Prestaciones en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 21/09/2020

La acción protectora del Régimen Especial de Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, se reconoce en los mismos términos que en el Régimen General con las excepciones que se desarrollan a continuación.

NOVEDADES

01/01/2019

a) Cotización durante la situación de incapacidad temporal, y por contingencias profesionales.

En la situación de incapacidad temporal con derecho a prestación económica, transcurridos 60 días (segundo mes de baja) los autónomos están exentos de pagar la cuota de Seguridad Social.

Se da una nueva redacción al art. 308 LGSS con las siguientes novedades:

En la situación de incapacidad temporal con derecho a prestación económica, transcurridos 60 días en dicha situación desde la baja médica, corresponderá hacer efectivo el pago de las cuotas, por todas las contingencias, a la mutua colaboradora con la Seguridad Social, a la entidad gestora o, en su caso, al servicio público de empleo estatal, con cargo a las cuotas por cese de actividad.

A los efectos anteriores, la cuantía equivalente al pago efectivo de las cotizaciones de los trabajadores autónomos en periodo de baja laboral pasados los 60 días que el servicio público de empleo estatal deba asumir, se fijara mediante un coeficiente aplicable al total de cuotas por cese de actividad de todos los trabajadores con cobertura por dicha entidad. Dicho coeficiente se establecerá anualmente en la Orden por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social, desempleo, protección por cese de actividad, Fondo de Garantía salarial y formación profesional para cada ejercicio.

b) Se cobrará la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día en que curse baja.

Se da una nueva redacción al art. 321 LGSS; con las siguientes novedades:

Cuando el subsidio por IT se hubiese originado a causa de un accidente de trabajo o enfermedad profesional la prestación nacerá a partir del día siguiente al de la baja.

c) Se duplica el período de la prestación por cese de actividad respecto del previsto hasta el momento. Entre las novedades en relación a la protección por cese de actividad (arts. 83.1 y 308 LGSS):

Se duplica el período de percepción de su abono respecto del previsto en la actualidad

En la situación de incapacidad temporal con derecho a prestación económica, transcurridos 60 días en dicha situación desde la baja médica, corresponderá hacer efectivo el pago de las cuotas, por todas las contingencias, a la mutua colaboradora con la Seguridad Social, a la entidad gestora o, en su caso, al servicio público de empleo estatal, con cargo a las cuotas por cese de actividad.

01/01/2018. La Orden ESS/1310/2017, de 28 de diciembre, ha modificado la Orden de 24 de septiembre de 1970 adaptando la fecha de devengo de las prestaciones al día primero del mes siguiente al que concurran los requisitos necesarios para causar el derecho. 

01/03/2018. La DF. 4ª, Ley 6/2017, de 24 de octubre, ha realizado modificaciones en el cálculo de la base reguladora de las prestaciones económicas por maternidad y paternidad de los trabajadores por cuenta propia o autónomos mediante la modificación (con fecha de efectos de 01/03/2018) del art. 318 LGSS

Principios generales

La acción protectora del Régimen Especial de Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, en los términos y conforme a las condiciones legalmente previstas, comprenderá, en todo caso:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prestaciones en el RETA

 ..

Mismas condiciones que RGSS

1.- Asistencia sanitaria en los supuestos de maternidad, enfermedad común o profesional y accidentes, sean o no de trabajo.

SI

2.- Incapacidad Temporal.

SI (particularidades)

3.- Maternidad/Paternidad.

SI (particularidades)

4.- Riesgo durante el embarazo y durante la lactancia.

SI (particularidades)

5.- Incapacidad permanente.

SI (particularidades)

6.- Jubilación.

SI (particularidades)

7.- Muerte y supervivencia.

Auxilio por defunción.

 

 

 

 

SI

Viudedad.

Prestación temporal de viudedad.

Pensión de orfandad.

Pensión vitalicia o, en su caso, subsidio temporal a favor de familiares.

Muerte causada por accidente de trabajo o enfermedad.

8.- Contingencias profesionales.

NO

9.- Cese de actividad profesional (paro de los trabajadores autónomos).

NO

10.- Servicios sociales (serán las establecidas legalmente y en todo caso comprenderá las prestaciones en materia de reeducación, de rehabilitación de personas con discapacidad, de asistencia a la tercera edad y de recuperación profesional).

Las establecidas legalmente

11.- Prestaciones familiares.

NO

Únicamente modalidad no contributiva

12.- Asistencia social.

SI

13.- Cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave (Art. 190-192 Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre).

SI

Las prestaciones del Régimen General de Trabajadores por Cuenta Propia y Autónomos se encontraban originariamente reguladas por el Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, la Orden Ministerial, de 24 de septiembre de 1.970 y el RD 1273/2003, de 10 de octubre. Para las que se establece las mismas características que el Régimen General, con las siguientes excepciones: a) los trabajadores podrán mejorar la acción protectora, añadiendo la de accidente de trabajo y enfermedad profesional, si con anterioridad hubiese incluido la prestación económica por incapacidad temporal; b) si el beneficiario tuviera cubierto el período mínimo de cotización exigido, y no estuviera al corriente en el pago de las cuotas, se le concederá un plazo de 30 días para que efectúe su ingreso. Una vez ingresadas, estando ya al corriente en la obligación de cotizar, podría percibir la prestación solicitada.  (STS, rec. 1327/2008, de 22 de marzo de 2009, ECLI:ES:TS:2009:3341 ).

Con la publicación del Estatuto del Trabajo Autónomo se establecen los principios generales en materia de protección social, recogiendo las normas generales sobre afiliación, cotización y acción protectora de la Seguridad Social de los trabajadores autónomos. De esta forma, en el ejercicio de su actividad profesional, los trabajadores autónomos tienen derecho a asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, de conformidad con la legislación de la Seguridad Social, incluido el derecho a la protección en las situaciones de maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y adopción o acogimiento, tanto preadoptivo como permanente o simple, de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las Comunidades Autónomas que lo regulen, siempre que su duración no sea inferior a un año, aunque éstos sean provisionales.

Devengo de las prestaciones en el RETA

Con efectos de 01/01/2018, las prestaciones económicas de carácter periódico se devengarán desde el día siguiente a la fecha en que se entiendan causadas las mismas, siempre que la solicitud sea presentada dentro de los tres meses siguientes a la referida fecha. En otro caso, sólo se devengarán con una retroactividad máxima de tres meses contados desde la fecha de la presentación de la solicitud.

Hecho causante de las prestaciones de incapacidad permanente en el RETA

La fecha del hecho causante de las prestaciones de incapacidad permanente se determinará de acuerdo con lo previsto en el artículo 13.2 de la Orden de 18 de enero de 1996, para la aplicación y desarrollo del Real Decreto 1300/1995, de 21 de julio, sobre incapacidades laborales del sistema de la Seguridad Social.

  • El hecho causante de la prestación se entenderá producido en la fecha en la que se haya extinguido la incapacidad temporal de la que se derive la invalidez permanente.
  • En los supuestos en que la invalidez permanente no esté precedida de una incapacidad temporal o ésta no se hubiera extinguido, se considerará producido el hecho causante en la fecha de emisión del dictamen-propuesta del equipo de valoración de incapacidades.
  • Para quienes no se encuentren en alta ni en situación asimilada a la de alta, la prestación se entenderá causada el día de la presentación de la solicitud.

Hecho causante de las prestaciones de jubilación en el RETA

La pensión de jubilación se entenderá causada:

  • Para quienes se encuentren en alta, el día en que surta efectos la baja en el régimen especial como consecuencia del cese en el trabajo, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 46.4 del Reglamento general sobre inscripción de empresas y afiliación, altas, bajas y variaciones de datos de trabajadores en la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto 84/1996, de 26 de enero.
  • Para quienes se encuentren en alguna de las situaciones asimiladas a la de alta, el último día del mes en que tenga lugar la presentación de la solicitud.
  • Para quienes no se encuentren en alta ni en situación asimilada a la de alta, la pensión se entenderá causada el día de la presentación de la solicitud.

Hecho causante de las prestaciones por muerte y supervivencia en el RETA (Subsidio de defunción, pensión vitalicia de viudedad, pensión de orfandad o pensión vitalicia o, en su caso, subsidio temporal en favor de familiares)

Se entenderán causadas las prestaciones por muerte y supervivencia el día en que surta efectos la baja en el régimen especial como consecuencia del fallecimiento.

Si las prestaciones se causan por quienes no se encuentren en alta ni en situación asimilada a la de alta, el hecho causante se entenderá producido en la fecha del fallecimiento.

En todo caso, para el auxilio por defunción el hecho causante se entenderá producido en la fecha del fallecimiento, y para la pensión de orfandad, cuando el beneficiario sea hijo póstumo, el día de su nacimiento.

Asistencia sanitaria

Los trabajadores autónomos tienen derecho a asistencia sanitaria en las mismas condiciones que los trabajadores por cuenta ajena, siendo suficiente con estar afiliado a la Seguridad Social y en situación de alta o asimilada a la de alta.

Incapacidad Temporal

Requisitos

  • Estar de alta o en situación asimilada al alta.
  • Haber cotizado un mínimo de 180 días durante los últimos 5 años.
  • Estar al corriente en el pago de las cuotas. En caso de accidente y de enfermedad profesional no se exige periodo previo de cotización.

La cuantía del subsidio será el resultado de aplicar sobre la base reguladora, los siguientes porcentajes (art. 10-11 Real Decreto 1273/2003, de 10 de octubre):

  1. Con carácter ordinario, desde el día cuarto al vigésimo de la baja, ambos inclusive, en la actividad laboral, el 60 por 100. A partir del día vigésimo primero, el 75 por 100.
    En los supuestos en que el interesado hubiese optado por la cobertura de las contingencias profesionales y el subsidio se hubiese originado a causa de un accidente de trabajo o enfermedad profesional, el 75 por 100 desde el día siguiente al que se produjese la baja.
  2. La base reguladora de la prestación estará constituida por la base de cotización del trabajador correspondiente al mes anterior al de la baja, dividida entre 30. Dicha base se mantendrá durante todo el proceso de incapacidad temporal, incluidas las recaídas, salvo que el interesado hubiese optado por una base de cotización de cuantía inferior, en cuyo caso se tendrá en cuenta esta última.
  3. En procesos de Incapacidad Temporal será obligación de los trabajadores por cuenta ajena presentar, a la entidad gestora la copia de los partes médicos de baja, confirmación de la baja o alta, utilizando para ello la copia destinada a la empresa, en un plazo de cinco días desde la expedición del parte.
  4. Los trabajadores por cuenta propia o autónomos en situación de Incapacidad Temporal, tienen la obligación de presentar, en el plazo de 15 días desde el inicio de la situación, ante la entidad conveniente, a la par del parte médico de baja, una declaración sobre la persona que gestionará el establecimiento del que es titular el trabajador, o de producirse, de cese temporal o definitivo de la actividad.
  5. La Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social es la facultada para declarar la incapacidad temporal y la Dirección Provincial de la TGSS o la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, en la que hubiese formalizado la cobertura de la prestación por estas circunstancias, serán los encargados del pago. (STS, Rec. 4509/2007, de 22 de septiembre de 2009, ECLI:ES:TS:2009:6490 ).
  6. El Tribunal Supremo ha considerado que un trabajador incluido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos debe encontrarse al corriente en el pago de las cuotas para causar derecho a una prestación por incapacidad temporal consecuencia de accidente de trabajo.  (STS, Rec. 1150/2009, de 12 de abril de 2010, ECLI:ES:TS:2010:2097  y STS, Rec. 1253/2008, de 10 de febrero de 2009, ECLI:ES:TS:2009:3231 ).

La jurisprudencia ha reconocido el derecho a prestación de incapacidad temporal de un trabajador incluido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que en el momento de la contingencia no cumplía el requisito de estar al corriente en el pago de las cotizaciones y que satisfizo la cuota adeudada después de la baja médica y antes de solicitar la prestación. (STS, Rec. 3406/2008, de 23 de julio de 2009, ECLI:ES:TS:2009:5465 ).

Carácter ordinario

Día 1ª - 3ª (ambos inclusive)

No se cobra

Día 4º - 20º (ambos inclusive)

60 % BR

A partir del día 21º.

75 % BR

IT por AT o EP

  • Con cobertura de las contingencias profesionales.

 

Desde el día siguiente al de la baja

 

75 % BR

Base reguladora

BC mes anterior a la baja / 30

Todo el proceso de incapacidad temporal (incluidas las recaídas).

  • Si el interesado hubiese optado por una base de cotización de cuantía inferior se tendrá en cuenta esta.

En la situación de incapacidad temporal con derecho a prestación económica, transcurridos 60 días en dicha situación desde la baja médica, corresponderá hacer efectivo el pago de las cuotas, por todas las contingencias, a la mutua colaboradora con la Seguridad Social, a la entidad gestora o, en su caso, al servicio público de empleo estatal, con cargo a las cuotas por cese de actividad.

Declaración sobre la persona que gestionará el establecimiento del autónomo durante la IT

 

Presentación Declaración

Obligatoria

Plazo

15 días desde el inicio de la IT

Plazo hasta la presentación de la declaración

No se pagará subsidio y se mantendrá la suspensión hasta la entrega de la declaración

No presentación

Infracción leve

Pérdida de un mes prestación

Presentación transcurridos 45 días desde IT

Inicio expediente sancionador

Nacimiento de hijo

Las prestaciones económicas por maternidad y por paternidad consistirán en un subsidio equivalente al 100 por ciento de una base reguladora cuya cuantía diaria será el resultado de dividir la suma de las bases de cotización acreditadas a este régimen especial durante los seis meses inmediatamente anteriores al del hecho causante entre ciento ochenta.

De no haber permanecido en alta en el régimen especial durante la totalidad del referido período de seis meses, la base reguladora será el resultado de dividir las bases de cotización al régimen especial acreditadas en los seis meses inmediatamente anteriores al del hecho causante entre los días en que el trabajador haya estado en alta en dicho régimen dentro de ese período.

Los períodos durante los que el trabajador por cuenta propia tendrá derecho a percibir los subsidios por maternidad y paternidad serán coincidentes, en lo relativo tanto a su duración como a su distribución, con los períodos de descanso laboral establecidos para los trabajadores por cuenta ajena, pudiendo dar comienzo el abono del subsidio por paternidad a partir del momento del nacimiento del hijo. Los trabajadores de este régimen especial podrán igualmente percibir los subsidios por maternidad y paternidad en régimen de jornada parcial, en los términos y condiciones que se establezcan reglamentariamente.

La prestación por paternidad podrá ser denegada, anulada o suspendida por las mismas causas establecidas para la prestación por maternidad. Será de aplicación a la prestación por paternidad lo previsto en el apdo. 2, art. 179 LGSS. (STS Nº 1067/2016, de 19 de diciembre de 2016,  ECLI:ES:TS:2016:5802 ; STS, Rec. 2390/2008, de 22 de junio de 2009, ECLI:ES:TS:2009:4800STS, Rec. 1126/2008, de 21 de abril de 2009, ECLI:ES:TS:2009:2433  y STS, Rec. 3764/2008, de 12 de mayo de 2009, ECLI:ES:TS:2009:3548 ).

JURISPRUDENCIA

STS, Rec. 4533/2005, de 19 de enero de 2007, ECLI:ES:TS:2007:655

El periodo de carencia para el acceso a la prestación por maternidad para trabajadora contratada a tiempo parcial debe calcularse incrementándolo en la misma proporción en la que se haya reducido la jornada efectivamente realizada respecto de la jornada habitual en la actividad correspondiente.

Prestaciones por riesgo durante el embarazo o lactancia natural

Igual que en el Régimen General, con las mismas peculiaridades que la prestación por riesgos durante el embarazo. La prestación se concederá en los términos y condiciones previstos para la situación de riesgo durante el embarazo y se extinguirá en el momento en que el hijo cumpla nueve meses, salvo que la beneficiaria se haya reincorporado con anterioridad a su actividad profesional o a otra compatible con su estado. del mismo modo se extinguirá por el cese en el ejercicio de la actividad profesional, la interrupción de la lactancia natural y el fallecimiento de la beneficiaria o del hijo lactante.

A TENER EN CUENTA. A efectos de la prestación económica, se considera situación protegida el período de interrupción de la actividad profesional durante el período de lactancia natural, cuando el desempeño de la misma pudiera influir negativamente en la salud de la mujer o en la del hijo y así se certifique por los servicios médicos de la entidad gestora o de la mutua correspondiente.

Incapacidad permanente

PARTICULARIDADES EN LA INCAPACIDAD PERMANENTE DE LOS AUTÓNOMOS

  • Estar al corriente en el pago de cuotas, de las que sean responsables directos los trabajadores.
  • En caso de no estar al corriente en el pago de las cuotas → invitación al pago.

IPP

No se protege para contingencias comunes.

IPT

  • Se reconoce el incremento del 20% para mayores de 55 años (situaciones a partir de 01-01-2003).
  • Indemnización: dentro de los 30 días siguientes a la declaración de la incapacidad se podrá optar entre una cantidad a tanto alzado de 40 mensualidades de la base reguladora o una pensión vitalicia.
  • Siempre que el trabajador no tuviese cumplidos los 60 años de edad.

Contingencias profesionales:

  • No existe la posibilidad de establecer recargo por falta de medidas de prevención.
  • BR: según cotización en la fecha del hecho causante.
  • IPP: ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 50% en su rendimiento normal para su profesión.

BR

Las lagunas de cotización no se integran con las bases mínimas

Se reconoce con las mismas condiciones que en el Régimen General, pero con las siguientes peculiaridades:

Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual

La incapacidad permanente parcial en el RETA, sólo se protege cuando derive de contingencias profesionales. (STS, rec. 3756/2014, de 29 de marzo de 2016, ECLI:ES:TS:2016:1753 ).

Los trabajadores incluidos en este régimen especial podrán mejorar voluntariamente el ámbito de su acción protectora incorporando la correspondiente a las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, siempre que tengan cubierta dentro del mismo régimen especial la prestación económica por incapacidad temporal (art. 316 LGSS). (STS, rec. 3219/2005, de 28 de febrero de 2007, ECLI:ES:TS:2007:2626  y  STS, rec. 1018/2011, de 23 de diciembre de 2011, ECLI:ES:TS:2011:9293 ).

La acción protectora de este Régimen Especial comprenderá: a) prestaciones por invalidez en los grados de incapacidad permanente total para la profesión habitual, incapacidad permanente absoluta para todo trabajo y gran invalidez (...). Por su parte el art. 36.1 dispone que estará protegida por este Régimen Especial de la Seguridad Social la situación de invalidez permanente, cualquiera que fuera su causa, en sus grados de incapacidad permanente total para la profesión habitual, incapacidad permanente absoluta para todo trabajo y gran invalidez. Y advierte que os precitados artículos 27.1a) y 36.1 del Decreto 2530/1970 son respectivamente reiterados en sus mismos términos por los art. 56.1 a) y 74.1 de la O.M. de 24 de septiembre de 1970, por la que se dictan normas para la aplicación y desarrollo del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos. Así pues conforme a estas normas la acción protectora del RETA no se extiende a la incapacidad permanente parcial. (STS, rec. 3557/2008, de 15 de septiembre de 2009, ECLI:ES:TS:2009:5992 ).

Cuando la invalidez permanente derive de accidente, si el trabajador autónomo se encuentra en alta o en situación asimilada al alta, para tener derecho a la pensión, deberá acreditar un mínimo de 60 meses de cotización, dentro de los 10 últimos años. (STS, rec. 3316/2009, de 12 de mayo de 2010, ECLI:ES:TS:2010:3244 ).

Incapacidad Permanente Total para la profesión habitual

Pensión vitalicia del 55 por 100 de la base reguladora o una indemnización de cuarenta mensualidades de la citada base. La pensión de incapacidad permanente total para la profesión habitual se incrementará en un 20 por 100 de la base reguladora que se tenga en cuenta para determinar la cuantía de la pensión, cuando el pensionista tenga una edad igual o superior a los 55 años, no se ejerza una actividad retribuida por cuenta ajena o cuenta propia y no se ostente la titularidad de un establecimiento mercantil o industrial ni de una explotación agraria o marítimo-pesquera, como propietario, arrendatario, usufructuario u otro concepto análogo.

Siguiendo doctrina del Tribunal Supremo, se aplicarán las reglas del RETA para el acceso a una prestación de Incapacidad Permanente Total, cuando el trabajador se encuentre de alta en dicho régimen de la Seguridad Social en el momento de producirse el hecho causante, y se reúnan las condiciones de acceso a la prestación en dicho régimen. Sin perjuicio de que se acrediten mayor número de cotizaciones al RGSS. La prestación debe concederse en el régimen en que se estuviera cotizando en el momento de la solicitud –el RETA–, aunque se tuviese un mayor número de cotizaciones en el RGSS.

En el caso de la prestación por incapacidad permanente total para el desarrollo de la profesión habitual:

  • La prestación consistirá en una pensión vitalicia por importe del 55 por 100 de la base reguladora o bien en una indemnización por importe de 40 mensualidades de la citada base. Esta base no será incrementada con el 20 por 100 en el caso de incapacidad permanente total cualificada.
  • Se entenderá que Ud. opta por la pensión vitalicia si cuenta con 60 años cumplidos en la fecha en que se entiende causada la prestación.
  • La pensión se entiende causada el último día del mes en que se declara la situación de incapacidad y los efectos económicos se producen el primer día del mes siguiente. 

No se integran las lagunas de cotización con la base mínima

En el caso de los trabajadores autónomos no es de aplicación la integración de períodos no cotizados con bases mínimas establecido en el apdo. 4, art. 197 LGSS. (STS, Rec. 1394/2010, de 24 de enero de 2011, ECLI:ES:TS:2011:318  y STS, Rec. 3506/2005, de 21 de septiembre de 2006, ECLI:ES:TS:2006:5524 ).

Jubilación

La prestación por jubilación se reconoce en los mismos términos y condiciones que en el Régimen General de la Seguridad Social con peculiaridades en relación a:

  • La edad (se exige el cumplimento de la edad ordinaria de jubilación salvo supuestos especiales).
  • La base reguladora (no existe integración de lagunas).
  • El cómputo de los años de cotización (no se aplica la escala de abono de años según la edad cumplida en 1-1-1967).

A TENER EN CUENTA. A efectos de las pensiones contributivas de jubilación y de incapacidad permanente de cualquier régimen de la Seguridad Social, se computarán, a favor de la trabajadora solicitante de la pensión, un total de 112 días completos de cotización por cada parto de un solo hijo y de 14 días más por cada hijo a partir del segundo, éste incluido, si el parto fuera múltiple, salvo si, por ser trabajadora o funcionaria en el momento del parto, se hubiera cotizado durante la totalidad de las dieciséis semanas o, si el parto fuese múltiple, durante el tiempo que corresponda (art. 265 LGSS). En este sentido, el Tribunal Supremo, ha considerado que no se encuentra en situación asimilada a la de alta la trabajadora que causó baja voluntaria en el régimen especial varios meses antes de la fecha del hecho causante de la prestación. (STS, Rec. 5139/2005, de 25 de enero de 2007, ECLI:ES:TS:2007:583 ).

Jubilación ordinaria

La prestación por jubilación en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en su modalidad contributiva se calcula igual que en el Régimen General:

  • Edad de jubilación del autónomo según la letra a) art. 205 LGSS y DT7 LGSS, que se aumentará de forma paulatina hasta los 67 años en 2.027.
  • Se establece la jubilación anticipada voluntaria para los trabajadores por cuenta propia a partir de los 63 años y con al menos 35 años cotizados.
  • Período mínimo de cotización: 15 años, de los cuales al menos 2 deberán estar comprendidos dentro de los últimos 15 años de trabajo.
  • Cuantía: dependerá de la cantidad que se haya cotizado en la cuota de autónomos y del número de años cotizados.

Jubilación anticipada

Todos los trabajadores, incluyendo los autónomos, pueden jubilarse de forma anticipada a los 63 años siempre y cuando hayan cotizado, como mínimo, 35 años y tengan dos años menos de la edad ordinaria establecida en ese momento (art. 208 LGSS).

Edad de jubilación: el autónomo tendrá que tener cumplida una edad que sea inferior en dos años, como máximo, a la edad que en cada caso resulte de aplicación, hasta situar el acceso a la jubilación a los 65 años en el año 2.027

Tramos de cotización: ha de acreditarse un período mínimo de cotización efectiva de treinta y cinco años.

Importe de la pensión a percibir: una vez acreditados los requisitos generales y específicos de dicha modalidad de jubilación (edad y cotización), el importe de la pensión a percibir ha de resultar superior a la cuantía de la pensión mínima que correspondería al interesado por su situación familiar al cumplimiento de los sesenta y cinco años de edad. En caso contrario el autónomo, no podrá acceder a esta fórmula de jubilación anticipada.

Coeficientes reductores: en los casos de acceso a la jubilación anticipada, la pensión será objeto de reducción mediante la aplicación, por cada trimestre o fracción de trimestre que, en el momento del hecho causante, le falte al trabajador para cumplir la edad legal de jubilación (art. 208, LGSS), de los siguientes coeficientes en función del período de cotización acreditado:

  • Coeficiente del 1,875 por 100 por trimestre cuando se acredite un período de cotización inferior a 38 años y 6 meses.
  • Coeficiente del 1,750 por 100 por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y 6 meses e inferior a 41 años y 6 meses.
  • Coeficiente del 1,625 por 100 por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses e inferior a 44 años y 6 meses.
  • Coeficiente del 1,500 por 100 por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.

A TENER EN CUENTA. Otras posibilidades para adelantar la edad de jubilación de los trabajadores autónomos:

a) LOS TRABAJADORES AUTÓNOMOS CON DISCAPACIDAD ESTARÁN COMPRENDIDOS EN LA REGULACIÓN DE UNA POSIBLE ANTICIPACIÓN DE LA EDAD DE JUBILACIÓN. El art. 206 LGSS, establece que los trabajadores autónomos con discapacidad estarán comprendidos en la regulación de una posible anticipación de la edad de jubilación. Por tanto, en función de la discapacidad del trabajador, será aplicable tanto el RD 1539/2003, de 5 de diciembre, como el RD 1851/2009, de 4 de diciembre.

b) NATURALEZA TÓXICA, PELIGROSA O PENOSA DE LA ACTIVIDAD EJERCIDA. En atención a la naturaleza tóxica, peligrosa o penosa de la actividad ejercida, y en los términos que reglamentariamente se establezcan, los trabajadores afectados que reúnan las condiciones establecidas para causar derecho a la pensión por jubilación, con excepción de la relativa a la edad, podrán acceder a la jubilación anticipada, en los mismos supuestos y colectivos para los que esté establecido dicho derecho respecto de los trabajadores por cuenta ajena (art. 206 LGSS).

c) CONDICIÓN DE MUTUALISTA. La normativa también establece que podrán acceder a la jubilación anticipada los autónomos que hayan sido mutualistas a 1 de enero de 1967 y que a lo largo de su vida laboral hayan cotizado tanto en el régimen general como en el RETA.

Jubilación parcial

La DA 1 LGSS, concede el acceso de los trabajadores autónomos a la modalidad de jubilación parcial (art. 214 LGSS) bajo los siguientes requisitos:

  1. Los trabajadores que hayan alcanzado la edad ordinaria de jubilación y reúnan los requisitos para causar derecho a la misma, podrán acceder a la jubilación parcial sin necesidad de la celebración simultánea de un contrato de relevo.
  2. Asimismo, los trabajadores que reúnan las condiciones exigidas para tener derecho a la pensión de jubilación con excepción de la edad, que habrá de ser inferior en cinco años, como máximo, a la exigida con carácter general, podrán acceder a la jubilación parcial, realizando un Contrato de relevo.
  3. El disfrute de la pensión de jubilación parcial en ambos supuestos será compatible con un puesto de trabajo a tiempo parcial. (STSJ País Vasco nº 187/2007, de 23 de enero de 2007, rec. 2195/2006, ECLI:ES:TSJPV:2007:279 ).

A TENER EN CUENTA. El sistema de jubilación parcial anticipada para trabajadores autónomos no se ha regulados por el momento.

Continuidad de la actividad tras el cumplimiento de la edad de jubilación por el trabajador autónomo

Con efectos desde 26/10/2017, la D.F. 5ª de la Ley 6/2017, de 24 de octubre (modificando el art. 214 LGSS), ha establecido la compatibilidad de la realización de trabajos por cuenta propia con la percepción del 100 por 100 una pensión de jubilación contributiva en determinados supuestos. Tras las modificaciones normativas realizadas sobre el art. 214 LGSS por la D.F. 5ª de la Ley 6/2017, de 24 de octubre, a la hora de lucrar la pensión de jubilación contributiva compatible con el trabajo por cuenta propia se diferencian los siguientes supuestos:

  1. Compatibilidad de la percepción del 50 por 100 de la pensión de jubilación contributiva con la realización de trabajos por cuenta propia por parte del autónomo (resultante en el reconocimiento inicial, una vez aplicado, si procede, el límite máximo de pensión pública, o del que se esté percibiendo, en el momento de inicio de la compatibilidad con el trabajo, excluido, en todo caso, el complemento por mínimos, cualquiera que sea la jornada laboral o la actividad que realice el pensionista).
  2. Compatibilidad de la percepción del 100 por 100 de la pensión de jubilación contributiva con la realización de trabajos por cuenta propia por parte del autónomo (siempre que el autónomo acredite tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena).
  3. Compatibilidad de la pensión de jubilación contributiva del autónomo con la realización de trabajos por cuenta ajena. Los arts. 213-214 LGSS, regulan el disfrute de la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, con la compatibilidad de la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista.

De esta forma, respetando el histórico régimen de incompatibilidades, establecido por el art. 214 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, el disfrute de la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, será compatible con la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista, en los siguientes términos:

  1. El acceso a la pensión deberá haber tenido lugar una vez cumplida la edad ordinaria de jubilación que en cada caso resulte de aplicación, siendo inadmisibles las jubilaciones acogidas a bonificaciones o anticipaciones de la edad de jubilación que pudieran ser de aplicación al interesado.
  2. El porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión causada ha de alcanzar el 100%.
  3. El trabajo compatible podrá realizarse a tiempo completo o a tiempo parcial.

Con carácter general la cuantía de la pensión de jubilación contributiva compatible con el trabajo será equivalente al 50 por ciento del importe resultante en el reconocimiento inicial. En este caso, en tanto se mantenga el trabajo compatible, el importe de la pensión más las revalorizaciones acumuladas se reducirá en un 50%.

A TENER EN CUENTANo obstante lo anterior, si la actividad se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará al 100 por ciento.

Durante la realización de un trabajo por cuenta ajena compatible con la pensión de jubilación, en los términos establecidos en el art. 214 LGSS, los empresarios y los trabajadores cotizarán al Régimen General únicamente por incapacidad y por contingencias profesionales, según la normativa reguladora de dicho Régimen, si bien quedarán sujetos a una cotización especial de solidaridad del 8 por ciento sobre la base de cotización por contingencias comunes, no computable a efectos de prestaciones, que se distribuirá entre ellos, corriendo a cargo del empresario el 6 por ciento y del trabajador el 2 por ciento (art. 153 LGSS).

Muerte y supervivencia

Serán las mismas que en el Régimen General de la Seguridad Social, con las especialidades siguientes:

Contingencias Profesionales

A partir de 1 de enero de 2.004, los trabajadores que se hayan acogido a la mejora voluntaria de la acción protectora de estas contingencias, y que, del mismo modo, hayan optado por la cobertura de la prestación económica por incapacidad temporal tendrán derecho a esta prestación.

No se aplicará recargo de las prestaciones por falta de medidas de prevención de riesgos laborales.

Base Reguladora

  • Si el fallecimiento deriva de accidente de trabajo o enfermedad profesional, el equivalente a la base de cotización del trabajador en la fecha del hecho causante.
  • En los supuestos de exoneración de cuotas , las bases de cotización mensuales de cada ejercicio económico exentas de cotización serán equivalentes al resultado de incrementar el promedio de las bases de cotización del año natural inmediatamente anterior en el tanto por cien de variación media conocida del IPC en el último año indicado. De manera que las bases se encuentren entre las máximas y mínimas establecidas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para estos trabajadores.

Hecho causante de la prestación

  • Si deriva de contingencias profesionales, el día del fallecimiento.
  • El último día del mes del fallecimiento del causante.
  • Para el auxilio por defunción, la fecha del fallecimiento.
  • Cuando el beneficiario de la pensión de orfandad sea hijo póstumo, el último día del mes del nacimiento.
  • En los casos en que se acceda a la pensión desde una situación de no alta ni asimilada, la fecha de la solicitud.

Efectos Económicos

  • Si fallece por contingencias profesionales, el día siguiente al del fallecimiento, si la solicitud se presenta dentro de los 3 meses siguientes al mismo o retroactividad máxima de 3 meses contados desde la fecha de solicitud.
  • En los demás casos, el día primero del mes siguiente a la fecha del fallecimiento, si la solicitud se presenta dentro de los 3 meses posteriores.
Contingencias profesionales

A partir del 1 de enero de 2019 se establece la obligatoriedad de la cobertura de todas las  contingencias comunes (enfermedad común y accidente no laboral) y profesionales (accidente de trabajo y enfermedad profesional) y cese de actividad.

La cotización correspondiente a las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se realizará mediante la aplicación de un tipo único fijado anualmente en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, que se aplicará sobre la base de cotización elegida por el interesado.

CUESTIÓN

El causante de una prestación en el RETA, ¿ha de encontrase al corriente en el pago de las cotizaciones de la Seguridad Social?

En el caso de trabajadores que sean responsables del ingreso de cotizaciones, para el reconocimiento de las correspondientes prestaciones económicas de la Seguridad Social será necesario que el causante se encuentre al corriente en el pago de las cotizaciones de la Seguridad Social, aunque la correspondiente prestación sea reconocida, como consecuencia del cómputo recíproco de cotizaciones, en un régimen de trabajadores por cuenta ajena. A tales efectos será de aplicación el mecanismo de invitación al pago previsto en el art. Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, en el que se regula el Régimen Especial de la Seguridad Social en que el interesado estuviese incorporado, en el momento de acceder a la prestación o en el que se cause esta"; y que como consecuencia de este mandato legal, y en su desarrollo, el Real Decreto 1273/2003, de 10 de octubre estableció, de forma expresa, el MECANISMO DE LA INVITACIÓN AL PAGO DE LAS CUOTAS NO SATISFECHAS, también en la prestación de incapacidad temporal, ordenando, en su art. duodécimo que "...será requisito indispensable para el reconocimiento de la prestación por incapacidad temporal que el interesado se halle al corriente en el pago de las correspondientes cuotas de la Seguridad Social, sin perjuicio de los efectos de la invitación al ingreso de las cuotas debidas en los casos en que aquella proceda", quedando así ya prevista en la normativa rectora de la prestación de incapacidad temporal de los trabajadores autónomos, la invitación al pago de las cuotas no satisfechas (arts. 47 y 300 LGSS). (STS, Rec. 1327/2008, de 22 de abril de 2009, ECLI:ES:TS:2009:3341STS, Rec. 2874/2003, de 26 de abril de 2004, ECLI:ES:TS:2004:2695STS, Rec. 2861/2003, de 30 de septiembre de 2004, ECLI:ES:TS:2004:6124STS, Rec. 3691/2004, de 24 de enero de 2006, ECLI:ES:TS:2006:560  y STS, Rec. 696/2005, de 23 de mayo de 2006, ECLI:ES:TS:2006:3517 ).

La  STS, Rec. 464/2012, de 19 de febrero de 2013, ECLI:ES:TS:2013:990 , en relación con este precepto, establece: "El art. 28.2 del Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, debe entenderse en lo que se refiere a la invitación al pago como un precepto que otorga una facultad de configuración jurídica en orden a condicionar el reconocimiento de la prestación al abono de las cuotas debidas. Pero si la gestora competente no ejercita esta facultad en el momento oportuno –es decir, antes de pronunciarse sobre el reconocimiento de la prestación–, ya no podrá condicionar en el futuro ese reconocimiento a que el solicitante se ponga al corriente del abono de las cuotas, sin perjuicio de que puede recurrir a otros medios de cobro, entre ellos el descuento de la propia prestación".

 Accidente laboral en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

AT

AUTÓNOMO

TRADE

CONCEPTO

Se entenderá como accidente de trabajo del trabajador autónomo el ocurrido como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por su propia cuenta y que determina su inclusión en el campo de aplicación de dicho Régimen Especial.

Se entenderá por accidente de trabajo toda lesión corporal del trabajador autónomo económicamente dependiente que sufra con ocasión o por consecuencia de la actividad profesional.

–Salvo prueba en contrario, se presumirá que el accidente no tiene relación con el trabajo cuando haya ocurrido fuera del desarrollo de la actividad profesional de que se trate–

ACCIDENTE IN ITINERE

CON EFECTOS DE 26/10/2017: SÍ.

SÍ.

RELACIÓN DE CAUSALIDAD

La lesión ha de guardar una relación directa e inmediata con el trabajo que determine la inclusión en el RETA.

Ha de existir una relación de causalidad entre la lesión y la actividad profesional, directa («como consecuencia») o indirecta («con ocasión»).

NORMATIVA REGULADORA

Art. 316 LGSS.

Art. 3 Real Decreto 1273/2003, de 10 de octubre.

Apdo. 3 del art. 26 LETA.

El art. 3 Real Decreto 1273/2003, de 10 de octubre, por el que se regula la cobertura de las contingencias profesionales de los trabajadores incluidos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA), y la ampliación de la prestación por incapacidad temporal para los trabajadores por cuenta propia establece el concepto de Accidente de Trabajo para el trabajador adscrito al RETA (art. 316 LGSS):

"2. Se entenderá como accidente de trabajo del trabajador autónomo el ocurrido como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por su propia cuenta y que determina su inclusión en el campo de aplicación de este régimen especial. Se entenderá, a idénticos efectos, por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta propia, que esté provocada por la acción de los elementos y sustancias y en las actividades que se especifican en la lista de enfermedades profesionales con las relaciones de las principales actividades capaces de producirlas, anexa al Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

También se entenderá como accidente de trabajo el sufrido al ir o al volver del lugar de la prestación de la actividad económica o profesional. A estos efectos se entenderá como lugar de la prestación el establecimiento en donde el trabajador autónomo ejerza habitualmente su actividad siempre que no coincida con su domicilio y se corresponda con el local, nave u oficina declarado como afecto a la actividad económica a efectos fiscales".

Por su parte, a efectos de la cobertura de esta contingencia, se entenderá por accidente de trabajo toda lesión corporal del trabajador autónomo económicamente dependiente que sufra con ocasión o por consecuencia de la actividad profesional, considerándose también accidente de trabajo el que sufra el trabajador al ir o volver del lugar de la prestación de la actividad, o por causa o consecuencia de la misma. Salvo prueba en contrario, se presumirá que el accidente no tiene relación con el trabajo cuando haya ocurrido fuera del desarrollo de la actividad profesional de que se trate (apdo. 3, art. 26 LETA).

A TENER EN CUENTA. La cobertura de las contingencias profesionales se llevará a cabo con la misma entidad, gestora o colaboradora, con la que se haya formalizado la cobertura de la incapacidad temporal y determinará la obligación de efectuar las correspondientes cotizaciones para la prestación de cese de actividad.

RESOLUCIÓN RELEVANTE

STS, Rec. 1253/2008, de 10 de febrero 2009, ECLI:ES:TS:2009:3231

El Tribunal Supremo ha considerado que debe exigirse a un trabajador por cuenta propia incluido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos el cumplimiento del requisito general de encontrarse al corriente en el pago de las cuotas en la fecha del hecho causante para el reconocimiento del derecho a prestación por incapacidad temporal consecuencia de accidente de trabajo, sin perjuicio de los efectos de la invitación al ingreso de las cuotas debidas en los casos en que aquella proceda previstos en el art. 28 Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, y como tal invitación debe equipararse el ingreso de las cuotas pendientes en vía de apremio. 

En este sentido, tendrán la consideración de accidente laboral de una persona trabajador:

  1. Los sucedidos en actos de salvamento y otros de naturaleza análoga, cuando tengan conexión con el trabajo.
  2. Las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo, una vez probada la conexión con el trabajo realizado por cuenta propia.
  3. Las enfermedades, no incluidas en la definición de enfermedad profesional que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución de aquél.
  4. Las enfermedades o defectos padecidos con anterioridad por el trabajador que se agraven como consecuencia de las lesiones constitutivas del accidente.
  5. Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.
  6. El sufrido al ir o al volver del lugar de la prestación de la actividad económica o profesional.

A TENER EN CUENTA. Se entiende por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta propia, en la actividad en virtud de la cual el trabajador está incluido en el campo de aplicación del régimen especial, que esté provocada por la acción de los elementos y sustancias y en las actividades contenidos en la lista de enfermedades profesionales con las relaciones de las principales actividades capaces de producirlas, anexa al Real Decreto 1995/1978, de 12 de mayo, y desde el 1 de enero de 2007, al Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

Mientras que por el contrario no tendrán la consideración de accidentes de trabajo en el RETA:

  1. Los que sean debidos a fuerza mayor extraña al trabajo, entendiéndose por ésta la que sea de tal naturaleza que ninguna relación guarde con el trabajo que se ejecutaba al ocurrir el accidente. En ningún caso, se considera fuerza mayor extraña al trabajo la insolación, el rayo y otros fenómenos análogos de la naturaleza.
  2. Los que sean debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador.
Cese de actividad profesional

El sistema específico de protección por el cese de actividad forma parte de la acción protectora del sistema de la Seguridad Social, es de carácter obligatorio (desde el 01/01/2019) y tiene por objeto dispensar a los trabajadores autónomos, afiliados a la Seguridad Social y en alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, las prestaciones y medidas establecidas en esta ley ante la situación de cese total en la actividad que originó el alta en el régimen especial, no obstante poder y querer ejercer una actividad económica o profesional a título lucrativo. (STSJ Castilla La-Mancha Nº 1252/2018, de 04 de Octubre de 2018, ECLI:ES:TSJCLM:2018:2273 ).

El cese de actividad podrá ser definitivo o temporal. El cese temporal comporta la interrupción de todas las actividades que originaron el alta en el régimen especial en el que el trabajador autónomo figure encuadrado en los supuestos regulados en el artículo 331 LGSS.

La protección por cese de actividad alcanzará también a los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por su encuadramiento como trabajadores por cuenta propia en el régimen especial que corresponda, así como a los trabajadores autónomos que ejerzan su actividad profesional conjuntamente con otros en régimen societario o bajo cualquier otra forma jurídica admitida en derecho, siempre que, en ambos casos, cumplan con los requisitos establecidos al efectos con las peculiaridades contempladas, respectivamente, en los arts. 335 y 336 LGSS.

A TENER EN CUENTA. Desde el 1 de enero de 2019, el sistema específico de protección por el cese de actividad - el denominado coloquialmente "paro" de los trabajadores autónomos- forma parte de la acción protectora del sistema de la Seguridad Social, es de carácter obligatorio y tiene por objeto dispensar a los trabajadores autónomos, afiliados a la Seguridad Social y en alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, las prestaciones y medidas establecidas en esta ley ante la situación de cese total en la actividad que originó el alta en el régimen especial, no obstante poder y querer ejercer una actividad económica o profesional a título lucrativo.

RESOLUCIÓN RELEVANTE

STSJ de la Comunidad Valenciana Nº 949/2014, de 15 de abril, ECLI:ES:TSJCV:2014:2687

La norma condiciona la concesión de la prestación, no solo a tener determinada carencia mínima, a partir de la cual la duración de la prestación puede llegar a ser de un año, sino también a hallarse al corriente en el pago. Para el TS, debió hacerse efectivo el mecanismo de la invitación al pago, expresamente recogido en la norma que especialmente regula el cese de actividad, pues tal mecanismo conlleva la validez de las cotizaciones ingresadas en su cumplimiento. Tras mencionar que la propia D A 39ª del Texto Refundido de la LGSS concede validez a las cuotas ingresadas por tal mecanismo o con retraso, entiende, que "en la cotización previa a efectos de la prestación de cese de actividad se computan todas las cotizaciones correspondientes a períodos de alta y actividad anteriores al hecho causante, ya efectuadas en su momento o con posterioridad a iniciativa del autónomo o tras el mecanismo de invitación al pago".

 El derecho a la protección por cese de actividad se reconocerá a los trabajadores autónomos en los que concurran los requisitos siguientes:

a) Estar afiliados y en alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, en su caso.

b) Solicitar la baja en el Régimen Especial correspondiente a causa del cese de actividad.

c) Tener cubierto el período mínimo de cotización por cese de actividad de doce meses continuados e inmediatamente anteriores a dicha situación de cese, tomando en consideración a tales efectos el mes en que se produzca la misma (art. 388 LGSS).

d) Encontrarse en situación legal de cese de actividad.

e) Suscribir el compromiso de actividad (art. 299 LGSS).

f) Acreditar activa disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo, a través de las actividades formativas, de orientación profesional y de promoción de la actividad emprendedora a las que pueda convocarle el Servicio Público de Empleo correspondiente, mediante la suscripción del pertinente compromiso de actividad. El compromiso de actividad se suscribirá a fin de realizar las actividades formativas, de orientación profesional y de promoción de la actividad emprendedora antes señaladas (apdos. 1. g) y h), art. 347 LGSS).

g) No haber cumplido la edad ordinaria para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación, salvo que el trabajador autónomo no tuviera acreditado el período de cotización requerido para ello.

h) Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.

RESOLUCIÓN RELEVANTE

STSJ Castilla y León, Rec. 97/2016, de 9 de marzo de 2016, ECLI:ES:TSJCL:2016:881

La normativa reguladora no contiene, para determinar el concepto de pérdidas e ingresos, otros criterios distintos a los que resultan de la legislación contable, por lo que el autónomo no debe computar su subsidio de incapacidad temporal o cualquier otra prestación de Seguridad Social sustitutiva de las rentas del trabajo como ingresos para determinar si tiene beneficios o pérdidas.

La base reguladora de la prestación económica por cese de actividad será el promedio de las bases por las que se hubiera cotizado durante los doce meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal de cese, computando a tal efecto el mes completo en el que se produzca esa situación).

 

 

 

 

Cuantía de la prestación por cese de actividad

 

 

 70% Base reguladora

EN GENERAL: Promedio de las bases por las que se hubiere cotizado durante los 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal de cese.

RÉGIMEN ESPECIAL DE LOS TRABAJADORES DEL MAR: Se calculará sobre la totalidad de la base de cotización por esta contingencia, sin aplicación de los coeficientes correctores de cotización.

  • Los períodos de veda obligatoria aprobados por la autoridad competente no se tendrán en cuenta para el computo del período de 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal de cese de actividad, siempre y cuando en esos períodos de veda no se hubiera percibido la prestación por cese de actividad.

Cuantía mínima

107% o del 80% IPREM, según el trabajador autónomo tenga hijos a su cargo o no.

No será de aplicación este límite a los trabajadores autónomos que coticen por una base inferior a la mínima.

Cuantía máxima

175% IPREM.

Uno o más hijos a cargo.

200% o del 225% IPREM.

A TENER EN CUENTA. La prestación por cese de actividad comprende: Una prestación económica por cese total, temporal o definitivo, de la actividad + El abono de la cotización a la Seguridad Social del trabajador autónomo al régimen correspondiente + El abono de la cotización a la Seguridad Social del trabajador autónomo por todas las contingencias al régimen correspondiente, a partir del día 61 de baja.

Servicios sociales

Serán las establecidas legalmente y en todo caso comprenderá las prestaciones en materia de reeducación, de rehabilitación de personas con discapacidad, de asistencia a la tercera edad y de recuperación profesional.

Prestaciones familiares

De las llamadas prestaciones familiares, el autónomo únicamente se beneficia de la modalidad no contributiva, que como todo este tipo de prestaciones, dependerán de la falta de rentas.

Asistencia social

Las prestaciones económicas de asistencia social (PEAS), son ayudas no periódicas, destinadas a las personas físicas de escasos recursos económicos con el fin de atender concretas situaciones de necesidad o emergencia.

La acrecencia de recursos económicos para afrontar necesidades esenciales relacionadas con la alimentación, la higiene, el vestido, suministros básicos, alojamiento, equipamiento básico del hogar, transporte, prótesis, etc., serán dictaminadas en función de los requisitos establecidos por la institución que las otorgue.

Cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos

Los trabajadores por cuenta propia o autónomos incluidos en el RETA tendrán derecho a la prestación en los mismos términos y condiciones que en el Régimen General (art. 190-192 LGSS), con las siguientes peculiaridades:

  • Para las personas trabajadoras por cuenta propia se considera situación protegida los períodos de cese parcial en la actividad. Los porcentajes de reducción de jornada que consistirán en, al menos un 50 por ciento de la jornada, se entenderán referidos a una jornada de cuarenta horas semanales.
  • Al solicitar el subsidio, deberán presentar una declaración indicando expresamente el porcentaje de reducción de su actividad profesional, en relación con una jornada semanal de cuarenta horas. Asimismo presentarán declaración de la situación de la actividad referida a la parte de jornada profesional que se reduce.
  • Para el cálculo del subsidio la base reguladora establecida será la de la incapacidad temporal derivada de contingencias profesionales o, en su caso, la derivada de contingencias comunes, cuando no se haya optado por la cobertura de las contingencias profesionales.
  • Si no se tiene cubierta la contingencia de incapacidad temporal, la base reguladora de la misma estará constituida por la base de cotización de contingencias comunes.
  • Cuando no se tenga la cobertura de los riesgos profesionales, será competente para la gestión de la prestación la entidad gestora o mutua que asuma la cobertura de la incapacidad temporal por contingencias comunes.
  •  Si no se ha optado por la cobertura de la incapacidad temporal, la gestión se atribuirá a la correspondiente entidad gestora de la Seguridad Social.

No hay versiones para este comentario

Trabajador autónomo
Incapacidad temporal
Cese de actividad
Prestación económica
Régimen especial de trabajadores autónomos
Incapacidad permanente
Acción protectora
Accidente de Trabajo o Enfermedad Profesional
Contingencias profesionales
Base de cotización
Actividades profesionales
Prestación de jubilación
Paternidad
Maternidad
Maternidad a efectos laborales
Accidente laboral
Trabajador por cuenta ajena
Servicio público de empleo estatal
Baja médica
Incapacidad permanente total
Riesgo durante el embarazo
Jubilación anticipada
Prestación por maternidad
Accidente
Incapacidad
Prestación de incapacidad temporal
Cuantía de las prestaciones
Pensión de orfandad
Auxilio por defunción
Asistencia sanitaria
Enfermedad profesional
Jubilación parcial
Edad de jubilación
Período mínimo de cotización
Prestaciones por paternidad
Discapacidad
Años acreditados de cotización
Régimen General de la Seguridad Social
Situación asimilada alta Seguridad Social
Edad ordinaria de jubilación

RDLeg. 8/2015 de 30 de Oct (TR. Ley General de la Seguridad Social -LGSS-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 261 Fecha de Publicación: 31/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 02/01/2016 Órgano Emisor: Ministerio De Empleo Y Seguridad Social

Estatuto del trabajo autónomo (Ley 20/2007 de 11 de Jul) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 166 Fecha de Publicación: 12/07/2007 Fecha de entrada en vigor: 12/10/2007 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 84/1996 de 26 de Ene (Reglamento General sobre inscripción de empresas y afiliación, altas, bajas y variaciones de datos de trabajadores en la Seguridad Social) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 50 Fecha de Publicación: 27/02/1996 Fecha de entrada en vigor: 01/03/1996 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo Y Seguridad Social

Ley 6/2017 de 24 de Oct (Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 257 Fecha de Publicación: 25/10/2017 Fecha de entrada en vigor: 26/10/2017 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 1300/1995 de 21 de Jul (se desarrolla, en materia de incapacidades laborales del sistema de la Seguridad Social, la Ley 42/1994, de medidas fiscales, administrativas y de orden social) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 198 Fecha de Publicación: 19/08/1995 Fecha de entrada en vigor: 20/08/1995 Órgano Emisor: Ministerio De La Presidencia

Real Decreto 1299/2006 de 10 de Nov (Cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 19/12/2006 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2007 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo Y Asuntos Sociales

Orden ESS/1310/2017 de 28 de Dic (Modificación de la Orden de 24 de Sep de 1970, normas para aplicación y desarrollo del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 317 Fecha de Publicación: 30/12/2017 Fecha de entrada en vigor: 31/12/2017 Órgano Emisor: Ministerio De Empleo Y Seguridad Social

Real Decreto 1273/2003 de 10 de Oct (Cobertura de las contingencias profesionales de los trabajadores incluidos en el RGSS de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, y la ampliación de la prestación por IT para autónomos) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 253 Fecha de Publicación: 22/10/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2004 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo Y Asuntos Sociales

Incluídos en este concepto

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Prestaciones en el Régimen Especial del Mar

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/09/2020

    Las personas trabajadoras comprendidas en el campo de aplicación de este Régimen Especial del Mar y, en su caso, a sus familiares o asimilados, se les concederá, en la extensión, términos y condiciones que se establecen en la Ley 47/2015, de 21 ...

  • Prestaciones de la Seguridad Social en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 14/06/2019

    En el sistema de Seguridad Social paralelamente a los mecanismos de protección contingencias comunes (las derivadas de accidente no laboral o enfermedad común) existe otro mecanismo previsto para las contingencias profesionales (las derivadas de ac...

  • Prestaciones en el Régimen especial empleados del hogar

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/09/2020

    El Régimen Especial de los Empleados de Hogar ha quedado integrado en el Régimen General de la Seguridad Social mediante el establecimiento de un sistema especial para dichas personas trabajadoras, quienes tendrán derecho a las prestaciones de la ...

  • Normas reglamentarias derivadas de la LGSS en materia de riesgos laborales

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 12/02/2021

    Como complemento a la normativa sobre accidentes de trabajo y enfermedad profesional se han desarrollado una serie de textos reglamentarios. A continuación, analizaremos los más relevantes. Reglamentos destacados en materia de prevención de riesg...

  • Prestación por jubilación en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 26/08/2020

    La prestación por jubilación en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en su modalidad contributiva se calcula igual que en el Régimen General (DA1 LGSS).  1.- Jubilación ordinariaEDAD67 años, o bien65 años cuando se acrediten 38 añ...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados