Personalidad como elemento del contrato de trabajo

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 03/07/2020

Otro elemento de laboralidad es el “intuitu personae” de la prestación de servicios que se ejecuta. Se ha considerado como la primera nota tipificadora de la relación laboral en la medida en que la libertad o la voluntariedad del trabajo sólo pueden ser ejercidas por el ser humano, persona física o natural. La prestación laboral es una actividad personalísima, un esfuerzo del individuo cuya capacidad productiva es la que el empresario contrata.

El carácter personalísimo de la relación laboral tiene su razón de ser en dos consecuencias:

  • I. Sólo cabe concebir como laboral la prestación de servicios como laboral cuando el trabajador sea una persona física. Quedando, por tanto, fuera del ámbito laboral las prestaciones de trabajo a cargo de personas jurídicas.
  • II. No es posible la delegación en la ejecución de la prestación de servicios regulada por el Derecho Laboral; quedando fuera del ámbito laboral tanto las prestaciones a cargo de personas jurídicas, como otras de carácter fungible o intercambiable.

Trabajadores

Empresario

Persona física

 

Persona física

Persona jurídica

Comunidad de bienes

Jurisprudencia

STSJ Madrid Nº 294/2011, Sala de lo Social, Sección 1, Rec 6268/2010 de 25 de Marzo de 2011,  Ecli: ES:TSJM:2011:2496

"En efecto, haciendo abstracción del carácter personal (intuitu personae) y retribuido de tal prestación de servicios, al igual que de la ajeneidad que el propio recurrente acepta de modo explícito, su materialización valiéndose de unas instalaciones del Ayuntamiento, con sujeción a una horario predeterminado y teniendo que atender en todo momento las instrucciones y órdenes de trabajo que recibía de sus superiores, que están encuadrados en la Unidad Medios Audiovisuales de la Corporación, son datos que revelan más que suficientemente la realidad de la dependencia que el motivo considera inexistente y, por tanto, de la relación laboral común que también niega, al concurrir cuantas notas configuran un vínculo contractual así, o sea, el carácter personal y remunerado de la prestación de servicios, que, además, se ejerce por cuenta de otro, que era quien hacía suyos los frutos de su trabajo y, por último, bajo su dependencia como antes dijimos, de lo que sigue que este motivo deba correr suerte adversa, siendo, en definitiva, el orden social de la jurisdicción el único competente por razón de la materia para conocer de la controversia que separa a los litigantes, máxime cuando el mismo recurrente no duda en expresar que: "(...) Es evidente que el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, en la concertación del arrendamiento de servicios de que se trata, no se ha sujetado a las normas que regulan la contratación administrativa". Siendo así, huelga todo lo demás."

STSJ Aragón Nº 575/2011, Sala de lo Social, Sección 1, Rec 487/2011 de 27 de Julio de 2011, Ecli: ES:TSJAR:2011:1513

Profesiones sanitarias. Existencia de laboralidad, según los siguientes criterios: "A partir de estos razonamientos cabe concluir que concurren en el asunto ahora sometido a la consideración de la Sala las notas características de la relación laboral: a) voluntariedad y prestación de servicios "intuitu personae". b) ajenidad, ya que los frutos del trabajo pasan "ab initio" al empresario que, a su vez, asume la obligación de pagar el salario, con independencia de la obtención de beneficios, percibiendo la policlínica el importe de la asistencia directamente de los pacientes, procediendo posteriormente a abonar una parte del mismo al facultativo. c) Los trabajos se prestan dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, obligándose la actora a prestar el servicio en las horas y días de visita que tenía asignados, que previamente ella había establecido, fijándose las consultas por la recepcionista con un lapso temporal aproximado de veinte minutos entre una y otra. d) El local, el instrumental y los medios eran de titularidad de la empresa demandada. e) Recibía órdenes de la demandada, ya que la Dirección médica resolvía las cuestiones de coordinación de los médicos, agendas y vacaciones. f) La retribución se abona por la demandada, consistiendo la misma en un porcentaje del precio que la policlínica cobraba por acto médico, precio que previamente había establecido la propia empleadora, siendo un sistema similar al salario a comisión".

STSJ Madrid Nº 747/2014,  Sala de lo Social, Sección 3, Rec 133/2014 de 22 de Julio de 2014, Ecli: ES:TSJM:2014:10215

"El motivo resulta improgresable a la vista del relato histórico de la sentencia y especialmente del hecho probado tercero que evidencia un actuar de la actora incompatible con el contenido normativo de la buena fe contractual, pues no sólo se trata del proyecto de una nueva empresa, en competencia directa por su actividad y ubicación con la de la empresa en que trabaja, sino que esta competencia desleal se materializó con el intento de iniciarla de modo ventajoso -y perjudicial para la demandada- al intentar contratar a los trabajadores más antiguos de su principal no sólo para beneficiarse de su experiencia sino además para proporcionarle la clientela, utilizando como instrumento de seducción mercantil el que 'si alguno se quedaba en la empresa iba a ver muy mermada su clientela'. Tras semejante actuación no es posible mantener por la empresa la confianza mínima que exige la pervivencia de un vínculo 'intuitu personae' como lo es el que sustenta el contrato de trabajo y está perfectamente justificada la ruptura por la empresa de la relación laboral con la desleal trabajadora, de conformidad con el art. 54 d) del Estatuto de los Trabajadores".

 

No hay versiones para este comentario

Prestación de servicios
Persona física
Persona jurídica
Contrato de Trabajo
Frutos
Relación contractual
Arrendamiento de servicios
Huelga
Ajenidad
Vacaciones
Salario a comisión
Competencia desleal
Buena fe contractual
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Elementos del contrato de trabajo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 12/05/2021

    Los elementos básicos del contrato de trabajo son la voluntariedad, la remunerabilidad, la personalidad, la ajenidad y la dependencia, en consonancia con el carácter voluntario, personal, retribuido, dependiente y por cuenta ajena que define el á...

  • Contrato de trabajo en las profesiones sanitarias

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 27/03/2012

    La prestación de servicios de los profesionales de la sanidad se rige por el principio de libertad de opción del régimen (laboral o no) que ha de regular los correspondientes contratos, opción de la que no sólo se derivará el entramado de dere...

  • Diferencias entre falso autónomo y otras figuras afines

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 28/12/2021

    Relaciones laborales por cuenta ajena en contraposición al falso autónomoLa naturaleza de los contratos no se determina por la denominación que le otorgan las partes sino por la realidad de las funciones que en su virtud tengan lugar, por ello si ...

  • Plataformas digitales y falso autónomo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 12/05/2021

    NOVEDAD - Real Decreto-ley 9/2021, de 11 de mayo. Presunción de laboralidad de las actividades de reparto o distribución de cualquier tipo de producto o mercancía asociados a plataformas digitales. Con efectos de 12 de agosto de 2021 se introduce...

  • Voluntariedad como elemento en el contrato de trabajo

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 08/09/2020

    El apdo. 3 b) art. 1 ET excluye expresamente del ámbito de aplicación de la legislación laboral las prestaciones de servicios que se realizan con carácter forzoso u obligatorio por imposición legal.La determinación de cuándo una específica r...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados