Resolución de Tribunal Económico Administrativo Central, 00/3538/2005 de 28 de Junio de 2007

TIEMPO DE LECTURA:

  • Órgano: Tribunal Económico Administrativo Central
  • Fecha: 28 de Junio de 2007
  • Núm. Resolución: 00/3538/2005

Resumen

Solicitud de rectificación de autoliquidación que es extemporánea por cuanto el acogimiento al régimen de diferimiento por reinversión (art. 21 LIS) requiere el correspondiente acuerdo adoptado por la Junta (o Asamblea) General y su constancia en la Memoria, no siendo estos requisitos puramente formales.

Descripción

En la Villa de Madrid, a 28 de junio de 2007, en la reclamación económico-administrativa que pende de resolución ante este Tribunal Central, interpuesta por la entidad ..., CLUB DE FÚTBOL, con C.I.F.: ..., y en su nombre y representación por Don ..., con domicilio, a efectos de notificaciones, en ..., contra Resolución dictada en fecha 22 de julio de 2005, notificada el 15 de septiembre de 2005, por la Unidad Central de Gestión de Grandes Empresas, por la que se desestima la solicitud de rectificación relativa a la autoliquidación por el Impuesto sobre Sociedades, ejercicio 2001 (que comprende de 1 de julio de 2001 a 30 de junio de 2002), con base imponible y cuota cero.

                                                ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO: El 11 de marzo de 2005, la entidad ..., CLUB DE FÚTBOL, solicitó, mediante la presentación del correspondiente escrito, la rectificación del ajuste negativo en base imponible consignado en su declaración-liquidación, relativa al Impuesto sobre Sociedades, ejercicio 2001, de acuerdo con lo dispuesto en la Disposición Adicional Tercera del Real Decreto 1163/1990, de 21 de septiembre, por el cual se regula el procedimiento para la realización de devoluciones de ingresos indebidos de naturaleza tributaria.  

La obligada tributaria fundamenta su pretensión en el hecho de que en al autoliquidación presentada, practicó ajuste extracontable negativo por importe de 219.157.211,04 euros, correspondiente a la cantidad que, de la ganancia total obtenida en dicho periodo, conforme a lo dispuesto en el artículo 21 de la entonces vigente Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, debía acogerse al régimen de diferimiento por reinversión, obligándose con ello, a reinvertir, en el plazo estipulado en el mencionado precepto, la cantidad de 219.909.689,47 euros.

Así, entiende la interesada, que no obstante haber practicado dicho ajuste, a la fecha de vencimiento del plazo para realizar la reinversión (14 de diciembre de 2004), la entidad ha verificado que las inversiones realizadas son superiores a las previstas, de tal forma que la reinversión en participaciones y elementos de inmovilizado material e inmaterial asciende a un importe total de 256.599.000 euros, por lo que solicita la rectificación del ajuste negativo en base imponible, así como de la base imponible negativa generada en el ejercicio y de las bases imponibles compensadas en el mismo.

Con ello, solicita que el ajuste negativo extracontable por la aplicación del régimen recogido en el artículo 21 de la LIS, ascienda a 225.720.979,51 euros, en lugar de la cantidad previamente declarada (219.157.211,04 euros).

Asimismo, señala que como consecuencia de la rectificación anterior, en el ejercicio 2001-2002, no se compensa base imponible negativa alguna de ejercicios anteriores pendientes de aplicación, generándose, adicionalmente, una base imponible negativa en el ejercicio objeto de la rectificación por importe de 22.075.788,34 euros.

Por último señala que, a la fecha de presentación de la solicitud, al haberse presentado ya las autoliquidaciones referentes a los ejercicios 2002-2003 y 2003-2004, sin atender a la rectificación solicitada, en el supuesto en que se admita la misma, se proceda asimismo a tener por rectificadas las bases imponibles pendientes de compensación previstas en las últimas declaraciones presentadas.

SEGUNDO:
De los documentos y demás antecedentes que obran en el expediente, resulta que:

1.
En fecha 27 de enero de 2003, la entidad presentó autoliquidación por el Impuesto sobre Sociedades, ejercicio 2001, (periodo impositivo de 1 de julio de 2001 a 30 de junio de 2002) con resultado a devolver, declarando entre otros, los siguientes datos (en euros):

Resultado Contable                                  6.088.444,10

Ajustes Positivos                                    232.283.513,10

Ajustes Negativos                                     -6.433.640,41

Reinversión (Aumento)                              1.706.874,38

Reinversión (Disminución)                   -219.157.211,04

Base Imponible Previa                           14.487.980,13

Compensación BINS                               -14.487.980,13

Base Imponible                                                        0,00

Retenciones e Ingresos a cuenta                      16.102,08

Pagos fraccionados                                                   0,00

Cuota diferencial negativa                            16.102.08

2. Posteriormente, en fecha 11 de marzo de 2005, la entidad presentó escrito ante la oficina gestora de referencia, que es objeto de la presente reclamación económico-administrativa, solicitando la rectificación de la autoliquidación presentada por el Impuesto sobre Sociedades, ejercicio 2001-2002, como consecuencia de las siguientes manifestaciones:

"Con fecha 7 de mayo de 2001, mi representado formalizó un convenio urbanístico con ... y ..., que suponía la transformación de ... en un nuevo desarrollo urbanístico.

De conformidad con lo pactado en el Convenio citado en el Fundamento de Hecho anterior, esta parte procedió, el 14 de diciembre de 2001, a la venta de dos parcelas de ... por un precio total de 375.256.932,67 euros, y por las cuales registró un beneficio extraordinario total de 373.972.893,08 euros.

En la declaración del Impuesto sobre Sociedades correspondiente al ejercicio 2001/2002 (que comprende de 1 de julio de 2001 a 30 de junio de 2002), mi representado procedió, en relación con la anterior renta positiva, a aplicar el diferimiento por reinversión previsto en el artículo 21 de la Ley 43/1995, del Impuesto sobre Sociedades, en virtud del cual se permitía la no integración de las rentas obtenidas en la transmisión onerosa de elementos patrimoniales (inmovilizado o participaciones) siempre que el importe obtenido en la venta se reinvirtiese en la misma clase de elementos que los transmitidos dentro del plazo comprendido entre el año anterior a la fecha de entrega (o puesta a disposición) y los tres posteriores. De acuerdo con el artículo 21 citado, la renta no integrada debía sumarse a la base imponible por partes iguales en los periodos que concluyan en los siete años siguientes al cierre del periodo impositivo en que venza el plazo para reinvertir o, tratándose de bienes amortizables, en los periodos impositivos en que se amorticen los elementos en que se materialice la reinversión".

"En la declaración liquidación del Impuesto sobre Sociedades correspondiente al periodo impositivo 2001/2002, presentada con fecha 27 de enero de 2003, mi representado acogió inicialmente al régimen de diferimiento una parte de la plusvalía total obtenida por importe de 219.157.211,04 euros, obligándose, por tanto, a reinvertir un importe proporcional del precio de venta del elemento transmitido de 219.909.689,47 euros. En este sentido, debe señalarse que la decisión sobre el importe de renta que se debía acoger a diferimiento por reinversión fue determinada en atención a las previsiones de inversión a efectuar por mi representado en el plazo previsto en el artículo 21 citado y a las posibles consecuencias fiscales que podían derivarse para el mismo en el caso de que no pudiera atenderse a la inversión total prevista".

"No obstante, a la fecha del vencimiento del plazo para realizar la reinversión (esto es, 14 de diciembre de 2004), mi representado verificó que las inversiones realizadas eran superiores a las previstas, de tal forma que la reinversión en participaciones y elementos de inmovilizado material e inmaterial ascendían a un importe total de 256.599.000 euros, lo que originaba el derecho de mi representado a acoger al régimen de diferimiento un importe adicional de renta extraordinaria de 36.563.768,47 €".

"En vista de lo expuesto, con fecha 11 de marzo de 2005 mi representado procede a presentar, en virtud de lo dispuesto en la Disposición Adicional Tercera del Real Decreto 1163/1990, de 21 de diciembre, por el cual se regula el procedimiento para la realización de devoluciones de ingresos indebidos de naturaleza tributaria, una solicitud de rectificación ante la Unidad Central de Gestión de Grandes Empresas de la Agencia Estatal Tributaria respecto de la declaración liquidación del Impuesto sobre Sociedades correspondiente al periodo impositivo 2001 (que abarca de 1 de julio de 2001 a 30 de junio de 2002), presentada con fecha 27 de enero de 2003".

4. La rectificación solicitada se expresó en los siguientes términos:

                            Declaración Original        Declaración rectificada

Resultado Contable                6.088.444,10                   6.088.444,10


Ajustes Positivos                  232.283.513,10                232.283.513,10

Ajustes Negativos                   -6.433.640,41                   -6.433.640,41

Reinversión (Aumento)            1.706.874,38                    1.706.874,38

Reinversión (Disminución) -219.157.211,04             -255.720.979,51

Base Imponible Previa         14.487.980,13                 -22.075.788,34

Compensación BINS             -14.487.980,13                                0,00

Base Imponible                                        0,00                                 0,00

"Por ello, mi representado solicitó adicionalmente que, en el supuesto de que fuera admitida la modificación de la declaración del ejercicio 2001/2002 en los términos expuestos, se procediera asimismo a tener por rectificadas, las bases imponibles pendientes de compensación previstas en las últimas declaraciones presentadas".

TERCERO:
En fecha 22 de julio de 2005, el Inspector Jefe de la Unidad Central de Gestión de Grandes Empresas, acordó desestimar la solicitud de rectificación de autoliquidaciones presentada por ..., CLUB DE FÚTBOL.

La cuestión principal que se plantea, a juicio de la Administración, es "si la entidad, que presentó declaración-liquidación por el Impuesto sobre Sociedades correspondiente al ejercicio 2001, con fecha 27 de enero de 2003, manteniendo la opción ejercitada en su momento por una parte del beneficio fiscal que no fue acogida al diferimiento por reinversión de beneficios extraordinarios, puede con posterioridad modificar dicha opción y acogerse, de forma extemporánea, al diferimiento por reinversión de beneficios extraordinarios".

A este respecto, la Unidad Central de Gestión de Grandes Empresas entiende que "si bien la normativa del impuesto guarda silencio a este concreto respecto, puede llegarse a la conclusión de que la opción ejercitada por quien efectuó la declaración del impuesto es irrevocable una vez transcurrido el plazo voluntario de declaración del impuesto y ello, por los siguientes motivos":

"En primer lugar, la irrevocabilidad se deriva de la propia naturaleza de la opción, dado que constituye inequívocamente una declaración de voluntad y, por tanto, no rectificable salvo prescripción expresa en contrario.

En segundo lugar, la naturaleza de la facultad de elección en el caso de las opciones tributarias corre pareja a la que va insita en las obligaciones alternativas reguladas en los artículos 1131 y siguientes del Código Civil. La individualización de la prestación debida una vez ejercitada la facultad de opción por el deudor produce el nacimiento de una obligación jurídica única y simple. Realizada la elección, ésta se convierte en irrevocable, tal y como mantiene la doctrina y la jurisprudencia del Tribunal Supremo (STS de 22 de junio de 1989).

En tercer lugar, cabe decir que, de forma generalizada, las resoluciones administrativas y jurisdiccionales han venido considerando que las opciones tributarias ejercitadas devienen inatacables como consecuencia del juego de los principios de seguridad jurídica y de los actos propios, también en los supuestos en que no existía una mención expresa en la norma en relación con la irrevocabilidad como los múltiples supuestos planteados en relación con la opción por tributación individual al amparo de la Ley 20/1989, de modificación de la Ley 44/1978 reguladora del antiguo IRPF".

Por otra parte, la resolución impugnada entiende asimismo que: "sobre la base del estudio específico del supuesto que nos ocupa, puede esgrimirse un argumento de índole estrictamente procedimental, dado que no cabe entender aplicable la Disposición Adicional Tercera del Real Decreto 1163/1990, porque no nos encontramos ante la rectificación de una declaración, sino ante una modificación de la opción inicialmente ejercitada (Sentencia TSJ Cataluña de 15 de junio de 2001").

"Por otro lado, quien pretende diferir las rentas después de haber procedido a autoliquidar el Impuesto imputando dichas rentas, mediante una rectificación de la opción inicial, puede, sin asumir riesgo alguno y pudiendo planificar ex post, elegir el plan de imputaciones de rentas diferidas y (por ejemplo) poder compensar así pérdidas surgidas en los periodos posteriores y no conocidas en el ejercicio inicial, etc."

Finalmente, acuerda que "Por tanto, puede afirmarse que no cabe la revocación de la opción ejercitada en su día mediante la presentación de la correspondiente autoliquidación del Impuesto".

La resolución desestimatoria de la solicitud de rectificación de la autoliquidación presentada, fue notificada a la obligada tributaria en fecha 14 de septiembre de 2005.

CUARTO:
Disconforme con el acuerdo anteriormente mencionado, en fecha 11 de octubre de 2005, la interesada interpuso, en plazo, ante este Tribunal, reclamación económico-administrativa objeto de la presente resolución, referenciada con el número 3538/05, al amparo de lo dispuesto en el artículo 235 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

En fecha 3 de marzo de 2006, se notificó a la entidad, la puesta de manifiesto del expediente administrativo, presentando con fecha 3 de abril de 2006, el correspondiente escrito de alegaciones en virtud de lo dispuesto en el artículo 236 de la Ley 58/2003.

En el mencionado escrito la interesada realizó, en síntesis, las siguientes alegaciones:

"Mi representado no puede estar de acuerdo, dicho sea con el debido respeto a la UCGGE, con la conclusión alcanzada por el órgano administrativo (sin apoyo legal alguno, dicho sea de paso, según reconoce el propio órgano administrativo) según la cual la decisión de mi representado de no acoger inicialmente parte del beneficio extraordinario obtenido al régimen de diferimiento por reinversión de beneficios extraordinarios se configura como el ejercicio de una opción de carácter irrevocable".

"Debemos recordar nuevamente que el régimen de reinversión de beneficios extraordinarios encuentra su regulación legal en el ya citado artículo 21 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, habiendo sido desarrollado reglamentariamente en los artículos 40 a 45 del Real Decreto 537/1997, de 14 de abril.

Como puede observarse a la vista de la normativa citada, en ningún punto de esta normativa se establece plazo alguno para optar por la aplicación del régimen de diferimiento ni mucho menos que, una vez realizada la declaración del impuesto en el sentido que sea, ésta sea ya inmodificable".

"Ello debería llevarnos ya a la conclusión contraria a la alcanzada por la UCGGE, es decir, a la conclusión de que ni nos encontramos ante una opción ni, desde luego, aun cuando admitiéramos que el régimen de diferimiento de beneficios extraordinarios se configura como una opción tributaria, que ésta es irrevocable".

"La afirmación que efectuamos resulta ratificada por la circunstancia de que la norma reguladora del régimen, cuando ha querido establecer una opción, lo ha hecho sin lugar a dudas. Así sucede con la opción que se concede al contribuyente en cuanto al sistema de integración de la renta, opción que debe ser ejercitada en un plazo determinado y que, además, es irrevocable por expresa disposición legal.

Así, el artículo 21.3 de la LIS dispone que el importe de la renta no integrada en la base imponible se sumará a la misma por partes iguales en los períodos impositivos concluidos en los siete años siguientes al cierre del período impositivo en que venció el plazo para efectuar la reinversión, o, tratándose de bienes amortizables, en los períodos impositivos durante los que se amorticen los elementos patrimoniales en los que se materialice la reinversión, a elección del sujeto pasivo.

De la normativa expuesta se deduce claramente que se ha establecido una opción sobre el modo de integración de las rentas acogidas a la reinversión de beneficios extraordinarios que no puede ser modificada a posteriori".

"Este claro y terminante establecimiento de la opción citada por el régimen de integración de rentas y su régimen choca abiertamente con el criterio que pretende sentar la UCGGE, para quien el régimen de diferimiento en sí mismo se configura como una opción -si bien reconoce la Administración que no está configurada como tal en la Ley- que debe ser ejercitada única y exclusivamente en un plazo determinado -aunque dicho plazo tampoco aparece explicitado en la norma- y que, además, es irrevocable o inmodificable - aunque tampoco lo diga la norma-".

"Frente a lo expuesto por la UCGGE, cabe señalar que las opciones tributarias deben ser establecidas expresamente por la ley. Mucho más, su carácter de irrevocables, máxime cuando estamos hablando de un beneficio fiscal".

"No se diga en contra de lo expuesto que dicha irrevocabilidad o imposibilidad de rectificación resulta del propio incumplimiento de los requisitos formales que, inevitablemente, se produce con el no acogimiento de la renta al beneficio del diferimiento. Efectivamente, el artículo 38 del Real Decreto 537/1997 prevé el cumplimiento de determinados requisitos consistentes en la inclusión en la memoria de las cuentas anuales de determinados datos relativos al régimen de diferimiento como, por ejemplo, el importe de la renta acogida al régimen, el método de integración o las diferencias temporales.

Como decimos, un argumento en tal sentido no sería oponible a la pretensión de mi representado, puesto que, como su nombre indica, nos encontramos ante requisitos de carácter meramente formal cuyo establecimiento sirve para facilitar el control por parte de la Administración Tributaria del cumplimiento de los requisitos sustantivos, pero sin que la norma les atribuya carácter constitutivo".

Finalmente, señala que "la tesis mantenida por la UCGGE en el Acuerdo recurrido resulta desvirtuada por los actos administrativos dictados por la Oficina Nacional de Inspección en el curso de las actuaciones de comprobación seguidas al Club en relación al Impuesto sobre Sociedades, ejercicios 1995 a 1998".

"Pues bien, debe señalarse que, en el curso de dichas actuaciones, mi representado solicitó de la Oficina Nacional de Inspección que rectificase las declaraciones del Impuesto sobre Sociedades efectuadas en el sentido de acoger y, por tanto, minorar la base imponible declarada en su día, en el importe de los beneficios extraordinarios obtenidos en la venta de jugadores. Dicha petición fue aceptada sin oposición alguna por la mencionada Oficina Nacional de Inspección, según queda reflejado en las Actas que, con fecha 30 de enero de 2002, fueron incoadas al Club".

                                                         FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO: Concurre en la presente reclamación económico-administrativa, los requisitos de competencia, legitimación y formulación en plazo, que son presupuesto para su admisión a trámite por este Tribunal Económico-Administrativo Central.

SEGUNDO: La cuestión planteada en la misma se centra en establecer sí es válida la rectificación solicitada por ..., CLUB DE FÚTBOL de su autoliquidación referente al Impuesto sobre Sociedades, ejercicio 2001-2002, en orden a incrementar el ajuste negativo extracontable relativo al incremento de patrimonio diferido en virtud de lo dispuesto en el artículo 21 de la LIS.

TERCERO: El artículo 21 de la  Ley 43/1995, de 27 de diciembre, vigente en el ejercicio de referencia (en adelante LIS) dispone que:

1. No se integrarán en la base imponible las rentas obtenidas, una vez corregidas en el importe de la depreciación monetaria, en la transmisión onerosa de elementos patrimoniales del inmovilizado, material o inmaterial, y de valores representativos de la participación en el capital o en fondos propios de toda clase de entidades que otorguen una participación no inferior al 5 por 100 sobre el capital social de las mismas y que se hubieren poseído, al menos, con un año de antelación, siempre que el importe de las citadas transmisiones se reinvierta en cualquiera de los elementos patrimoniales antes mencionados, dentro del plazo comprendido entre el año anterior a la fecha de la entrega o puesta a disposición del elemento patrimonial y los tres años posteriores.

La reinversión se entenderá efectuada en la fecha en que se produzca la puesta a disposición de los elementos patrimoniales en que se materialice.

2. La Administración Tributaria podrá aprobar planes especiales de reinversión cuando concurran circunstancias específicas que lo justifiquen.

Reglamentariamente se establecerá el procedimiento para la aprobación de los planes que se formulen.
        
3. El importe de la renta no integrada en la base imponible se sumará a la misma por partes iguales en los períodos impositivos concluidos en los siete años siguientes al cierre del período impositivo en que venció el plazo al que se refiere el apartado 1, o, tratándose de bienes amortizables, en los períodos impositivos durante los que se amorticen los elementos patrimoniales en los que se materialice la reinversión, a elección del sujeto pasivo.

4. Los elementos patrimoniales objeto de la reinversión deberán permanecer en el patrimonio del sujeto pasivo, salvo pérdidas justificadas, hasta que se cumpla el plazo de siete años al que se refiere el apartado anterior, excepto que su vida útil conforme al método de amortización, de los admitidos en el artículo 11.1, que se aplique, fuere inferior. La transmisión de dichos elementos antes de la finalización del mencionado plazo determinará la integración en la base imponible de la parte de renta pendiente de integración, excepto que el importe obtenido sea objeto de reinversión en los términos establecidos en el apartado 1.
        
5. En caso de no realizarse la reinversión dentro del plazo señalado, la parte de cuota íntegra correspondiente a la renta obtenida, además de los intereses de demora, se ingresará conjuntamente con la cuota correspondiente del período impositivo en que venció aquél.

CUARTO: Este precepto contempla la posibilidad de diferir a los ejercicios siguientes el incremento de patrimonio derivado de la transmisión de elementos del inmovilizado y de acciones, correspondiendo al sujeto pasivo decidir si se acoge o no a esta previsión legal. Este beneficio fiscal, no es de aplicación automática porque el ejercicio del derecho a diferir el incremento de patrimonio que reconoce el artículo 21 de la Ley está sujeto al cumplimiento de una serie de requisitos que dependen exclusivamente de las decisiones adoptadas por el sujeto pasivo.

Así, entre estos requisitos, se encuentra la obligación de reinvertir la totalidad de la renta obtenida en la adquisición de determinados elementos materiales dentro de un plazo concreto, y también, los establecidos en el artículo 38 del RD 537/1997, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades, según el cual:

Los sujetos pasivos harán constar en la memoria de las cuentas anuales los siguientes datos:

a) Importe de la renta acogida al régimen previsto en el apartado 1 del artículo 21 de la Ley del Impuesto;

b) Método de integración de la renta en la base imponible;

c) Descripción de los elementos patrimoniales en los que se materializó la reinversión;

d) Importe de la renta positiva incorporada a la base imponible, indicando los períodos impositivos en los que se produjeron las sucesivas incorporaciones;

e) Importe de la renta positiva que queda por incorporar a la base imponible, indicando los períodos impositivos en los que deberá producirse su incorporación. Las citadas menciones deberán realizarse mientras quede renta por incorporar a la base imponible.

La memoria, junto con el balance y la cuenta de pérdidas y ganancias, conforman las cuentas anuales cuya formulación corresponde a los administradores de la sociedad (artículo 171 del R.D. Legislativo 1564/1989 por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Sociedades Anónimas) y su aprobación a la Junta General de accionistas (artículo 212 RD Legislativo 1564/1989). Estas cuentas anuales deben ser revisadas por auditores de cuentas (artículo 203 RD Legislativo) que deberán redactar un informe que contendrá al menos las observaciones sobre las eventuales infracciones de las normas legales o estatutarias que hubieran comprobado en la contabilidad, en las cuentas anuales o en el informe de gestión de la sociedad y sobre cualquier otro hecho que hubieren comprobado, cuando éste suponga un riesgo para la situación financiera de la sociedad (artículo 209 RD Legislativo 1564/1989). La memoria deberá recoger, entre otros datos, según señala el artículo 200, apartado décimo del RD Legislativo 1564/1989): La diferencia que se pudiera producir entre el cálculo del resultado contable del ejercicio y el que resultaría de haber efectuado una valoración de las partidas con criterios fiscales, por no coincidir éstos con los principios contables de obligada aplicación.
        
En consecuencia, el cumplimiento de los requisitos de mención en memoria que establece la normativa tributaria conlleva que sea la Junta General de accionistas quién, al aprobar las cuentas anuales, asuma la decisión de acogerse al diferimiento por reinversión, así como la cuantía de la renta que se acoge al mismo.

Por consiguiente, el incumplimiento de los requisitos de contabilización -inclusión en la memoria del conjunto de datos que señala el artículo 38 del RD 537/1997-, así como, de las diferencias temporales, en este caso el impuesto diferido generado por no coincidir los criterios contables con los fiscales, correspondiendo a los auditores de cuentas poner de manifiesto la adecuación o no a la legalidad del contenido tanto de la memoria como del balance y de la cuenta de pérdidas y ganancias, no puede considerarse un mero requisito formal con exclusiva trascendencia a efectos de control por parte de la Administración Tributaria, sino que la falta del mismo implica que la Junta de accionistas, al aprobar las cuentas anuales, decidió no acogerse al diferimiento por reinversión, o bien acogerse, determinando la cuantía de la ganancia que va a diferirse.
        
        Por ello, no se puede admitir la solicitud del reclamante para aplicar un beneficio fiscal, o en este caso, el incremento de la renta acogida al mismo, habiendo transcurrido más de dos años desde que se generó la renta en base a "un cambio de expectativas de inversión" cuando, como hemos señalado anteriormente, la capacidad para tomar tal decisión corresponde a los accionistas de la entidad, debiendo cumplirse una serie de requisitos que constituyen el mecanismo de control establecido por las normas tributarias y mercantiles para garantizar el cumplimiento de la legalidad.

        La trascendencia jurídico-fiscal que conlleva la aplicación del artículo 21 de la Ley 43/1995, como hemos reflejado anteriormente, impide que estemos ante un beneficio fiscal de aplicación automática, será la Junta General mediante la aprobación de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio en que se generó la renta quien tome la decisión respecto de la aplicación del diferimiento del incremento por reinversión y su cuantía.

QUINTO: El criterio expuesto en el fundamento de derecho anterior ha sido mantenido con anterioridad por este Tribunal en resoluciones en las que se planteaban idénticos supuestos, y entre las que se puede nombrar, entre otras, las Resoluciones de 27 de febrero de 2004, ..., o la de 16 de diciembre de 2005.

En todas ellas, éste Tribunal entendió que no cabe admitir la solicitud de devolución de ingresos indebidos para aplicar un beneficio fiscal, habiendo transcurrido más de dos años desde que se generó la renta en base a un cambio de expectativas de inversión cuando la capacidad para tomar tal decisión corresponde a los accionistas de la entidad, debiendo cumplirse una serie de requisitos que constituyen el mecanismo de control establecidos por las normas tributarias y mercantiles para garantizar el cumplimiento de la legalidad. La trascendencia jurídico-fiscal que conlleva la aplicación del art. 21 de la Ley 43/1995 impide que estemos ante un beneficio fiscal de aplicación automática, por tanto será la Junta General mediante la aprobación de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio en que se generó la renta quien tome la decisión respecto de la aplicación del diferimiento del incremento de patrimonio por reinversión.

Si bien, en el caso que nos ocupa no estamos ante una sociedad anónima ni de responsabilidad limitada, debemos entender que tales argumentos son aplicables a ..., CLUB DE FÚTBOL, siendo por lo tanto Asamblea General Ordinaria, la que de acuerdo con el artículo ... de sus Estatutos, ..., en asamblea ordinaria, que deberá celebrarse necesariamente dentro de los seis meses siguientes al cierre de cada ejercicio económico, corresponde, de forma exclusiva, la aprobación de la Memoria, Balance y Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio anterior, y por lo tanto, a la que corresponde la decisión sobre el importe de la ganancia patrimonial que debe ser acogida al régimen de diferimiento regulado en el artículo 21 de la LIS.

También son aplicables los fundamentos jurídicos anteriores, no sólo al nuevo acogimiento al régimen previsto en el artículo 21 de la LIS, a través de la rectificación de la autoliquidación, sino también, a la opción o decisión relativa a la cuantía de la ganancia patrimonial que se acoge al mismo, tal y como ocurre en el expediente objeto de la presente resolución.

        En definitiva, el Tribunal Económico-Administrativo Central entiende que no procede la solicitud de rectificación formulada.

SEXTO: En cuanto a la cuestión relativa a si las opciones tributarias son o no irrevocables, cuando expresamente no se especifique dicho carácter, cuestión que ha sido objeto de discusión tanto por la doctrina como por la jurisprudencia, debe señalarse que en la actualidad, el debate ha sido zanjado con la aprobación de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, que en su artículo 119.3 dispone que:

"Las opciones que según la normativa tributaria se deban ejercitar, solicitar o renunciar con la presentación de una declaración no podrán rectificarse con posterioridad a ese momento, salvo que la rectificación se presente en el período reglamentario de declaración".

           En virtud de lo expuesto,

ESTE TRIBUNAL ECONÓMICO ADMINISTRATIVO CENTRAL, resolviendo EN SALA, en la presente reclamación económico-administrativa ACUERDA: DESESTIMARLA, confirmando el Acuerdo dictado por la Unidad Central de Gestión de Grandes Empresas, por el que se deniega la solicitud de rectificación de la autoliquidación presentada por el interesado.

Diferimiento
Impuesto sobre sociedades
Período impositivo
Beneficios extraordinarios
Modelo 564. Impuesto sobre Hidrocarburos
Declaraciones-autoliquidaciones
Grandes empresas
Elementos patrimoniales
Base imponible negativa
Rectificación de la autoliquidación tributaria
Devolución de ingresos indebidos
Beneficios fiscales
Cuentas anuales
Inmovilizado material
Vencimiento del plazo
Inversiones
Liquidación Impuesto sobre Sociedades
Amortización de bienes
Acogimiento
Ajuste extracontable
Convenio urbanístico
Desarrollo urbanístico
Declaración Impuesto de Sociedades
Plusvalías
Precio de venta
Seguridad jurídica
Declaración de voluntad
Actos propios
Junta General de Accionistas
Tributación individual
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Imputación de rentas
Autoliquidaciones tributarias
Cuenta de pérdidas y ganancias
Integración de rentas en la base imponible
Depreciación monetaria
Principios contables
Capital social
Fondos propios
Auditores de cuentas

Ley General Tributaria (Ley 58/2003 de 17 de Dic) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 302 Fecha de Publicación: 18/12/2003 Fecha de entrada en vigor: 01/07/2004 Órgano Emisor: Jefatura Del Estado

Real Decreto 634/2015 de 10 de Jul (Reglamento del Impuesto sobre Sociedades) VIGENTE

Boletín: Boletín Oficial del Estado Número: 165 Fecha de Publicación: 11/07/2015 Fecha de entrada en vigor: 12/07/2015 Órgano Emisor: Ministerio De Hacienda Y Administraciones Publicas

Documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
  • Modalidades de determinación del rendimiento neto en estimación directa simplificada y normal (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 25/10/2017

    El rendimiento neto de las actividades económicas, a las que sea de aplicación la modalidad simplificada del método de estimación directa, se determinará según las normas contenidas en los Art. 28 ,LIRPF y Art. 30 ,LIRPF con diversas especialid...

  • Agrupaciones de interés económico españolas (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 04/05/2015

    El Art. 43 ,Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades dispone que a las agrupaciones de interés económico reguladas por la Ley 12/1991, de 29 de abril, de Agrupaciones de Interés Económico, se les aplicarán las normas de est...

  • Reducciones de la base imponible (I. Sociedades)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 04/07/2018

    Dentro del capítulo dedicado en la Ley del Impuesto sobre Sociedades a las reducciones en la base imponible se recogen cuatro situaciones que pueden dar lugar a tal reducción:Reducción de las rentas procedentes de determinados activos intangibles....

  • Deducciones IRPF fomento de actividades económicas Gipuzkoa ejercicio 2017

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 09/03/2018

    ResumenPara contribuyentes con residencia habitual en Gipuzkoa se reconocen determinadas deducciones para el fomento de actividades económicas. En este sentido, es preciso señalar la existencia de las siguientes deducciones: Por inversiones y ...

  • Agrupaciones de interés económico y Uniones Temporales de Empresas (IRPF)

    Orden: Fiscal Fecha última revisión: 11/03/2016

    La nueva Ley del Impuesto sobre Sociedades, Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, cuya entrada en vigor tuvo lugar el 01/01/2015, resulta aplicable a los períodos impositivos que se inicien a partir de dicha fecha (salvo e...

Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados
Ver más documentos relacionados

Libros Relacionados