Seguros marítimos y aéreos

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Derecho marítimo y derecho aéreo

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El Derecho marítimo es el conjunto de relaciones que nacen o se desarrollan con el mar, abarcando tanto las relaciones marítimas privadas como comerciales o no, como las relaciones internas e internacionales de carácter público que afectan al tr...

  • Responsabilidad de los empresarios de la navegación marítima y aérea

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    Antes de entrar  de manera pormenorizada sobre la responsabilidad de los empresarios de la navegación marítima y aérea debemos empezar por decir qué se entiende por empresario marítimo y a su vez diferenciarlo de otros sujetos que operan en el ...

  • El seguro contra daños

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 29/01/2016

    La Ley de contratos de seguro (LCS), contempla dos grandes ramas de seguros, por un lado los seguros contra daños y por otro los seguros de personas. En concreto los seguros contra daños aparecen regulados en el Art. 25 ,LCS y siguientes.  Dentro ...

  • Averías, salvamento y asistencia del buque y la aeronave.

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 25/01/2016

    El Código de Comercio distingue entre dos tipos de averías, averías-gastos y averías-daños (806 ,Código de Comercio), las cuales deberán ser causadas de forma extraordinaria por daños de la navegación. Los gastos que no llevan aparejado un...

  • El Consorcio de Compensación de seguros

    Órden: Mercantil Fecha última revisión: 06/06/2016

    El Consorcio de Compensación de Seguros, se constituye como una entidad pública empresarial con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines, dotada de patrimonio distinto al del Estado, que ajustará s...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Mercantil
  • Fecha última revisión: 25/01/2016

Los seguros marítimos tienen sus propias características debido a las peculiaridades de la navegación por el mar. Se encuentran regulados en el Código de Comercio y en la Ley de Contratos de Seguro, la cual se aplica supletoriamente, tal y como se ha establecido en varias sentencias del Tribunal Supremo.

El seguro marítimo es un contrato por el que un asegurador debe indemnizar al asegurado en la cantidad de los daños patrimoniales que sufra, siempre que estos estén cubiertos por el seguro. Es un contrato bilateral y oneroso, sinalagmático, de tracto sucesivo, aleatorio, de buena fe y sometido a una pluralidad de riesgos.

Por otro lado, en virtud de la legislación europea, la normativa española ha establecido todo lo relativo a los seguros aéreos. Se introdujo así la obligación de la contratación de un seguro de responsabilidad civil por accidentes, para la concesión de licencias para compañías aéreas. Además se deberá contratar un seguro a mayores que garantice la indemnización, según el Convenio de Montreal.

 

 

En cuanto a ese carácter de los riesgos, que son heterogéneos, se distinguen cuatro modalidades, que son: el seguro de cascos o buques, el de facultades o mercancías, el de flete y el de seguro de responsabilidad civil de naviero o seguro de protección e indemnización.

- El riesgo marítimo: es la posibilidad de que se produzca un daño para el asegurado en el ámbito marítimo. Es riesgo de los contratos de seguro marítimos es un elemento principal y propio de los seguros marítimos, ya que es un riesgo diferente el que existe en el ámbito del mar. En este tipo de seguros rige el principio de universalidad del riesgo, por el que, el asegurado conseguirá siempre la indemnización en caso de que demuestre que el daño fue producido a consecuencia de un riesgo de mar (743,755 ,Código de Comercio). Los accidentes que se producen en el mar son, muy a menudo, por causas que se desconocen, o son éstas conocidas pero mediante un proceso muy costoso, por lo que, en esos casos deberá pagar el asegurador.

Los riesgos que se incluyen en el contrato de seguro marítimo son los previstos en el 755 ,Código de Comercio:

1. Varada o empeño del buque, con rotura o sin ella.

2. Temporal.

3. Naufragio.

4. Abordaje fortuito.

5. Echazón.

6. Fuego o explosión.

7. Riesgos de guerra.

Estas materias se pueden ampliar o reducir, ya que son dispositivas. Las modificaciones más habituales de estas materias son las que se refieren a la culpa o diligencia del asegurado, defectos latentes, extensión de la cobertura del seguro en el tiempo, medidas de aminoración del daño y el abordaje.

Los riesgos excluidos son los del 756 ,Código de Comercio, que se pueden ampliar o reducir mediante condiciones particulares:

1. Cambio voluntario de derrotero de viaje o de buque.

2. Baratería del patrón.

3. Mermas, derramas y dispendios debidos a la naturaleza de las cosas.

- El principal elemento del contrato de seguro es la póliza. El contrato es formal y la póliza es necesaria para que sea válido como tal, tal y como ha determinado la jurisprudencia en diversas ocasiones (737,738 ,Código de Comercio).

La póliza debe tener un contenido, que se regula en el 737 ,Código de Comercio. Según este artículo debe ser nominativa o a la orden y las partes pueden ampliar su contenido. Las condiciones que se incluyen en las pólizas españolas son de tres tipos, las que elaboran las compañías de seguro, las del Instituto de Aseguradores de Londres y las condiciones que regulan determinados tráficos o cargamentos.

- Contenido y tipos de seguros: dependiendo de los intereses que se aseguren, variará el contrato de seguro marítimo. El objeto principal del contrato de seguro no es el buque, el flete o las mercancías, sino las relaciones entre el sujeto interesado en el seguro con dichas cosas. Los requisitos para que un contrato pueda ser de seguro son:

1º. Debe existir una relación de la persona con la cosa sometida a los riesgos de la navegación, debe haber un interés y una amenaza (Art. 25 ,Ley de Contrato de Seguro).

2º. Debe ser lícito (781 ,Código de Comercio).

3º. Y debe haber una relación económica y no una relación sobre cosas que se hayan valorado falsamente.

El asegurado, en el ejercicio de este contrato tiene una serie de obligaciones y deberes, al igual que el asegurador.

1. El asegurado: debe pagar la prima, según lo pactado en el contrato (738 ,Código de Comercio). La prima se regirá por los principios de indivisibilidad e invariabilidad.

Además de pagar la prima, debe hacer frente a una serie de cargas, propias del contrato de seguro marítimo, por ello, deberá, valorar de forma exacta los intereses del seguro; ser veraz en cuanto a las circunstancias del riesgo; poner en conocimiento del asegurador las incidencias de la navegación; poner también en conocimiento del asegurar los siniestros que se produzcan; actuar correctamente en caso de siniestro par evitar los daños; pedir la intervención de peritos para que comprueben los hechos y colaborar con la subrogación de la acción de daños contra el responsable de un siniestro.

2. El asegurador: debe indemnizar el daño que sufra el asegurado, una vez producido éste. Debe existir el daño y debe existir conforme a lo previsto en el contrato de seguro correspondiente. En caso de que se produzcan los daños se deberá indemnizar en un plazo de quince días, salvo pacto en contrario (738,770 ,Código de Comercio). También debe firmar y entregar la póliza al asegurado y proporcionar un formulario al asegurado que le permita valorar el riesgo y el interés del asegurado.

Existen diversos tipos de contratos de seguro, que son:

A) Seguro de cascos: es el seguro del buque en sí, el interés es el valor económico que une a la persona con el buque.

B) Seguro de facultades: es el seguro de la carga, cubre también el interés económico entre la persona y la carga.

C) Seguro sobre el flete: es el seguro que cubre el riesgo de pérdida del derecho del porteador a cobrar al precio que se ha convenido (743 ,Código de Comercio) el riesgo en ese caso recae sobre el cargador, por lo que es el titular del interés asegurado.

D) El seguro del beneficio esperado: cubre el interés de la ganancia que se espera para el asegurado, en caso de que entregue las mercancías en su destino. Se rige por lo que se haya convenido y por el Código de Comercio (743,748 ,Código de Comercio).

E) El seguro de responsabilidad civil del naviero: es un seguro por daños a terceros. No tiene regulación y cubre los daños adicionales que no cubre el seguro marítimo. Se incluyen en esos riesgos: las posibles muertes, lesiones, enfermedades, daños a objetos, daños derivados de la explotación o uso del buque, etc.

- La liquidación del seguro se produce en base al cálculo del daño y el pago de la indemnización. Existen dos acciones que rigen el contrato de seguro, que son la acción de avería y la de de abandono. La acción de avería es general y se puede usar ante cualquier daño. El abandono solo se puede utilizar en determinados casos de accidentes mayores.

a) La acción de avería: cubre los daños sobre el buque y la carga, distinguiendo entre la pérdida total y la parcial o deterioro. Para calcular el valor de los daños de los buques hay que distinguir la pérdida parcial o total del buque, el daño presunto y en convenido.

b) La acción de abandono: es exclusiva del seguro marítimo. Se utilizará solamente en determinados siniestros. Los casos de abandono son:

1. Falta de noticias del buque durante unos plazos pactados.

2. Naufragio.

3. Inhabilitación del buque para navegar.

4. Apresamiento, embargo o detención.

5. Pérdida de las cosas aseguradas.

El asegurado debe elegir entre la acción de abandono o la de avería. La acción de abandono es más simple y rápida que la de avería.

- Las acciones derivadas del contrato de seguro marítimo prescriben a los tres años desde el siniestro.

- El préstamo a la gruesa: está en desuso actualmente. Es un contrato en el que, bajo cualquier condición, el reembolso de la suma prestada y el premio pactado dependen de que el se arribe efectivamente al puerto, con los efectos sobre los que se hace el préstamo, o con el valor que se haya obtenido, en caso de que se produzca un accidente (719 ,Código de Comercio). Este contrato sirve para facilitar fondos al naviero y dar cobertura a una expedición. Es un contrato formal, bilateral, aleatorio y mercantil.

 

El seguro aéreo

Se determinan unos requisitos mínimos para las compañías  y los operadores aéreos, relativos a los seguros de pasajeros, los ocupantes, el correo, el equipaje y terceros. Estos son necesarios para poder operar en la Comunidad Europea, incluso simplemente para poder sobrevolarla.

Las compañías aéreas están obligadas a depositar un certificado o garantía del seguro ante el Estado de concesión de la licencia o de matriculación de la aeronave. De esta forma, se garantizará el cumplimiento del seguro por parte de dichas compañías.

En caso de que se incumpla la obligación del seguro, se sancionará de forma proporcional y efectiva. Se podrá llegar incluso a retirar la licencia de operador.

1. El seguro de aeronaves: es obligatorio si es objeto de hipoteca o si está al servicio de una línea aérea. Están exentas las aeronaves de uso particular, recreo o acrobacia.

El seguro de aeronaves cubre los daños de la misma en vuelo o en tierra, siempre que no esté excluido expresamente en el contrato. Se suelen utilizar franquicias que dependen del contrato.

2. El seguro de mercancías y equipajes: por este seguro se satisface, repone, repara o compensa la pérdida total, real o los daños parciales que se produzcan por caídas, colisiones, cambios de ruta, lanzamientos, incendios, explosiones o cualquier otra causa accidental. En caso de robo, se cubrirá siempre que haya señales inequívocas del mismo. Este seguro no es obligatorio.

No se cubren los daños causados por, guerras, medidas sanitarias, vicios y retrasos, a no ser que así se prevea en la póliza.

3. Seguros de pasajeros y a terceros por daños en la superficie: es un seguro obligatorio. Cubre la responsabilidad en cuanto a la muerte, heridas, lesiones corporales de los pasajeros, hasta un límite razonable. Se incluyen las acciones de embarque, desembarque y vuelo.

No hay versiones para este comentario

Contrato de seguro
Seguros marítimos
Buque
Asegurador
Seguro de responsabilidad civil
Mercancías
Abordaje
Naviera
Seguros aéreos
Buena fe
Tracto sucesivo
Daño patrimonial
Concesión de licencias
Riesgos excluidos
Culpa
Cobertura del seguro
Baratería del patrón
Derrama
Responsabilidad
Amenazas
Indivisibilidad
Subrogación
Aeronaves
Cargador
Daños a terceros
Porteador
Interés asegurado
Pago de la indemnización
Operadores
Equipaje
Reembolso
Accidente
Incendios
Robo
Seguro obligatorio
Retirada de licencia
Seguro de las mercancías
Hipoteca