La Letra de Cambio

Pertenece al Grupo
Incluídos en este Concepto
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Aceptación, endoso y aval de la letra de cambio.

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    Se puede decir que la aceptación es aquel acto cambiario por el cual el  librado acepta el mandato de pago o delegación de deuda. El librado manifiesta la voluntad firmando expresamente por la cual se compromete a pagar la deuda a su vencimiento...

  • Requisitos formales y materiales de la letra de cambio.

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 03/12/2012

    Si se puede definir la letra de cambio como un documento esencialmente formal, es obvio que como título valor tiene que reunir una serie de requisitos para su validez. Por tanto ha de ser extendida en efecto timbrado según a la clase que correspo...

  • Requisitos para la procedencia de la acción cambiaria

    Órden: Civil Fecha última revisión: 31/07/2017

    Procedencia de la acción.Como hemos dicho anteriormente el Art. 819 LECiv señala que solo procederá el juicio cambiario si en el momento de incoarlo, se presenta letra de cambio, cheque o pagaré que reúnan los requisitos previstos en la Ley Camb...

  • Las acciones cambiarias

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    Las acciones cambiarias en sentido estricto vienen reguladas en el Art. 49 ,Ley cambiaria y del cheque, y pueden ser de dos tipos directa y de regreso.   La acción directa es la que surge para reclamar el pago del aceptante o de  su avalis...

  • El juicio cambiario como modalidad de los procesos civiles especiales

    Órden: Civil Fecha última revisión: 01/06/2016

    El Art. 819 ,LECiv señala que sólo procederá el juicio cambiario si, al incoarlo, se presenta letra de cambio, cheque o pagaré que reúnan los requisitos previstos en la Ley Cambiaria y del Cheque.    El juicio cambiario está contenido en el ...

Ver más documentos relacionados
  • Formulario de demanda de juicio cambiario frente al avalista de la letra

    Fecha última revisión: 29/08/2017

    AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [LOCALIDAD] D./Dña. [NOMBRE_PROCURADOR/A], Procurador/a de los Tribunales, colegiado núm.  [NÚMERO_COLEGIADO/A] en nombre y representación de D./Dña. [NOMBRE], mayor de edad, con DNI/NIE/NIF núm. [NÚMERO_...

  • Formulario de demanda de juicio cambiario

    Fecha última revisión: 28/08/2017

     AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [LOCALIDAD] D./Dña. [NOMBRE_PROCURADOR/A], Procurador/a de los Tribunales, colegiado núm.  [NÚMERO_COLEGIADO/A] en nombre y representación de D./Dña. [NOMBRE], mayor de edad, con DNI/NIE/NIF núm. [NÚMER...

  • Demanda de juicio cambiario contra el avalista de letra de cambio

    Fecha última revisión: 07/06/2016

     NOTA: La Ley 42/2015 de 5 de Octubre, modifica la redacción del artículo 826 de la LEC, relativo a la sustanciación de la oposición cambiaria, concediendo al acreedor un plazo de diez días para impugnar el escrito de oposición del deudor,...

  • Formulario de demanda de juicio cambiario basada en un cheque

    Fecha última revisión: 28/08/2017

     AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE [LOCALIDAD]  D. /Dª [NOMBRE_PROCURADOR_CLIENTE] Procurador/a de los Tribunales, en nombre y representación de D. /Dª. [NOMBRE_CLIENTE] con domicilio en [DOMICILIO_CLIENTE] según acredito mediante copia de es...

  • Demanda ejecutivo de letras de cambio impagadas

    Fecha última revisión: 25/02/2016

    El juicio cambiario comenzará mediante demanda sucinta a la que se acompañará el título cambiario. Será competente para el juicio cambiario el Juzgado de Primera Instancia del domicilio del demandado. Si el tenedor del título demandare a vario...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 25/01/2016

La letra de cambio tiene un carácter obligatorio por el mero hecho de su firma sin que las partes puedan alterar aquello que el ordenamiento jurídico determina sobre el objeto de las obligaciones del  aceptante, del librador, del endosante o del avalista. Las obligaciones que se derivan de la letra de cambio vienen fijadas por el ordenamiento jurídico, determinando cual es su contenido, pero no tienen carácter legal, sino que surgen de la voluntad y acuerdo de los firmantes.

En cuanto a su finalidad económica, la letra de cambio es un título valor de carácter privado, jurídico obligacional, principal, aislado y a la orden. Podemos decir que su objetivo fundamentalmente económico se puede decir que la letra es un modo de pago numerario, en moneda nacional o extranjera. Es una forma de concesión de crédito, con un tipo de garantía determinado.

NOVEDADES: La Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria, deroga con efectos a partir del 23/07/2015, los artículos 84 a 87 de la Ley cambiaria y del cheque.

 

La letra de cambio es un título-valor, formal y completo, por el que una persona llamada librador manda a otra denominada librado que pague en el lugar y momento que se le señalan, una determinada suma de dinero a la persona que se designa en el documento (llamada tenedor) o a la que este ordene. Por tanto debemos decir que la letra como título-valor está impregnada por dos características típicas  de los títulos que es la literalidad y la legitimación por la posesión. Como título-valor tiene una serie de rasgos:

  1. Carácter formal. Tiene que extenderse en papel dictaminado por el legislador y además debe reunir los requisitos establecidos en la Ley Cambiaria y del Cheque.
  2. Es un título completo y sustantivo por sí mismo, sin que pueda hacer alusión a ningún otro soporte documental que pueda mutarlo.
  3. Contiene un derecho abstracto, independientemente del acuerdo que le es de origen.
  4. No puede estar sometida a condición o contraprestación, al contrario la obligación no tendría efectos jurídicos, quedando inválida la obligación.
  5. La letra de cambio es vinculante de forma solidaria a todos los que la firman, salvo que en el momento de hacerlo no asuman obligaciones.
  6. Las obligaciones derivadas del documento cambial son inexorables, desde el punto de vista del derecho material como del derecho formal. Desde el punto de vista material, el librador, aceptante, endosante y avalista, asumen de manera solidaria la garantía al firmar la letra de cambio, cuyas forman para no pagarlas son mínimas.

Desde el punto de vista formal, la controversia para exigir el cumplimiento de las obligaciones, se sustancia por un procedimiento ejecutivo especial o juicio cambiario, que es un proceso abreviado, en el que la posibilidad de  defenderse, para no pagar o cumplir con la obligación, queda muy reducida para el deudor.

Para asumir eficazmente una obligación cambiaria se requiere capacidad jurídica, el Art. 2 ,Código de Comercio y Art. 50 ,Código de Comercio nos remiten al Código Civil, en el que no se contemplan normas específicas de capacidad para crear una letra de cambio. Por tanto serán capaces los mayores de edad que no estén incapacitados. Los incapaces deben ser representados por quienes ejerzan la patria potestad o por sus tutores. Las manifestaciones de voluntad en la letra de cambio son formalistas, por lo que tiene que plasmarse de acuerdo como dice la Ley y escribirse en el lugar reservado al efecto, para la firma de cada obligado en el propio documento.

La declaración de voluntad emana de lo dispuesto en la Ley no del acuerdo de las partes. No cabe por tanto el error, es decir, la ignorancia de la Ley no excusa de su cumplimiento, tampoco cabe la simulación ni el fácil alegar dolo en el ámbito de una declaración cambiaria. Pero debemos decir que aunque existan estos vicios en el consentimiento de los obligados cambiarios, como falta de capacidad, firma falsa o cualquier otro, la letra no queda como ineficaz, las obligaciones derivadas de la letra de cambio son independientes para las partes, Art. 8 ,Ley Cambiaria y del Cheque.

Todas las declaraciones cambiarias pueden hacerse por medio de representante y necesaria su intervención en los casos en que el firmante es un menor o incapaz o sea una persona jurídica. Para ser representante en una letra de cambio es necesario hallarse autorizado para ello, con poder de quien en cuya representación se firma en la letra. Si se obra por mandato se ha de manifestar tal hecho en la antefirma. Tanto los tomadores como los tenedores pueden exigir a los firmantes la muestra del poder en dónde se plasma tal representación.

En cuanto a los administradores de las personas jurídicas pueden obligar cambiariamente a quienes representan, 9 ,Ley Cambiaria y del Chequea. Como la letra de cambio se caracteriza por su literalidad, es necesario expresar en la letra de cambio que se firma en representación de otra persona, si este no se hace así, el tenedor de la letra puede exigir responsabilidades personales al que firma la letra. Si el representante se excede  en sus prerrogativas, respondería este por los excesos y el representado quedaría obligado por el límite de la cantidad comprendida en el documento de representación.

En cuanto al objeto de la letra de cambio debemos decir que tiene que contener el mandato de pagar una suma de dinero en euros o moneda extranjera convertible admitida a cotización oficial. Las letras giradas por algo distinto que no sean euros o divisas convertibles no llevarían a su exigencia, por tanto serían inválidas, sin efecto frente a terceros. Por tanto el tenedor debe acreditar el hecho de la convertibilidad de las divisas  admitidas a cotización en el mercado español el día en que se giró el documento.

La cantidad en euros por la que se gira la letra debe estar perfectamente determinada, expresando la moneda en que se gira la letra de cambio, Art. 47 ,Ley Cambiaria y del Cheque, de lo contrario sería nulo y carecería de acción ejecutiva. Pero para que alguien constituya letra de cambio y de a otro un mandato de pago a favor de tercero tiene que haber una relación jurídica con este último, es decir, una relación jurídica entre librador y el tomador de la letra de cambio, se llama a esta relación pacto de emisión de la letra de cambio. También existe una tercera relación necesaria para su circulación que es el pacto de entrega de la letra de cambio.

La causa de la letra es la que hace referencia a las dos primeras relaciones jurídicas, refiriéndonos por tanto al pacto fundamental o al pacto de emisión causal. Distinguimos en la letra de cambio, la causa de la letra como documento, que es el motivo por el que esta se firma y por otro lado la causa de la obligación individual asumida por cada firmante que es requisito sine qua non para la validez de la letra. En el ámbito cambiario la causa que tiene validez es la obligación individual asumida por cada firmante y no la causa de la cambial en sí misma.

 

No hay versiones para este comentario

Letra de cambio
Título-valor
Cheque
Endosante
Avalista
Voluntad
Jurisdicción voluntaria
Mandato
Contraprestación
Juicio cambiario
Cumplimiento de las obligaciones
Persona jurídica
Proceso penal abreviado
Patria potestad
Obligación cambiaria
Tutor
Capacidad jurídica
Falta de capacidad
Declaración de voluntad
Dolo
Ignorancia de la ley
Divisa extranjera
Responsabilidad personal
Relación jurídica
Tomador de la letra de cambio
Entrega de título cambiario
Emisión de la letra de cambio
Acción ejecutiva