Supuestos de extinción, pérdida o suspensión del subsidio por incapacidad temporal

TIEMPO DE LECTURA:

  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Laboral
  • Fecha última revisión: 22/09/2020

La extinción del derecho a la IT se produce por el transcurso del plazo máximo establecido, por alta médica del trabajador, por acceder a la pensión de jubilación, por incomparecencia injustificada a exámenes o reconocimientos médicos, o por fallecimiento del beneficiario. La pérdida o suspensión, de forma generalizada, se produce ante la actuación fraudulenta del beneficiario, el rechazo o abandono del tratamiento o el trabajo por cuenta propia o ajena.

 

 

CAUSAS DE EXTINCIÓN

  • Transcurso del plazo máximo de 545 días naturales desde la baja médica.
  • Por alta médica. Curación o mejoría que permita al trabajador realizar su trabajo habitual.
  • Ser dado de alta el trabajador. Con o sin declaración de incapacidad permanente.
  • Reconocimiento de pensión de jubilación.
  • Incomparecencia injustificada a los exámenes o reconocimientos establecidos por los médicos adscritos al INSS o a la Mutua.
  • Fallecimiento.
  • Iniciación por el INSS de expediente de Incapacidad Permanente. Agotamiento de los 365 días de Incapacidad Temporal.
  • Iniciación por el INSS de expediente de Incapacidad Permanente durante. Prórroga de la situación de Incapacidad Temporal.

CAUSAS DE PÉRDIDA O SUSPENSIÓN

 

  • Actuación fraudulentamente para la obtención o conservación de la prestación.
  • Cuando el beneficiario trabaje por cuenta propia o ajena.
  • También podrá ser suspendido el derecho al subsidio. Cuando sin causa razonable se rechace o abandone el tratamiento que le fuere prescrito.
  • Suspensión cautelar del derecho. La incomparecencia del beneficiario a cualquiera de las convocatorias realizadas por los médicos adscritos al INSS y a las Mutuas para examen y reconocimiento médico suspenderá cautelarmente la prestación al objeto de comprobar si aquella fue o no justificada.

Extinción del derecho al subsidio

El Real Decreto Legislativo 8/2015 de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, establece en su artículo 174.1 que el derecho al subsidio de la Incapacidad Temporal se extinguirá por el transcurso del plazo máximo de 545 días naturales desde la baja médica. Así mismo, en el artículo 174.2 se establece que «cuando el derecho al subsidio se extinga por el transcurso de 545 días naturales fijado en el apartado anterior, se examinará necesariamente (por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social), en el plazo de tres meses, el estado del incapacitado a efecto de certificar el grado de incapacidad permanente que corresponda. No obstante, en aquellos casos en los que continuando la necesidad de tratamiento médico por la expectativa de recuperación o la mejora del estado del trabajador, con vistas a su reincorporación laboral, la situación clínica del interesado hiciera aconsejable demorar la citada calificación, ésta podrá retrasarse por el periodo preciso, sin que en ningún caso se puedan rebasar los 730 días naturales sumados los de Incapacidad Temporal y los de prolongación de sus efectos. Durante los periodos previstos en este apartado, de tres meses y de demora de la calificación, no subsistirá la obligación de cotizar».

En consonancia con lo anterior, la prestación se extinguirá por (art. 174 LGSS):

  • El transcurso del plazo máximo de 545 días naturales desde la baja médica. 
  • Alta médica por curación o mejoría que permita al trabajador realizar su trabajo habitual. 
  • Alta del trabajador, con o sin declaración de incapacidad permanente.
  • Reconocimiento de la pensión de jubilación.
  • Incomparecencia injustificada del beneficiario a cualquiera de las convocatorias para los exámenes y reconocimientos establecidos por los médicos adscritos al Instituto Nacional de la Seguridad Social o a la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social.
  • Fallecimiento del beneficiario.

A efectos de determinar la duración del subsidio, se computarán los períodos de recaída en un mismo proceso. Se considerará que existe recaída en un mismo proceso cuando se produzca una nueva baja médica por la misma o similar patología dentro de los ciento ochenta días naturales siguientes a la fecha de efectos del alta médica anterior.

A TENER EN CUENTA

1. Cuando el derecho al subsidio se extinga por el transcurso del período de 545 días naturales fijado en el apartado anterior, se examinará necesariamente, en el plazo máximo de tres meses, el estado del incapacitado a efectos de su calificación, en el grado de incapacidad permanente que corresponda.

No obstante, en aquellos casos en los que, continuando la necesidad de tratamiento médico por la expectativa de recuperación o la mejora del estado del trabajador, con vistas a su reincorporación laboral, la situación clínica del interesado hiciera aconsejable demorar la citada calificación, ésta podrá retrasarse por el período preciso, sin que en ningún caso se puedan rebasar los setecientos treinta días naturales sumados los de incapacidad temporal y los de prolongación de sus efectos.

Durante los períodos previstos en este apartado, de tres meses y de demora de la calificación, no subsistirá la obligación de cotizar.

2. Extinguido el derecho a la prestación de incapacidad temporal por el transcurso del plazo de 545 días naturales de duración, con o sin declaración de incapacidad permanente, sólo podrá generarse derecho a la prestación económica de incapacidad temporal por la misma o similar patología, si media un período superior a 180 días naturales, a contar desde la resolución de la incapacidad permanente.

Este nuevo derecho se causará siempre que el trabajador reúna, en la fecha de la nueva baja médica, los requisitos exigidos para ser beneficiario del subsidio de incapacidad temporal derivado de enfermedad común o profesional, o de accidente, sea o no de trabajo. A estos efectos, para acreditar el período de cotización necesario para acceder al subsidio de incapacidad temporal derivada de enfermedad común, se computarán exclusivamente las cotizaciones efectuadas a partir de la resolución de la incapacidad permanente.

No obstante, cuando se trate de la misma o similar patología y no hubiesen transcurrido ciento ochenta días naturales desde la denegación de la incapacidad permanente, podrá iniciarse un nuevo proceso de incapacidad temporal, por una sola vez, cuando el Instituto Nacional de la Seguridad Social, a través de los órganos competentes para evaluar, calificar y revisar la situación de incapacidad permanente del trabajador, considere que el trabajador puede recuperar su capacidad laboral. Para ello, el Instituto Nacional de la Seguridad Social acordará la baja a los exclusivos efectos de la prestación económica por incapacidad temporal.

3. El alta médica con propuesta de incapacidad permanente, expedida antes de que el proceso hubiera alcanzado los 365 días de duración, extinguirá la situación de incapacidad temporal.

Si, al agotamiento del plazo de 365 días, el Instituto Nacional de la Seguridad Social acordase la iniciación de un expediente de incapacidad permanente, la situación de incapacidad temporal se extinguirá en la fecha de cumplimiento del indicado plazo. Cuando, en el ejercicio de las competencias previstas en el apdo. 1. a) art. 169 Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, el Instituto Nacional de la Seguridad Social hubiese acordado la prórroga expresa de la situación de incapacidad temporal, y durante la misma iniciase un expediente de incapacidad permanente, la situación de incapacidad temporal se extinguirá en la fecha de la resolución por la que se acuerde dicha iniciación.

4. Sin perjuicio de lo dispuesto en los números anteriores, cuando la extinción se produjera por alta médica con propuesta de incapacidad permanente, por acuerdo del Instituto Nacional de la Seguridad Social de iniciación de expediente de incapacidad permanente, o por el transcurso de los 545 días naturales, el trabajador estará en la situación de prolongación de efectos económicos de la incapacidad temporal hasta que se califique la incapacidad permanente.

En los supuestos a los que se refiere el párrafo anterior, los efectos de la prestación económica de incapacidad permanente coincidirán con la fecha de la resolución de la Entidad Gestora por la que se reconozca, salvo que la misma sea superior a la que venía percibiendo el trabajador en concepto de prolongación de los efectos de la incapacidad temporal, en cuyo caso se retrotraerán aquellos efectos al día siguiente al de extinción de la incapacidad temporal.

En el supuesto de extinción de la incapacidad temporal, anterior al agotamiento de los quinientos cuarenta y cinco días naturales de duración de la misma, sin que exista ulterior declaración de incapacidad permanente, subsistirá la obligación de cotizar mientras no se extinga la relación laboral o hasta la extinción del citado plazo de quinientos cuarenta y cinco días naturales, de producirse con posterioridad dicha declaración de inexistencia de incapacidad permanente.

JURISPRUDENCIA

STSJ Cataluña, Nº 4670/2013, de 02 de Julio de 2013

Extinción del derecho al subsidio de incapacidad temporal por incomparecencia injustificada a cualquiera de las convocatorias para los exámenes y reconocimientos establecidos por los médicos adscritos al Instituto Nacional de la Seguridad Social o a la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social:  "La actuación gestora que incumbe a la Mutua Patronal en orden a la contingencia de Incapacidad Temporal legitima plenamente y sin necesidad del cumplimiento de cualquier otra formalidad (sostiene el Alto Tribunal) la extinción del derecho al subsidio correspondiente, cuando resulte acreditada la incomparecencia injustificada del trabajador en baja al acto de reconocimiento y control médico para el que ha sido debidamente citado ... pese al hecho de que la incomparecencia no necesariamente implique -en el estricto terreno clínico- que hayan dejado de concurrir los requisitos de la contingencia' ( SSTS 7 de febrero de 2008 y 7 de marzo de 2007)".

STSJ Andalucía (Granada), Nº 2217/2011, de 29 de septiembre de 2011

En anterior redacción del precepto para que se produzca el alta por curación, era suficiente con que el trabajador pudiese reanudar su trabajo, no siendo necesario que haya una desaparición del diagnóstico que dio lugar a la baja siendo factible cursar el alta laboral por mejoría que le permite realizar su trabajo, y ello por cuanto que la incapacidad temporal por propia definición es una situación provisional o transitoria temporal que debe concluir cuando el trabajador está capacitado para su trabajo o cuando las secuelas tienen el carácter de definitivas e irreversibles, conforme al apdo. 1, art. 193 LGSS y aprt. 1. a) art. 169 LGSS

STS, Rec. 1176/2006, de 28 de junio de 2007

El Tribunal Supremo ha manifestado que una Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social tiene competencia para extinguir el derecho a una prestación económica por incapacidad temporal consecuencia de contingencias comunes cuando el beneficiario no comparece al reconocimiento médico al que había sido citado por sus propios facultativos. Reitera doctrina recogida en las sentencias de 7 y 15 de marzo de 2007. 

Pérdida o suspensión del derecho al subsidio

El derecho al subsidio por incapacidad temporal podrá ser denegado, anulado o suspendido cuando el beneficiario (art. 175 LGS):

  • Haya actuado fraudulentamente para obtener o conservar dicha prestación. Si el trabajador está impedido para consumar la prestación laboral a la que contractualmente viene obligado tiene vedado asimismo cualquier otro tipo de quehacer, sea en interés propio o ajeno, y ello aunque se preste en negocios familiares, máxime cuando su forzada inactividad lo es compensada económicamente por la empresa y por la Seguridad Social, a las que perjudica (STSJ Comunidad Valenciana, de 29 de marzo de 2000). En consonancia con esto, los Tribunales han aceptado sanciones como la suspensión de sueldo y empleo por parte empresarial cuando estando afecto por una Incapacidad Temporal el trabajador ha realizado actividades contra indicadas para su estado. TSJ Murcia, de 29 de octubre de 1999, Rec. 1307/1999.
  • Trabaje por cuenta propia o ajena. El TS ha interpretado el apdo. 1, art. 175 LGS, sobre la incompatibilidad entre la percepción del subsidio económico de incapacidad temporal y la realización de un trabajo por cuenta propia o ajena, considerando que supone incompatibilidad STSJ Castilla y Leon (Valladolid), Nº 263/2006, de 20 de marzo de 2006
  • Rechace o abandone, sin causa razonable el tratamiento que le fuere indicado.
  • La incomparecencia del beneficiario a cualquiera de las convocatorias realizadas por los médicos adscritos al Instituto Nacional de la Seguridad Social y a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social para examen y reconocimiento médico producirá la suspensión cautelar del derecho, al objeto de comprobar si aquella fue o no justificada  (apdo. 2, art. 175 LGSS). - Reglamentariamente se regulará el procedimiento de suspensión del derecho y sus efectos.

JURISPRUDENCIA

STSJ País Vasco, Nº 264/2007, de 30 de Enero de 2007

Citando STSJ de Cataluña de 18-11-05, recurso 6322/04 , cuando el beneficiario de la prestación ha llevado a cabo actos incompatibles con la situación de baja médica, como sucede con la realización de trabajo que no revela la recuperación del normal estado de capacidad laboral pero sí compromete la evolución favorable del proceso curativo, la única medida coherente que cabe adoptar para reprimirla es la suspensión del subsidio, y si bien la LGSS no determina durante cuánto tiempo se puede suspender la efectividad del derecho de cobro, de la puesta en conexión con la Ley 8/1988, de 7 de abril, sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, en concreto con el artículo 17 de ésta -que califica de infracción grave el hecho de efectuar trabajos por cuenta propia o ajena durante la percepción de prestaciones, siempre que exista incompatibilidad, legal o reglamentariamente establecida-, tal conducta es sancionada por el artículo 46.1.1 de dicha norma legal con la pérdida de la prestación durante un período de tres meses.

Por tanto "El mero hecho de trabajar en situación de IT no admite mayor sanción que la suspensión del subsidio por plazo máximo de tres meses, sanción que es la acordada en este caso por el INSS, tras expediente instruido al efecto".

STSJ Comunidad Valenciana, Nº 1937/2006, de 02 de Junio de 2006, Ecli: ES:TSJCV:2006:3871

"La Sala considera que las Mutuas Patronales ostentan competencia como un supuesto de gestión ordinaria de la prestación sobre la base de lo dispuesto en el artículo 80 del Reglamento General de Colaboración de la Mutuas, y pueden las mutuas acordar la suspensión de la prestación reconocida por IT, con independencia de que la conducta del trabajador pueda ser o no a la vez objeto de sanción administrativa por el Organismo competente que no es la Mutua patronal , y en el presente supuesto de los inalterados hechos declarados probados resulta que el actor , encontrándose en situación de incapacidad temporal, en determinados días del mes de febrero de 2005 y por breve plazo de tiempo entra en varias obras y posteriormente sale de las mismas sin que en ningún caso se observe que el actor este trabajando expresamente, por lo que en modo alguno procedía la suspensión de la prestación reconocida de IT al no infringir el trabajador lo establecido en el artículo 132.1 de la Ley General de la Seguridad Social, lo que lleva a la desestimación del recurso que se plantea. Pero además debe también ponerse de manifiesto que en el presente supuesto y de forma previa a la determinación de si el trabajador realizó trabajo en situación de incapacidad temporal, debe analizarse si la comunicación de fecha 4 de marzo de 2.005 por la que la Mutua participa al trabajador que ha constatado que en periodo de IT realizo trabajo por cuenta propia o ajena, genero o no indefensión al trabajador, no porque se trate de una sanción que precisa de expediente sancionador y determinadas formalidades de audiencia, sino por exigencia de la defensa del afectado, que , aunque se trate de una decisión adoptada por la mutua dentro de la esfera de sus competencias no como sanción, exige que la comunicación contenga expresión de las fechas en las que fue sorprendido el operario realizando actividad laboral, con la finalidad de preparar los medios de defensa, y debe concluirse que la comunicación no contenía expresión de fecha alguna en la que fue sorprendido el trabajador realizando actividad laboral, por lo que se le genero indefensión al no poder preparar su defensa respecto de la alegación efectuada , cuestión que conlleva la nulidad de la decisión adoptada por la Mutua, pero que al generar la misma consecuencia que la falta de prueba de la realización de trabajo en periodo de IT debe conllevar a la confirmación de la Sentencia de instancia pero en base a los argumentos ahora señalados y la desestimación del recurso que se examina".

STSJ Cantabria, Nº 283/2007, de 26 de Marzo de 2007, Ecli: ES:TSJCANT:2007:616

La Sala entiende que si el enfermo trabaja temporalmente, lo adecuado es el reconocimiento de la situación y la suspensión del abono del subsidio, mientras coincida el trabajo por cuenta ajena incompatible con la situación de baja es la suspensión del derecho al subsidio, no su denegación.

STS Rec. 1508/2003, de 7 de abril de 2004

"(...) es necesario hacer una interpretación del art. 132.1 de la LGSS/1994, cuando indica que el derecho al subsidio podrá ser denegado anulado o suspendido, entre otras causas, cuando el beneficiario trabaje, por cuenta propia o ajena, en el sentido de que "el legislador lo que ha querido es impedir el fraude, de alguien que percibe una prestación, precisamente por su incapacidad para trabajar y se halle igualmente trabajando, pero está pensando en un trabajador con un solo alta. Esta interpretación, es más compleja, cuando de una doble actividad que motiva dos altas o afiliaciones a distinto régimen de la seguridad social, pues, puede haber muy variadas situaciones; y, por la finalidad del precepto, debe analizarse la influencia incapacitante sobre las dos actividades de la misma enfermedad, o la aplicación de otros principios como la proporcionalidad, por lo que debe estarse a las peculiaridades de cada caso". Así, en supuestos de pluriactividad, el subsidio de incapacidad temporal, puede ser suspendido, pero si se dan el resto de requisitos debe ser reconocido, en los periodos en que ello suceda. Y, en la presente litis, en que la actora continúa de baja, con los correspondientes partes de confirmación de la baja, y ya sin otro trabajo incompatible con la recuperación de su salud, desde el 1-4-2005, le corresponde el subsidio reclamado en ambos regímenes de la seguridad social, en los que es baja.

 

No hay versiones para este comentario

Incapacidad temporal
Días naturales
Incapacidad permanente
Baja médica
Alta médica
Prestación de jubilación
Reconocimiento médico
Prestación de incapacidad temporal
Prestación económica
Obligación de cotizar a la Seg. Social
Mutuas de accidentes
Accidente de Trabajo o Enfermedad Profesional
Necesidad de tratamiento médico
Grado de incapacidad permanente
Enfermedad Común
Alta medica con propuesta de incapacidad permanente
Extinción de la prestacion por incapacidad temporal
Incapacidad
Capacidad laboral
Denegación de invalidez permanente
Accidente
Trabajador autónomo
Secuelas
Indefensión
Suspensión de empleo y sueldo
Actividad laboral
Contingencias comunes
Beneficiario de la prestación
Sanciones laborales
Derecho de crédito
Expediente sancionador
Sanciones administrativas
Regímenes de la Seguridad social
Situación de pluriactividad
Fraude
Incluídos en este concepto

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Duración y pago de la prestación por Incapacidad Temporal

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/09/2020

     La duración y pago de la prestación por Incapacidad Temporal, se regulan en los art. 173-176 Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre.La Df 31, PGE 2017 ha dado nueva redacción al apdo. 2, Art. 170, LGSS, atribuyendo a la entidad gest...

  • Gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros 365 días de duración

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/09/2020

    El Real Decreto 625/2014, de 18 de julio regula los primeros trescientos sesenta y cinco días de los procesos de incapacidad temporal, con independencia de la contingencia determinante (profesional o común), en los que se encuentren quienes estén...

  • Parte de baja y confirmación de la incapacidad temporal

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 02/09/2019

    La emisión del parte médico de baja es el acto que origina la iniciación de las actuaciones conducentes al reconocimiento del derecho al subsidio por incapacidad temporal. La declaración de la baja médica, en los procesos de incapacidad temporal...

  • Gestión y control de la incapacidad temporal por las mutuas

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 14/06/2019

    El Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros 365 días de su duración, sustituye y deroga las disposiciones reglamentarias que ve...

  • Disconformidad con alta médica de incapacidad temporal

    Orden: Laboral Fecha última revisión: 22/09/2020

    En función del momento en el que se emite la alta médica su reclamación o impugnación seguirá distintos procedimientos, regulándose:Procedimiento de revisión de las altas médicas emitidas por el INSS en procesos IT de duración superior a 365...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados