Obligaciones laborales y de la Seguridad Social en el proceso de creación de empresas

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 05/07/2019

Distinguimos las siguientes fases dentro de los trámites administrativos para la creación de nuestra empresa:

1º Notaría y Registro.

2º Obligaciones ante la AEAT.

3º Obligaciones laborales y de Seguridad Social.

Nos centraremos en este tema en las obligaciones que se deben cumplir a nivel laboral y de Seguridad Social.

 

Obligaciones laborales y de la Seguridad Social

  • Alta en el régimen especial de trabajadores autónomos para empresarios individuales

Tal y como hemos señalado en páginas anteriores, el empresario individual y el emprendedor de responsabilidad limitada, comúnmente conocidos como autónomos, son personas físicas que ejercen una actividad económica en nombre propio, asumiendo el control y riesgo derivado de su actividad.

Si bien para iniciar una actividad como autónomo, no se requiere de formalidad alguna (al contrario de lo que sucede con la constitución de sociedades mercantiles), sí que existen, además de las obligaciones de carácter fiscal y mercantil-contable, obligaciones de carácter laboral y de la seguridad social.

A efectos de la Seguridad Social, se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo, aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas, sea o no titular de empresa individual o familiar. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que en el interesado concurre la condición de trabajador por cuenta propia o autónomo si el mismo ostenta la titularidad de un establecimiento abierto al público como propietario, arrendatario, usufructuario u otro concepto análogo.

Tal y como establece la normativa vigente, los trabajadores por cuenta propia o autónomos, sean o no titulares de empresas individuales o familiares se encuentran comprendidos en el sistema de la Seguridad Social, a efectos de las prestaciones contributivas, cualquiera que sea su sexo, estado civil y profesión, tanto para los españoles que residan en España, como para los extranjeros que residan o se encuentren legalmente en España, siempre que, en ambos supuestos, ejerzan su actividad en territorio nacional.

Derivado de lo anterior, la afiliación inicial es obligatoria y debe solicitarse por el trabajador con carácter previo al inicio de la actividad.

Existen excepciones a esta obligación, como ocurre con algunos profesionales liberales, como abogados, ingenieros, etc., para los que el alta o inscripción en la Seguridad Social se sustituye por la afiliación a la mutualidad del Colegio Profesional correspondiente. En estos casos la afiliación al sistema de la Seguridad Social tiene carácter alternativo, y nada impide que se compatibilicen, constituyendo la afiliación a la mutualidad del Colegio Profesional un sistema de previsión social.

  • Alta de los socios y administradores en los regímenes de la Seguridad Social

¿Qué ocurre cuando la opción elegida para desarrollar la actividad es la de sociedad mercantil?

En este caso, existe igualmente una obligación de alta tanto de los socios como de los administradores de la sociedad en la Seguridad Social, en aquellos casos en que se den determinadas condiciones.

Los socios de una Sociedad Limitada, en función de su porcentaje de participación en la sociedad, y de su condición o no de trabajadores y administradores de la misma, tendrán que tramitar su alta en uno u otro Régimen de Seguridad Social, a saber, Régimen General, Régimen de Autónomos.

En este sentido, la normativa establece que están incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos:

  • quienes ejerzan funciones de dirección y gerencia que conlleva el desempeño del cargo de consejero o administrador, o
  • quienes presten otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, siempre que posean el control efectivo, directo o indirecto, de aquélla. Se entenderá, en todo caso que se produce tal circunstancia, cuando las acciones o participaciones del trabajador supongan, al menos, la mitad del capital social.

Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el trabajador posee el control efectivo de la sociedad cuando concurran algunas de las siguientes circunstancias:

  • Que, al menos la mitad del capital de la sociedad para la que preste sus servicios esté distribuido entre socios, con los que conviva, y a quienes se encuentre unido por vínculo conyugal o de parentesco por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el segundo grado.
  • Que su participación en el capital social sea igual o superior a la tercera parte del mismo.
  • Que su participación en el capital social sea igual o superior a la cuarta parte del mismo, si tiene atribuidas funciones de dirección y gerencia de la sociedad.

En los supuestos en que no concurran las circunstancias anteriores, la Administración podrá demostrar, por cualquier medio de prueba, que el trabajador dispone del control efectivo de la sociedad.

Para el caso de los socios trabajadores de las sociedades laborales, la normativa establece su inclusión en el Régimen Especial de Autónomos cuando su participación en el capital social junto con el de su cónyuge y parientes por consanguinidad, afinidad o adopción hasta el segundo grado, con los que convivan, alcance, al menos el cincuenta por cien, salvo que acredite que el ejercicio del control efectivo de la sociedad requiere el concurso de personas ajenas a las relaciones familiares.

  • Fecha de efectos de las altas en el Régimen de la Seguridad Social

Con carácter general:

  • Las altas presentadas con carácter previo a la prestación de los servicios únicamente surtirán efectos, en orden a los derechos y obligaciones inherentes a dicha situación, a partir del día en que se inicie la actividad.
  • Las altas presentadas fuera de plazo sólo tendrán efectos desde el día en que se formule la solicitud, salvo que se haya producido ingreso de cuotas en plazo reglamentario, en cuyo caso el alta retrotraerá sus efectos a la fecha en que se hayan ingresado las primeras cuotas correspondientes al trabajador de que se trate.
  • Las altas practicadas de oficio por las Direcciones Provinciales de la Tesorería General de la Seguridad Social o las Administraciones, retrotraerán sus efectos a la fecha en que los hechos que las motiven hayan sido conocidos por unas u otras.
  • La inscripción como empresario y el Código Cuenta de Cotización

Hasta ahora hemos visto el carácter obligatorio de alta como autónomos tanto para los empresarios individuales como para el caso de algunos socios y de los administradores de sociedades mercantiles.

Asimismo, se considera empresario, aunque su actividad no esté motivada por ánimo de lucro, toda persona física o jurídica, pública o privada, a la que prestan sus servicios, con la consideración de trabajadores por cuenta ajena o asimilados, las personas comprendidas en cualquier régimen de los que integran el Sistema de la Seguridad Social.

Como consecuencia de lo anterior, el empresario que por primera vez vaya a contratar trabajadores, deberá solicitar su inscripción como empresa antes del inicio de actividad, obteniendo de esta manera un número para su identificación y control de obligaciones. Este número es el que se considerará como primero y principal Código de Cuenta de Cotización

Al Código de Cuenta de Cotización Principal se vincularán todos aquellos otros que puedan asignársele a un empresario.

Hay que tener en cuenta que el código de cuenta de cotización es exclusivo de cada provincia donde se ejerza la actividad, por lo que si se desarrolla en varias provincias, entonces se deberá solicitar un nuevo número para cada una de ellas.

También se requerirá un nuevo código de cuenta de cotización cuando en la misma empresa sea necesario identificar colectivos de trabajadores con diferentes normas de cotización.

  • Comunicación a la Dirección General del Trabajo de la apertura de centro de trabajo

¿Qué es un "Centro de trabajo"? Cualquier área, edificada o no, en la que los trabajadores deban permanecer o a la que deban acceder por razón de su trabajo.

Con independencia de que se contraten o no trabajadores, siempre que la empresa cuente con un centro de trabajo, deberá comunicar la apertura del centro de trabajo dentro de los 30 días siguientes a la fecha de inicio de la actividad declarada.

No hay versiones para este comentario

Trabajador autónomo
Sociedades mercantiles
Régimen especial de trabajadores autónomos
Actividades económicas
Capital social
Prueba en contrario
Colegios profesionales
Empresario individual
Persona física
Responsabilidad limitada
Constitución de sociedades
Contrato de Trabajo
Usufructuario
Arrendatario
Establecimientos abiertos al público
Prestaciones contributivas
Consanguinidad
Estado civil
Economía Social
Regímenes de la Seguridad social
Socios y administradores
Administrador social
Sociedad de responsabilidad limitada
Participaciones sociales
Parentesco
Medios de prueba
Socios trabajadores
Sociedad laboral
Tesorería General de la Seguridad Social
Centro de trabajo
Ánimo de lucro
Trabajador por cuenta ajena
Apertura de centro de trabajo

No se han encontrado resultados...

Pertenece al Grupo

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Campo de aplicación del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 02/01/2016

    Estarán obligatoriamente incluidas en el campo de aplicación del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos las personas físicas mayores de dieciocho años que realicen de forma habitual, personal, ...

  • Sociedades Mercantiles

    Orden: Mercantil Fecha última revisión: 24/10/2017

    El Art. 2 de la Ley de Sociedades de Capital establece el carácter mercantil de las sociedades de capital, cualquiera que sea su objeto.Son sociedades de capital, la Sociedad Anónima, Sociedadad de Responsabilidad Limitada y la Sociedad Comanditari...

  • SEGURIDAD SOCIAL

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 15/12/2016

    Bloque en el que se desarrollan materias en relación con el régimen público de Seguridad Social, Cotización, Regímen General y especiales y Prestaciones contributivas o no contributivasEstarán comprendidos en el Sistema de la Seguridad Social, ...

  • Falso autónomo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/03/2019

    El falso autónomo es una persona cuya relación con la empresa, a pesar de cumplir todos los requisitos para considerarse como por cuenta ajena bajo la dirección y control de un empresario, se ha configurado mediante una prestación de servicios co...

  • Inclusión de colectivos profesionales en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 30/11/2015

    Junto a las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a tr...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados