Obligaciones del empresario y disposiciones mínimas de seguridad en relación a las Pantallas Visualización de Datos (PVD)

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 09/06/2021

El art. 3 y el anexo del Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización, regulan las obligaciones generales del empresario y las disposiciones mínimas de seguridad sobre cualquier trabajador que habitualmente y durante una parte relevante de su trabajo normal utilice un equipo con pantalla de visualización. 

Obligaciones del empresario relativas al trabajo frente a pantallas de visualización de datos

Atendiendo al art. 3 y al anexo del Real Decreto 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización, el empresario cuenta con ciertas obligaciones generales de seguridad sobre cualquier trabajador que habitualmente y, durante una parte relevante de su trabajo normal, utilice un equipo con pantalla de visualización.

El empresario adoptará las medidas necesarias para que la utilización por los trabajadores de equipos con pantallas de visualización no suponga riesgos para su seguridad o salud o, si ello no fuera posible, para que tales riesgos se reduzcan al mínimo, para lo que deberá evaluar los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, teniendo en cuenta en particular los posibles riesgos para la vista y los problemas físicos y de carga mental, así como el posible efecto añadido o combinado de los mismos. La evaluación se realizará tomando en consideración las características propias del puesto de trabajo y las exigencias de la tarea y entre éstas, especialmente, las siguientes:

  • El tiempo promedio de utilización diaria del equipo.
  • El tiempo máximo de atención continua a la pantalla requerido por la tarea habitual.
  • El grado de atención que exija dicha tarea.

Si la evaluación pone de manifiesto que la utilización por los trabajadores de equipos con pantallas de visualización supone o puede suponer un riesgo para su seguridad o salud, el empresario adoptará las medidas técnicas u organizativas necesarias para eliminar o reducir el riesgo al mínimo posible.

En particular, deberá reducir la duración máxima del trabajo continuado en pantalla, organizando la actividad diaria de forma que esta tarea se alterne con otras o estableciendo las pausas necesarias cuando la alternancia de tareas no sea posible o no baste para disminuir el riesgo suficientemente.

Los convenios colectivos podrán acordarse la periodicidad, duración y condiciones de organización de los cambios de actividad y pausas a que se refiere el apartado anterior.

En este sentido, el empresario garantizará el derecho de los trabajadores a una vigilancia adecuada de su salud, teniendo en cuenta en particular los riesgos para la vista y los problemas físicos y de carga mental, el posible efecto añadido o combinado de los mismos, y la eventual patología acompañante. Tal vigilancia será realizada por personal sanitario competente y según determinen las autoridades sanitarias en las pautas y protocolos que se elaboren (art. 37.3 RSP). Dicha vigilancia deberá ofrecerse a los trabajadores en las siguientes ocasiones:

  • Antes de comenzar a trabajar con una pantalla de visualización.
  • Posteriormente, con una periodicidad ajustada al nivel de riesgo a juicio del médico responsable.
  • Cuando aparezcan trastornos que pudieran deberse a este tipo de trabajo.
  • Cuando los resultados de la vigilancia de la salud lo hicieran necesario, los trabajadores tendrán derecho a un reconocimiento oftalmológico.  

El empresario proporcionará gratuitamente a los trabajadores dispositivos correctores especiales para la protección de la vista adecuados al trabajo con el equipo de que se trate, si los resultados de la vigilancia de la salud a que se refieren los apartados anteriores demuestran su necesidad y no pueden utilizarse dispositivos correctores normales.

De conformidad con los artículos 18 y 19 LPRL, el empresario deberá garantizar que los trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la utilización de los equipos que incluyan pantallas de visualización, así como sobre las medidas de prevención y protección. Para ello deberá:

  • Informar a los trabajadores sobre todos los aspectos relacionados con la seguridad y la salud en su puesto de trabajo y sobre las medidas llevadas a cabo.
  • Garantizar que cada trabajador reciba una formación adecuada sobre las modalidades de uso de los equipos con pantallas de visualización, antes de comenzar este tipo de trabajo y cada vez que la organización del puesto de trabajo se modifique de manera apreciable.
  • Someter a consulta y participación de los trabajadores o sus representantes las cuestiones en esta materia de conformidad con lo dispuesto en el art. 18.2 LPRL.

a) Medidas preventivas

El empresario adoptará las medidas necesarias para que la utilización por los trabajadores de equipos con pantallas de visualización no suponga riesgos para su seguridad o salud o, si ello no fuera posible, para que tales riesgos se reduzcan al mínimo.

En cualquier caso, los puestos de trabajo a que se refiere este apartado deberán cumplir las siguientes disposiciones mínimas de seguridad según el INSST:

  • Equipo: La utilización en sí misma del equipo no debe ser una fuente de riesgo para los trabajadores.
  • Pantalla:
    • Los caracteres de la pantalla deberán estar bien definidos y configurados de forma clara, y tener una dimensión suficiente, disponiendo de un espacio adecuado entre los caracteres y los renglones.
    • La imagen de la pantalla deberá ser estable, sin fenómenos de destellos, centelleos u otras formas de inestabilidad.
    • El usuario de terminales con pantalla deberá poder ajustar fácilmente la luminosidad y el contraste entre los caracteres y el fondo de la pantalla, y adaptarlos fácilmente a las condiciones del entorno.
    • La pantalla deberá ser orientable e inclinable a voluntad, con facilidad para adaptarse a las necesidades del usuario.
    • Podrá utilizarse un pedestal independiente o una mesa regulable para la pantalla.
    • La pantalla no deberá tener reflejos ni reverberaciones que puedan molestar al usuario.
    • Colocación de la pantalla: Atendiendo a la Guía Técnica INSST sobre pantallas de visualización, en lo que concierne a la colocación de la pantalla, se recomienda situarla a una distancia superior a 400mm. Respecto a los ojos del usuario y a una altura tal que pueda ser visualizada dentro del espacio comprendido entre la línea de visión horizontal y la trazada a 60º bajo la horizontal. 
  • Iluminación:
    • La iluminación general y la iluminación especial (lámparas de trabajo), cuando sea necesaria, deberán garantizar unos niveles adecuados de iluminación y unas relaciones adecuadas de luminancias entre la pantalla y su entorno, habida cuenta del carácter del trabajo, de las necesidades visuales del usuario y del tipo de pantalla utilizado.
    • El acondicionamiento del lugar de trabajo y del puesto de trabajo, así como la situación y las características técnicas de las fuentes de luz artificial, deberán coordinarse de tal manera que se eviten los deslumbramientos y los reflejos molestos en la pantalla u otras partes del equipo.
  • Reflejos y deslumbramientos:
    • Los puestos de trabajo deberán instalarse de tal forma que las fuentes de luz, tales como ventanas y otras aberturas, los tabiques transparentes o translúcidos y los equipos o tabiques de color claro no provoquen deslumbramiento directo ni produzcan reflejos molestos en la pantalla.
    • Las ventanas deberán ir equipadas con un dispositivo de cobertura adecuado y regulable para atenuar la luz del día que ilumine el puesto de trabajo.
  • Emisiones. Toda radiación, excepción hecha de la parte visible del espectro electromagnético, deberá reducirse a niveles insignificantes desde el punto de vista de la protección de la seguridad y de la salud de los trabajadores.
  • Interconexión ordenador/persona:
    • Para la elaboración, la elección, la compra y la modificación de programas, así como para la definición de las tareas que requieran pantallas de visualización, el empresario tendrá en cuenta los siguientes factores:
    • El programa habrá de estar adaptado a la tarea que deba realizarse.
    • El programa habrá de ser fácil de utilizar y deberá, en su caso, poder adaptarse al nivel de conocimientos y de experiencia del usuario; no deberá utilizarse ningún dispositivo cuantitativo o cualitativo de control sin que los trabajadores hayan sido informados y previa consulta con sus representantes.
    • Los sistemas deberán proporcionar a los trabajadores indicaciones sobre su desarrollo.
    • Los sistemas deberán mostrar la información en un formato y a un ritmo adaptados a los operadores.
    • Los principios de ergonomía deberán aplicarse en particular al tratamiento de la información por parte de la persona.

A efectos de lo dispuesto anteriormente, el empresario deberá evaluar los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, teniendo en cuenta en particular los posibles riesgos para la vista y los problemas físicos y de carga mental, así como el posible efecto añadido o combinado de los mismos. 

La evaluación se realizará tomando en consideración las características propias del puesto de trabajo y las exigencias de la tarea y entre éstas, especialmente, las siguientes:

  • El tiempo promedio de utilización diaria del equipo.
  • El tiempo máximo de atención continua a la pantalla requerido por la tarea habitual.
  • El grado de atención que exija dicha tarea.

Si la evaluación pone de manifiesto que la utilización por los trabajadores de equipos con pantallas de visualización supone o puede suponer un riesgo para su seguridad o salud, el empresario adoptará las medidas técnicas u organizativas necesarias para eliminar o reducir el riesgo al mínimo posible. En particular, deberá reducir la duración máxima del trabajo continuado en pantalla, organizando la actividad diaria de forma que esta tarea se alterne con otras o estableciendo las pausas necesarias cuando la alternancia de tareas no sea posible o no baste para disminuir el riesgo suficientemente.

En los convenios colectivos podrá acordarse la periodicidad, duración y condiciones de organización de los cambios de actividad y pausas a que se refiere el apartado anterior.

b) Evaluación del riesgo en el puesto de trabajo

La evaluación del riesgo es un deber del empresario que debe realizar en todos aquellos puestos de trabajo ocupados por trabajadores usuarios de pantallas de visualización de datos (ordenadores) y que permite estimar la magnitud de los riesgos que no puedan evitarse y aporta la información necesaria para tomar la decisión adecuada sobre las medidas preventivas y efectivas a adoptar.

Esta evaluación debe tener en cuenta los posibles riesgos para la vista y los problemas físicos y de carga mental (fatiga), al estar relacionados con factores derivados del diseño del puesto, el medio ambiente físico y la organización del trabajo, entre otros, incluyendo los siguientes, que deberán considerarse de forma conjunta:

  • Todos los elementos que integran el puesto de trabajo (tiempo promedio de uso diario del equipo, tiempo de atención continua a la pantalla).
  • Aspectos que puedan incidir de forma indirecta en la aparición de problemas (reflejos molestos en la pantalla que incida a adoptar posturas inadecuadas, mala legibilidad que produzca fatiga mental).
  • Tipo de riesgo y su magnitud.
  • Información sobre el conocimiento y experiencia del trabajador sobre su propio puesto.

La naturaleza de los riesgos derivados del uso de pantallas de visualización de datos limita el tipo de evaluación a realizar, ya que el riesgo de fatiga visual o mental o de trastornos musculoesqueléticos dependen de múltiples factores que no solo se refieren a las características del puesto sino también a las personales del trabajador. Aun así, podrá realizarse el control de los factores de riesgo siguiente buenas pautas de diseño ergonómico.

Para evaluar los puestos que usan pantallas de visualización de datos, hay tres formas de actuar:

  • Verificar los requisitos de diseño y acondicionamiento ergonómico de los elementos. Se trata de un enfoque proactivo, el más sencillo de ejecutar.
  • Estimar la carga mental, visual y muscular, también de forma proactiva. Más complejo, se trata de analizar las exigencias de la tarea, las características del trabajador, el tiempo de trabajo, los síntomas de fatiga, etc., es decir, cada elemento.
  • Detectar las situaciones de riesgo mediante la vigilancia de la salud. Se actúa de forma reactiva, una vez que el riesgo se ha producido. Sirve como complemento de la evaluación.

El método de evaluación, eso sí, dependerá del tipo de trabajo que se realice y de la complejidad del puesto:

  • Test de evaluaciónPor orden del Real Decreto 488/1997 de 14 de abril, resultará necesario realizar una evaluación de los puestos de trabajo equipados con pantallas de visualización de datos. Esta necesidad, unida a las dificultades que plantea la evaluación de los miles de puestos de trabajo que actualmente incorporan equipos con pantallas de visualización, ha movido al INSST a elaborar un test de evaluación, destinado a facilitar la detección y corrección sistemática de las deficiencias más comunes que se pueden presentar en este tipo de puestos de trabajo. De esta forma, para la mayoría de las actividades será suficiente realizar una evaluación basada en la información que se obtenga mediante un test de evaluación cumplimentado por los trabajadores. Se pueden utilizar procedimientos de evaluación complementarios, sobre todo en los aspectos que se prestan a un análisis más subjetivo (calidad del equipo informático, ajuste del mobiliario).
  • Criterios más precisos, basados en normas técnicas. Para casos más complejos, cuando el test no es suficiente, puede ser necesario realizar un análisis detallado de la tarea, registros posturales mediciones de diseño del puesto, análisis del software, y otros, como ocurre en las actividades donde pueden aparecer riesgos particulares o importantes pérdidas materiales o donde la seguridad a terceros es un factor crítico (ej. salas de control de tráfico aéreo, control de procesos industriales, plantas de energía, etc.).

 

Fuente: Esquema General de la Evaluación de Puestos con PVD de la Guía Técnica INSST sobre pantallas de visualización. Edición 2006.  

 

c) Vigilancia de la salud

Art. 4 Real Decreto 488/1997, de 14 de abril

"1. El empresario garantizará el derecho de los trabajadores a una vigilancia adecuada de su salud, teniendo en cuenta en particular los riesgos para la vista y los problemas físicos y de carga mental, el posible efecto añadido o combinado de los mismos, y la eventual patología acompañante. Tal vigilancia será realizada por personal sanitario competente y según determinen las autoridades sanitarias en las pautas y protocolos que se elaboren, de conformidad con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 37 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los servicios de prevención. Dicha vigilancia deberá ofrecerse a los trabajadores en las siguientes ocasiones:

a) Antes de comenzar a trabajar con una pantalla de visualización.

b) Posteriormente, con una periodicidad ajustada al nivel de riesgo a juicio del médico responsable.

c) Cuando aparezcan trastornos que pudieran deberse a este tipo de trabajo.

2. Cuando los resultados de la vigilancia de la salud a que se refiere el apartado 1 lo hiciese necesario, los trabajadores tendrán derecho a un reconocimiento oftalmológico.

3. El empresario proporcionará gratuitamente a los trabajadores dispositivos correctores especiales para la protección de la vista adecuados al trabajo con el equipo de que se trate, si los resultados de la vigilancia de la salud a que se refieren los apartados anteriores demuestran su necesidad y no pueden utilizarse dispositivos correctores normales." 

La vigilancia de la salud de los trabajadores que trabajan con pantallas de visualización de datos debe realizarse conforme a lo establecido en la LPRL, y el Real Decreto 39/1997, del Reglamento de los servicios de prevención, teniendo en cuenta, en particular, los riesgos:

  • Relacionados con la carga física.
  • Visuales y oculares.
  • Relacionados con la fatiga mental.

Esta vigilancia de la salud debe realizarse:

  • Antes de comenzar el trabajo con pantallas.
  • Con periodicidad ajustada al nivel de riesgo, a juicio del médico responsable.
  • Cuando lo solicite el trabajador cuando tenga síntomas o dolencias que puedan considerarse de forma razonable que se deben al trabajo.

Si en la vigilancia de la salud se detecta algún problema ocular, el trabajador tendrá derecho a que se le practique un reconocimiento oftalmológico.

Se deberá informar al empresario si el trabajador necesita algún dispositivo corrector especial de la vista para realizar el trabajo con pantallas y de cuándo se debe realizar la siguiente revisión médica. Y, si el médico responsable determina la que tales dispositivos deben ser especiales, el empresario deberá facilitárselos.

d) Información, formación y consulta con los trabajadores

Art. 5 Real Decreto 488/1997, de 14 de abril

"1. De conformidad con los artículos 18 y 19 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el empresario deberá garantizar que los trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la utilización de los equipos que incluyan pantallas de visualización, así como sobre las medidas de prevención y protección que hayan de adoptarse en aplicación del presente Real Decreto.

2. El empresario deberá informar a los trabajadores sobre todos los aspectos relacionados con la seguridad y la salud en su puesto de trabajo y sobre las medidas llevadas a cabo de conformidad con lo dispuesto en los artículos 3 y 4 de este Real Decreto.

3. El empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación adecuada sobre las modalidades de uso de los equipos con pantallas de visualización, antes de comenzar este tipo de trabajo y cada vez que la organización del puesto de trabajo se modifique de manera apreciable." 

El empresario está obligado a que los trabajadores y sus representantes reciban formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados del trabajo con pantallas de visualización de datos y las medidas preventivas y protectoras a adoptar, concretamente:

  • Cuáles son las causas de riesgo y la forma en que pueden afectar a la seguridad y salud.
  • Cómo reconocer tales riesgos y cómo comunicar los síntomas o deficiencias detectados.
  • El contenido del Real Decreto 488/1997, especialmente en lo referente a la vigilancia de la salud, la evaluación de los riesgos y los requerimientos mínimos de diseño del puesto.

Concretamente, la información se suministrará de forma individual a cada trabajador, aunque se podrá ampliar y reforzar con folletos, carteles, medios audiovisuales y similares, y deberá incluir:

  • Indicaciones sobre la organización de la vigilancia de la salud, el resultado de las evaluaciones de riesgo y las medidas adoptadas para corregir las deficiencias detectadas.
  • El uso de los mecanismos de ajuste del equipo y del mobiliario para adaptarlos a sus necesidades.
  • La importancia de los cambios posturales.
  • La adopción de pautas saludables en el trabajo (ejercicios visuales y musculares en las pausas).

La formación, por su parte:

  • Se llevará a cabo antes de comenzar el trabajo con pantallas.
  • Se actualizará cuando se modifiquen de forma apreciable el equipo informático, los programas a utilizar o las tareas.
  • Será adecuada a la capacidad y habilidades del trabajador y a las exigencias de la tarea concreta a realizar.
  • Deberá incluir la correcta utilización de los programas de ordenador y la forma de aplicarlos para realizar las tareas.

e) Riesgos asociados al uso de equipos con pantalla de visualización

El uso por los trabajadores de estos equipos puede llevar aparejado los siguientes riesgos: trastornos musculoesqueléticos, fatiga visual y ocular y fatiga mental.

La probabilidad de que aparezcan está relacionada con una serie de factores, como son la frecuencia y duración de los periodos de trabajo ante la pantalla, la intensidad del trabajo, el grado de atención requerido o la autonomía del trabajador para llevar a cabo la actividad y efectuar pausas.

  • Trastornos musculoesqueléticos. Los trastornos musculoesqueléticos están relacionados con la carga física, como son el síndrome del túnel carpiano, lumbalgia, dolor cervical, etc.
  • Fatiga visual. Son riesgos relacionados con el ojo, tanto visuales como oculares: vista cansada, fatiga ocular, ardor, sensibilidad, irritación de los ojos, ojo rojo, visión borrosa y ojos secos entre otros.
  • Fatiga mental. La fatiga puede ser:
    • Normal o fisiológica. Se recupera mediante el descanso y sus efectos son la disminución de la atención, el pensamiento lento y la disminución de la motivación.
    • Crónica. Es la que se prolonga en el tiempo y sus efectos son la inestabilidad emocional, las alteraciones del sueño, la astenia y las alteraciones psicosomáticas.

f) Medidas técnicas u organizativas para disminuir el riesgo en trabajos con pantallas PDV

La mayoría de las acciones correctoras pueden ser clasificadas dentro de los siguientes grupos:

  • Las dirigidas a garantizar que todos los elementos materiales constitutivos del puesto satisfagan los requisitos de diseño ergonómico.
  • Las dirigidas a garantizar la formación e información de los trabajadores usuarios de pantallas de visualización.
  • Las dirigidas a garantizar formas correctas de organización del trabajo.
  • Una Organización racional del trabajo mediante el establecimiento de una actividad mixta.
  • Pausas.
  • Ejercicios de flexibilidad.

 

Fuente: Guía Técnica INSST sobre pantallas de visualización. Edición 2006. 

 

JURISPRUDENCIA

STS n.º 581/2021, de 26 de mayo de 2021, ECLI:ECLI:ES:TS:2021:2079

Siguiendo la interpretación literal del art. 54 del Convenio colectivo del Contact Center todo trabajador tiene derecho a una pausa por visualización de pantallas de datos por cada hora de trabajo efectivo. El TS entiende que para cumplir lo establecido en convenio colectivo "con independencia de que, dentro de un margen de más o menos 15 minutos respecto del comienzo o finalización de cada hora de trabajo, la empresa pueda organizar las pausas de manera lógica y racional en función de las necesidades del servicio, de lo que no cabe duda, según la interpretación que se desprende del precepto, es que al final de cada jornada la suma de pausas de PVD debe ser igual al número de horas de trabajo efectivo que se han realizado a lo largo de toda la jornada, con independencia de que la misma sea continuada o partida" (siguiendo criterio de la STS, rec. 76/2011, de 22 de mayo de 2012).

STS, rec. 52/2009, de 15 de abril de 2010, ECLI:ES:TS:2010:3763

Basándose especialmente en el carácter preventivo de la norma reconoció que respecto del descanso de 5 minutos en PVD por cada hora efectiva de trabajo, se debía considerar como efectivo de trabajo, el tiempo de descanso contemplado en el artículo 25 del convenio.

STS n.º 126/2018, de 8 de febrero de 2018, ECLI:ES:TS:2018:610

Existe obligación de comunicar a la representación legal de los trabajadores las pausas previstas en el reiterado artículo 54 del Contact Center

CUESTIÓN

¿Cómo se regulan las pausas en los trabajos con PVD? 

La duración máxima diaria del descanso visual en trabajo en pantalla no se encuentra regulada específicamente, siendo una materia regulada vía convenio colectivo.

En aquellos casos en los que el trabajo realizado con pantallas de visualización conlleva una demanda visual importante o una utilización intensiva del teclado, durante los cambios de actividad se debe evitar la ejecución de aquellas cuyas demandas visuales o, en su caso, musculoesqueléticas sean relevantes.

Teniendo en cuenta la gran diversidad de actividades que se realizan con los terminales de pantalla y las distintas exigencias de cada una, una reglamentación rígida y sin distinciones, en este sentido, no resulta racional. De esta forma, en lo que concierne a las pausas planificadas, su duración y frecuencia dependerán de las exigencias concretas de cada tarea. No obstante, se pueden dar las siguientes recomendaciones de carácter general (Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equipos con Pantallas de visualización. INSST. Año 2006):

Las pausas deberían ser introducidas antes de que sobrevenga la fatiga.

El tiempo de las pausas no debe ser recuperado aumentando, por ejemplo, el ritmo de trabajo durante los períodos de actividad.

Resultan más eficaces las pausas cortas y frecuentes que las pausas largas y escasas. (ej. es preferible realizar pausas de 10 minutos cada hora de trabajo continuo con la pantalla a realizar pausas de 20 minutos cada dos horas de trabajo).

Siempre que sea posible las pausas deben hacerse lejos de la pantalla y deben permitir al trabajador relajar la vista (ej. mirando algunas escenas lejanas), cambiar de postura, dar algunos pasos, etc.

En la formación e información de los trabajadores usuarios se puede incluir alguna tabla sencilla de ejercicios visuales y musculares que ayuden a relajar la vista y el sistema musculoesquelético durante las pausas.

Lo más habitual sería establecer pausas de unos 10 ó 15 minutos por cada 90 minutos de trabajo con la pantalla; no obstante, en tareas que requieran el mantenimiento de una gran atención conviene realizar al menos una pausa de 10 minutos cada 60 minutos. En el extremo contrario, se podría reducir la frecuencia de las pausas, pero sin hacer menos de una cada dos horas de trabajo con la pantalla.

No hay versiones para este comentario

Puesto de trabajo
Convenio colectivo
Responsabilidad profesional de médico
Medidas de seguridad en el trabajo
Derechos de los trabajadores
Evaluación de riesgos
Representación de los trabajadores
Servicios de prevención
Energía
Tráfico aéreo
Prevención de riesgos laborales
Horas de trabajo efectivo
Representación legal

Real Decreto 488/1997 de 14 de Abr (Disposiciones mínimas de seguridad y salud en trabajos con pantallas) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 97 Fecha de Publicación: 23/04/1997 Fecha de entrada en vigor: 13/05/1997 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo Y Asuntos Sociales

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados