Regulación de los efectos y de las distintas clases de legitimación atendiendo a la posición de las partes en relación con la pretensión que se deduzca y en base a la relación existente entre la parte legitimada y la titularidad de la relación jurídica

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Civil

La capacidad para ser parte y la capacidad procesal son dos de los requisitos que han de concurrir para que pueda existir cualquier clase de proceso, y que permiten además a los ciudadanos el ejercicio del derecho a la tutela judicial efectiva. No obstante, es preciso que concurra también el requisito de la legitimación para que el Juez se vea obligado a pronunciarse sobre la petición formulada, pues la legitimación supone poner en relación a un sujeto determinado con una pretensión u objeto concreto.

El concepto de legitimación, que puede ser referido tanto a un único sujeto como a una pluralidad de ellos, puede ser abordado desde dos perspectivas, la activa y la pasiva, las cuales se definen a continuación.

Clases de legitimación

a) Atendiendo a la posición para la cual las partes resultan habilitadas en relación con la pretensión que se deduzca, podemos distinguir entre legitimación activa y legitimación pasiva.

- legitimación activa: especial cualidad de un sujeto con el objeto litigioso concreto que le permite promover un proceso y la consiguiente resolución judicial sobre tal objeto.

- legitimación pasiva: especial cualidad de un sujeto con el objeto litigioso concreto, de forma que su presencia como demandado en el proceso sobre tal objeto es necesaria para que el juez pueda dictar una resolución sobre el mismo.

b) Si se atiende a la relación existente entre la parte legitimada y la titularidad de la relación jurídica objeto del proceso, se distinguirá entre legitimación ordinaria y legitimación extraordinaria.

- legitimación ordinaria: es la legitimación que el ordenamiento jurídico atribuye a los titulares de los derechos (Art. 10 ,Ley de Enjuiciamiento Civil), que corresponde por tanto a quienes figuran como titulares de la relación jurídica afirmada en la demanda. Ejemplos de este tipo de legitimación son los reconocidos por los Art. 348 ,Código Civil, Art. 855 ,Código Civil o Art. 1094 ,Código Civil y siguientes.

- legitimación extraordinaria: se trata de la legitimación reconocida por el ordenamiento jurídico (por razones de diversa índole en cada caso) a ciertas personas, a pesar de no ser las mismas, titulares de la relación jurídica afirmada en la demanda. A esta clase de legitimación hace referencia el párrafo segundo del Art. 10 ,Ley de Enjuiciamiento Civil.

En este punto es necesario hacer referencia a la legitimación por sustitución, cuyos supuestos más frecuentes son los que siguen:

- acción subrogatoria, reconocida en el Art. 1111 ,Código Civil y que permite que el acreedor pueda ejercitar los derechos de su deudor.

- la reclamación de créditos del usufructo por parte del usufructuario con fianza; Art. 507 ,Código Civil.

- la reclamación que el arrendador puede hacer al subarrendatario sustituyendo al arrendatario; Art. 1552 ,Código Civil.

- la acción que el perjudicado puede ejercitar contra la compañía de seguros, en sustitución del asegurado; Art. 76 ,Ley de Contrato de Seguro.

- la reclamación de honorarios que los Colegios de Profesionales pueden hacer en nombre de los profesionales colegiados; Art. 5 ,Ley sobre Colegios Profesionales.

- las acciones que puede ejercitar el acreedor pignoraticio para reclamar o defender la cosa pignorada, en sustitución del dueño de dicha cosa; Art. 5 ,Ley sobre Colegios Profesionales.

- el mandante puede dirigirse contra quien haya sustituido a su mandatario, ejercitando las acciones del segundo contra el primero, en los casos señalados en la ley; Art. 1721,Art. 1722 ,Código Civil.

Además de los referidos casos, han de tenerse en cuenta aquellos otros en los que el ordenamiento jurídico reconoce la legitimación extraordinaria a quien no es titular material de un derecho, con el objetivo de que mediante tal legitimación se logre una mejor defensa de tales derechos (ejemplo: legitimación de las asociaciones de consumidores y usuarios, del Ministerio Fiscal, etc.).

Por último, conviene anotar los efectos que se derivan de la legitimación por sustitución:

- desde un punto de vista procesal, el sustituto se convierte en la parte, por lo que se le puede solicitar la confesión; no obstante, el mismo no podrá participar en el proceso como testigo ni como perito.

- desde un punto de vista material, el Derecho concede la legitimación extraordinaria al sustituto como un instrumento mediante el cual éste podrá ejercitar el derecho del sustituido, satisfaciendo su propio derecho.

No hay versiones para este comentario

Relación jurídica
Legitimación activa
Legitimación pasiva
Legitimación de las partes
Capacidad para ser parte
Capacidad procesal
Derecho a la tutela judicial efectiva
Parte legitimada
Colegios profesionales
Acción subrogatoria
Usufructuario
Reclamación de cantidad
Usufructo
Arrendador
Subarrendatario
Arrendatario
Contrato de seguro
Compañía aseguradora
Colegiado
Acreedor pignoraticio
Mandatario
Asociaciones de consumidores y usuarios

Ley 1/2000 de 7 de Ene (Enjuiciamiento civil) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 7 Fecha de Publicación: 08/01/2000 Fecha de entrada en vigor: 08/01/2001 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Pertenece al Grupo

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados