Inmovilizado: Aspectos generales

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Nota 4 de la Memoria. Normas de Registro y Valoración

    Órden: Contable Fecha última revisión: 18/01/2017

    En este apartado desarrollaremos el cuarto apartado del contenido que el PGC en su Tercera Parte nos indica que debe componer, en el modelo normal de la Memoria, la nota relativa a las Normas de Registro y Valoración.En la cuarta nota de la Memoria ...

  • Subgrupo 58: Activos no corrientes mantenidos para la venta y activos y pasivos asociados

    Órden: Contable Fecha última revisión: 11/04/2016

    El PGC, en su cuarta parte, nos propone un cuadro de cuentas que, si bien no es obligatorio seguir, sí que sirve como guía y, sobre todo, aporta uniformidad a la contabilidad nacional. Dicho cuadro consta de nueve grupos y cada grupo de varios subg...

  • Grupo 2: Activo No Corriente

    Órden: Contable Fecha última revisión: 05/04/2016

    El PGC, en su cuarta parte, nos propone un cuadro de cuentas que, si bien no es obligatorio seguir, sí que sirve como guía y, sobre todo, aporta uniformidad a la contabilidad nacional. Dicho cuadro consta de nueve grupos. En este apartado se desarr...

  • Norma 6ª Balance (NECA 6ª)

    Órden: Contable Fecha última revisión: 17/01/2017

    La Tercera parte del PGC se refiere a las cuentas anuales, dentro de ella el Apartado I se refiere a las Normas de elaboración de las mismas. En este apartado nos detendremos en el desarrollo de la Norma 6ª, Balance.La sexta de las Normas de elabor...

  • La Memoria

    Órden: Contable Fecha última revisión: 11/01/2017

     LA MEMORIA La memoria completa, amplía y comenta la información contenida en el resto de documentos que forman las Cuentas Anuales (CA). En la memoria se incluirá cualquier otra información, no prevista en los otros documetos, que sea necesaria...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Contable
  • Fecha última revisión: 11/01/2017

Se denomina inmovilizado al conjunto de activos que sirven de forma duradera en las empresa actividades; es decir, cuya vida útil es de más de un ciclo productivo y un ejercicio económico. Se dividen en dos tipos, de los que se hablará en sus correspondientes apartados a fin de facilitar una mejor comprensión de los mismos.

 

Los activos englobados en este grupo son los que podríamos designar como “estructurales” de la empresa. Es decir, las singularidades de su naturaleza hacen que no sean consumidos en un ciclo productivo, ni en un ejercicio económico. Se podría decir que tienen un carácter permanente, debido a su prolongada vida útil. 

Suelen tener una liquidez baja, debido a que su venta a fin de obtener dinero no resultaría inmediata. 

Se dividen en tres tipos:

  • Inmovilizado material.
  • Inmovilizado intangible.
  • Inmovilizado material en curso.

Cada uno de estos tipos tiene dedicado sus propios apartados a fin de facilitar una mejor comprensión de las particularidades de cada uno. 

 

El PGC nos indica las siguientes normas para aplicar al tratamiento contable del conjunto del inmovilizado:

1) Dentro de este grupo también se incluirán los derivados financieros con valoración favorable para la empresa tanto de cobertura como de negociación si su liquidación es superior a un año. 

2) En base a lo indicado en las normas de elaboración de las cuentas anuales, no se podrán incluir en este grupo los activos financieros a largo plazo que en el momento de su reconocimiento inicial haya que clasificar dentro de la categoría “Activos financieros mantenidos para negociar” para dar cumplimiento a los requisitos que se establecen en las Normas de Registro y Valoración, excepto que dichos derivados financieros tengan un plazo de liquidación mayor a un año. 

3) Con el objeto de discernir de forma clara las distintas categorías en que se hayan incluido los activos financieros, se desarrollaran las cuentas de cuatro niveles. Si fuera necesario se podrían desarrollar cuentas con más cifras. En cualquiera de los dos casos citados anteriormente hay que tener en cuenta que deberá darse debido cumplimiento a lo que se establezca en las Normas de Registro y Valoración. 

4) En el caso de adquisición de activos financieros híbridos que, en virtud de lo establecido en las Normas de Registro y Valoración, sean valorados por su valor razonable en su conjunto, estos se incluirán en la cuenta correspondiente a la naturaleza del contrato principal. Para esto se habrá de crear, con el desglose pertinente, cuentas de cuatro o más cifras que identifiquen que estamos ante un activo financiero híbrido a largo plazo valorado conjuntamente. En el momento del reconocimiento por separado del contrato principal y el derivado implícito, el segundo habrá de tratarse como si se hubiera contratado de forma independiente. Por este motivo habrán de incluirse en las cuentas de los grupos de Financiación Básica, Inmovilizado y Cuentas Financieras procedente y el contrato principal habrá de incluirse en la cuenta correspondiente a su naturaleza, con el correspondiente desglose de cuentas de cuatro o más cifras en las que se identifique que se trata de un contrato principal financiero híbrido a largo plazo. 

5) Se cargará o abonará por las modificaciones en su valor razonable, con abono o cargo respectivamente a las cuentas 763 y 663, toda aquella cuenta en la que se registren activos financieros catalogados como “Otros activos financieros a valor  razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias”. 

6) Toda aquella cuenta en la que se registre un activo no corriente que deba clasificarse como mantenido para la venta, o forme parte de un grupo enajenable de elementos mantenidos para la venta, de acuerdo con lo establecido en las Normas de Registro y Valoración, será abonada en el momento en que se cumplan las condiciones para su clasificación, con cargo a la pertinente cuenta del subgrupo “Activos no corrientes mantenidos para la venta y activos y pasivos asociados”. 

7) A la hora de realizar el registro de la diferencia entre el valor por el que han sido reconocidos inicialmente los activos financieros y su valor de reembolso, este se hará como un cargo en la cuenta donde se halle el registro del activo financiero con abono a la cuenta del subgrupo de Ingresos Financieros que corresponda según la naturaleza del instrumento. Si procediera, se puede hacer este movimiento al contrario, abonar la cuenta en la que se halle el registro de del activo financiero, con cargo a la cuenta del subgrupo de Ingresos Financieros correspondiente.

 

A pesar de ser duraderos, tienen una vida finita. Es por este motivo por el que la contabilidad exige que se vaya expresando ese deterioro de los bienes a medida que transcurre su vida normal, lo que se denomina “depreciación”. Este deterioro lo provocan el paso del tiempo, el uso habitual del activo, la obsolescencia en algunos casos, etc… Existen métodos y tablas que regulan la depreciación y la amortización a fin de homogeneizar criterios. 

Mediante la depreciación y amortización se reduce el valor del bien, reflejándolo como un gasto de ejercicio. Serán explicadas en su propio apartado a fin de facilitar una mejor comprensión de sus particularidades.

No hay versiones para este comentario

Activos financieros
Ejercicio económico
Normas de Registro y Valoración
Inmovilizado material
Derivados financieros
Inmovilizado intangible
Valor razonable
Cuentas anuales
Financiación básica
Ingresos financieros
Cuenta de pérdidas y ganancias
Activo no corriente
Pasivos asociados
Activos no corrientes mantenidos para venta
Reembolso
Valor de los bienes