Extinción del contrato por jubilación del empresario individual

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 11/01/2016

La extinción del contrato de trabajo por jubilación del empresario individual se producirá siempre y cuando nadie continúe desarrollando la actividad empresarial. Los trabajadores afectados por esta extinción tendrán derecho a la prestación por desempleo y a una indemnización por importe de un mes de salario (apdo. 1. g) Art. 49 ,Estatuto de los Trabajadores).

La jubilación del empresario como causa de extinción del contrato de trabajo se haya recogido en el apdo. 1.g) Art. 49 ,Estatuto de los Trabajadores. El análisis de la jubilación del empresario como causa de extinción del contrato de trabajo aconseja, además, prestar atención al requisito expresamente exigido en el artículo citado anteriormente de que la jubilación haya sido obtenida en los casos previstos en el régimen correspondiente de la Seguridad Social. Dicho régimen de Seguridad Social será habitualmente, el Régimen especial de los trabajadores autónomos.

La extinción del contrato de trabajo por jubilación del empresario individual se producirá siempre y cuando nadie continúe desarrollando la actividad empresarial. Los trabajadores afectados por esta extinción tendrán derecho a la prestación por desempleo y a una indemnización por importe de un mes de salario (apdo. 1. g) Art. 49 ,Estatuto de los Trabajadores). (1)

Para la efectiva extinción de la relación laboral por estas causas se debe añadir el hecho de que se dé una cesación de la actividad empresarial sin que opere el mecanismo de la subrogación empresarial.

En el supuesto de jubilación sin continuidad en el negocio, existe también la facultad de extinguir el contrato, acompañada de los deberes de comunicación y de indemnización estudiados. Para saber cuando se produce la jubilación del empresario, el apdo. 1.g) Art. 49 ,Estatuto de los Trabajadores se remite al régimen de la seguridad social de los trabajadores autónomos y de los autónomos agrícolas, en definitiva, existe este derecho desde que el empresario cumple los 65 años.

Los Tribunales han estudiado el caso de un trabajador que recibió carta de su empresario según la cual se procedía a extinguir su contrato por jubilación del mismo. Este se había jubilado en el Régimen de Autónomos siete años antes. El TSJ de Extremadura calificó el despido improcedente al considerar cualquier clase de "plazo prudencial" superado. Para la existencia de relación de causalidad entre jubilación y extinción del contrato ha de existir relación de causalidad entre aquélla y ésta. Ver senencias nº TSJ Extremadura, de 27/10/2000, Rec. 542/2000 y TS, de 25/04/2000, Rec. 2906/1998

A modo de resumen aclarar que la jubilación seguida de continuidad del negocio o empresa con otro titular ha de ser encuadrada, como se encarga de aclarar el propio apdo. 1.g)  Art. 49 ,Estatuto de los Trabajadores, dentro del cambio de titularidad de la empresa al que es de aplicación el Art. 44 ,Estatuto de los Trabajadores. Por otra parte, la jubilación del empresario en la que éste mantiene en activo el negocio y sigue como titular del mismo, aunque deje de prestar trabajo en él, tampoco debe ser causa de extinción del contrato de trabajo. Mientras el negocio o la empresa continúen y no se suprima el puesto de trabajo ocupado por el trabajador al que vaya dirigida la decisión extintiva del contrato de trabajo no debe apreciarse la causa de extinción del apdo. 1.g) Art. 49 ,Estatuto de los Trabajadores. Despedir o dar por terminada la relación laboral de un trabajador por jubilación del empresario sólo es una necesidad o exigencia del funcionamiento de la empresa cuando tal jubilación va acompañada del cierre de la empresa o del cese de su actividad.

Este tipo de cese en el trabajo autónomo habitual, personal y directo es compatible en principio con el mantenimiento de la propiedad de la empresa y con la labor de supervisión de la actividad de la misma. Una cosa es ser empresario individual o persona física titular de una empresa y otra cosa es ser trabajador autónomo que dedica su esfuerzo personal continuo a la organización productiva propia. Una y otra cualidad pueden y suelen coincidir. Pero también es frecuente que aparezcan separadas. El Decreto 2530/1970 reconoce esta posibilidad de que el empresario individual no sea o deje de ser trabajador autónomo en su art. 2.3, que presume la condición de trabajador autónomo en quien ostenta la titularidad de un establecimiento abierto al público como propietario, arrendatario, usufructuario u otro concepto análogo, pero admite expresamente la prueba en contrario, y la exclusión consiguiente del RETA de empresarios individuales que no aportan a su negocio de manera habitual trabajo personal y directo.

NOTA ACLARATORIA: No opera el apdo. 1.g) Art. 49 ,ET y no pueden ser válidamente extinguidos los contratos de trabajo si el negocio continúa después de la jubilación, bien sea por haber sido transmitido a otra persona o entidad, o por nombrar el jubilado, conservando la propiedad del negocio un gerente o encargado que lo dirija o explote, o por seguir llevando él la dirección de la empresa , ya que el precepto establece "sin perjuicio de lo dispuesto en el Art. 44 ,Estatuto de los Trabajadores"; Todo ello conlleva que si se efectúa la transmisión de la empresa de acuerdo con este Art. 44 ,ET, los contratos de trabajo perviven y lo mismo sucede cuando la empresa continúa después de la jubilación, sin necesidad de que se haya transmitido a otro empresario. Establece la jurisprudencia que la razón esencial de esta extinción de la relaciones laborales no se centra tanto en la concurrencia de la jubilación del empresario individual, como en el hecho de que ésta haya determinado la desaparición o cese de la actividad empresarial. Se produce así un doble encadenamiento causal: la jubilación del empresario ocasiona el cierre de la explotación, y este cierre, provocado por aquella causa, justifica la extinción de los contratos de trabajo (STSJ Canarias 26/07/2011 (R. 1332/2010 - TSJ Canarias (Santa Cruz de Tenerife), Sala de lo Social, nº 677/2011, de 26/07/2011, Rec. 1332/2010 -).

 

No hay versiones para este comentario

Jubilación del empresario
Jubilación del empresario individual
Extinción del contrato de trabajo
Extinción del contrato por jubilación
Actividades empresariales
Trabajador autónomo
Prestación por desempleo
Relación de causalidad
Régimen especial de trabajadores autónomos
Empresario individual
Subrogación empresarial
Regímenes de la Seguridad social
Despido improcedente
Extinción del contrato
Cambio de titularidad de empresa
Contrato de Trabajo
Puesto de trabajo
Persona física
Prueba en contrario
Usufructuario
Arrendatario
Establecimientos abiertos al público
Cese de actividad