La prueba en el procedimiento administrativo

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Administrativo
  • Fecha última revisión: 02/03/2021

La prueba en el procedimiento administrativo se encuentra regulada en los artículos 77 y 78, de la sección 2.ª "Prueba", del capítulo IV del título IV de la Ley 39/2015, de 1 de octubre.

Concepto de prueba

La prueba viene definida por la RAE como «la actuación procesal de parte, a través de los medios regulados en la norma procesal, por la que intenta acreditar los hechos que invoca como fundamento de su pretensión, con el propósito de acreditar al tribunal su certeza probatoria». Asimismo, añade que es la actividad encaminada a procurar la fijación de los hechos vertidos en los escritos de calificación y la convicción del juez sobre los mismos. Desde el punto de vista constitucional que consagra «el derecho a utilizar todos los medios pertinentes para la defensa», se comprende la admisión de todos los medios pertinentes y que estos se practiquen, siempre y cuando se preserve la contradicción, publicidad e inmediación, se respeten los requisitos formales previstos legalmente y se lleven a cabo en tiempo.

Medios y período de prueba

En esta sección 2.ª, relativa a la prueba, se definen por un lado los «medios y período de prueba» (art. 77 de la LPAC) y por otro, la «práctica de prueba» (art. 78 de la LPAC). Los medios de prueba son el vehículo a través del cual se fundamenta lo alegado.

En primer lugar, vamos a analizar los apartados contenidos en el artículo 77 de la LPAC.

El art. 77.1 de la LPAC establece que los hechos objeto del procedimiento podrán acreditarse a través de cualquier medio de prueba admisible en Derecho, considerándose nulas de pleno de derecho aquellas pruebas que hayan sido obtenidas por medios ilícitos, con violación de derechos fundamentales. Las pruebas deberán atender a los criterios establecidos en el artículo 299 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, que establece como medios de prueba:

1. Los medios de prueba de que se podrá hacer uso en juicio son:

1.° Interrogatorio de las partes.
2.° Documentos públicos.
3.° Documentos privados.
4.° Dictamen de peritos.
5.° Reconocimiento judicial.
6.° Interrogatorio de testigos.

2. También se admitirán, conforme a lo dispuesto en esta Ley, los medios de reproducción de la palabra, el sonido y la imagen, así como los instrumentos que permiten archivar y conocer o reproducir palabras, datos, cifras y operaciones matemáticas llevadas a cabo con fines contables o de otra clase, relevantes para el proceso.

3. Cuando por cualquier otro medio no expresamente previsto en los apartados anteriores de este artículo pudiera obtenerse certeza sobre hechos relevantes, el tribunal, a instancia de parte, lo admitirá como prueba, adoptando las medidas que en cada caso resulten necesarias.

En su numeral 2, el artículo 77 de la LPAC dispone que «cuando la Administración no tenga por ciertos los hechos alegados por los interesados o la naturaleza del procedimiento lo exija, el instructor del mismo acordará la apertura de un período de prueba»Por tanto, no es imprescindible que el interesado en el procedimiento solicite la apertura del período probatorio, sino que lo hará la propia Administración bajo el principio de oficialidad al que se sujeta. El período para la propuesta y práctica de las pruebas durará entre 10 y 30 días, pudiendo ampliarse de manera extraordinaria 10 días más a petición de los interesados. 

En su numeral 3, el artículo 77 de la LPAC permite que el instructor del procedimiento, mediante resolución motivada, rechace aquellas pruebas aportadas por los interesados cuando sean manifiestamente improcedentes o innecesarias. De lo contrario, se podría estar ante una indefensión determinante de nulidad, siempre y cuando se cumplan las condiciones señaladas, entre otras, en la sentencia del Tribunal Supremo, rec. 4131/1999, de 11 de noviembre de 2003, ECLI:ES:TS:2003:7031 : «[...] para que la omisión de un trámite genere una indefensión con efectos anulatorios debe haber dejado al administrado en una situación en la que le haya sido imposible alegar o defenderse, con exposición de cuál hubiera sido la situación a la que podría haberse llegado de cumplirse los requisitos legales».

Existe una consolidada doctrina del Tribunal Constitucional sobre la utilización de los medios de prueba pertinentes en relación con la tutela judicial efectiva (art. 24.2 de la CE). Entre otras, la sentencia del Tribunal Constitucional n.º 165/2001, de 16 de julio, ECLI:ES:TC:2001:165en su fundamento 2.º sintetiza esta doctrina en pocas líneas:

a) Este derecho fundamental, que opera en cualquier tipo de proceso en que el ciudadano se vea involucrado, no comprende un hipotético derecho a llevar a cabo una actividad probatoria ilimitada en virtud de la cual las partes estén facultadas para exigir cualesquiera pruebas que tengan a bien proponer, sino que atribuye solo el derecho a la recepción y práctica de las que sean pertinentes (...), entendida la pertinencia como la relación entre los hechos probados y el thema decidendi.

Asimismo, el artículo 108.2 de la Ley General Tributaria exige que «entre el hecho demostrado y aquel que se trate de deducir haya un enlace preciso y directo según las reglas del criterio humano».

En relación con el efecto probatorio, el artículo 77.4 de la LPAC prevé que «en los procedimientos de carácter sancionador, los hechos declarados probados por resoluciones judiciales penales firmes vincularán a las Administraciones públicas respecto de los procedimientos sancionadores que substancien».

Y, añade el apartado 5 del citado artículo: «los documentos formalizados por los funcionarios a los que se reconoce la condición de autoridad y en los que, observándose los requisitos legales correspondientes se recojan los hechos constatados por aquéllos harán prueba de éstos salvo que se acredite lo contrario». Lo que significa que cuentan con una presunción iuris tantum, o lo que es lo mismo, presunción de veracidad, que admite como cierto un hecho mientras no se pruebe lo contrario.

Asimismo, cabe mencionar como excepción los procedimientos de carácter sancionador. Tal y como se expone en el fundamento 3.º de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid n.º 208/2019, de 18 de marzo, ECLI:ES:TSJM:2019:2783 :

(...) como el principio constitucional de presunción de inocencia establecido en el  artículo 24 de la Constitución Española es plenamente aplicable en el ámbito administrativo sancionador, ha de ser la Administración la que soporte la carga de probar la realización por el administrado de la conducta que integra la infracción así como, en su caso, la concurrencia de las circunstancias agravantes. La presunción de no existencia de responsabilidad administrativa mientras no se demuestre lo contrario, es una presunción iuris tantum que desplaza el onus probandi a la Administración, y que sólo puede destruirse mediante la aportación de pruebas suficientes y obtenidas con las debidas garantías sobre las cuales el órgano competente pueda fundamentar un juicio razonable de tipicidad y de culpabilidad.

El apartado 6 de este artículo señala que, cuando la prueba consista en la emisión de un informe por parte de los órganos administrativos, organismos públicos o entidades de Derecho público, se va a considerar que el informe tiene carácter preceptivo.

Por último, el apartado 7 del artículo 77 de la ;LPAC cierra el precepto haciendo referencia a la valoración de la prueba, ya que cuando «pueda constituir el fundamento básico de la decisión que se adopte en el procedimiento, por ser pieza imprescindible para la correcta evaluación de los hechos, deberá incluirse en la propuesta de resolución».

CUESTIÓN

¿Podría un interesado que forma parte en un procedimiento proponer la práctica de una prueba determinada? 

Sí, se puede proponer la práctica de una prueba por parte del interesado pero hay que tener en cuenta que, si su realización implica gastos que la Administración no tiene el deber de soportar, el artículo 78.3 de la Ley 39/2015 establece que la propia Administración podrá exigir el anticipo de los gastos, a reserva de la liquidación definitiva, una vez practicada la prueba.

A continuación, analizaremos con más detalle el artículo 78 de la Ley 39/2015 relativo a la práctica de la prueba.

No hay versiones para este comentario

Medios de prueba
Período de prueba
Derechos fundamentales
Indefensión
Práctica de la prueba
Interrogatorio de las partes
Documento privado
Documento público
Interrogatorio de testigos
Reconocimiento judicial
Pruebas aportadas
Omisión
Presunción iuris tantum
Derecho a la tutela judicial efectiva
Actividad probatoria
Funcionarios públicos
Condición de autoridad o funcionario público
Presunción de certeza
Carga de la prueba
Responsabilidad administrativa
Agravante
Presunción de inocencia
Tipicidad
Organismos públicos
Aportación de pruebas
Valoración de la prueba

Ley 1/2000 de 7 de Ene (Enjuiciamiento civil) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 7 Fecha de Publicación: 08/01/2000 Fecha de entrada en vigor: 08/01/2001 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Ley 39/2015 de 1 de Oct (Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 236 Fecha de Publicación: 02/10/2015 Fecha de entrada en vigor: 02/10/2016 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Incluídos en este concepto

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • La prueba en el procedimiento contencioso-administrativo

    Orden: Administrativo Fecha última revisión: 14/01/2021

    La prueba en el procedimiento Contencioso-Administrativo, que se desarrollará con arreglo a las normas generales establecidas para el proceso civil (artículos 281 a 386 de la LEC) se encuentra regulada en los artículos 60 y 61 de la Ley 29/1998, d...

  • La prueba digital en los procesos sobre delitos informáticos

    Orden: Penal Fecha última revisión: 12/05/2021

    ¿Es la prueba digital un medio de prueba documental? Sí, la prueba digital es una prueba documental en virtud de lo dispuesto en el apartado segundo del artículo 299 de la LEC.Aspectos procesales de los medios de prueba ¿Qué se entiende por pru...

  • El contenido de las redes sociales y mensajería instantánea como elemento probatorio en el procedimiento laboral

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 03/02/2020

    En el proceso laboral además de aplicar las disposiciones contenidas en la Ley de la Jurisdicción Social también se aplican de forma supletoria las disposiciones civiles de la LEC sobre la prueba; es precisamente en esta ultima noma, la LEC, donde...

  • Los medios de prueba en el proceso civil

    Orden: Civil Fecha última revisión: 07/11/2014

     En cuanto a los medios de prueba, éstos solo existen en el proceso, se desarrollan en el mismo.Las fuentes y los medios se completan ya que, las fuentes son la realidad que existe antes del proceso y que existe aunque no exista el proceso, mientra...

  • El derecho a guardar silencio en el proceso penal

    Orden: Penal Fecha última revisión: 14/08/2019

    A pesar de que en la Constitución no se menciona este derecho, sí lo hace la LECRIM en sus artículos 118.1-g) y 520.2-a), en los cuales se reconoce expresamente dicho derecho.El juicio oral comienza y termina con la palabra del acusado. Una vez ab...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros y cursos relacionados