Presentación del modelo 232: Cuestiones a tener en cuenta
Revista
Presentación del modelo 2... en cuenta

Última revisión
13/11/2019

Presentación del modelo 232: Cuestiones a tener en cuenta

Tiempo de lectura: 5 min

Tiempo de lectura: 5 min

Relacionados:

Autor: Carmen Buján Carballeira

Materia: Fiscal

Fecha: 13/11/2019


Presentación del modelo 232: Cuestiones a tener en cuenta
Presentación del modelo 232: Cuestiones a tener en cuenta

El calendario fiscal del mes de noviembre recuerda el plazo de presentación del modelo 232 declaración informativa de operaciones vinculadas y de operaciones y situaciones relacionadas con países o territorios calificados como paraísos fiscales. El plazo abarca el presente mes de noviembre, con fecha límite el 2 de diciembre y obliga a los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de No Residentes que actúen mediante establecimiento permanente, así como las entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español, que realicen determinadas operaciones con personas o entidades vinculadas en los términos previstos en el artículo 18.2 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre.

Dentro de los requisitos que obligan a la presentación de este modelo hay uno que merece su análisis con más detalle por tratarse de una operación habitual en la operativa de las sociedades. 

La normativa del modelo contempla que "Con independencia del importe de la contraprestación del conjunto de operaciones realizadas con la misma persona o entidad vinculada, existirá siempre la obligación de presentar el modelo 232 y cumplimentar la "Información de operaciones con personas o entidades vinculadas (artículo 13.4 ;RIS)" respecto de aquellas operaciones del mismo tipo que a su vez utilicen el mismo método de valoración, siempre que el importe del conjunto de dichas operaciones en el período impositivo sea superior al 50% de la cifra de negocios de la entidad". Se entenderá que hay vinculación, como criterio general, si se ostenta una participación en la entidad igual o mayor al 25%

En este apartado se incluirían las retribuciones de los socios de las entidades mercantiles, una de las operaciones vinculadas en la que incurren la mayor parte de las pequeñas y medianas empresas. Una sociedad en la que los socios presten servicios remunerados (se excluye la prestación de servicios del administrador por los correspondientes a su labor estatutaria como tal) deberá valorar si la suma de las retribuciones anuales de todos ellos supera el 50% de la cifra de negocios. Además, en el modelo hay que indicar el método de valoración de las operaciones que se relacionan. Según el artículo 16 TRLIS (Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo de 2004) las operaciones con partes vinculadas deben efectuarse a valor de mercado, que viene a ser el que acordarían partes independientes en condiciones de libre competencia. 

Para poder determinar el valor de mercado podemos utilizar cualquiera de los métodos siguientes:

Método del Precio Libre Comparable: el valor de la transacción se establece por comparación con otras operaciones similares realizadas por terceros.

Método del Precio de Reventa: utilizado para las entregas de bienes. Se fija un margen en la entrega equivalente al que obtendría un vendedor independiente en la reventa de un producto de iguales características.

Método del Coste Incrementado: valora las operaciones vinculadas según los márgenes brutos obtenidos.

Método de la distribución del Resultado o Beneficio (profit Split): se asigna a los que intervienen en la operación vinculada el resultado común derivado de la misma en función de un criterio que refleje adecuadamente las condiciones que habrían suscrito personas o entidades independientes en circunstancias similares.

Método del margen neto transaccional o TNMM (Transactional Net Margin Method): se obtiene el precio al que entidades vinculadas deberían de valorar las operaciones con el objetivo de determinar un margen neto de mercado. 

En este sentido, la presentación del modelo 232 puede no estar exenta de problemas. Lo más probable, tratándose de retribuciones a los socios, es que su cuantía se haya establecido conforme al método del precio libre comparable. Esto equivale a decir que la retribución por los servicios prestados sería similar a la que podrían percibir trabajando en una empresa que no fuera suya. Pero habrá que ver si la valoración que se le ha dado a esas retribuciones se corresponde con este criterio. Por otro lado, hay que tener en cuenta que la Agencia Tributaria puede requerir a la entidad la justificación documental de la operación (art. 18.3 LIS). 

Habría que detallar cuáles son las funciones de los socios en la sociedad por las que reciben contraprestación. Solo así podría determinarse si se han valorado correctamente o no. Cabe recordar que los partícipes de una entidad pueden percibir un salario recogido en una nómina, pero no tienen una relación laboral basada en un contrato de trabajo. Sería necesario un contrato mercantil o la relación de prestaciones accesorias recogidas en estatutos para poder establecer una correspondencia entre funciones y retribuciones.

Según indica el artículo 18 LIS: "la Administración tributaria podrá comprobar que las operaciones realizadas entre personas o entidades vinculadas se han valorado por su valor normal de mercado y efectuará, en su caso, las correcciones valorativas que procedan respecto de las operaciones sujetas a este Impuesto, al IRPF o al IRNR que no hubieran sido valoradas por su valor normal de mercado, con la documentación aportada por el sujeto pasivo y los datos e información de que disponga". 

Cabe recordar que las retribuciones de los socios se consideran gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades, por lo que una valoración incorrecta puede traer consecuencias en este impuesto. Si ocurriera, por ejemplo, que la Administración considera las retribuciones excesivas con respecto al cargo que desempeñan, se entendería que el exceso podría ser un reparto de dividendos. Si tenemos en cuenta que el reparto de dividendos no se considera gasto para la entidad, ello derivaría en un ajuste positivo en el Impuesto de Sociedades y una mayor cuota a pagar, con la consiguiente sanción por infracción tributaria.

 

Para información más ampliada sobre el siguiente artículo "Nuevo modelo 232"

LIBROS Y CURSOS RELACIONADOS

Preguntas y casos acerca del Impuesto sobre sociedades para la campaña 2023
Novedad

Preguntas y casos acerca del Impuesto sobre sociedades para la campaña 2023

Dpto. Documentación Iberley

15.30€

14.54€

+ Información

Grupos de empresas y holdings. Paso a paso
Disponible

Grupos de empresas y holdings. Paso a paso

Dpto. Documentación Iberley

14.50€

13.78€

+ Información

Fiscalidad práctica del arrendamiento vacacional
Disponible

Fiscalidad práctica del arrendamiento vacacional

Vicente Arbona Mas

11.65€

11.07€

+ Información