Normas con fuerza de ley

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Administrativo
  • Fecha última revisión: 15/12/2020

Además de las Leyes Ordinarias y las Leyes Orgánicas, emanadas del Parlamento, el poder ejecutivo puede dictar Decretos Legislativos y Decretos-Leyes que gozan de la misma jerarquía normativa que las Leyes, esto es, que poseen fuerza de Ley.

Concepto de normas con fuerza de ley y rango jerárquico

Las normas con fuerza de ley son aquellas que gozan de fuerza material de ley, es decir, se trata de un acto normativo que no es formalmente una ley porque no fue expedido por el órgano legislativo, sin embargo, en el sistema de fuentes goza de rango jerárquico de ley. Al margen de la Ley Orgánica y Ley Ordinaria, en el ordenamiento jurídico español existen dos tipos de normas con fuerza de ley emanadas del Poder Ejecutivo, que son:

  • El Decreto Legislativo (artículos 82 a 85 de la C.E.): se trata de disposiciones del Gobierno que contienen legislación delegada.
  • El Decreto-ley (artículo 86 de la C.E.): son disposiciones legislativas provisionales adoptadas en caso de extraordinaria y urgente necesidad.

Como se expone en el primer párrafo, el Decreto Legislativo y el Decreto-Ley se encuentran, desde el punto de vista jerárquico, al mismo nivel y con la misma "naturaleza" que las Leyes Ordinarias y Leyes Orgánicas, en la medida en que el carácter inconstitucional de cualquiera de ellos vendría determinado no por vulneración del principio de jerarquía, sino por vulneración del principio de competencia. 

No hay versiones para este comentario

No hay voces...