Reclamación de daños y perjuicios en el orden laboral: plazo de reclamación, resarcimiento, prueba de culpa empresarial, cuantificación, supuestos

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 06/06/2016

El Tribunal Supremo ha acreditado la competencia del orden Social para conocer los daños causados al trabajador por todas las conductas del empresario contractuales o extracontractuales. Relegando a la competencia del orden jurisdiccional civil a aquellas conductas o acciones del empresario que sean plenamente asimilables a las conductas y acciones de terceros ajenos a la empresa y que produzcan daños en el trabajador.

 

El concepto de daños y perjuicios como tal no aparece recogido de forma expresa en el ordenamiento laboral. Existe alguna manifestación tímida de la obligación del resarcimiento por daños, como puede ser:

  • El recargo por retraso en el pago del salario.
  • Cuando la decisión empresarial de movilidad geográfica, modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo, suspensión del contrato y reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor, hubiera podido ocasionar daños o perjuicios durante el tiempo en que produjo efectos (Art. 138 ,LJS)
  • Los derivados de la negativa del derecho o de la demora en la efectividad de la medida relativa a derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral reconocidos legal o convencionalmente (Art. 139 ,LJS)

Pero todas ellas alejadas del espíritu que el legislador civilista entiende como  indemnización de daños y perjuicios causados a otro.

El Derecho Civil contempla la compensación por los daños y perjuicios sufridos como consecuencia del incumplimiento de una obligación contraída, naciendo a su vez la obligación de resarcir. El concepto que da la doctrina civil de responsabilidad es la sujeción de la persona que vulnera un deber de conducta impuesto en interés de otro sujeto, a la obligación de resarcir el daño producido.

Tradicionalmente, la responsabilidad se ha clasificado en dos tipos:

  • a) Contractual, entendida como la transgresión de un deber de conducta impuesto en contrato.
  • b) Extracontractual, consistente en la producción de un daño por vulnerar el genérico deber "neminem laedere", es decir, abstenerse de un comportamiento lesivo para un tercero.

Los órganos jurisdiccionales de lo social sólo conocerán de las pretensiones que se promuevan dentro de la rama social del derecho en conflictos, tanto individuales como colectivos (Art. 1 ,LJS). En relación con esto, igualmente se indica que conocerán, entre otras materias, de las cuestiones litigiosas que se promuevan entre empresarios y trabajadores como consecuencia del contrato de trabajo.

El Tribunal Supremo ha declarado en reiteradas ocasiones la competencia del orden jurisdiccional social para conocer las reclamaciones de daños y perjuicios. El propio Alto Tribunal Supremo ha manifestado las dificultades existentes para discernir qué orden jurisdiccional es competente, ya que en estos litigios no existe sólo el inconveniente de la indefinición que el justiciable padece con respecto al orden jurisdiccional al que debe acudir, sino que arrastra una indeseable desigualdad de trato debida a distinta accesibilidad del proceso civil y del proceso laboral y a los muy diversos criterios informadores entre ordenamientos.

La STS 30/09/1997 (R. 22/1997) ha acreditado la competencia del orden Social  para conocer los daños causados al trabajador por todas las conductas del empresario bien contractual, bien extracontractual. Relegando a la competencia del orden jurisdiccional civil a aquellas conductas o acciones del empresario que sean plenamente asimilables a las conductas y acciones de terceros ajenos a la empresa y que produzcan daños en el trabajador.

SUPUESTOS DE RECLAMACIÓN DE DAÑOS Y PERJUICIOS 

La casuística para la reclamación de daños y perjuicios es muy variada. De entre todos los supuestos posibles destacamos:

  1. Contratación.
  2. Extinción del contrato de trabajo.
  3. Libertad Sindical y demás Derechos Fundamentales.
  4. Accidentes de trabajo.
  5. Asistencia sanitaria: Indemnización por defectuoso funcionamiento de los servicios médicos.
  6. Contenido del contrato.
  • a) Calificación de existencia de relación laboral.
  • b) Indemnización del trabajador al empresario.
  • c) Excedencia voluntaria: Negativa al reingreso.
  • d) Ejercicio del poder de dirección.
  • e) Poder sancionador del empresario.

Plazo para la reclamación de los daños y perjuicios en el orden laboral

Con carácter general, podemos afirmar que resulta de aplicación el plazo de un año contenido en el Art. 59 ,ET

Según la STS 10/12/1998 (R. 4078/1997), ha declarando que el día inicial de los efectos prescriptivos no puede fijarse con carácter general en el momento de ocurrir el evento, sino que de acuerdo con el artículo 1969 del código civil, el plazo arranca el día en que las acciones pudieron ejercitarse, teniendo en cuenta en cada supuesto las distintas vías jurisdiccionales que se realizaron para lograr una indemnización global dirigida a resarcir el daño en su integridad.

Sentencia TS, Sala de lo Social, de 11/12/2013, Rec. 1164/2013. Indemnización de daños y perjuicios por IPT derivada de Enfermedad Profesional. El inicio de la prescripción para reclamarla ha de situarse en la fecha de firmeza de la resolución judicial que declara el grado incapacitante.
Sentencia TS, Sala de lo Social, de 05/02/2013, Rec. 89/2012. Vulneración de derechos fundamentales. Integridad moral y garantía de indemnidad. Indemnización por daños y perjuicios.
Sentencia TS, Sala de lo Social, de 11/05/2012, Rec. 1554/2011. Indemnización de daños y perjuicios por vulneración de derechos fundamentales: extensión a los honorarios de letrado. Improcedencia: aplicación preferente de la normativa procesal social.
Sentencia TS, Sala de lo Social, de 13/10/2011, Rec. 4302/2010. Reclamación de indemnización por daños y perjuicios derivada de enfermedad profesional planteada por las herederas del trabajador fallecido. Competencia del orden social para conocer de la materia.
Sentencia TS, Sala de lo Social, de 21/06/2011, Rec. 3214/2010. Prescripción. Fijación del "dies a quo". Indemnización de daños y perjuicios por fallecimiento del trabajador derivado de enfermedad profesional.
Sentencia TS, Sala de lo Social, de 09/05/2011, Rec. 4280/2010. Reclamación de indemnización por daños y perjuicios derivados de la vulneración de un derecho fundamental, cuando se ha instado la resolución judicial del contrato por la vulneración del mismo. Necesidad de plantear ambas acciones en un mismo proceso.  

No hay versiones para este comentario

Daños y perjuicios
Reclamación de daños y perjuicios
Indemnización de daños y perjuicios
Pago del salario
Causas económicas, técnicas, organizativas y de producción
Reducción de jornada por causas económicas
Fuerza mayor
Condiciones de trabajo
Movilidad geográfica
Contrato de Trabajo
Conciliación de la vida personal, familiar y laboral
Doctrinas civiles
Enfermedad profesional
Vulneración de derechos fundamentales
Derechos fundamentales
Poder de dirección
Excedencia voluntaria
Reclamación de indemnización
Incapacidad permanente total
Dies a quo
Integridad moral
Garantía de indemnidad

Ley 36/2011 de 10 de Oct (Jurisdicción social) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 245 Fecha de Publicación: 11/10/2011 Fecha de entrada en vigor: 11/12/2011 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Pertenece al Grupo

Incluídos en este concepto

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados