RESOLUCIÓN SLT/1102/2020, de 21 de mayo, por la que se dejan sin efectos la Resolución SLT/797/2020, de 1 de abril, por la que se declaran los servicios funerarios servicios de prestación forzosa en ocasión de la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19 y las resoluciones dictadas en su aplicación. - Diario Oficial de Cataluña de 22-05-2020

TIEMPO DE LECTURA:

  • Ámbito: Cataluña
  • Estado: VIGENTE
  • Fecha de entrada en vigor: 23/05/2020
  • Boletín: Diario Oficial de Cataluña Número 8139
  • Fecha de Publicación: 22/05/2020
  • PDF de la disposición
  • Esta norma NO ha sido modificada legislativamente

El considerable incremento de las defunciones en Cataluña durante la fase aguda de la pandemia aconsejó adoptar medidas que permitieran, durante esta situación, agilizar al máximo las actuaciones necesarias para dar un destino final a las personas difuntas, garantizando la continuidad y la universalidad de los servicios funerarios y los derechos de las personas usuarias.

A estos efectos, el 1 de abril se dictó la Resolución SLT/797/2020, por la que se declaran los servicios funerarios servicios de prestación forzosa en ocasión de la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19, en ejecución de la disposición adicional a la Ley 2/1997, de 3 de abril, sobre servicios funerarios, que regula las condiciones de prestación de los servicios funerarios y las facultades en materia de policía sanitaria mortuoria en situaciones de emergencia sanitaria grave. Esta declaración implicó la adopción por parte del órgano competente en materia de salud, a propuesta motivada del ente local territorial correspondiente, de cualquiera de las medidas siguientes:

a) la posibilidad, cuando haya razones justificadas y posibilidad de derivación en una empresa concreta, de asignar a cada hospital, centro residencial o espacio medicalizado una empresa funeraria para la prestación del servicio, trasladando el ejercicio del derecho a la libre elección de empresa funeraria a los servicios posteriores al traslado del difunto en el domicilio mortuorio;

b) la determinación de un precio máximo que se tiene que ofrecer a las personas usuarias, en función de la modalidad de servicio y que abarque la prestación básica impuesta legalmente. La prestación básica tiene que permitir optar entre entierro e incineración, siempre que haya disponibilidad.

En el ámbito estatal, la Orden SND/298/2020, de 29 de marzo, por la que se establecen medidas excepcionales en relación con los velatorios y ceremonias fúnebres para limitar la propagación y el contagio de la COVID-19, regula entre otras cuestiones, determinadas condiciones de contratación de los servicios funerarios para garantizar la protección de los derechos de los usuarios. Entre estas condiciones, se establece que, en todo caso, los precios de los servicios funerarios no pueden ser superiores a los precios vigentes con anterioridad al 14 de marzo de 2020.

Los indicadores epidemiológicos sobre la evolución de la pandemia han permitido iniciar el proceso de desescalada gradual de las medidas restrictivas adoptadas en la fase aguda. Entre estos indicadores que sirven de base para valorar el estado de la situación se encuentra el indicador de mortalidad, que muestra una clara tendencia de progresivo y gradual retorno a la normalidad. En Cataluña, en el momento actual, el ligero incremento del número de defunciones sobre la mortalidad esperada es perfectamente asumible por las empresas funerarias en las condiciones normales de prestación de los servicios.

Por todo ello, procede dejar sin efectos la Resolución SLT/797/2020, de 1 de abril, por la que se declaran los servicios funerarios servicios de prestación forzosa en ocasión de la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19, como también las resoluciones dictadas, a propuesta motivada de los entes locales territoriales competentes, en su aplicación con respecto a la asignación de las empresas funerarias en cada hospital, centro residencial u otros locales y espacios medicalizados, y a la determinación del precio máximo que se tiene que ofrecer a las personas usuarias correspondiente a la prestación básica impuesta legalmente.

En ejercicio de las competencias que me atribuye la Ley 18/2009, del 22 de octubre, de salud pública y el apartado 1 de la disposición adicional de la Ley 2/1997, de 3 de abril, sobre servicios funerarios,

Resuelvo:


-1

Dejar sin efectos la Resolución SLT/797/2020, de 1 de abril, por la que se declaran los servicios funerarios servicios de prestación forzosa en ocasión de la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19.


-2

Dejar sin efectos las resoluciones dictadas, a propuesta motivada de los entes locales territoriales competentes con respecto a la asignación de las empresas funerarias en cada hospital, centro residencial u otros locales y espacios medicalizados, y a la determinación del precio máximo que se tiene que ofrecer a las personas usuarias correspondiente a la prestación básica impuesta legalmente.


-3

En todo caso, los precios de los servicios funerarios no pueden ser superiores a los precios vigentes con anterioridad al 14 de marzo de 2020, en cumplimiento de la Orden SND/298/2020, de 29 de marzo, antes mencionada.


-4

Esta Resolución entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el DOGC.

Barcelona, 21 de mayo de 2020

Alba Vergés i Bosch

Consejera de Salud


No hay versiones para esta norma