Tipos delictivos según la consumación del delito: instantáneos, permanentes, de habito y continuados

Pertenece al Grupo
Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • El «iter críminis» de los delitos

    Órden: Penal Fecha última revisión: 30/01/2014

    En el iter criminis se pueden apreciar cuatro etapas o momentos que se corresponden con las fases de desarrollo del proceso delictual: -ideación - actos preparatorios - tentativa y - consumación    Ideación La ideación es la fase en la q...

  • Tipos de tentativa y diferencia con los actos preparatorios

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    El Art. 16 ,Código Penal establece que hay tentativa cuando el sujeto da principio a la ejecución del delito directamente por hechos exteriores, practicando todos o parte de los actos que objetivamente deberían producir el resultado, y sin embar...

  • Actos preparatorios punibles del llamado iter críminis

    Órden: Penal Fecha última revisión: 03/01/2013

    Solo cuando expresamente así se indique serán punibles los actos preparatorios. Cuando se supere la preparación, estaremos antes una tentativa o una consumación del delito. En estos casos, la tentativa o la consumación, incompatibles con los...

  • La tentativa y el desistimiento voluntario

    Órden: Penal Fecha última revisión: 13/11/2014

    Existirá tentativa, cuando el sujeto dé principio a la ejecución del delito por hechos exteriores, practicándose todos o parte de los actos que objetivamente deberían producir el resultado, pero sin que el resultado se produzca por causas i...

  • Clases de delitos según la estructura del tipo

    Órden: Penal Fecha última revisión: 08/03/2013

    Con la expresión contenida en el Art. 10 ,Código Penal ?penadas por la ley?, se hace referencia a la tipicidad, que consiste en la exigencia de que la acción u omisión relevantes para el Derecho Penal se encuentren descritas en un tipo, del c...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Estado: Redacción actual VIGENTE
  • Orden: Penal

La consumación del delito se produce cuando se realizan todos los elementos que se encuentran comprendidos en el tipo o figura del delito, que se plasmará con la coincidencia total entre los hechos y el tipo delictivo. En lo material significa la efectiva lesión del bien jurídico o puesta en peligro, según sea la clase de infracción (para algunos delitos, habrá consumación con la única puesta en peligro del bien).

 

En las descripciones que el Código Penal enumera son las de delitos consumados y que las formas imperfectas de ejecución habrá que construirlas mediante la combinación de esas descripciones con las reglas generales que contiene el Libro I del Código Penal.

Algunos delitos no son concebibles sino son consumados (los delitos de simple actividad), ya que su estructura no admite la tentativa (porque se componen de un solo acto que entraña ya la ofensa de definitiva al bien jurídico). Con la expresión delito consumado no se hace expresión a que se hayan cumplido todos los elementos del tipo, sino que se ha producido el tipo legal del delito. Consiguientemente, nada significa respecto a la consumación los elementos de antijuridicidad, culpabilidad o punibilidad, pues son de análisis posterior, en el enjuiciamiento del delito.

Al contrario de lo que ocurre con la tentativa y con los actos preparatorios, la legislación penal no ofrece una conceptualización o definición de lo que es la consumación, y esto es así, porque todas las descripciones del Libro II del Código Penal son delitos consumados. La obviedad aparente de la declaración de punición de lo consumado no debe conducir a despreciar su complejidad; la complejidad que encierra la precisión de declarar el momento de consumación del delito. No obstante, es el propio Código Penal el que de modo indirecto permite comprender la importancia del estadio cronológico al señalar cuando menos un criterio para la determinación del momento de la consumación (confrontar Art. 7 ,Código Penal). Aun indicando el momento de la consumación del delito, poco más puede decir el ordenamiento penal al respecto; el momento de consumación no puede ser fijado con una regla única, pues dependerá de la estructura de cada tipo penal, y así:

- En los delitos instantáneos la consumación se alcanza en cuanto el acto da lugar al resultado previsto.

- En los delitos permanentes (por ejemplo, la detención ilegal), el resultado se alcanza al ofenderse el bien jurídico (la víctima fue privada de libertad), pero el estadio consumativo se prolonga en el tiempo mientras que dura la situación de ofensa al bien jurídico.

- En los delitos de hábito, como quiera que no vienen constituidos por una sola acción sino por una reiteración de acciones que permitan al Tribunal afirmar que las mismas forma parte del modo de vida del autor (por ejemplo, proxenetismo), el momento de la consumación depende de una valoración jurídica que realiza el Juez.

- En los delitos continuados, las consumaciones parciales se resuelven en una consumación final, que se alcanza cuando el autor realiza el último de los delitos del conjunto.

Las principales consecuencias de determinar el momento de la consumación son la fijación del tiempo y lugar de la consumación del delito (y con ello fijar claramente el momento en el que deberá comenzar a computarse la prescripción), así la fijación de la consumación adquiere especial trascendencia. Asimismo, en algunos casos, por ejemplo, en los supuestos de delitos permanentes, la prolongación de la consumación permite que se incorporen nuevos cómplices, que lo serán del delito aunque no hayan tenido intervención en su primer desarrollo.

Hasta aquí todo lo referente a la consumación jurídico-penal del delito, por lo que se refiere a la consumación material o agotamiento diremos que esta se entiende en la efectiva consecución de todos los fines perseguidos por el autor del delito. Por ejemplo, en el caso del hurto, el autor podrá alcanzar o no la realización real del lucro, pero es una cuestión irrelevante para la consumación jurídico de ese delito. En nuestro ordenamiento jurídico se ha señalado por la doctrina que el agotamiento solo tiene trascendencia para el cálculo de la responsabilidad civil derivada del delito, ya que ses un agravamiento material del resultado. No obstante, en algunos delitos la pena se ve aumentada cuando el autor logra su propósito, por ejemplo, en el delito de amenazas condicionales.

A efectos de la interpretación de los contornos típicos de ciertos delitos (como por ejemplo el encubrimiento como delito contra la Administración de Justicia) es también importante la distinción entre la consumación jurídica y el agotamiento material, pues normalmente el favorecimiento real o personal se producirá en esa fase, y perdería sentido jurídico más tarde.

No hay versiones para este comentario

Consumación del delito
Delito consumado
Tentativa
Tipo penal
Antijuridicidad
Punibilidad
Acto preparatorio
Delito permanente
Detenciones ilegales
Delitos continuados
Cómplice
Hurto
Autor del delito
Responsabilidad civil derivada del delito
Delitos contra la Administración de Justicia
Delito de amenazas
Encubrimiento