Prestaciones de la Seguridad Social en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 14/06/2019

En el sistema de Seguridad Social paralelamente a los mecanismos de protección contingencias comunes (las derivadas de accidente no laboral o enfermedad común) existe otro mecanismo previsto para las contingencias profesionales (las derivadas de accidente de trabajo o enfermedad profesional). Las prestaciones derivadas de contingencias profesionales difieren de las comunes, no sólo en cuanto a los requisitos precisos para causar derecho a las mismas, sino también en cuanto a la mayor protección que dispensan.

El régimen jurídico de la contingencia profesional se difernecia del establecido para la contingencia común, en que las primeras:

a) La protección no condicionada a un período de carencia previo;

b) El cálculo de las prestaciones se realiaza sobre bases reguladoras más elevadas -salario real en cómputo anual, incluidas las horas extraordinarias-;

c) Existe derecho a consideración de alta de pleno derecho y principio de automaticidad absoluta;

d) Acceso a indemnizaciones específicas en los casos de muerte y supervivencia;

e) Fijación de recargo de prestaciones por infracción de medidas preventivas;

f) Reconocimiento de lesiones permanentes no invalidantes;

g) Tratamiento preventivo específico para las enfermedades profesionales: posibilidad de colocar al trabajador en período de observación con el fin de confirmar el diagnóstico de la enfermedad, reconocimientos médicos obligatorios previos a la contratación, o el traslado de puesto de trabajo a otro exento de riesgo cuando se detecten síntomas de la enfermedad profesional;

h) Reglas especiales en materia de cotización (el empresario asume la totalidad de la cotización, se cotiza sobre una base de cotización distinta que incluye horas extraordinarias, y con tarifas de primas específicas en función de la peligrosidad de la actividad).

Por otra parte, determinadas enfermedades profesionales cuentan además con una regulación específica en materia de prevención, diagnóstico y tratamiento (como la silicosis, a través de las OO.MM. de 9 mayo 1962, 15 abril 1969, 30 abril 1973 y 30 abril 1977). Algunas cuentan también con normas específicas de seguridad y salud en el trabajo (como el asbesto, a través del RD 396/2006, de 31 de marzo).

1.- Cobertura del riesgo y cotización

El art. 147.1 LGSS es claro, “La base de cotización para todas las contingencias y situaciones amparadas por la acción protectora del Régimen General, incluidas las de accidente de trabajo y enfermedad profesional, estará constituida por la remuneración total, cualquiera que sea su forma o denominación, tanto en metálico como en especie, que con carácter mensual tenga derecho a percibir el trabajador o asimilado, o la que efectivamente perciba de ser esta superior, por razón del trabajo que realice por cuenta ajena”, “Las percepciones de vencimiento superior al mensual se prorratearán a lo largo de los doce meses del año”, sobre esta premisa, únicamente no se computarán en la base de cotización los conceptos listados en el punto 2 del artículo citado.

Ver:

Determinación de la base de cotización por contingencias profesionales

Tipos de cotización para Contingencias Profesionales

Cobertura del riesgo de contingencias profesionales para autónomos: Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre

2.- Determinación de la contingencia: El papel de las mutuas

El artículo 66 de la Ley General de la Seguridad Social reafirma la competencia omnicomprensiva que tradicionalmente se viene otorgando al INSS al afirmar que corresponde al INSS "la gestión y administración de las prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social...". Se le confiere así el rango de entidad de base para la organización y vigilancia y, en su caso, dispensación, de las prestaciones, siendo el papel de las Mutuas, meramente auxiliar, habiendo destacado siempre este carácter secundario al ser designadas por todas las disposiciones rectoras del sistema de Seguridad Social, como "Entidades Colaboradoras".

El papel rector de la Entidad Gestora aparece ratificado en las prestaciones de incapacidad en el artículo 1.1 a) del Real Decreto 1300/1995, de 21 de julio, norma que atribuye al INSS la facultad de evaluar, calificar y revisar la incapacidad y reconocer el derecho a las prestaciones económicas contributivas de la Seguridad Social por invalidez permanente, en sus distintos grados, así como determinar las contingencias causantes de las mismas.

Mediante la colaboración con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, las mutuas realizarán las siguientes actividades, no todas relacionas con las contingencias profesionales (art. 80 LGSS):

a) La gestión de las prestaciones económicas y de la asistencia sanitaria, incluida la rehabilitación, comprendidas en la protección de las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social, así como de las actividades de prevención de las mismas contingencias que dispensa la acción protectora.

b) La gestión de la prestación económica por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes.

c) La gestión de las prestaciones por riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural.

d) La gestión de las prestaciones económicas por cese en la actividad de los trabajadores por cuenta propia, en los términos establecidos en la Ley 32/2010, de 5 de agosto, por la que se establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos.

e) La gestión de la prestación por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave.

f) Las demás actividades de la Seguridad Social que les sean atribuidas legalmente.

En relación al papel de las mutuas, la Ley 35/2014, de 26 de diciembre, estableció la posibilidad de que las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social pasasen a intervenir en las incapacidades temporales tanto profesionales como comunes desde el primer día, respecto de las contingencias profesionales, corresponderá a las Mutuas la determinación inicial del carácter profesional de la contingencia, sin perjuicio de su posible revisión o calificación por la Entidad Gestora competente de acuerdo con las normas de aplicación.

Los actos que dicten las Mutuas, por los que reconozcan, suspendan, anulen o extingan derechos en los supuestos atribuidos a las mismas, serán motivados y se formalizarán por escrito, estando supeditada su eficacia a la notificación al interesado. Asimismo, se notificarán al empresario cuando el beneficiario mantenga relación laboral y produzcan efectos en la misma.

Las prestaciones sanitarias comprendidas en la protección de las contingencias profesionales serán dispensadas a través de los medios e instalaciones gestionados por las Mutuas, mediante convenios con otras Mutuas o con las Administraciones Públicas Sanitarias, así como mediante conciertos con medios privados, en los términos establecidos en el artículo 199 y en las normas reguladoras del funcionamiento de las Entidades.

El servicio público de salud, el Instituto Social de la Marina, las mutuas o las empresas colaboradoras, que hayan emitido el parte de baja, podrán instar, motivadamente, ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social la revisión de la consideración inicial de la contingencia, mediante el procedimiento regulado en el Art. 6 del Real Decreto 1430/2009, de 11 de septiembre, por el que se desarrolla reglamentariamente la Ley 40/2007, de 4 de diciembre, de medidas en materia de Seguridad Social, en relación con la prestación de incapacidad temporal.

  • Incapacidad Temporal

Cuando un trabajador aquejado de una contingencia laboral (accidente o enfermedad profesional) esté impedido para realizar su trabajo y esté recibiendo asistencia médica, éste se encuentra en situación de incapacidad temporal.

Mientras se encuentre en esta situación, el trabajador tendrá derecho al cobro de una indemnización diaria equivalente al 75% de su base de cotización diaria durante el mes anterior al accidente, sin perjuicio de otros beneficios que otorguen los convenios sectoriales.

La duración máxima de esta prestación es de 12 meses, pudiéndose prorrogar otros 6 meses cuando se prevea la curación del trabajador en ese periodo.

Ver:  

Características de la prestación por Incapacidad Temporal

Cuantía y base reguladora de la prestación por incapacidad temporal

Duración y pago de la prestación por Incapacidad Temporal

Gestión y control de los procesos por incapacidad temporal

Organismos y competencias en materia de control de la incapacidad temporal

Regulación del procedimiento para la determinación de la contingencia (común o profesional) causante de los procesos de incapacidad temporal.

Reconocimiento médico para la determinación de la incapacidad temporal

Reconocimientos médicos a los trabajadores para verificar su estado de salud en caso de contingencia profesional

  • Prestaciones por muerte y supervivencia

Este tipo de prestaciones tiene por objeto proteger a los familiares que dependían económicamente del trabajador o pensionista fallecido. Siempre y cuando el finado hubiese cumplido con unos determinados períodos de cotización previa para acceder a las prestaciones (con las peculiaridades características de las distintas prestaciones del riesgo de muerte derivada de enfermedad común y la derivada de contingencias profesionales y accidente no laboral).

La normativa básica aplicable a esta prestación se engloba en los artículos 216 a 234 del Texto Refundido de la Ley General de Seguridad Social, el Real Decreto 1647/1997 de 15 de julio, de Consolidación y Racionalización del Sistema de la Seguridad Social, el Real Decreto 1465/ 2001 de 27 de diciembre, de modificación parcial del régimen jurídico de las prestaciones por muerte y supervivencia, Decreto 3158/1966 de 23 de diciembre por el que se aprueba el Reglamento General de Prestaciones Económicas del Seguridad Social, y la Orden Ministerial de 13 de febrero de 1967 por la que se establecen las normas para la aplicación y desarrollo de las prestaciones de muerte y supervivencia del Régimen General.

Atendiendo al art. 216 LGSS, en caso de muerte, cualquiera que fuera su causa, cuando concurran los requisitos exigibles se reconocerán, según los supuestos, alguna o algunas de las prestaciones del siguiente cuadro, fijándose para el caso de muerte, causada por accidente de trabajo o enfermedad profesional una indemnización especial a tanto alzado

Ver:

Prestaciones contributivas por muerte y supervivencia

Auxilio por defunción

Pensión de orfandad

Pensión de viudedad

  • Lesiones permanentes no invalidantes

Son aquellas secuelas, consecuencia de un accidente laboral, que suponen una merma o alteración de la integridad física del trabajador, pero no influyen en su capacidad para realizar su trabajo habitual.

Se indemnizan con una cantidad a tanto alzado, recogidas en el baremo que establece el art. 201 Ley General de la Seguridad Social.

Ver:

Indemnización por lesiones permanentes no invalidantes en caso de accidente de trabajo (AT) o enfermedad profesional (EP)

  • Incapacidad permanente parcial

Se califica con este grado a toda aquella lesión residual que inhabilita al trabajador para el desarrollo de su profesión habitual en más de un 33%, pero le permite seguir realizando las tareas fundamentales de la misma.

Se indemniza con una cantidad a tanto alzado, equivalente a 24 mensualidades del salario que sirvió para el cálculo de la incapacidad temporal.

Ver:

Incapacidad permanente parcial del trabajador.

  • Incapacidad permanente total

Cuando el grado de las lesiones que sufre el trabajador supera un 33 % y le imposibilita para la realización de su profesión habitual, pero puede realizar otras, el trabajador afectado tiene derecho a percibir una pensión vitalicia equivalente al 55% de su salario anual.

Si el trabajador afectado tiene más de 55 años y no realiza trabajo alguno remunerado, la pensión será de un 75 % de su salario anual.

Ver:

Incapacidad permanente del trabajador en grado total

  • Incapacidad permanente absoluta

Si el trabajador afectado por las lesiones queda imposibilitado para la realización de cualquier trabajo remunerado, recibirá una pensión vitalicia del 100 % de su salario anual.

Ver:

Prestación por incapacidad permanente absoluta

  • Gran invalidez

Cuando el trabajador, además de no poder realizar actividad remunerada alguna, necesite de otra persona para la realización de los actos más esenciales de la vida cotidiana (comer, lavarse, vestirse,...), recibirá una pensión equivalente a la pensión de la incapacidad permanente absoluta más un complemento consistente en el 45 % de la base de cotización mínima vigeste más el 30% de la última base de cotización del trabajador, sin que en ningún caso dicho complemento sea inferior al 45% de la pensión recibida.

Ver:

Incapacidad por Gran Invalidez

Otros subsidios derivados de contingencias profesionales

Ante determinadas situaciones, en el entorno laboral, que puedan influir sobre el desarrollo del feto o el periodo de lactancia (estudiadas individualmente o establecidas por convenio) la TGSS reconocerá las prestaciones por riesgo durante el embarazo o lactancia natural. (arts. 186-189 LGSS)

Desde la entrada en vigencia del Real Decreto 295/2009, de 6 de marzo, el riesgo durante el embarazo ha adquirido la consideración de contingencia de naturaleza profesional, eliminando la exigencia de cumplimiento de un periodo previo de cotización para su obtención -al igual que sucede en los casos de riesgo durante la lactancia natural -; de este modo para ser beneficiaria de la prestación será suficiente con que las trabajadoras estén afiliadas y en alta en alguno de los regímenes del sistema de la Seguridad Social en la fecha en que se inicie la suspensión de la relación laboral.

Las prestaciones por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, vigentes desde el 1 de enero de 2011, se regulan los art. 190 de la Ley General de la Seguridad Social, y se compone por una prestación económica durante la reducción de la jornada de trabajo de al menos un 50 por ciento que, de acuerdo con lo previsto en el párrafo tercero del artículo 37.6 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Como hemos visto, el sistema específico de protección por el cese de actividad forma parte de la acción protectora del sistema de la Seguridad Social, es de carácter obligatorio (desde el 01/01/2019) y tiene por objeto dispensar a los trabajadores autónomos, afiliados a la Seguridad Social y en alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, las prestaciones y medidas establecidas en esta ley ante la situación de cese total en la actividad que originó el alta en el régimen especial, no obstante poder y querer ejercer una actividad económica o profesional a título lucrativo. (Art. 327-350 LGSS)

El cese de actividad podrá ser definitivo o temporal. El cese temporal comporta la interrupción de todas las actividades que originaron el alta en el régimen especial en el que el trabajador autónomo figure encuadrado en los supuestos regulados en el artículo 331 LGSS.

La protección por cese de actividad alcanzará también a los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por su encuadramiento como trabajadores por cuenta propia en el régimen especial que corresponda, así como a los trabajadores autónomos que ejerzan su actividad profesional conjuntamente con otros en régimen societario o bajo cualquier otra forma jurídica admitida en derecho, siempre que, en ambos casos, cumplan con los requisitos establecidos al efectos con las peculiaridades contempladas, respectivamente, en los arts. 335 y 336 LGSS.

Riesgo durante el embarazo
Riesgo durante la lactancia natural
Cuidado de menores afectados de cáncer u otra enfermedad grave
Cese de actividad (sólo para trabajadores autónomos)

  • Asistencia Sanitaria

La cobertura sanitaria que se presta a los trabajadores afectados por una contingencia profesional (accidente o enfermedad) es integral y va desde la urgencia médica hasta la rehabilitación funcional, proporcionando todos los medios necesarios, medicamentos, prótesis, pruebas especiales, etc

El Real Decreto 1630/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la prestación de servicios sanitarios y de recuperación por las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social,

“Entre las prestaciones y servicios legalmente atribuidos a las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social, reviste especial importancia la asistencia sanitaria que dispensan a los trabajadores al servicio de los empresarios asociados y a los trabajadores por cuenta propia adheridos, no sólo por su ámbito y materia y por el origen de las lesiones o enfermedades que motivan dicha asistencia sanitaria, sino porque esta prestación constituye una parte importante de la actividad encomendada a las mutuas.”

La cobertura sanitaria que se presta a los trabajadores afectados por una contingencia profesional (accidente o enfermedad) es integral y va desde la urgencia médica hasta la rehabilitación funcional, proporcionando todos los medios necesarios, medicamentos, prótesis, pruebas especiales, etc

Sobre este aspecto, STS de 2 de abril de 2010, Rec 1047/2009, ha especificado que, tratándose de una contingencia profesional, la asistencia sanitaria ha de prestarse de la manera más completa, porque la normativa al respecto (art. 11.1.b) Decreto 2766/1967, de 16 de noviembre) tiene peculiaridades propias y distintas, según se dice, a las que señala el Anexo VI del RD 1030/2006 , de 14 de noviembre, comprendiendo, entre otros, el suministro y renovación normal de los aparatos de prótesis y ortopedia "que se consideren necesarios" (art. 11.1.b del Decreto 2766/1967, de 16 de noviembre), llegando a la conclusión de que, en este caso, la prótesis solicitada era la necesaria para reparar el déficit que, para el actor, supuso la amputación de su brazo derecho.

    ¿En caso de contingencias profesionales quién presta la asistencia sanitaria durante la incapacidad temporal? ¿y la gestión y control de la prestación?

Las prestaciones sanitarias comprendidas en la protección de las contingencias profesionales serán dispensadas a través de los medios e instalaciones gestionados por las mutuas, mediante convenios con otras mutuas o con las administraciones públicas sanitarias, así como mediante conciertos con medios privados, en los términos establecidos en el artículo 258 LGSS y en las normas reguladoras del funcionamiento de las entidades.

A efectos prácticos, cuando una empresa haya concertado con una mutua la gestión de las contingencias profesionales, el médico de la mutua será el encargado de emitir los partes de baja, confirmación y alta. La prestación económica del trabajador/a durante el tiempo de IT corresponde a la mutua (sobre una cuantía del 75 % de la base reguladora en caso del accidente laboral, pudiendo verse incrementada al 100 % a través del convenio colectivo).

    Asistencia sanitaria e íntegra reparación del daño derivado de contingencias profesionales

La doctrina del principio de reparación íntegra del daño causado por contingencias profesionales se asienta directamente en la interpretación del art. 108 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social de 1974 que se mantiene vigente (al no haber sido derogado por las disposiciones derogatorias de los Reales Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, y 8/2015, de 30 de octubre).

Este principio, en relación con la asistencia sanitaria, supone incluir dentro de la acción protectora de la Seguridad Social a suministrar por la mutua, tanto el tratamiento médico y quirúrgico de las lesiones o dolencias sufridas, las prescripciones farmacéuticas y, en general, todas las técnicas diagnósticas y terapéuticas que se consideren precisas por los facultativos asistentes; el suministro y renovación normal de los aparatos de prótesis y ortopedia que se consideren necesarios y los vehículos para inválidos; incluso la cirugía plástica y reparadora adecuada, cuando una vez curadas las lesiones hubieran quedado deformidades o mutilaciones que produzcan alteración importante en el aspecto físico del accidentado o dificulten su recuperación funcional para el empleo posterior; y, también, el tratamiento de rehabilitación necesario para lograr una curación más completa y rápida o para obtener una mayor aptitud para el trabajo pudiendo realizarse también este tratamiento después del alta con secuelas o sin ellas, siempre que permita la recuperación más completa de la capacidad para el trabajo, o el suministro de material ortopédico y prótesis (STS 26-6-2001, R.3165/00, 21-11-2001, R. 585/01 y 23-9-2009, R. 2657/08).

No hay versiones para este comentario

Contingencias profesionales
Incapacidad
Prestación económica
Base de cotización
Accidente de Trabajo o Enfermedad Profesional
Trabajador autónomo
Contingencias comunes
Incapacidad temporal
Acción protectora
Enfermedad profesional
Horas extraordinarias
Asistencia sanitaria
Accidente no laboral
Incapacidad permanente
Enfermedad Común
Accidente
Cese de actividad
Riesgo durante el embarazo
Lactancia natural
Medidas de seguridad en el trabajo
Riesgo durante la lactancia
Recargo de prestaciones
Período de carencia
Silicosis
Reconocimiento médico
Cuidado de menores enfermos graves
Accidente laboral
Período de observación
Traslado del trabajador
Cobertura de riesgos
Entidades colaboradoras
Profesión habitual
Contingencias de accidentes de trabajo
Instituto Social de la Marina
Prestación de incapacidad temporal
Convenios Sectoriales
Secuelas
Prestación por muerte y supervivencia
Integridad física
Base mínima de cotización

RDLeg. 8/2015 de 30 de Oct (TR. Ley General de la Seguridad Social -LGSS-) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 261 Fecha de Publicación: 31/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 02/01/2016 Órgano Emisor: Ministerio De Empleo Y Seguridad Social

RDLeg. 2/2015 de 23 de Oct (Estatuto de los Trabajadores) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 255 Fecha de Publicación: 24/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 13/11/2015 Órgano Emisor: Ministerio De Empleo Y Seguridad Social

Ley 32/2010 de 5 de Ago (Sistema especifico de proteccion por cese de actividad de los trabajadores autonomos) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 190 Fecha de Publicación: 06/08/2010 Fecha de entrada en vigor: 06/11/2010 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 40/2007 de 4 de Dic (Medidas en materia de Seguridad Social) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 291 Fecha de Publicación: 05/12/2007 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2008 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 295/2009 de 6 de Mar (prestaciones de la Seguridad Social por maternidad, paternidad, riesgo en el embarazo y riesgo durante la lactancia) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 69 Fecha de Publicación: 21/03/2009 Fecha de entrada en vigor: 01/04/2009 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo E Inmigracion

RD-Ley 28/2018 de 28 de Dic (Revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 314 Fecha de Publicación: 29/12/2018 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2019 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 35/2014 de 26 de Dic (Se modifica el TR de la Ley General de la SS) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 314 Fecha de Publicación: 29/12/2014 Fecha de entrada en vigor: 01/01/2015 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 1300/1995 de 21 de Jul (se desarrolla, en materia de incapacidades laborales del sistema de la Seguridad Social, la Ley 42/1994, de medidas fiscales, administrativas y de orden social) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 198 Fecha de Publicación: 19/08/1995 Fecha de entrada en vigor: 20/08/1995 Órgano Emisor: Ministerio De La Presidencia

Real Decreto 1630/2011 de 14 de Nov (regula la prestación de servicios sanitarios y de recuperación por las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 281 Fecha de Publicación: 22/11/2011 Fecha de entrada en vigor: 23/11/2011 Órgano Emisor: Ministerio De La Presidencia

Real Decreto 1430/2009 de 11 de Sep (desarrolla reglamentariamente la Ley 40/2007 -medidas en materia de Seguridad Social- en relacion con la prestacion de incapacidad temporal) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 235 Fecha de Publicación: 29/09/2009 Fecha de entrada en vigor: 01/10/2009 Órgano Emisor: Ministerio De Trabajo E Inmigracion

Pertenece al Grupo

Incluídos en este concepto

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Prestaciones en el Régimen especial empleados del hogar

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 10/01/2019

    Con efectos de 01-01-2012, el Régimen Especial de los Empleados de Hogar ha quedado integrado en el Régimen General de la Seguridad Social, mediante el establecimiento de un sistema especial para dichos trabajadores, quienes tendrán derecho a las ...

  • Prestaciones en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 16/01/2019

    La acción protectora del Régimen Especial de Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, se reconoce en los mismos términos que en el Régimen General con las excepciones que se desarrollan a continuación.NOVEDADES01/01/2...

  • Prestaciones en el Régimen Especial del Mar

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 11/06/2018

    Las personas trabajadoras comprendidas en el campo de aplicación de este Régimen Especial del Mar y, en su caso, a sus familiares o asimilados, se les concederá, en la extensión, términos y condiciones que se establecen en la Ley 47/2015, de 21 ...

  • Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI)

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 23/02/2016

    El Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI), es el órgano competente para evaluar, calificar y revisar la incapacidad y reconocer el derecho a las prestaciones económicas contributivas de la Seguridad Social por incapacidad permanente, en sus d...

  • Prestación por incapacidad permanente parcial

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 08/02/2016

    La Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual (IP.Parcial) ocasiona al trabajador una disminución en su rendimineto de trabajo no inferior al 33 por 100 en su rendimiento normal, sin impedir la realización de las tareas fundamentale...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados