Relación laboral de carácter especial de Personal de Alta Dirección

Pertenece al Grupo
Incluídos en este Concepto
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Promoción interna, faltas laborales y sanciones en la relación de carácter especial de Personal de Alta Dirección

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 11/02/2016

    El ascenso, por promoción interna, de un trabajador a personal de alta dirección, se regulará por lo acordado en convenio o entre las partes, debiendo formalizarse por escrito. Igualmente, el alto directivo podrá ser sancionado en virtud de incum...

  • Encuadramiento en la Seguridad Social de los trabajadores de alta dirección

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 13/01/2016

    El encuadramiento de los trabajadores vinculados con la empresa por relación laboral especial de alta dirección se regula siguiendo las letras c), d) y e) del apdo. 2 del 136 ,LGSS   RÉGIMEN GENERALCuando no formen parte del órgano de administ...

  • Régimen General de la Seguridad Social

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 14/12/2012

    Régimen General de la Seguridad Social Estarán incluidos en este Régimen, los trabajadores españoles por cuenta ajena (o asimilados) en las distintas ramas de la actividad económica, independientemente de la duración de la relación laboral, qu...

  • Aspectos de dirección y personal (labour issues)

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 07/07/2017

    En el presente tema se va a tratar de explicar toda la información y documentación necesaria para comrpender los aspectos laborales y de dirección de la sociedad a adquirir.Dirección y personal (labour issues)A continuación se expondrán los doc...

  • Tipos y exclusiones de Trabajador autónomo

    Órden: Laboral Fecha última revisión: 02/01/2017

    Junto con los trabajadores Autónomos «clásicos», aparecen figuras como el trabajador autónomo económicamente dependiente, el autónomo colaborador, trabajadores de alta dirección, Freelances, etc cuya actividad laboral se regirá por la normat...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 24/02/2016

Se considerarán relaciones laborales de carácter especial las del personal de alta dirección cuya actividad no se limite, pura y simplemente, al mero desempeño del cargo de consejero o miembro de los órganos de administración en las empresas que revistan la forma jurídica de sociedad y siempre que su actividad en la empresa sólo comporte la realización de cometidos inherentes a tal cargo (apdo. 3 c), Art. 1 ,ET). Para la existencia de esta relación laboral la jurisprudencia ha considerado necesaria la disposición o administración de los bienes de la empresa, la toma de decisiones referidas a su gestión y la autonomía (sentencias TSJ Madrid, de 23/10/2001 y TSJ Comunidad Valenciana, de 08/09/1999; excluyéndose a quien carece de especiales poderes que le den notoria relevancia en la acción de representación y decisión de la empresa (sentencia TSJ Madrid, de 29/10/1999).

Siguiendo lo establecido en el RD 1382/1985, de 1 de agosto, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del personal de alta dirección., el articulo 2.1.a) de la Ley 8/1980, de 10 de marzo, del estatuto de los trabajadores, y al amparo de la disposición adicional primera de la ley 32/1984, de 2 de agosto, se considera personal de alta dirección a aquellos trabajadores que ejercitan poderes inherentes a la titularidad jurídica de la empresa, y relativos a los objetivos generales de la misma, con autonomía y plena responsabilidad solo limitadas por los criterios e instrucciones directas emanadas de la persona o de los órganos superiores de gobierno y administración de la entidad que respectivamente ocupe aquella titularidad.

La relación establecida entre el alto directivo y la empresa contratante se caracteriza por la reciproca confianza que debe existir entre ambas partes, derivada de la singular posición que el directivo asume en el ámbito de la empresa en cuanto a facultades y poderes. Estas características se reflejan en el régimen jurídico que establece la presente norma.

La STS 4/06/1999 establece los requisitos determinantes de la relación laboral especial de Alta Dirección,  en interpretación de los apdo. 1, Art. 1 ,Estatuto de los Trabajadores y apdo. 2, Art. 1 ,RD 1382/1985, de 1 de agosto, señala que:

  • a) Uno de los elementos indiciarios de la relación especial de servicios de los empleados de alta dirección es que las facultades otorgadas 'además de afectar a áreas funcionales de indiscutible importancia para la vida de la empresa, han de estar referidas normalmente a la íntegra actividad de la misma o a aspectos trascendentales de sus objetivos, con dimensión territorial plena o referida a zonas o centros de trabajo nucleares para dicha actividad'. Ello es así porque este contrato especial de trabajo se define en el apdo. 2, Art. 1 ,Real Decreto 1382/1985, de 1 de agosto, de un lado por la inexistencia de subordinación en la prestación de servicios (autonomía y plena responsabilidad), y de otro lado por el ejercicio de los poderes que corresponden a decisiones estratégicas para el conjunto de la empresa y no para las distintas unidades que la componen (poderes inherentes a la titularidad jurídica de la empresa y relativos a los objetivos generales de la misma) (SSTS/Social 24-1-1990 , 12-9-1990 , 2-1- 1991 y STS/IV 22-4-1997 -recurso 3321/1996 -).
  • b) Es exigencia para atribuir a una relación laboral el carácter especial que es propio de las de alta dirección y que explícitamente figura en el mencionado apdo. 2, Art. 1 ,Real Decreto 1382/1985, de 1 de agosto, que la prestación de servicios haya de ejercitarse asumiendo, con autonomía y plena responsabilidad, poderes inherentes a la titularidad jurídica de la empresa y relativa a los objetivos generales de la misma, y que 'el alto cargo, en el desarrollo de sus funciones y ejercicio de sus facultades, ha de gozar, además, de autonomía, asumiendo la responsabilidad correspondiente; autonomía que sólo puede quedar limitada por las instrucciones impartidas por quien asume la titularidad de la empresa, por lo que, normalmente, habrá de entenderse excluido del ámbito de aplicación del referido Real Decreto y sometido a la legislación laboral común, aquellos que reciban tales instrucciones de órganos directivos, delegados de quien ostente la titularidad de la empresa, pues los mandos intermedios, aunque ejerzan funciones directivas ordinarias, quedan sometidos al ordenamiento laboral común, ya que la calificación de alto cargo requiere la concurrencia de las circunstancias expuestas, en tanto que definitorios de tal condición, a tenor del repetidamente citado art. 2.º 1' (STS/Social 12-9-1990 ).
  • c) No cabe confundir el ejercicio de determinadas funciones directivas por algunos trabajadores -fenómeno de delegación de poder siempre presente en las organizaciones dotadas de cierta complejidad- con la alta dirección que delimita el apdo. 2, Art. 1 ,Real Decreto 1382/1985, de 1 de agosto en relación con el aprt. a) 2.1 ,ET, 'en concepto legal, que, en la medida en que lleva la aplicación de un régimen jurídico especial en el que se limita de forma importante la protección que el ordenamiento otorga a los trabajadores, no puede ser objeto de una interpretación extensiva'  (SSTS/Social 13-3-1990 y 11-6-1990 ).
  • d) Destacándose que 'lo que caracteriza la relación laboral del personal de alta dirección es la participación en la toma de decisiones en actos fundamentales de gestión de la actividad empresarial' y que 'para apreciar la existencia de trabajo de alta dirección se tienen que dar los siguientes presupuestos: el ejercicio de poderes inherentes a la titularidad de la empresa, el carácter general de esos poderes, que se han de referir al conjunto de la actividad de la misma, y la autonomía en su ejercicio, sólo subordinado al órgano rector de la sociedad. Y precisamente como consecuencia de estas consideraciones referentes a la delimitación del concepto de 'alto cargo', es por lo que se ha proclamado que este especial concepto ha de ser de interpretación restrictiva y hay que entender, para precisarlo, al ejercicio de funciones de rectoría superior en el marco de la empresa' (SSTS/Social 24-1-1990 y 2-1-1991 ).

Ver sentencia TSJ Galicia, nº 3046/2012, de 16/05/2012, Rec. 286/2012

 

No hay versiones para este comentario

Alta dirección
Relaciones laborales de carácter especial
Responsabilidad
Órganos de administración
Bienes de la empresa
Administración de bienes
Prestación de servicios
Alto directivo
Altos cargos
Centro de trabajo
Actividades empresariales