Sentencia Civil Nº 265/2010, Audiencia Provincial de Segovia, Sección 1, Rec 325/2010 de 13 de Diciembre de 2010

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • La partición hereditaria judicial

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La partición judicial de la herencia se encuentra regulada, fundamentalmente, en el Art. 782 ,LECiv y siguientes, pues, tal y como se recoge en el Art. 1059 ,Código Civil, cuando los herederos mayores de edad no se entendieren sobre el modo de hac...

  • División de la herencia

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La división de la herencia se puede definir como el cálculo de la cuota exacta que se le atribuye a cada heredero. Dicho proceso se deberá regir por el principio de igualdad.    La división de la herencia se puede definir como el cálculo d...

  • Regulación de la partición hereditaria

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    La partición hereditaria, entendida como la división o repartimiento de la herencia, se encuentra regulada, fundamentalmente, en los Art. 1051-1087 ,Código Civil.     La partición hereditaria, actividad consistente en la división o repartim...

  • La división judicial de la herencia

    Órden: Civil Fecha última revisión: 28/08/2017

    Este procedimiento esta formado por un conjunto de actuaciones cuyo objetivo es obtener judicialmente la división de un patrimonio hereditario cuando existan discrepancias entre quienes tienen derecho, testamentario o declarativo. En virtud del apar...

  • SUCESIONES

    Órden: Civil Fecha última revisión: 16/04/2016

    Por sucesión se entiende la sustitución de una persona en el conjunto de las relaciones jurídicas transmisibles, que correspondían, al tiempo de su muerte, a otra, o en bienes y derechos determinados dejados por el difunto (Castán).    Por s...

Ver más documentos relacionados
  • Demanda de solicitud de partición de la herencia

    Fecha última revisión: 07/04/2016

      NOTA: Según los Art. 1051,Art. 1052 ,Código Civil ningún coheredero podrá ser obligado a permanecer en la indivisión de la herencia, a menos que el testador prohíba expresamente la división. Pero, aun cuando la prohíba, la división tend...

  • Auto aprobando las operaciones divisorias, en caso de ausencia de oposición

    Fecha última revisión: 04/04/2016

    NOTA: La sentencia que recaiga en las operaciones divisorias no tendrá eficacia de cosa juzgada, pudiendo los interesados hacer valer los derechos que crean corresponderles sobre los bienes adjudicados en el juicio ordinario que corresponda. (Art....

  • Cuaderno particional (Modelo II)

    Fecha última revisión: 06/04/2016

      NOTA: El cuaderno particional es el documento por el cual se formaliza la división y se especifica la parte de herencia que corresponde a cada heredero. En él se recogerán todos los datos de quienes formen parte del proceso de herencia, los bie...

  • Contrato de división material de comunidad hereditaria

    Fecha última revisión: 06/04/2016

      NOTA: En virtud del artículo 659 del Código Civil, se establece que la herencia comprende todos los bienes, derechos y obligaciones de una persona que no se extingan por su muerte. La expresión "comunidad hereditaria" hace referencia a una figu...

  • Demanda de nulidad de la adjudicación de una herencia (causante no propietario)

    Fecha última revisión: 07/04/2016

    NOTA: Formulario que recoge el supuesto de un matrimonio sin descendencia, en el que cada uno de los cónyuges nombra como herederos de sus bienes a distintas personas. Los herederos del primer cónyuge fallecido inscriben en el Registro de la Propi...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Libros Relacionados
  • Orden: Civil
  • Fecha: 13 de Diciembre de 2010
  • Tribunal: AP - Segovia
  • Ponente: Palomo Del Arco, Andres
  • Núm. Sentencia: 265/2010
  • Núm. Recurso: 325/2010
  • Núm. Cendoj: 40194370012010100406

Encabezamiento

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 1

SEGOVIA

SENTENCIA: 00265/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL

SECCIÓN ÚNICA

SEGOVIA

S E N T E N C I A Nº 265/ 2010

C I V I L

Recurso de apelación

Número 325 Año 2010

Juicio Ordinario 885/07

Juzgado de 1ª Instancia de

S E G O V I A Nº 1

En la Ciudad de Segovia, a trece de Diciembre de dos mil diez.

La Audiencia Provincial de esta capital, integrada por los Ilmos. Sres. D. Andrés Palomo del Arco, Pdte.; D. Rafael de los Reyes Sainz de la Maza y Dª María Felisa Herrero Pinilla, Magistrados, ha visto en grado de apelación los autos de las anotaciones al margen seguidos a instancia de D. Antonio , mayor de edad, con domicilio en Madrid, PASEO000 , nº NUM000 ; contra Dª Cristina , mayor de edad, con domicilio en Segovia, C/ DIRECCION000 , nº NUM001 ; sobre juicio ordinario, en virtud del recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada en primera instancia, recurso en el que han intervenido como apelante 1º, la demandada, representada por la Procuradora Sra. Herrero González y defendida por el Letrado Sr. Sanz de Castro y como apelante 2º, el demandante, representado por la Procuradora Sra. García Martín y defendido por el Letrado Sr. Merino Martinez y en el que ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado Presidente.

Antecedentes

PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia de los de Segovia, nº 1, con fecha veinticuatro de Febrero de dos mil diez , fue dictada Sentencia, que en su parte dispositiva literalmente dice: "FALLO: Que ESTIMANDO como ESTIMO, EN PARTE, la demanda presentada por la Procuradora Doña María Inmaculada García Martín, en nombre y representación de Don Antonio , contra Doña Cristina , representada por la Procuradora Doña María Dolores Herrero González, debo CONDENAR Y CONDENO a Doña Cristina a que abone a Don Antonio la suma de once mil cuatrocientos ochenta y dos euros con cincuenta céntimos (11.482,50 €), cantidad ésta que, desde la fecha de la presente Sentencia, devengará los intereses de la mora procesal previstos en el artículo 576 LEC 2000 , debiendo, cada parte, abonar las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad."

SEGUNDO.- Notificada que fue la anterior resolución a las partes, por la representación procesal de D. Antonio , se solicitó en tiempo y forma aclaración de la misma en el sentido que es de ver en su escrito unido a los autos de su razón , del que se dio traslado a la contraparte para alegaciones sobre el complemento solicitado, quien en tiempo y forma se opuso a dicha aclaración y complemento, tras lo cual por el Juzgado se dictó Auto a 28 de Junio de 2010, que en su parte dispositiva literalmente dice: DISPONGO: que no ha lugar a completar la Sentencia dictada, en fecha 24 de febrero de 2010 , que se corrige en los siguientes términos:

1) En el fundamento de derecho tercero de la Sentencia, donde dice: "22.965 euros", pasa a decir: "27.017,50 euros", y donde dice: " 11.482,50 euros", pasa a decir: "13.508,75 euros".

2) En el fallo de la Sentencia, donde dice: "La suma de once mil cuatrocientos ochenta y dos euros con cincuenta céntimos (11.482,50 €), pasa a decir: "la suma de trece mil quinientos ocho euros con setenta y cinco céntimos (13.508,75 €)".

TERCERO.- Notificada que fue la anterior resolución a las partes, por las representaciones procesales de demandada y demandante, se anunció la preparación de recurso de apelación, con enumeración de los pronunciamientos que se impugnan, al tenor que es de ver en su escrito unido en Autos, teniéndose por preparado el mismo, emplazándose a la recurrente para que en plazo interponga la apelación anunciada; y notificada dicha resolución a las partes, por los apelantes se interpuso para ante la Audiencia en legal forma el recurso anteriormente anunciado, en base a lo establecido en los arts. 457 y ss de la Nueva Ley de Enjuiciamiento Civil , dándose traslado a la adversa y emplazándola para oponerse al recurso o impugnarlo, y realizado el citado trámite en plazo por ambas partes, oponiéndose al de contrario, tras lo cual se acordó remitir las actuaciones a esta Audiencia Provincial.

CUARTO.- Recibidos los autos en este Tribunal, registrados, formado rollo, turnado de ponencia y personadas las partes en tiempo y forma, señaló fecha para deliberación y fallo del citado recurso, y llevado a cabo que fue, quedó el mismo visto para dictar la resolución procedente.

Fundamentos

PRIMERO.- La parte actora resume así su pretensión principal en el primer párrafo de la exposición fáctica de su demanda:

D. Antonio formula la presente demanda contra su hermana Dª Cristina en reclamación de la cantidad de 22.965.- € que ésta le adeuda como consecuencia de haberse quedado como depositaria de la totalidad del dinero existente al fallecimiento del padre de ambos D. Leoncio -54.035.- € y corresponder a mi representado parte de dicho dinero por su condición de titular también de las cuentas donde estaba ingresado dicho dinero y ser heredero universal de aquél, en unión de su citada hermana, como seguidamente analizaremos.

La sentencia de instancia, estima parcialmente la demanda y otorga 13.508,75 euros; resolución que es recurrida por ambas partes.

En primer lugar por la demandada, se indica que la sentencia yerra la apoyarse inicialmente en dos errores:

Uno.-La cantidad de dinero quedada al fallecimiento de Leoncio (1992) no es la dispuesta por su viuda 15 años después en el 2005 -2 años antes de fallecer-, pues significaría que ningún dinero ó capacidad de ahorro se atribuye a la supérstite madre de los contendientes fallecida en el 2007.

Dos.- La demandada hermana del demandante no quedó depositaria de nada del padre Leoncio cuando este falleció. Lógicamente todo fue dispuesto en aquel entonces -1992- por la viuda de Leoncio , madre de los litigantes Patricia fallecida 15 años después que su esposo Leoncio padre de los litigantes concretamente el 15-06-2007.

A los que concatena un tercero:

La sentencia considera que las disposiciones que hizo la madre en vida y tras del fallecimiento del padre D. Leoncio -entre 1992 y el 15-6-2007-, las debe soportar la hija por el dictado del testamento de la madre, mudado sobre el anterior idéntico al de su marido Leoncio .

Para concluir reiterando los motivos de fondo de oposición a la demanda:

1.- Que no hay depósito alguno, ni por el concepto del 1758 del Código Civil, ni de ninguna de las clases del 1.759 , y menos de dinero como establece la demanda del artículo 1770 siempre del Código Civil .

2.- Tampoco quedaron dineros o bienes alguno de herencia al fallecimiento del padre Leoncio porque se hubieran puesto de manifiesto.

3.- El dinero quedado al fallecimiento del padre D. Leoncio el 21 de Enero de 1.992, era de la madre, como los bienes que quedaron, todos parafernales. Desde luego por el mero hecho de estar puestos en las cuentas y libreta los hijos en absoluto a ellos pertenecían los fondos en ellas ingresado.

4.- Como de antes del fallecimiento del padre, Leoncio y Patricia , habían hecho donación a sus hijos en Escritura 1044 del Notario entonces de Sepúlveda Sr. Gomez Valdivieso, fechada el 24 de noviembre de 1.990 al fallecimiento de Leoncio ni había caudal relicto, ni se manifestó herencia alguna, pese a su testamento de 1.966.

5.- La mejor evidencia de no ser el dinero más que de la madre como los bienes parafernales que le quedaron es el ingreso en 1993 del cheque de obras públicas a que alude la demanda al hecho 3º.

6.- No se comprende no demande el actor a su madre Patricia , cuando conoce ha movido sus dineros, libreta y cuenta en el 2005, y espera a que fallezca, con la carta fechada el 19-12-2005 unida a demanda como documento 19.

Pero a su vez, dichos argumentos basados en la improcedencia de la estimación de la demanda en base a un título de depositaria de la demandada de bienes de su padres, se sustentan en la inexistencia de la liquidación previa de la sociedad de gananciales de los padres, que hubiese determinado la efectiva existencia de caudal relicto en la herencia del padre.

SEGUNDO.- El recurso debe ser estimado pues aunque:

a) Está probada la existencia de las tres cartillas de ahorro donde figuraban como titulares el matrimonio que integraban los padres de los litigantes, con un saldo de 54.035 euros a la fecha de fallecimiento del padre; las sucesivas imposiciones a plazo fijo en que se transforman y su cambio ulterior a la sucursal de Caja Segovia, sita en la Vía Roma de esta ciudad (documentos 3 al 8 que acompañan a la demanda).

b) Tales cantidades, pese a que se afirman parafernales, tienen presunción de ganancialidad; que no desvirtúa porque en esa cuenta se depositaran cantidades indemnizatorias correspondientes a diversas fincas, al menos hasta que se acreditara igualmente el carácter parafernal o ajeno de la finca que motivara la indemnización; y dado que se otorgaba a la viuda el usufructo viudal sobre la totalidad del caudal relicto, la parte correspondiente de esa cantidad por cada uno de los hijos, no era reclamable hasta el fallecimiento de la madre.

Resulta sin embargo cierto, que no se ha procedido a la liquidación de la sociedad de los gananciales del matrimonio de los padres de los litigantes.

Y al respecto indican las SS de la Sala I de 5-6-85 , 7-12-88 , 18-3-91 y 22-2-1997 , que adolece de un vicio de nulidad la partición que comprende en ella bienes pertenecientes a la sociedad de gananciales habida entre el causante y su esposa sin haberse procedido a la previa disolución del régimen económico matrimonial, resultando infringidos los arts. 659, 661 y 1261,2 CC .; y por su parte las SSTS (31-12-12, 22-8-14, 10-1-34, 17-4-43) y las Resoluciones de la Dirección General de Registros y Notariado (5-10-1893, 12-11- 1895, 28-1-1898, 14-3-1903, 26-2-1906, 11-9-1907, 29-1-1908, etc.) expresan la necesidad de tener que liquidar previamente la sociedad de gananciales para poder proceder a la división hereditaria. Sin que pueda, ex ante, afirmarse, como elemento de conocimiento de una sola de las partes interesadas la inexistencia de bienes a adjudicar a la esposa en virtud de la liquidación de la sociedad de gananciales; pues ello, aunque fuera así, debería obtenerse como conclusión de la liquidación practicada, ex post, integrando una declaración de voluntad concurrente de todas las partes interesadas; a la lista de resoluciones anteriores debe añadirse la de 8-6-99, donde inclusive se declara nula partición hereditaria por inexistencia previa de liquidación de gananciales, a pesar de que se hacía constar la determinación de su haber y su división por mitad; pues "la liquidación no supone sólo distribuir y adjudicar bienes, sino que debe dejar resuelto el destino de las obligaciones pendientes de ejecución y, sobre todo determinar la ganancia partible, habida cuenta que sólo a través de ella cabe establecer el haber líquido sometido a partición, lo cual supone la formación de los inventarios, el avalúo y tasación de bienes, la determinación del pasivo de la sociedad y el establecimiento de operaciones precisas para su pago, la fijación del remanente líquido y su distribución, así como la adjudicación de bienes para su pago".

Y ulteriormente, una vez determinado el caudal partible, conforme a la STS 31-1-64 , por tratarse la cantidad reclamada de un depósito que en parte integraría una comunidad hereditaria, hasta que no se efectúe la partición por cualquiera de los modos admitidos en derecho (art. 1051 y ss.) no adquieren los herederos la propiedad exclusiva (art. 1068 ), según dispone la reiterada jurisprudencia de la Sala I (SS 14 mayo 1960 , 6 abril 1961 , 20 enero 1958 , 1 abril 1953 , 7 marzo 1985 , 14 abril 1986 , 8 mayo 1989 , 14 septiembre 1958 , 21 julio 1986 , 7 junio 1958 , 5 noviembre 1992 , etc.); aunque no haya obstáculo a que la partición pueda llevarse a efecto mediante la transformación de la comunidad hereditaria en un condominio ordinario, atribuyendo a los coherederos la copropiedad de los concretos bienes de la herencia con expresión de las cuotas proindiviso que en los mismos correspondan a cada heredero ( SSTS 20 de febrero de 1984 y 20 de octubre de 1992 ).

Pues en absoluto es equiparable la acción de división de cosa común con la acción de partición (también llamada de división) de la herencia; pues la comunidad hereditaria, integra una comunidad universal, en cuanto que recae sobre una universitas, sin que pueda predicarse la existencia de tantas comunidades como bienes y derechos la conforman, sino exclusivamente una comunidad, por lo que se carece de un derecho o titularidad sobre cuotas ideales respecto de cada uno de los bienes que la integran, por lo que deviene inviable esa concreción material instada respecto de un determinado depósito bancario del patrimonio hereditario.

Es decir los coherederos carecen de titularidad sobre los bienes concretos de la herencia, hasta la adjudicación no existe condominio; pues mientras, únicamente subsiste el conjunto o universalidad patrimonial (STS 16-4-30); por ello la acción que correspondía era la de partición (vd. 1051 y ss), que precisamente tiene por objeto la transformación de las participaciones abstractas de los coherederos sobre el patrimonio relicto (patrimonio hereditario) en titularidades concretas sobre bienes determinados, bien en propiedad exclusiva, bien en proindivisión ( STS 20-10-62 ); y así establece la STS 6-10-97 que producido el hecho sucesorio, todos los herederos tienen una comunidad hereditaria con derechos indeterminados mientras que no haya partición, y si en la partición se adjudica algún bien proindiviso, es cuando pasan a ser titulares en copropiedad.

Doctrina jurisprudencial que se ha mantenido constante en el tiempo y así la STS 9 de febrero de 1933 , de manera tajante afirmaba que sólo la partición confiere a cada heredero la propiedad exclusiva de los bienes que se le hayan adjudicado; la STS 25 de enero de 1943 que establece que en el período que precede a la partición hereditaria los herederos poseen el patrimonio del causante colectivamente y en ese estado de indivisión ningún coheredero puede reclamar sino para la comunidad hereditaria; la partición tiene el carácter de operación complementaria de la transmisión y es siempre indispensable para obtener el reconocimiento de propiedad sobre bienes determinados; y en idéntico sentido la STS 25 de junio de 1965 establece que no obstante el art. 657 CC , no es posible prescindir de que en el período de indivisión, los herederos poseen el patrimonio del causante colectivamente, permaneciendo indeterminados sus derechos hasta que la partición se realiza, sin que pueda durante tal estado de indivisión, reclamarse para sí, sino para la comunidad hereditaria.

TERCERO.- Luego es cierto como afirma el recurrente, que "la hermana del demandante no fue depositaria de nada del padre cuando falleció"; sino lo que se afirma es que lo fue de la madre tras los cambios de titularidad los depósitos bancarios en 2005 y especialmente de una cuenta a plazo por 72.000 euros, abierta cuatro meses antes de fallecer la madre, de la que se desconoce sin embargo su destino, evolución y titularidad formal tras la transferencia de su constitución, proveniente de la cuenta titularidad de madre e hija; pero la reclamación no es como consecuencia de ser el actor titular acreedor de un depósito, sino por ser heredero (vid. los motivos de fondo alegados en la demanda o el inciso inicial del fundamento tercero de la sentencia recurrida), de ahí la reclamación del actor de su herencia, por tan anómala vía, deba ser desestimada, cuando no media como afirma el recurrente liquidación de gananciales y tampoco partición de herencia.

CUARTO.- También recurre la sentencia la parte actora, quien solicita:

a) los intereses de la cantidad estimada en sentencia desde la interposición de la demanda, que cifra en 2585,15 euros y

b) otros intereses que cuantifica en 1492,91 euros, devengados por la misma cantidad que en sentencia se le otorga, desde la fecha de fallecimiento de la madre y que han sido percibidos por la hermana.

Obviamente, estimado el recurso de la demandada, que supone la desestimación de la demanda y ninguna entrega de principal, ninguna obligación accesoria por intereses tiene lugar.

QUINTO.- En materia de costas rige el artículo 398 en relación con el artículo 394 LEC .

Fallo

Con estimación del recurso formulado por la parte demandada y desestimación del recurso formulado por la parte actora, contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Segovia, el pasado 24 de febrero de 2010 y Auto de aclaración de 28 de junio de 2010, en su procedimiento ordinario nº 325/2010, debemos revocar y revocamos dicha resolución, en cuya consecuencia dictamos al siguiente:

Con íntegra desestimación de las peticiones formuladas por la representación procesal de Don Antonio contra Doña Cristina , absolvemos a ésta de todos los pedimentos contra ella interesados; ello, con expresa imposición a la parte actora de las costas originadas en primera instancia y por su recurso en esta segunda instancia y sin especial pronunciamiento por las originadas por el recurso formulado por la parte demandada.

Contra esta resolución no cabe recurso ordinario alguno, sin perjuicio de la utilización por las partes, de aquellos otros recursos para cuyo ejercicio se crean legitimados.

Así, por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo de Sala y otra a los autos originales para su remisión al Juzgado de procedencia para su ejecución, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente D. Andrés Palomo del Arco, de esta Audiencia Provincial, estando el mismo celebrando Audiencia Pública en el día de la fecha, certifico.

Depositario
Herencia
Caudal relicto
Testamento
Sociedad de gananciales
Comunidad hereditaria
División de herencia
Partición hereditaria
Condominio
Heredero universal
Copropiedad
Liquidación sociedad gananciales
Coherederos
Donación
Cheque
Imposiciones a plazo fijo
Usufructo viudal
Usdefruit vidual
Vicio de nulidad
Disolución régimen económico matrimonial
Caudal hereditario
Declaración de voluntad
Inventarios
Depósitos bancarios
Bienes de la herencia
Acción de división de cosa común
Obligación accesoria