El seguro de crédito como modalidad de seguro contra daños

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El seguro contra daños

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    La Ley de contratos de seguro (LCS), contempla dos grandes ramas de seguros, por un lado los seguros contra daños y por otro los seguros de personas. En concreto los seguros contra daños aparecen regulados en el Art. 25 ,LCS y siguientes.  Dentro ...

  • Aspectos generales del contrato de seguro

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    El contrato de seguro es un contrato por el cual, una de las partes llamada asegurador, está obligado a pagar una cantidad a la otra parte, llamada asegurado, en caso de que se produzca algún hecho que genere daños sobre la cosa asegurada.    E...

  • Obligaciones del asegurado en el contrato de seguro

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    El asegurado será el titular del interés asegurado, el que está expuesto al riesgo, mientras que el tomador del seguro será el sujeto que estipula el seguro y que contrae la obligación de pagar la prima.  El asegurado puede contratar por sí mi...

  • Obligaciones del tomador en el contrato de seguro

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 22/07/2015

    El tomador del seguro será el sujeto que estipula el seguro y que contrae la obligación de pagar la prima en las condiciones estipuladas en la póliza. Como señala el Art. 7 ,LCS párrafo segundo, si el tomador del seguro y el asegurado son person...

  • Seguro de lucro cesante

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    El seguro de lucro cesante obliga al asegurador, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato, a indemnizar al asegurado la pérdida del rendimiento económico, que hubiera podido alcanzarse en un acto o actividad de no haberse prod...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 29/01/2016

El seguro de crédito aparece regulado en el Art. 69 ,LCS en los siguientes términos: ?Por el seguro de crédito el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en la Ley y en el contrato, a indemnizar al asegurado las pérdidas finales que experimente a consecuencia de la insolvencia definitiva de sus deudores?.

 

Por otra parte, la Ley de Contrato de Seguro incluye al Seguro de Crédito entre los de Grandes Riesgos, según el 107.2 ,LCS, por lo que las partes contratantes cuentan con libertad de elección sobre la ley que deseen aplicar. De esta manera, el régimen jurídico de los contratos se regula por las condiciones generales, particulares, y especiales de la póliza, en todo cuanto en las mismas no quede regulado expresamente por la LCS.

La Ley de Contrato de Seguro reputa existente la insolvencia definitiva del deudor en los siguientes supuestos contemplados en el Art. 70 ,LCS, que son considerados por la jurisprudencia como un sistema cerrado:

  1. Cuando haya sido declarado en quiebra mediante resolución judicial firme.
  2. Cuando haya sido aprobado judicialmente un convenio en el que se establezca una quita del importe.
  3. Cuando se haya despachado mandamiento de ejecución o apremio, sin que del embargo resulten bienes libres bastantes para el pago.
  4. Cuando el asegurado y el asegurador, de común acuerdo, consideren que el crédito resulta incobrable.

No obstante lo dicho, transcurridos seis meses desde el aviso del asegurado al asegurador del impago del crédito, éste abonará a aquél el cincuenta por ciento de la cobertura pactada, con carácter provisional y a cuenta de ulterior liquidación definitiva.

En lo referente a la indemnización, dispone el Art. 71 ,LCS que “en caso de siniestro, la cuantía de la indemnización vendrá determinada por un porcentaje, establecido en el contrato, de la pérdida final que resulte de añadir al crédito impagado los gastos originados por las gestiones de recobro, los gastos procesales y cualesquiera otros expresamente pactados. Dicho porcentaje no podrá comprender los beneficios del asegurado, ni ser inferior al cincuenta por ciento de la pérdida final”.

Puede entenderse de dicho precepto que mediante el seguro de crédito, la aseguradora no garantiza el pago de un montante indemnizatorio que repare totalmente el perjuicio que se ha infringido al asegurado como consecuencia de la insolvencia de sus deudores, sino que una parte de la deuda va a quedar a riesgo del asegurado por disposición legal.

Respecto a las obligaciones del asegurado y tomador en su caso, estas vienen establecidas en el Art. 72 ,LCS y son las siguientes:

  1. Exhibir, a requerimiento del asegurador, los libros y cualesquiera otros documentos que poseyere relativos al crédito o créditos asegurados.
  2. Prestar la colaboración necesaria en los procedimientos judiciales encaminados a obtener la solución de la deuda, cuya dirección será asumida por el asegurador.
  3. Ceder al asegurador, cuando éste lo solicite, el crédito que tenga contra el deudor una vez satisfecha la indemnización.

Además también existen otras obligaciones del asegurado, la principal es el pago de la prima a la compañía, la cual impone normalmente en sus pólizas una cantidad que actúe como depósito de garantía para el pago. En el momento que el asegurado pague este depósito la compañía empezará a aceptar los riesgos. Las primas se calcularán sobre el importe total de las facturas aseguradas si el seguro de crédito se deriva de la venta y, en general, de la cuantía total del importe de los créditos.

Con respecto al asegurador, su principal obligación es la de abonar al asegurado la indemnización pactada correspondiente a las pérdidas netas definitivas que experimente en su patrimonio. Para determinar el importe de la indemnización es necesario que se cumpla la premisa de una efectiva insolvencia del deudor, siendo el Art. 71 ,LCS el que prevé que la cuantía de la indemnización que será determinada por un porcentaje, establecido en el contrato, de la pérdida final que resulte sumar al crédito impagado los gastos originados por todas las gestiones que se hayan efectuado para el cobro, así como los gastos procesales y cualesquiera otros expresamente pactados.

Con todo, el porcentaje referido no podrá comprender los beneficios del asegurado, ni ser inferior al 50% de la pérdida final. El asegurador, si así lo ha previsto la póliza, también deberá poner a disposición del asegurado anticipos sobre las pérdidas valoradas provisionalmente, que serán pagados hasta la totalidad de la indemnización prevista sobre la base de la valoración.

Existen diversas modalidades de pólizas de seguro de crédito, entre las que destacan la póliza de mercado doméstico, que protege las operaciones de compra-venta en firme de bienes y servicios a crédito dentro del mercado nacional, la póliza de crédito a la exportación, póliza de exceso de pérdidas etc.

 

No hay versiones para este comentario

Seguro de crédito
Asegurador
Insolvencia
Contrato de seguro
Cuantía de la indemnización
Quiebra
Obligaciones del asegurado
Litis expensas
Pago de primas de seguro
Insolvencia del deudor