Regulación del derecho real de usufructo en la Comunidad Foral de Navarra

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El usufructo

    Órden: Civil Fecha última revisión: 05/10/2016

    Derecho real de goce o disfrute de una cosa, bien o derecho ajenos con la obligación de conservar su forma y sustancia, a no ser que el título de su constitución o la ley autoricen otra cosa (Art. 467 ,Código Civil). Esta figura resulta muy habit...

  • Derechos y obligaciones del usufructuario

    Órden: Civil Fecha última revisión: 05/10/2016

    El Art. 467 ,Código Civil establece que: "el usufructo da derecho a disfrutar los bienes ajenos con la obligación de conservar su forma y sustancia, a no ser que el título de su constitución o la ley autoricen otra cosa".  Los sujetos del usuf...

  • Copropiedad y derechos reales limitados sobre las acciones

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 26/01/2016

    Ha de indicarse que cuando las acciones están representadas por títulos, habrá de distinguirse el caso de que: Los títulos sean nominativos: la existencia de la copropiedad o de los derechos reales limitados deberá inscribirse en el libro-r...

  • Efectos de la extinción del usufructo

    Órden: Civil Fecha última revisión: 05/10/2016

    El Art. 522 ,Código Civil establece que: "terminado el usufructo, se entregará al propietario la cosa usufructuada, salvo el derecho de retención que compete al usufructuario o a sus herederos por los desembolsos que deban ser reintegrados. Verif...

  • Regulación del usufructo vidual en Aragón

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La regulación del usufructo vidual en Aragón se encuentra en el Capítulo III del Título V del Libro Segundo del Decreto Legislativo 1/2011, de 22 de marzo, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba, con el título de «Código del Derecho Fo...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Civil
  • Fecha última revisión: 06/10/2016

El derecho real de usufructo, se define, por parte del Derecho Civil Foral de Navarra, como aquel que concede a su titular, por tiempo limitado, las facultades dominicales con exclusión de la de disponer de la cosa objeto del usufructo. En este sentido, el usufructuario podrá ejercitar con este fin todas las acciones pertinentes y recabar del nudo propietario lo necesario para su ejercicio. Por su parte, el usufructuario no podrá ceder su derecho, pero sí el ejercicio del mismo por el tiempo que dure el usufructo. En lo que concierne a su regulación, es preciso estar a los contenido en los @@408-422@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##.

El @@408@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##, define el derecho real de usufructo, como aquel que concede a su titular, por tiempo limitado, las facultades dominicales con exclusión de la de disponer de la cosa objeto del usufructo. En este sentido, el usufructuario podrá ejercitar con este fin todas las acciones pertinentes y recabar del nudo propietario lo necesario para su ejercicio. Por su parte, el usufructuario no podrá ceder su derecho, pero sí el ejercicio del mismo por el tiempo que dure el usufructo. Conviene considerar que en caso de que el usufructuario hubiese establecido algún tipo de arrendamiento, este se resolverá, en todo caso, al extinguirse el usufructo. No obstante, los arrendamientos rústicos subsistirán hasta la terminación del año agrícola.

Por otro lado, el @@409@@Ley 1/1973, de 1 de marzo## establece que el usufructo podrá constituirse en virtud de una disposición legal o por voluntad del propietario, manifestada tanto en actos mortis causa como inter vivos, sea por constitución directa a favor de otra persona, sea mediante reserva de ese derecho en un acto de transmisión de la propiedad. Igualmente, también se permite que se lleve a cabo por la adjudicación en juicio divisorio o acto particional.

En cuanto al objeto del usufructo, precisa el @@410@@Ley 1/1973, de 1 de marzo## que este podrá recaer sobre toda clase de bienes, aunque no produzcan frutos, y podrá recaer sobre la totalidad o parte alícuota de un patrimonio. Sin embargo, cuando el usufructo verse sobre bienes consumibles, el usufructuario adquirirá sobre ellos la plena disposición, pero deberá restituir una cantidad igual del mismo género y calidad.

Igualmente, precisa el  mencionado precepto que para hacer entrega de los bienes al usufructuario, o en cualquier otro momento, el propietario podrá exigir la formación de un inventario y la constitución de una garantía (@@231@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##) de la obligación de restituir y de indemnización de daños causados. No serán necesarios el inventario o la constitución de garantía cuando el usufructuario estuviere relevado de hacerlo por disposición de la Ley o por el constituyente, o cuando el Juez lo estimare innecesario.

Respecto de la duración del usufructo, precisa el @@411@@Ley 1/1973, de 1 de marzo## que este será de carácter vitalicio, salvo que conste haberse constituido por tiempo determinado. Conviene matizar que cuando el titular es una persona jurídica, el usufructo que no tenga otro plazo, se extingue a los cien años.

Por su parte, el @@412@@Ley 1/1973, de 1 de marzo## prevé la posibilidad de que el usufructo puede establecerse conjunta o sucesivamente a favor de personas que vivan o estén concebidas en el momento de su constitución. Sin embargo, en caso de establecerse con respecto a otras personas, sólo podrá constituirse dentro de los límites establecidos en el párrafo segundo del @@224@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##. Asimismo, cuando se constituya el usufructo a favor de varias personas, éstas podrán usar solidariamente las cosas objeto de su derecho, y se repartirán los frutos por partes iguales, salvo que otra cosa se hubiere dispuesto en el título de su constitución. Una vez se haya extinguido el derecho de uno de los cousufructuarios, su parte acrecerá a los otros titulares.

El @@413@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##, señala como uno de los aspectos que caracterizan al usufructo, es el hecho de que no será redimible contra la voluntad del usufructuario, salvo que el título de su constitución estableciere lo contrario.

En lo relativo a las cargas y contribuciones, el @@414@@Ley 1/1973, de 1 de marzo## indica que aquellas que graven estrictamente la propiedad, serán de cuenta del nudo propietario. Todas las demás, así como los gastos necesarios, serán de cuenta del usufructuario, excepto las que no tengan carácter periódico, las cuales se abonarán por ambos en proporción al valor de sus respectivos derechos. También se abonarán, en la misma proporción, las primas de los seguros de la cosa usufructuada en el caso de que cualquiera de ellos exigiere concertarlos. En cuanto a los frutos, el @@415@@Ley 1/1973, de 1 de marzo## establece que el usufructuario los adquirirá conforme a lo dispuesto en los @@353,354@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##. Al terminar el usufructo, podrá exigirse una indemnización proporcionada a los gastos de producción de los frutos que no adquiera.

A continuación, conviene llevar a cabo una clasificación de los tipos de usufructo regulados en la mencionada ley:

  • Usufructo de rebaño. El usufructuario de un rebaño, para mantener la totalidad del mismo, deberá reponer las cabezas consumidas, y hará suyas las excedentes (@@416@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##).
  • Usufructo de montes. Para el caso se observarán las reglas contenidas en el @@417@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##, salvo que el título de su constitución ordenare otra cosa:
    • El usufructuario podrá hacer los aprovechamientos ordinarios con arreglo a la naturaleza del predio y a los usos del lugar.
    • Tratándose de montes maderables, podrá también hacer entresacas o cortas. En las cortas a mata rasa de montes que no sean de producción espontánea, el usufructuario tendrá el deber de repoblar.
    • El beneficio de las cortas pertenecerá al usufructuario en proporción al tiempo que lleve en el usufructo, en relación con el período de producción de los árboles.
    • En todo caso, el usufructuario, haciéndolo saber previamente al nudo propietario, podrá cortar árboles por el pié para las reparaciones y mejoras que pretenda realizar en el predio. El nudo propietario podrá oponerse a la tala por mejoras y a las de reparaciones, cuando tome éstas a su cargo.
  • Usufructo de crédito. En este caso,  el derecho se entiende constituido sobre su importe. El usufructuario percibirá los intereses que el crédito devengue y, al cobro del mismo, se aplicará lo dispuesto en el párrafo segundo del @@410@@Ley 1/1973, de 1 de marzo## (@@418@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##).
  • Usufructo de renta. El usufructuario de una renta adquiere la misma por vencimientos, hasta la extinción del usufructo (@@418@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##).
  • Usufructo de acciones. Cuando el usufructo recaiga sobre acciones, participaciones o cuotas sociales será de aplicación lo establecido en el @@258@@Ley 1/1973, de 1 de marzo## (@@418@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##).
  • Usufructo sobre derecho de retracto. Cuando en el patrimonio objeto de un usufructo universal exista un derecho de retracto respecto a bienes vendidos con pacto de retro o a carta de gracia, podrán ejercitar el retracto tanto el nudo propietario como el usufructuario, y el usufructo se extenderá a los bienes retraídos; cuando lo hubiere ejercitado el usufructuario, podrá exigir el reembolso del importe al término del usufructo. En los demás casos de usufructo, el retracto corresponderá exclusivamente al nudo propietario, y el usufructo no se extenderá a los bienes retraídos (@@419@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##).

El @@420@@Ley 1/1973, de 1 de marzo## contempla el derecho de retención, de forma que al extinguirse el usufructo sobre bienes que deban recaer o revertir en favor de persona no determinada, el usufructuario o sus herederos habrán de continuar como administradores de aquellos bienes hasta que se determine la persona a quien deban entregarse los mismos y podrán cobrarse los gastos con cargo a los frutos percibidos, así como retener la posesión hasta el total abono.

El @@421@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##, establece como causas de extinción del usufructo:

  • Por muerte o renuncia del usufructuario.
  • Por la falta de ejercicio durante el plazo ordinario de la usucapión de la propiedad.
  • Por vencimiento del término o el cumplimiento de la condición resolutoria
  • Por la consolidación con la nuda propiedad
  • Ante la pérdida de la cosa usufructuada.

Finalmente, ante casos de expropiación forzosa, sustitución forzosa o de indemnización por pérdida total o parcial, el derecho de usufructo recaerá sobre las indemnizaciones u otros bienes subrogados, así lo fija el @@422@@Ley 1/1973, de 1 de marzo##.

No hay versiones para este comentario

Usufructo
Usufructuario
Nudo propietario
Frutos
Derecho de usufructo
Dueño
Inventarios
Voluntad
Arrendamientos rústicos
Montes
Transmisión de la propiedad
Persona jurídica
Duración del usufructo
Predio
Bien usufructuado
Extinción del usufructo
Derecho de retracto
Retracto
Retraído
Usufructo de acciones
Pacto de retroventa
Usufructo universal
Reembolso
Derecho de retención
Nuda propiedad
Usucapión
Renuncia del usufructo
Condición resolutoria