Las normas con fuerza de Ley dictadas por el Poder Ejecutivo

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Administrativo
  • Fecha última revisión: 04/01/2017

Además de las Leyes Ordinarias y las Leyes Orgánicas, emanadas del Parlamento, el Poder Ejecutivo puede dictar Decretos Legislativos y Decretos-Leyes que gozan de la misma jerarquía normativa que las Leyes, esto es, que poseen fueza de Ley.

Al margen de la Ley Ordinaria y la Ley Orgánica, en el ordenamiento jurídico español existen dos tipos de normas con fuerza de ley emanadas del Poder Ejecutivo:

El primero (el Decreto Legislativo) está dictado por el Gobierno en virtud de la delegación normativa que a su favor realiza el Parlamento mientras que el segundo, (el Decreto-Ley) parte no ya de una facultad delegada, sino como facultad propia de normar cuando exista un presupuesto habilitante que la justifique: una "extraordinaria y urgente necesidad".

Por último, cabe recordar que tanto el Decreto Legislativo como el Decreto-ley se encuentran, desde el punto de vista jerárquico, a la misma altura y con la misma "naturaleza" que las Leyes Ordinarias y Leyes Orgánicas, en la medida en que el carácter inconstitucional de cualquiera de ellos vendría determinado no por vulneración del principio de jerarquía, sino por vulneración del principio de competencia. 

No hay versiones para este comentario

No hay voces...