Sentencia Civil Nº 130/2011, Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 1, Rec 705/2009 de 28 de Marzo de 2011

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 28 de Marzo de 2011
  • Tribunal: AP - Barcelona
  • Ponente: Portella Lluch, Maria Dolores
  • Núm. Sentencia: 130/2011
  • Núm. Recurso: 705/2009
  • Núm. Cendoj: 08019370012011100076

Encabezamiento

AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA

SECCIÓN PRIMERA

SENTENCIA Nº 130

Recurso de apelación nº 705/09

Procedente del procedimiento Ordinario nº 152/08

Tramitado por el Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Cerdayola del Valles

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Barcelona, formada por los Magistrados DÑA. Mª DOLORS PORTELLA LLUCH, DON ANTONIO RECIO CORDOVA y DON CARLOS VILLAGRASA ALCAIDE actuando el primero de ellos como

Presidente del Tribunal , ha visto el recurso de apelación nº 705/09 interpuesto contra la sentencia dictada el día 15 de abril de

2009 en el procedimiento nº 152/08 tramitado por el Juzgado de Primera Instancia 4 de Cerdanyola del Valles en el que es

recurrente E.D.V. FERROVIARIA AERONÁUTICA Y AUTOMOCIÓN, S.L. y apelado TALLERES ECI, S.A., previa deliberación,

pronuncia en nombre de S.M. el Rey de España la siguiente

S E N T E N C I A

Barcelona, 28 de marzo de 2011

Antecedentes

PRIMERO.- La sentencia antes señalada, tras los correspondientes Fundamentos de Derecho, establece en su parte dispositiva lo siguiente: FALLO: Estimo íntegramente la demanda interpuesta por TALLERES ECI, S.A. contra E.D.V. FERROVIARIA AERONÁUTICA Y AUTOMOCIÓN, S.L. y condeno a esta última a que abone a la actora la cantidad de CUARENTA MIL DOSCIENTOS CUATRO EUROS CON CUARENTA Y CUATRO CÉNTIMOS (40.204,44 euros), más el interés legal del dinero desde la fecha de la interpelación judicial y desestimo íntegramente la demanda reconvencional interpuesta por E.D.V. FERROVIARIA AERONÁUTICA Y AUTOMOCIÓN, S.L. contra TALLERES ECI, S.A.

Se imponen a la parte demandada el pago de las costas procesales causadas tanto por la demanda principal como por la demanda reconvencional.

SEGUNDO.- Las partes antes identificadas han expresado en sus respectivos escritos de apelación y, en su caso, de contestación, las peticiones a las que se concreta su impugnación y los argumentos en los que las fundamentan, que se encuentran unidos a los autos.

Fundamenta la decisión del Tribunal la Ilma. Sra. Magistrada Ponente DÑA. Mª DOLORS PORTELLA LLUCH.

Fundamentos

PRIMERO.- Talleres ECI, SA interpuso demanda en reclamación del pago de tres facturas (doc. 36, 39 y 41) de fechas 30 de noviembre, 18 de diciembre y 28 de diciembre del año 2006 que ascendían en total a la cantidad de 40.204,44 euros, dirigiendo la referida acción contra EDV Ferroviaria Aeronáutica y Automoción SL, entidad que pese a la recepción del suministro encargado, no había abonado su precio.

En el escrito de demanda se expuso por la actora que había recibido de la parte demandada el encargo de ejecutar un total de 434 escaleras de desalojo para ser incorporadas al Metro de Madrid, quedando reflejado tal encargo en el correo de fecha 29 de noviembre de 2005, continuando la fabricación ya iniciada en junio del mismo año, pero que debido a la impericia de la otra parte que facilitó datos erróneos, se habían causado retrasos que finalmente determinaron que la referida parte acordara la resolución del contrato mediante comunicación transmitida verbalmente en el mes de noviembre de 2006.

Relataba asimismo la actora que se habían fabricado un total de 241 escaleras y que la ahora demandada había hecho efectivo el pago de dos facturas de 12.000 euros y 27.851,60 euros respectivamente, pero que no se avenía a liquidar las facturas pendientes, adjuntándose con la demanda documentación acreditativa de los correos electrónicos intercambiados entre las litigantes y acreditativos de las conversaciones y quejas transmitidas por una y otra parte en relación a la responsabilidad por lo ocurrido y a las consecuencias económicas que ello debía tener.

La entidad demandada se opuso a la demanda con los argumentos que en forma resumida indicamos: a) mostró su conformidad respecto a la existencia del contrato de obra pero destacó que el mismo quedaba sometido al cumplimiento del plan de trabajo remitido a la otra parte en fecha 7 de septiembre de 2005 junto con la Especificación Técnica (ET) (doc, 1, f. 159 ) y que la actora no cumplió, incurriendo en reiterados retrasos que determinaron finalmente la resolución del contrato, b) negó que el retraso fuera debido a modificaciones en el proyecto puesto que no se había efectuado ningún cambio desde octubre de 2005 ni acreditado deficiencias en el proyecto técnico, c) se detectaron defectos en algunas escaleras y sin que el hecho de que se recepcionaran conlleve su conformidad sino que luego se rectificaban in situ a fin de no paralizar la cadena del montaje, d) la referida parte demandada solicitó la desestimación de la demanda por incumplimiento de la actora y con carácter subsidiario que se aplicara la retención del 10% previsto en la confirmación del pedido.

Asimismo, planteó demanda reconvencional en los siguientes términos: a) el encargo para el trabajo en cuestión fue efectuado a esta parte por la entidad CAF que encomendó el diseño y la elaboración de las escaleras de desalojo del Metro de Madrid, b) se escogió a la otra parte litigante al haber confiado en el taller dado que tenían el certificado de calidad ISO 9001, c) las escaleras encargadas se tenían que incorporar a una cadena de montaje por lo que debían ser entregadas "just on time" pues de lo contrario se paralizaba la cadena, d) el plan de entrega era esencial, e) si se comparan las entregas efectuadas en el plan de entrega se constata un patente incumplimiento, f) en diciembre el retraso acumulado era de 76 escaleras, y por esta razón se resolvió el contrato, g) la indicada situación ha causado perjuicios a esta parte consistentes en la necesidad de incrementar el número de transportes respecto de los previstos inicialmente que se ha cifrado en 21.768,80 euros (i), la existencia de defectos en las escaleras ha precisado costes de reparación (1.809,60 euros) y de desplazamiento del personal (ii), se ha precisado además un seguimiento superior al previsto que era de tan solo dos días al mes, valorando el referido perjuicio en 18.747,02 euros (doc. 110) (iii), y costes de financiación ocasionados por la rotura de stock, cifrados en 9.084 euros (doc, 111)(iv).

La demandada reconvencional se opuso a la reclamación con los siguientes argumentos: a) el plan de trabajo aportado como documento 1 de la reconvención era tan solo orientativo y se contradice con la manifestación que efectúa la parte de que se proveyeron entregas de 20 escaleras al mes, b) la reconviniente no acredita que la entidad comitente principal (CAF) hubiera devuelto las escaleras o aplicado alguna cláusula penal, c) no se admite la existencia de retraso pero aunque se hubiera producido podría fundamentar la resolución del contrato pero no liberaba a la parte de la obligación de pagar las escaleras entregadas, d) no es cierta la existencia de defectos, destacando la escasa cuantía de la reparación y el hecho de que no se requiriera a esta parte a solucionarlo, e) no es cierto que se utilizara acero de inferior calidad, f) se impugnan los informes técnicos y se rechaza la procedencia de la reclamaciones que se efectúa.

SEGUNDO.- Admitida la entrega del material a que se refieren las facturas cuyo pago se reclama en la demanda, así como el impago de las mismas, la esencia del debate radica, por lo expuesto en los párrafos precedentes, en si tal impago puede justificarse en el previo incumplimiento de la parte demandante, susceptible de haber causado a la otra parte, daños y perjuicio valorados cuantitativamente en una cantidad igual o incluso superior a la reclamada en la demanda principal.

El incumplimiento reseñado abarcaría, según la demandada y actora reconvencional, los siguientes extremos:

a) La existencia de retraso reiterado en la entrega de las escaleras, contraviniendo el plan supuestamente acordado, y

b) La constatación de defectos consistentes en la utilización de acero de inferior calidad al pautado en algunas escaleras y en la necesidad de haber efectuado reparaciones a costa de la reconviniente.

TERCERO.- La existencia de retraso ha quedado debidamente acreditada, por lo que esta Sala discrepa de la conclusión en sentido contrario efectuada en la sentencia de instancia, resultando la expresada prueba de las actuaciones que pasamos a indicar.

- Ha de estimarse probada la remisión del correo electrónico de fecha 7 de septiembre de 2005 (doc. 1, f. 159), al que se adjuntaron dos documenos, la Especificación Técnica del Proyecto (ET), esencial para que pudieran determinarse los precios del trabajo a ejecutar, y la relación de entregas previstas, extremo este último que implícitamente admitió la parte actora al indicar que tal documento tenía tan solo carácter orientativo y que también resulta de la declaración del legal representante de la misma parte D. Leon en el sentido que desde el mes de julio se hablaba de un plan de trabajo.

- Atendido el proceso de montaje de las escaleras en cuestión, especificado por la demandada y no discutido por la otra parte, es evidente la necesidad de que hubiera un plan de producción capaz de acoplarse al indicado proceso, por lo que era a cargo de la entidad Talleres ECI, que no admite el planing que refiere EDV, la prueba de que se convino otro diferente, sin que sea admisible la alegación de que se acordó la entrega de 20 escaleras al mes porque aunque fuera cierto que en líneas generales se hubiera indicado la expresada cifra, del examen de los albaranes de entrega resulta probado que tampoco se cumplió la referida periodicidad de entrega.

- El retraso resulta también acreditado a través de los correos electrónicos cursados entre las ahora litigantes y entre la entidad demandada y la comitente principal de la obra (la empresa CAF). Véanse en tal sentido el correo de 29 de agosto de 2006 de la referida CAF al legal representante de la ahora demandad EDV que refiere la existencia de "muchísimo retraso" (f. 260), queja que se reitera en el correo del día 2 de octubre de 2006, de interés especial porque en el mismo se constata la incidencia que este retraso provoca "sobre nuestros montajes parando algunos" (f, 262). Consta asimismo el correo de EDV remitido al legal representante de la actora Sr. Leon reclamando las 9 puertas previstas y luego un suministro constante de 10 puertas a la semana, y el remitido el día 20 de noviembre del mismo 2006 en el que el Sr. Romeo manifestaba a Talleres Eci que no se estaban cumpliendo los plazos según la planificación inicial ni según los mails en los que se había asumido el compromiso de suministrar 10 escaleras a la semana, refiriendo un retraso de 60 unidades y manifestando costes adicionales en transporte, tiempo, bancarios y de imagen en relación con CAF. Figura asimismo un último correo del Don. Romeo a Talleres Eci, especialmente significativo por los términos que emplea al indicar la necesidad de suministrar "10 por semana, y nunca menos de 7 coches a la semana, sino cascaremos".

- Pero es que además, del escrito de fecha 28 de febrero de 2007 remitido por la entidad Talleres Eci a EDV SL, resulta la admisión por la primera de "un desajuste entre las entregas realizadas y las requeridas por el cliente para ir entregando unidades, llegándose a las 241 unidades de las 317 que según sus cálculos se deberían de haber entregado" (doc. 53, f. 102), con lo que la prueba del retraso es clara y evidente y no justificado en supuestas modificaciones del proyecto o errores técnicos de a parte demandada que no se han acreditado.

CUARTO.- La siguiente cuestión a resolver es si la constatación del expresado retraso, que justifica la resolución del contrato efectuada en noviembre del año 2006, permite asimismo la apreciación de todos o de parte de los daños y perjuicios que refiere la parte reconviniente, en el bien entendido de que de acuerdo con lo establecido en el artículo 1124 del Cc , la parte que ha cumplido con su obligación puede optar entre exigir el cumplimiento o la resolución del contrato, con indemnización de daños y perjuicios en ambos casos.

La reconviniente señaló que el retraso reiterado en las entregas hizo necesario incrementar la frecuencia de los transportes y que la diferencia entre el gasto previsto en tal concepto y el habido finalmente ascendía a 21.768,80 euros. Refería la indicada parte que la cantidad prevista por el transporte encargado a Luis Andrés para el año 2006 era de 3.630 euros (11 portes x 330 euros), y que en cambio, finalmente se habían abonado al referido transportista un total de 25.703,89 euros, reclamando la diferencia.

La pretensión no puede prosperar porque ni de la documentación aportada ni de la declaración testifical de D. Luis Andrés Zueras puede inferirse que este incremento del coste sea debido a los retrasos en que incurrió la reconvenida en la entrega del género, pues si bien es cierto que el referido testigo manifestó que las entregas se efectuaban por partes y que en ocasiones se tenía que esperar varias horas así como que en otras inclusive efectuó el viaje en balde, no puede atribuirse a la parte reconvenida la descoordinación que evidencia el hecho de que el transportista se personara en el lugar sin asegurarse de la hora o de la efectividad misma del transporte a realizar, constando por declaración del indicado testigo que el aviso para realizar el servicio partía de la entidad reconviniente. Pero es que además, tampoco puede atribuirse este incremento a la mayor frecuencia de los viajes, pues si se observa el coste del transporte para el año 2007 cuando era un tercero el encargado de fabricar las escaleras, y se compara con la del año 2006, se constata que se trata de cifras similares, por lo que es probable la existencia de otra causa que haya determinado el incremento de los costes inicialmente previsto de transporte, distinta del mero retraso en las entregas del suministro por parte de la entidad reconvenida.

La reconviniente reclamó asimismo la cantidad de 9.084 euros en concepto de costes de financiación por la rotura de stock , petición que consideramos ha de ser atendida.

En primer lugar, porque es un hecho probado que la reconvenida no cumplió los plazos de entrega previstos así como que este retraso incidió en la cadena de montaje de la entidad CAF, y sin que sea obstáculo para apreciar el perjuicio que se reclama el que la referida entidad no hubiera hecho uso de la cláusula penal prevista porque si no se llegó a ello fue debido a la actuación de la entidad aquí demandada.

En segundo lugar, porque de esta situación de retraso en la entrega de las escaleras es lógico inferir un retraso en la facturación de la reconviniente que no pudo resarcirse del coste de su actividad.

En tercer lugar y finalmente porque según el informe emitido por la entidad Gestión Integral SCCL, que era la asesoría encargada de revisar la contabilidad de la empresa reconviniente, tras el examen de las cuentas de la referida parte y su comparación con las del año 2005, se pudo constatar un volumen de inventario superior a lo normal, en más del doble, así como que en el año 2006 el 80% de la facturación era de CAF.

En este sentido, consta en el informe y fue ratificado por el testigo D. Antonio , que se produce la denominada rotura del stock cuando una empresa no puede facturar porque no tiene los componentes a tiempo pero sigue teniendo que pagar los costes a tercero, efectuando el cálculo del perjuicio sobre la base de contabilizar el coste total de cada equipo completo (4.500 euros) y deducir del mismo el precio de la escalera incluida en el referido equipo (800 euros), sin que esta valoración cuantitativa haya sido desvirtuada por la parte reconvenida que se opone a la misma sobre la base del negar el retraso en la entrega, extremo que ya hemos visto había quedado suficientemente probado, y alegando que el informe se basaba en documentos de la parte, cuestión evidente puesto que para analizar la contabilidad de una empresa hay examinar sus propios datos contables.

QUINTO.- Veamos a continuación si existe prueba que acredite el incumplimiento de la actora y demandada reconvencional por la supuestamente defectuosa ejecución de algunas de las escaleras entregadas.

Ante todo y como cuestión previa debemos significar que no compartimos el criterio de la instancia que parece deferir en la propia actora (a través de la entidad MP Productividad), la supervisión del producto y la conformidad del mismo con los estándares de calidad, y ello en la medida en que si bien es cierto que la entidad EDV, SL, se reservó "el derecho de evaluar, en las instalaciones del subcontratista, la eficacia del sistema de calidad" (f. 34), de ello no puede colegirse que la responsabilidad última acerca de la calidad del producto se asumiera por la referida parte, porque este no es el sistema normal y lógico de funcionamiento en los procesos productivos y porque de acuerdo con la conceptuación del contrato de obra en el Código civil (art. 1544 y 1588-1600 ) y en la normativa específica de los productos defectuosos (ley 22/1994 y actual RDL 1/2007, de 16 de noviembre ), la responsabilidad por defectos del producto corresponde siempre al fabricante.

Abunda en ello, la constatación de que la parte actora disponía de un departamento destinado de manera específica al control de calidad y tenía el certificado de calidad ISO 9001 que como es lógico no puede devaluarse a un mero reclamo publicitario sino que está encaminado a ofrecer solvencia de calidad a las empresas que lo obtienen.

Por consiguiente, y con independencia de la mayor o menor incidencia de la labor de supervisión ejercitada por la comitente de la obra, es preciso dejar sentado que la responsabilidad por la calidad del producto correspondía a la entidad fabricante del producto y aquí parte demandante principal.

Pues bien, centrada la cuestión en los elementos de prueba acerca del referido extremo, debemos efectuar varias consideraciones

En el escrito de la entidad EDV, SL de fecha 31 de enero de 207 (doc. 52, f. 99), tras manifestar que el pedido había sido cancelado por "razones de incumplimientos desmesurados de plazos ", se destacó por la referida parte que el primer lote, formado por 40 escaleras, había sido entregado en plazo pero no en calidad, habiéndose aportado junto con la demanda reconvencional prueba referida a la utilización de acero de menor calidad (doc. 36-38) e informe técnico (f. 275, doc, 38).

Sin embargo, no hay queja alguna en tal sentido a lo largo de la relación contractual, no consta que tales escaleras fueran rechazadas por CAF, y está probado que el precio pactado por estas primeras 40 unidades fue de 665 euros frente a los 800 euros de las escaleras restantes, por lo que resulta verosímil la manifestación de la parte demandada en el sentido de que se acordó a posteriori rectificar la calidad del acero utilizado, no observándose incumplimiento del fabricante en este concreto extremo.

Por otro lado, se aportan por la reconviniente correos electrónicos acreditativos de que hubo un defectuoso bicromatado al haber efectuado pruebas acreditativas de que tenía un espesor de entre 8 y 10 micras cuando el mínimo debía ser de 12 micras y facturas de reparación por un total de 1.809,60 euros, por lo que puede estimarse acreditada la existencia del indicado defecto y el coste expresado.

Los demás correos, de fechas 23 de enero de 2006 y 14 de junio de 2006, no especifican los defectos concretos de que se trate, por lo que habiéndose acreditado que la relación continuó sin problema alguno en este punto, y al hecho acreditado de que los defectos que pudieran haber existido ya fueron reparados en su día por la propia fabricante sin coste adicional alguno, no cabe apreciar el incumplimiento contractual indicado, salvo en la concreta partida de 1.809,60 euros que por lo demás, y atendida su escasa cuantía en relación a la total obra, refuerza la conclusión de que no hubo el incumplimiento contractual por defecto de calidad que alega la reconviniente.

Derivado de lo anterior es la improcedencia de admitir la cantidad reclamada de 18.747,02 euros por supuestos costes de seguimiento superiores a lo previsto, y no solo porque no hay prueba de la defectuosa actuación que se atribuye a la reconvenida en relación a la calidad del producto, sino además porque la reclamación se fundamenta en un criterio subjetivo de la propia parte reclamante que refiere que tenían previstos tan solo 2 días de revisión al mes, sin que tal manifestación se corrobore por ningún tipo de prueba, por lo que tampoco la tendrá el incremento que manifiesta haber sufrido.

En consecuencia, y de acuerdo con lo hasta aquí explicado, la cantidad a abonar por la reconvenida en concepto de indemnización por los perjuicios causados por el retraso en la entrega de las escaleras encargadas queda limitado a las siguientes partidas: a) la cantidad de 9.084 euros por la rotura del stock, y b) la cifra de 1.809,60 euros en concepto de costes de reparación.

Procede por lo expuesto la estimación en parte del recurso de apelación, y con modificación parcial de la sentencia de instancia, acordar la estimación en parte de la demanda reconvencional y la condena a la entidad reconvenida Talleres ECI, SA al pago de la suma de 10.893,60 euros, por lo que en definitiva, y compensando la expresada suma con la reclamada en la demanda (art. 1195 y 1196 Cc .), la entidad demandada EDV Ferroviaria Aeronáutica y Automoción SL queda obligada a abonar a Talleres ECI SL, la cantidad de 29.310,84 euros (40.204,44 - 10.893,60).

La indicada cantidad devengará el interés a que se refiere el artículo 576 de la LEC desde la fecha de la sentencia de instancia al haber sido esta resolución modificada tan solo en parte.

SEXTO.- La estimación parcial de la reconvención y la aplicación de la compensación judicial a la deuda reclamada en la demanda determina que no se haga expresa condena en las costas de la instancia sin que sea tampoco procedente hacer declaración de condena en las costas de esta alzada (art. 398 LEC ).

Fallo

El Tribunal acuerda: Estimamos en parte el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de E.D.V. Ferroviaria Aeronáutica y Automoción SL contra la sentencia de 15 de abril de 209 dictada por la Sra. Juez del juzgado de primera instancia número 4 de Cerdanyola del Vallès que modificamos en el sentido de acordar la estimación parcial de la demanda reconvencional y tras la aplicación de la compensación judicial condenar a la referida entidad E.D.V. Ferroviaria Aeronáutica y Automoción SL al pago de la cantidad de 29.310,84 euros que devengará el interés legal desde la fecha de la sentencia de instancia.

No hacemos expresa condena en las costas devengadas en ninguna de las dos instancias.

La presente sentencia es susceptible de recurso de casación si concurren los requisitos legales (art. 469-477 - disposición final 16 LEC), que se preparara ante este Tribunal en un plazo de cinco dias a contar desde la notificación de la presente.

Firme esta resolución, devuélvanse los autos al Juzgado de su procedencia, con certificación de la misma.

Pronuncian y firman esta sentencia los indicados Magistrados integrantes de este Tribunal.

Resolución de los contratos
Sociedad de responsabilidad limitada
Desalojo
Responsabilidad
Comitente
Dueño de obra
Demanda reconvencional
Cláusula penal
Reconvención
Transportista
Previo incumplimiento
Daños y perjuicios
Declaración del testigo
Indemnización de daños y perjuicios
Inventarios
Contabilidad de la empresa
Incumplimiento del contrato
Productos defectuosos
Relación contractual
Compensación judicial
Medios de prueba