Sentencia Administrativo Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso, Sección 5, Rec 3378/2008 de 15 de Febrero de 2013

TIEMPO DE LECTURA:

  • Orden: Administrativo
  • Fecha: 15 de Febrero de 2013
  • Tribunal: Tribunal Supremo
  • Ponente: De Oro-pulido Lopez, Mariano
  • Núm. Recurso: 3378/2008
  • Núm. Cendoj: 28079130052013100044
  • Núm. Ecli: ES:TS:2013:528
  • Núm. Roj: STS 528/2013
Resumen:

Prescripción de infracciones y sanciones administrativas en el trámite del recurso de alzada. Valor de la doctrina jurisprudencial recaída en el recurso de casación en interés de la Ley. Caducidad del expediente sancionador.

El límite para el ejercicio de la potestad sancionadora, y para la prescripción de las infracciones, concluye con la resolución sancionadora y su consiguiente notificación, sin poder extender la misma a la vía de recurso.

Por ello, el ámbito propio de la prescripción es el del expediente sancionador que finaliza, culmina y se acaba con la resolución (y consiguiente notificación) sancionadora (de resultar la misma procedente), momento en el que se agota por parte de la Administración actuante el ejercicio de la potestad sancionadora. En consecuencia, la demora en la resolución expresa del recurso administrativo ---al margen de la posible exigencia de responsabilidades--- solo da lugar al silencio administrativo negativo o desestimatorio que habilita y permite la posterior revisión jurisdiccional.

La interposición del recurso administrativo da lugar a un verdadero y distinto procedimiento administrativo, con autonomía y sustantividad propia que puede terminar de una forma normal (esto es, mediante una resolución expresa dictada por el órgano competente para resolverlo debidamente motivada) o de una forma ficticia, mediante el silencio administrativo, que cuenta ( artículo 43.3.2º LRJPA ) con 'los solos efectos de permitir a los interesados la interposición del recurso administrativo o contencioso-administrativo que resulte procedente'. Este, pues, es el único efecto de la extemporaneidad en la resolución del recurso, sin que el legislador contemplara efecto alguno prescriptivo derivado de tal circunstancia.

La tardanza de la Administración en la resolución del recurso de alzada, aparte de permitir que el interesado formule impugnación en vía jurisdiccional contra la desestimación presunta, podrá tener diversas consecuencias, como pueden ser la responsabilidad personal de la autoridad o funcionario negligente o la responsabilidad patrimonial de la Administración incumplidora, pero en ningún caso esa tardanza determinará la firmeza ni, por tanto, la ejecutividad de la resolución sancionadora; y sin ello no podrá iniciarse el cómputo del plazo de prescripción de la sanción.

Se estima  el recurso de casación y se  anula la sentencia de instancia, desde el momento que la prescripción apreciada por el Tribunal a quo se basó únicamente en una valoración jurídica de los efectos del transcurso del plazo para resolver el recurso de alzada que ha sido rechazada por la jurisprudencia.


Potestad sancionadora
Silencio administrativo negativo
Infracciones administrativas
Plazo de prescripción
Desestimación presunta
Recursos administrativos
Cuestión de inconstitucionalidad
Seguridad jurídica
Expediente sancionador
Puertos
Silencio administrativo
Responsabilidad
Cómputo de plazo de prescripción
Caducidad
Potestades administrativas
Inactividad de la Administración
Transcurso del plazo establecido
Sanciones administrativas
Principio de independencia
Silencio administrativo positivo
Actuación administrativa
Responsabilidad patrimonial de la Administración Pública
Denegación por silencio
Ejecución de las sanciones
Interrupción de la prescripción
Actividad administrativa
Medidas provisionales
Constitucionalidad
Ciudadanos
Dies a quo
Medios de prueba

Ver el documento " Sentencia Administrativo Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso, Sección 5, Rec 3378/2008 de 15 de Febrero de 2013 "
¡Es gratis!

  • Accede a más de 4.000.000 documentos
  • Localiza la información que necesitas
No hay legislación relacionada...