculos y de forma más lenta al tejido adiposo y óseo.

Las sustancias se distribuyen de forma homogénea o bien de forma selectiva, ya que pueden existir tejidos con afinidad distinta por el tóxico. Los tóxicos pueden acumularse en los tejidos por los que tengan mayor afinidad, que pueden o no coincidir con el lugar donde ejercen su acción tóxica.

La acumulación es capaz de prolongar los efectos del tóxico tras cesar la exposición debido a la liberación progresiva del producto acumulado, ya que el tóxico acumulado está en equilibrio con el tóxico del plasma y se va liberando a medida que se metaboliza o se excreta.

Esta acumulación puede aumentar el tiempo de permanencia del tóxico en el organismo. El tiempo de permanencia viene dado por su vida media biológica, que es el tiempo necesario para que la concentración del tóxico se reduzca a la mitad, el proceso de eliminación puede ser mediante metabolización o excreción. Para algunas sustancias, su vida media biológica puede ser grande incluso años como en el caso de los plaguicidas clorados y el cadmio.

La capacidad de acumulación no es ilimitada, de acuerdo a esta capacidad se clasifican los tóxicos en:

  • Acumulativos, despreciable o nula velocidad de eliminación; pudiéndose acumular en un órgano interno (pesticidas en el tejido adiposo) o en un órgano externo (sílice en los pulmones)
  • No acumulativos, velocidad de eliminación alta, por ejemplo algunos disolventes que, a las pocas horas de haber cesado la exposición o durante el fin de semana, se eliminan totalmente del organismo.
  • Parcialmente acumulativos, se eliminan lentamente, por ejemplo algunos metales.

METABOLIZACIÓN

La mayoría de los tóxicos al penetrar en el organismo sufren cambios en su estructura molecular. Estas biotransformaciones son debidas a una serie de reacciones químicas catalizadas por sistemas enzimáticos y que dan lugar a la formación de los metabolitos, los cuales, en general, son más hidrosolubles, lo que facilita la solubilidad en los medios acuosos de eliminación.

El estudio del metabolismo por una parte permite conocer los metabolitos y su toxicidad.

Como consecuencia de esta biotransformación el producto resultante puede ser:

  • Inactivo, el metabolito no es tóxico
  • Presentar igual toxicidad
  • Activación, cuando el metabolito es el que ejerce la acción tóxica

Por otra parte es de interés a la hora de fijar indicadores biológicos para valorar la exposición.

ELIMINACIÓN

Los tóxicos o sus metabolitos pueden ser eliminados del organismo por diversas vías:

  • Renal
  • Respiratoria: exhalación, expectoración
  • Digestiva
  • Secreción grandular: sudor, saliva, leche.

La mayoría de los compuestos se eliminan en gran proporción por la orina. Los productos volátiles son eliminados en parte por vía respiratoria, en un proceso contrario al de su absorción. Algunos son eliminados por la bilis, en cuyo caso pueden ser reabsorbidos por el intestino, prolongándose así la permanencia en el organismo.

Efectos de los contaminantes en el organismo

Cuando estudiamos las relaciones entre la exposición a un contaminante y el efecto que produce ésta, hay que tener en cuenta que a cada exposición por parte de un individuo determinado se le pueden atribuir unos efectos iniciales concretos propios del individuo y del contaminante. Estos efectos iniciales a su vez son causa de nuevos efectos, estos causa de otros y así sucesivamente, de tal forma que un contaminante origina una o varias cadenas de efectos.

A medida que avanza la exposición, los efectos que componen la cadena pueden evolucionar y a partir de un momento determinado mostrarse con signos externos perceptibles y fácilmente detectables. Antes o después, el efecto global se manifiesta mediante cuadros clínicos bien definidos y comienza a hablarse de enfermedad.

1.- Efectos agudos, subagudos y crónicos:

Se dice que una exposición produce efectos agudos, cuando para tiempos de exposición cortos (inferiores a 24 horas), dichos efectos son claramente detectables. La evolución es muy rápida, los síntomas aparecen con prontitud y es suficiente con una sola exposición [ Ej: sustancias irritantes].

Los efectos subagudos son alteraciones graves en cortos períodos de tiempo, pero no en una sola exposición, sino en varias repetitivas. Los efectos pueden aparecer después de varios días o semanas. Ejemplos: algunos metales.

Los efectos crónicos (no se refieren a que sean irreversibles) tienen una evolución lenta, sólo detectables después de un largo tiempo de exposición. Son debidos a exposiciones de poca intensidad pero continuadas, dando lugar a enfermedades profesionales. Estos efectos actúan:

  • Por acumulación en el organismo.
  • Por acumulación de efectos: aunque el contaminante se elimine, produce en el organismo un pequeño efecto, que con la exposición continuada va haciendo que el efecto sea cada vezmayor. [ Ej: los metales].

2.- Efectos reversibles e irreversibles:

Se clasifica un efecto como reversible, cuando una vez cesada la exposición al contaminante, los cambios biológicos producidos por el mismo remiten y se recupera el estado normal anterior a laexposición. Por ej. el CO.

Los efectos irreversibles son aquellos que no permiten la recuperación del estado normal, noremitiendo (total o parcialmente) los cambios biológicos. Por ej. el fosgeno.

3.- Efectos estocásticos y no estocásticos:

Los estocásticos o cuantales son aquellos en los que la probabilidad de que se produzcan aumentan con la dosis recibida, como ocurre con los compuestos cancerígenos. La gravedad es independiente de la dosis, pero la probabilidad de aparición es proporcional a la dosis.

Los efectos no estocásticos o graduales son aquellos que una vez aparecido un determinado efecto, la gravedad o intensidad de éste depende directamente de la dosis recibida, como es el caso de compuestos irritantes o los tóxicos sistémicos. Hay estándares establecidos para cada nivel de dosis.

Clasificación por sus efectos en el organismo

Aunque se suele resaltar el más importante los contaminantes químicos suelen producir una combinación efectos. Teniendo en cuenta los efectos que producen sobre el organismo los contaminantes químicos se clasifican en:

1.- Corrosivos e irritantes

  • Corrosivos: son aquellos que en contacto con la piel pueden destruir los tejidos sobre los que actúan (disoluciones concentradas de ácidos y álcalis, cloro, etc.).
  • Irritantes: son aquellos que por contacto inmediato, prolongado o repetido pueden provocar una reacción inflamatoria de la piel o de las mucosas del tracto respiratorio y tejido pulmonar (amoniaco, aminas, disoluciones diluidas de ácidos y álcalis). Pueden actuar sobre las mucosas del sistema respiratorio y, se dividen en tres grupos según la zona del mismo a la que afecten, lo que depende principalmente de sus solubilidades en medios acuosos:
  1.  Irritantes del tracto respiratorio superior: son compuestos químicos muy solubles en medios acuosos, ácidos (ácido sulfúrico, nítrico) y álcalis (hidróxidos de sodio, potasio), aldehídos (formaldehído, acroleína), polvos, nieblas ácidas y alcalinas (fluoruros, HF, cromatos), óxido de etileno, haluros de ácidos orgánicos, etc.
  2. Irritantes del tracto respiratorio superior y del tejido pulmonar: son sustancias moderadamente solubles en los fluidos acuosos, por lo que su acción abarca a la totalidad del sistema respiratorio. Ejemplos: los halógenos (cloro, bromo y yodo), el ozono, los haluros de azufre y fósforo, los anhídridos de los halógenos, sulfatos de dimetilo y dietilo, éteres etílico y metílico, etc.
  3. Irritantes del tejido pulmonar: son sustancias insolubles en medio acuoso, tales como el dióxido de nitrógeno, fosgeno, tricloruro de arsénico, hidrocarburos aromáticos, TDI, algunos disolventes orgánicos, etc.

2.- Asfixiantes

Son compuestos químicos capaces de impedir el suministro de oxígeno a los tejidos. De acuerdo con el mecanismo de su acción tóxica se subdividen en:

  • Asfixiantes químicos: su acción tóxica se ejerce de distintas formas, pero todas ellas dificultan el transporte y la fijación del oxígeno necesario para la respiración, bloqueando alguno de los mecanismos del organismo [ej: monóxido de carbono (CO), ácido cianhídrico (HCN), sulfuro de carbono y los nitrilos orgánicos, nitritos, grupos nitro y aminoderivados, ácido sulfhídrico, etc]
  • Asfixiantes simples: son sustancias químicas inertes que ejercen su acción por desplazamiento del oxígeno del aire (hidrógeno, nitrógeno, dióxido de carbono, gases nobles, gases licuables del petróleo, etc.). Deben, por tanto, encontrarse en altas concentraciones.

3.- Anestésicos y narcóticos

Estos compuestos actúan como depresores del sistema nervioso, y la gravedad de su acción depende fundamentalmente de la cantidad de tóxico que alcanza al cerebro (disolventes, éteres, cetonas, alcoholes alifáticos, ésteres, hidrocarburos halogenados, etc.). Deben ser sustancias solubles tanto en medio hidrófilo como lipófilo.

4.- Neumoconióticos

Son sustancias particuladas de carácter insoluble que pueden originar, a través de su deposición y acumulación en los pulmones, un conjunto de alteraciones de naturaleza fibrótica en el tejido pulmonar, disminuyendo la flexibilidad del mismo, perdiendo su eficacia para el paso de oxígeno a la sangre. Dentro de éste grupo está el amianto (asbestosis), la sílice (silicosis), el talco (talcosis), el algodón (bisinosis), el carbón (antracosis), el óxido de hierro (siderosis), el caolín (caolinosis), etc.

5.- Silicosis

Consiste en la fibrosis nodular de los pulmones y la dificultad para respirar causadas por la inhalación prolongada de compuestos químicos que contienen sílice cristalina. Con frecuencia produce la muerte, causada por respirar algo que contiene partículas muy pequeñas de sílice cristalina (por ejemplo el tabaco). La exposición a sílice cristalina se puede presentar durante la minería, metalurgia, industria relacionada con químicos, pinturas, cerámicas, mármol, vidrieras y con menor frecuencia las industrias de filtros, aisladores, pulimentos, tuberías, termoaislantes, construcción y mampostería. Actividades como cortar, romper, aplastar, perforar, triturar o cuando se efectúa la limpieza abrasiva de estos materiales pueden producir el polvo fino de la sílice. También puede estar en la tierra, en el mortero, en el yeso y en las ripias. Las partículas muy pequeñas de sílice pueden estar en el aire que se respira y quedar atrapadas en los pulmones. Las partículas y fibras más pequeñas son las más peligrosas dado que son las que pueden alcanzar los bronquios, generalmente se considera que este tamaño por debajo del cual se presenta el riesgo de sufrir silicosis se da para partículas inferiores a las 5 micras. A medida que el polvo se acumula en sus pulmones, éstos sufren daños y se hace más difícil respirar con el paso de los años.

Su evolución resulta progresiva y más o menos rápida, en función de la cantidad de polvo silicótico inhalada y su contenido en sílice, pero puede tardar en manifestarse de 15 a 30 años o más.

La silicosis es irreversible debido a que, aun en ausencia de exposición laboral, las partículas de sílice son fagocitadas en sucesivas ocasiones por diversos macrófagos que las van destruyendo y formando tejido fibrótico. Las complicaciones más frecuentes son la tuberculosis y artritis reumatoide.

6.- Asbestosis

La asbestosis es una enfermedad pulmonar causada por la inhalación de fibras de asbesto (también conocido como amianto).

Al inhalarse fibras de amianto, los macrófagos son capaces de fagocitar las fibras más cortas (diámetro inferior a 5 micras), pero no las más largas, que son las que desempeñan el papel principal en el desarrollo de la enfermedad. Así, la fagocitosis incompleta de estas fibras, puede producir un vertido de los enzimas lisosómicos, activación de mecanismos inmunitarios y desencadenar la fibrogénesis

Las lesiones que se suelen producir son: mesotelioma, cáncer broncopulmonar y cáncer gastrointestinal.

Las fibras de amianto peligrosas son aquellas con una longitud superior a 5 micras, diámetro inferior a 3 micras y una relación longitud/ diámetro superior a 3. Las sustancias que acumulándose en el pulmón, no tienen descrita alteración ninguna, pero que producen una acción sobre los pulmones impidiendo la difusión del oxígeno por las membranas alveolares, debido a la acumulación de grandes cantidades de polvo en los alvéolos, son los llamados polvos inertes. Entre ellos se encuentran la caliza, el carborundo, el cemento, esmeril, etc.

7.- Sensibilizantes

Son compuestos capaces de provocar fuertes reacciones alérgicas (reacción antígeno- anticuerpo descontrolada), principalmente en el sistema respiratorio, (isocianatos, formaldehído, dicromatos, polvos alergénicos, resinas epoxi y alquílicas, etc.) y en la piel (aceites de corte, resinas fenolformaldehído, etc.).

La acción de estos compuestos se caracteriza fundamentalmente por:

  • No afectan a la totalidad de los individuos expuestos, ya que requieren una predisposición fisiológica.
  • Debe existir un contacto previo con el alergeno, produciéndose la sensibilización.
  • Concentraciones extremadamente bajas pueden provocar respuestas muy espectaculares y graves.

El desarrollo de una alergia normalmente consta de los siguientes pasos:

  1. La molécula de alergeno penetra en el organismo por vía respiratoria, dérmica, etc. y se fija a una proteína o una célula de nuestro organismo.
  2. En este momento, únicamente, es reconocida como un agente extraño para nuestro organismo por células especializadas (por ej. células de Langerhans para la piel), cuya función inmunológica es hacer que los glóbulos blancos (linfocitos T) especializados en la defensa biológica actúen.
  3. Los linfocitos T, que han adquirido la capacidad de reconocer específicamente al alergeno, se dividen activamente dando lugar a linfocitos T efectores así como a células memoria que guardan la capacidad de reconocimiento del alergeno. Entonces se dice que se ha producido la sensibilización.
  4. Cuando al cabo de un tiempo estemos expuesto de nuevo al alergeno, las células memoria proliferan al reconocer el alergeno. Las células efectoras liberan sustancias [ej.: histamina] capaces de estimular la multiplicación de los linfocitos y lesionar las células a las que se ha unido el alergeno, produciendo efectos adversos para nuestro organismo: eccemas de contacto, asma, estornudos, picores, etc.

En realidad lo que se produce es que nuestro sistema inmunitario que normalmente nos protege de las agresiones de cuerpos extraños exteriores y los elimina, en este caso son transformados en agentes agresores.

8.- Cancerígenos, mutágenos y tóxicos para la reproducción

Cancerígenos: son todas aquellas sustancias que pueden producir cáncer (proliferación celular desordenada) o un aumento de su frecuencia (benceno, bencidina, amianto, etc.). Existen varias clasificaciones (IARC, ACGIH, UE) y no siempre hay unanimidad a la hora de definir el carácter carcinogénico de una sustancia.

En general se suelen agrupar en sustancias cancerígenas "probadas" y "probables". En el primer grupo se incluirían el benceno, la bencidina, la betanaftilamina, el sulfato de dimetilo y de etilo, etc. También se suelen clasificar en función del órgano afectado: pulmón (arsénico, berilio, cromo), hígado (cloroformo), mesotelio (amianto). Otros agentes cancerígenos conocidos son el cloruro de vinilo, los hidrocarburos aromáticos policíclicos (benzopireno), polvos de ciertas maderas tropicales, etc.

Mutágenos y tóxicos para la reproducción: los primeros tienen la capacidad de producir alteraciones en el material genético de las células (ADN) y los segundos producen alteraciones en el feto durante el desarrollo intrauterino/malformaciones congénitas (dioxinas, iperita o gas mostaza).

Relación dosis-efecto y dosis respuesta

El principal recurso para establecer la toxicidad de los compuestos químicos es la experimentación en animales, que permite obtener datos de toxicidad aguda y crónica. Una de las pruebas más utilizada consiste en determinar la dosis letal para exposiciones agudas. Se llama dosis letal 50, DL50, cuando se refiere a la dosis, expresada en mg/kg de peso del animal, que administrada de una vez por vía oral a un grupo determinado de animales produce la muerte del 50% de los mismos. Si la administración es vía inhalatoria se habla de concentración letal 50, CL50. En base a los valores de las DL50 y las CL50 se pueden clasificar los tóxicos en muy tóxicos, tóxicos y nocivos. Cuando lo que se estudia no es la muerte sino otro efecto tóxico con una magnitud determinada, hablaremos de dosis tóxica [ ej.dosis tóxica 50, DT50].

  • Relación dosis- efecto es la correspondencia entre la dosis de exposición y la magnitud de un efecto específico en un individuo determinado.
  • Relación dosis- respuesta es la correspondencia entre la dosis de exposición y la proporción de individuos, dentro de un grupo de sujetos definido, que presentan un efecto específico con una magnitud determinada.

Ambas relaciones pueden representarse de modo gráfico, curvas dosis- efecto y dosis- respuesta. El conocimiento completo de estas relaciones permite la determinación de la dosis máxima a la que no se observa respuesta en unas condiciones definidas, es decir, el nivel umbral de respuesta, de evidente interés en prevención de riesgos.

Además de los estudios de los efectos agudos, desde un punto de vista preventivo nos interesan los estudios de toxicidad crónica para conocer cuál es la dosis más alta a la que no es observable dicho efecto tóxico, lo que se conoce como NOEL (no- observed- effect- level = nivel sin efecto observado); en la actualidad la denominación que se utiliza para este concepto es NOAEL (no- observed- adverse- effectlevel = nivel sin efecto adverso observado). Este valor NOAEL permite estimar unos niveles por debajo de los cuales no sería tóxico para el hombre; aplicando unos factores de incertidumbre, que son unos valores por los que se divide el NOAEL obtenido en estudios de experimentación animal.

Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León sede en Valladolid de 7 de enero de 2.009

DEVENGO DEL PLUS DE TOXICIDAD. El trabajador venía realizando la tarea por la que más tarde se reconoció un plus de toxicidad al constatarse los niveles de contaminación ambiental en el puesto de trabajo del actor. El TSJ considera que el derecho al devengo del plus nace desde que concurren las circunstancias toxicas que según el Convenio Colectivo aplicable determinan el abono de citado plus y no desde que exista una constatación formal que no excluye sino que viene a abonar que antes de la misma concurrían ya dichas circunstancias.

Interacciones de los contaminantes

Cuando el efecto de un tóxico no se ve modificado por la presencia de otro tóxico se dice que tienen efectos independientes.

La acción simultánea de varios tóxicos puede, excepcionalmente, potenciar o inhibir los efectos que producirían actuando aisladamente. De la interacción de dos tóxicos puede surgir una modificación cuantitativa del uno sobre el otro, en el sentido de aumento del efecto de este último, lo que se denomina sinergismo o bien de una disminución del mismo, o sea antagonismo.

Sinergismo:cuando hay un aumento del efecto producido por la exposición combinada a dos tóxicos, pueden presentarse dos casos:

La acción combinada es igual a la suma de sus efectos individuales, se trata entonces de un sinergismo de suma o aditivo, o simplemente se designa como aditividad. En cambio cuando producen un efecto mayor que la suma de los efectos de los dos compuestos si actuasen por separado se trata de sinergismo de potenciación o bien sinergismo propiamente dicho.

Antagonismo: cuando un tóxico interfiere a otros, el efecto combinado es menor. Puede ser antagonismo funcional (si producen efectos contrarios), químico (si se inactivan al reaccionar uno con otro), de disposición (cuando uno afecta a otro en su absorción, distribución, metabolización o excreción) o de receptores (si compiten por el mismo receptor).

Cuando estén presentes en el ambiente varios agentes que ejercen la misma acción sobre los mismos órganos o sistemas, es su efecto combinado el que requiere una consideración preferente. Dicho efecto combinado debe ser considerado como aditivo, salvo que se disponga de información que indique que los efectos son sinérgicos o bien independientes.

No hay versiones para este comentario

Contaminante
Concentración
Agregación
Atmósfera
Humos
Silicosis
Sexo
Signos exteriores
Enfermedad profesional
Plus de toxicidad
Prevención de riesgos laborales
Convenio colectivo aplicable
Contaminación
Feto